Líderes extranjeros y miles de cubanos rinden homenaje a Fidel Castro en Cuba
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Líderes extranjeros y miles de cubanos rinden homenaje a Fidel Castro en Cuba

Cuartoscuro
Por AP
29 de noviembre, 2016
Comparte

Líderes extranjeros y centenares de miles de cubanos se reunieron en la Plaza de la Revolución de La Habana para rendir un homenaje al fallecido líder socialista Fidel Castro, un hombre que generó admiración y críticas por igual alrededor del mundo.

Mientras alzaba banderas cubanas y fotografías de Castro, la gente se concentró en la histórica plaza para un acto que arrancó con el canto del himno nacional de Cuba y que se prolongó más de tres horas, en las que la mayor parte de los mandatarios ofrecieron discursos de alabanza al finado líder y aseguraron la continuidad de la estrecha alianza con La Habana.

“Fidel, la mayoría te amó con pasión, una minoría te odió, pero nadie pudo ignorarte”, dijo el presidente ecuatoriano Rafael Correa al recordar al polémico exgobernante, que gracias a su cautivadora personalidad y carisma trascendió el continente y se convirtió en una figura universal.

“Cuba saldrá adelante por sus principios revolucionarios, por su extraordinario talento humano”, siguió Correa. “Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos. Fidel seguirá viviendo”.

El mandatario mexicano Enrique Peña Nieto resaltó en su discurso los estrechos lazos históricos que unen a México y La Habana, y su deseo de continuar colaborando con la isla caribeña.

México refrenda su amistad incondicional al pueblo cubano. En estos momentos reconocemos los pasos que de manera soberana se han dado hacia un país más abierto en lo económico y en lo político”, afirmó Peña Nieto, al asegurar que su gobierno está dispuesto a seguir construyendo una agenda “amplia y moderna” con Cuba.

A la ceremonia también acudieron los presidentes Evo Morales, de Bolivia; Nicolás Maduro, de Venezuela; Juan Carlos Varela, de Panamá; Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; Daniel Ortega, de Nicaragua; Jacob Zuma, de Sudáfrica, y Hage Geingob, de Namibia, así como los primeros ministros Alexis Tsipras de Grecia; Allen Chastanet de Santa Lucía, y Andrew Holness de Jamaica.

Antes de que sus cenizas emprendan un recorrido de regreso por la ruta que hace más de cinco décadas marcó la victoria de su revolución, las máximas autoridades cubanas, encabezadas por su hermano y actual presidente, Raúl Castro, hicieron la última guardia en el altar por donde cientos de miles de personas le han rendido honores durante dos días.

Mientras la gente copaba la Plaza de la Revolución, escenario de homenajes a héroes como José Martí y Ernesto “Che” Guevara y también para misas durante dos visitas papales, el resto del país seguía en duelo y silencioso.

La Habana, que se caracteriza por el bullicio y la música en cada rincón, se mantenía bajo un evidente recogimiento.

“Cuba está viviendo un momento de profunda conmoción”, dijo acongojado el presidente boliviano Morales a su arribo el lunes por la noche. “Vine a acompañar en un momento doloroso por la pérdida de mi hermano, mi amigo Fidel Castro”.

Morales y Maduro visitaron temprano el altar adornado con rosas blancas, el cual muestra el retrato de un joven Castro vestido de campaña y un puñado de medallas, y que es resguardado por una guardia de honor integrada por hombres y mujeres vestidos de uniforme de las diferentes fuerzas cubanas. Maduro no hizo declaraciones.

Desde el amanecer y por segundo día consecutivo miles de cubanos se formaron ordenadamente en una larga fila de más de un kilómetro en los alrededores de la plaza para observar y honrar el altar.

“Siento una honda tristeza, pero el orgullo es inmenso por haberle tenido cerca. Su partida física nos da fuerza para seguir avanzando en su ideario. Esto no se va a perder porque somos millones”, dijo Ana Beatriz Pérez, una médica investigadora de 50 años, mientras intentaba avanzar lentamente en la fila con la ayuda de un par de muletas.

“Su muerte es otra revolución”, afirmó Fidel Díaz Castro, esposo de Pérez, tras reconocer que el fallecimiento del líder cubano le permitirá a muchos “redescubrir las ideas del comandante para las nuevas generaciones”.

La urna con las cenizas del barbado exgobernante reposa en una sala del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias donde Raúl Castro y dirigentes del buró político del partido comunista le rindieron tributo la víspera, informó la prensa estatal cubana.

“Hasta luego comandante. Tus ideas quedan aquí con nosotros”, dijo entre llantos Etelbina Pérez, una jubilada de 64 años, tras lanzarle un beso al altar en señal de despedida. “Siento mucho dolor por su muerte. Toda la vida se la debo a él. Me sacó de la sierra. Estudié gracias a él. Mi papá era un campesino y él nos ayudó. Le agradeceré por todo lo que me resta de vida”.

Tras los dos días de tributo y compromiso de la población con los ideales revolucionarios, las cenizas del comandante partirán en una procesión de tres días hacia el este de la isla, en un recorrido inverso al que hicieron las tropas que lideró desde las montañas de la Sierra Maestra.

En la carretera que conduce al interior y al oriente de la isla los cubanos hacían preparativos con miras a la caravana de las cenizas, y los residentes de localidades como Taguasco se expresaron ansiosos de despedir al exgobernante.

“Él está en nuestro corazón”, dijo Celestina Rodríguez, de 69 años, quien trabaja en una cafetería estatal en el lugar. Agregó que levantarán banderas cubanas y enseñarán carteles de recuerdo.

En un tramo entre las provincias de Ciego de Ávila y Sancti Spíritus se colocó una fotografía gigante de Fidel Castro con su uniforme verde oliva, y su célebre consigna “Hasta la victoria siempre Fidel”.

Las cenizas serán enterradas el domingo en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba, la segunda ciudad del país y donde el líder guerrillero lanzó su revolución.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Birmania: decenas de miles se manifiestan contra el golpe de Estado en las mayores protestas en décadas

Este sábado la ciudad más grande del país asiático vivió las protestas más multitudinarias hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, que se impuso en el poder con un golpe el pasado 1 de febrero.
Por BBC News Mundo
7 de febrero, 2021
Comparte

Birmania vive días convulsos.

Los gobernantes militares, que tomaron el poder el lunes con un golpe de Estado que atajó abruptamente la frágil democracia birmana, han bloqueado la internet en el país mientras miles de personas salen a la calle a protestar.

A la multitudinaria manifestación del sábado en Yangón, la antigua capital, le siguió otra este domingo que no solo es la más grande hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, sino la mayor en décadas.

“No queremos una dictadura militar. Queremos democracia “, coreó la multitud, ataviada con camisas rojas y sostenía globos del mismo color, que es el del partido de la depuesta Aung Suu Kyi.

Los automóviles y autobuses reducían la velocidad para hacer sonar sus bocinas en apoyo, con muchos haciendo el saludo de tres dedos, un símbolo de desafío contra el autoritarismo en la región.

También se re realizaron manifestaciones en más de una docena de otras ciudades.

“Tenemos que acabar con esto ahora”

Los manifestantes son trabajadores de fábricas y estudiantes, pidieron la liberación de los detenidos por el ejército, incluida la líder electa Aung San Suu Kyi.

“Estamos aquí para luchar por nuestra próxima generación, para liberarlos de una dictadura militar“, dijo una manifestante a la agencia AFP. “Tenemos que acabar con esto ahora”.

Hasta ahora Birmania, se había mantenido mayoritariamente en calma después del golpe, aunque se produjeron algunas manifestaciones en diferentes partes del país.

Las autoridades militares están atrincheradas en la capital, Naypyidaw, y hasta ahora han evitado entablar contacto directo con los manifestantes.

Policía bloqueando las calles en Yangón.

EPA
La policía bloqueó las calles en Yangón, la ciudad más grande del país.

Nyein Chan, corresponsal de la BBC en Yangon, dice que los birmanos conocen muy bien la violencia de las que son capaces los militares, pero ahora que la gente tuvo tiempo de digerir lo que está sucediendo están encontrando diferentes formas de hacer oír su voz.

El país fue gobernado por un gobierno militar opresivo desde 1962 hasta 2011.

Pero según Chan, aunque la atmósfera estaba cargada, los manifestantes se mostraron desafiantes.

“Están enojados pero también silenciosamente asustados. Saben que los militares son capaces de utilizar la violencia para reprimir la disidencia, pero sienten que no tienen otra opción”, explicó.

“Cuando un grupo de manifestantes se encontró con una fila de soldados, les gritaron: ‘Están entrenados para ser soldados profesionales, no maten a civiles‘”, relató.

Regresó internet

Por lo demás, el servicio de internet, que había sido interrumpido, ya fue restablecido.

El apagón de internet hizo que la conectividad cayera a un 16% de los niveles normales, dijo NetBlocks Internet Observatory, un organismo que monitorea las redes.

Pero el tráfico ya había aumentado a un 50% a las 14:00 hora local (07:30 GMT) de este domingo, aunque el acceso a las redes sociales, incluídas Facebook y Twitter, permanecía bloqueado.

Muchos usuarios evadieron las restricciones en las redes sociales mediante el uso de redes privadas virtuales (VPN), pero el apagón más general interrumpió gravemente su actividad.

mujer protestando en Yangón

AFP
El miércoles hubo protestas, pero no fueron tan multitudianrias como las de este sábado.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional calificó el cierre como “atroz e irresponsable.

Organizaciones de la sociedad civil instaron a los proveedores de internet y redes móviles a desafiar la orden del apagón.

Mientras tanto, Suu Kyi está bajo arresto domiciliario, según su abogado. Documentos policiales muestran que está acusada de importar y utilizar ilegalmente equipos de comunicaciones (walkie-talkies) en su casa de la capital.

Además, Sean Turnell, un académico australiano exasesor económico de Suu Kyi, fue detenido en Yangón.

Turnell le dijo a la BBC que lo han confinado en su hotel y que no sabe de qué pueden acusarlo.

El golpe tuvo lugar cuando se inauguró una nueva sesión del parlamento, tras la aplastante victoria electoral de noviembre del partido Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Suu Kyi.

Aung San Suu Kyi en 2020.

Getty Images
Aung San Suu Kyi en 2020.

Muchos birmanos vieron cómo se desarrollaban los eventos a través de Facebook, la principal fuente de información y noticias en el país.

Tres días después, se ordenó el bloqueo de plataforma por “razones de estabilidad”.

Una vocera de Twitter dijo que la prohibición socava “la conversación pública y los derechos de las personas a hacer oír su voz”. Facebook, propietaria de Instagram, pidió a las autoridades que “restablezcan la conectividad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.