El asesinato de dos autodefensas atemoriza a una comunidad indígena de Michoacán
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Heriberto Paredes

El asesinato de dos autodefensas atemoriza a una comunidad indígena de Michoacán

Un grupo de al menos 15 sujetos encapuchados secuestró y asesinó a dos autodefensas de la comunidad nahua de San Pedro Naranjestil, Michoacán, lo que incrementó al miedo a ser víctima de "los malandros".
Heriberto Paredes
Por Heriberto Paredes
21 de noviembre, 2016
Comparte

El pasado 24 de octubre, un grupo de por lo menos 15 sujetos encapuchados y fuertemente armados irrumpió en las casas de una ranchería ubicada en la comunidad nahua de San Pedro Naranjestil, municipio de Aquila, Michoacán.

Este grupo, que la población relaciona con los Caballeros Templarios, secuestró a dos campesinos, Luis Olascón y Juan Cruz, quienes pertenecían al grupo de policía comunitaria o autodefensa local.

Desde mediados de 2013 se habían comenzado a organizar pero no fue sino hasta finales de marzo de 2014 que la comunidad indígena encontró finalmente las condiciones para levantarse contra el crimen organizado, detener las extorsiones, los asesinatos y las desapariciones.

«Cayeron en la mañanita y mataron a mi jefe, lo mataron y lo quemaron, cuando lo encontramos había pasado todo esto»,  dice Juan Diego, hijo de Luis Olascón, uno de los dos comunitarios asesinados la madrugada del 24 de octubre en las inmediaciones de San Pedro.

«No sé quién fue la verdad, dicen que los malandros de enfrente, pero yo no los miré; ya no se puede estar tranquilo, mi única defensa es esta –toca su arma– y nomás esperando cuándo le toca a uno», comenta Juan Diego.

En la imagen, Juan Olascón, hijo de uno de los comunitarios asesinados

En la imagen, Juan Olascón, hijo de uno de los comunitarios asesinados

La lucha por San Pedro

Habitado por una población que en su mayoría es mestiza y campesina, San Pedro es parte de un extenso territorio montañoso de clima húmedo que pertenece a la comunidad indígena nahua de Pómaro dentro de uno de los municipios más violentos en la entidad.

En sus tierras existen yacimientos de hierro y oro, cuenta con una gran diversidad en recursos naturales, desde amplias extensiones de tierra altamente fértil hasta una conexión con la costa michoacana, siempre a través de brechas y caminos de terracería.

Quienes cuidan de la entrada de la comunidad, casi en su totalidad hombres, no rebasan los 25 años, la mayoría se integró desde el inicio del movimiento y otros tienen alrededor de un año.

«Los vamos a ir escoltando, las cosas acá están muy peligrosas, no es como en el otro extremos del municipio, allá ya está más controlado y limpio todo el territorio, de este lado estamos en la mera frontera con la maña», advierte el Tuzo, un joven que con un chaleco antibalas, un fusil de asalto y un cigarro en la boca, será nuestro guía en este recorrido.

Subimos por el camino de terracería, no hay rastros de tránsito pero a lo lejos se alcanzan a ver algunas casas con techos de lámina. Son las rancherías que circundan San Pedro y en donde tuvieron lugar dos asesinatos a integrantes de la policía comunitaria o grupo de autodefensa de esta zona el pasado 24 de octubre de 2016.

Nadie en la única plaza del pueblo. Chava, otro de los comunitarios, comenta que en los cerros que están enfrente están escondidos los “malandros”, es por eso que siempre están  en alerta, “porque si nos descuidamos nos chingan”.

“Ya nos mataron a algunos compañeros antes y ahora mataron a otros dos, nos hacen emboscadas, hace poco hubo una, yo no iba pero hubo seis heridos, entre ellos mi hermano y ahora está hospitalizado».

El Chava termina su cigarro, hace unas bromas con el Tuzo y nos pide esperar un momento a que las familias de los comunitarios asesinados nos puedan recibir.

Uno de los autodefensas de San Pedro Naranjestil

Uno de los autodefensas de San Pedro Naranjestil

Los asesinatos de Luis y Juan

A Luis Olascón lo sacaron de su casa en la madrugada, según relata su esposa María, quien se resiste a llorar o doblegarse frente a nosotros y guarda el temple para seguir denunciando lo que vivió.

«Los malandros entraron y se llevaron a nuestros maridos y se llevaron todo lo que uno tenía, ellos vienen también a cobrar la cuota y nosotros ya no queremos eso».

Luis Olascón apoyó a las autodefensas de esta población pero no estuvo involucrado en «alguna muerte de los malandros», según nos cuenta su hijo Juan Diego.

Luego de tres años en los que el movimiento de autodefensas ha mantenido el control de la seguridad en la región de la sierra-costa michoacana (municipios de Coahuayana, Chinicuila y Aquila) los Caballeros Templarios no sólo no han sido perseguidos por la policía federal, la marina o el ejército, sino que hay graves denuncias de que se les ha proporcionado ayuda para mantenerse impunes.

Tras varios comunicados emitidos por las comunidades indígenas de esta región, se han hecho públicos los nombres de los supuestos jefes templarios que han organizado los ataques, selectivos o emboscadas, contra comunitarios y algunos habitantes de estos municipios.

A pesar de las numerosas denuncias que los pobladores han hecho de la presencia y reorganización de los líderes templarios, al oriente del municipio, éstos continúan en libertad, aseguran los pobladores de San Pedro Naranjestil.

«Los autodefensas son los únicos que han estado al pendiente de los ranchos, de las familias, de esta zona. Juan tenía tres años en la lucha de las autodefensas», dice Margarita, viuda de Juan Cruz, el otro comunitario asesinado luego de ser secuestrado por un grupo de hombres vestidos de negro y encapuchados que irrumpió en su casa del rancho Los Parajes mientras dormía junto con su familia.

A los dos hijos que estaban en el domicilio los pusieron boca abajo, les amarraron las manos por la espalda con alambre y los encañonaron, su padre, Juan, pidió que no los mataran y los hombres armados se lo llevaron.

Margarita explica que luego de que se llevaron a su esposo ella no sabía qué hacer, así que esperó a que amaneciera antes de moverse de su casa, pero que justo antes de salir escuchó muchos disparos; de camino a San Pedro, a pie, llegó a un crucero de brechas y terracería en donde estaba el cuerpo de Juan, amarrado con alambre y con varios disparos.

Luego de este asesinato, «todos los vecinos del rancho se han ido, unos están en San Pedro y otros están escondidos en el cerro. Si los malandros ya avanzaron hasta acá, es posible que vengan a San Pedro, por eso vivimos con miedo pero no tenemos a dónde ir, perdimos todo».

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El estafador que inyectó con una vacuna falsa de COVID-19 a una mujer de 92 años en Inglaterra

El hombre le cobró a la mujer 217 dólares por una vacuna falsa y posteriormente regresó a su casa pidiéndole otros 135 dólares.
9 de enero, 2021
Comparte
sospechoso

Policía de Londres
La policía publicó imágenes de CCTV de un inidividio con quien quieren hablar en relación con el incidente.

Un hombre que se hizo pasar por trabajador del Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido inyectó una falsa vacuna contra la covid-19 a una mujer de 92 años.

La policía de Londres informó que están buscando al individuo que le pidió a la mujer US$217 para supuestamente vacunarla.

Indicó que era “crucial” que lo capturaran lo antes posible, ya que “podría poner en peligro la vida de las personas”.

El detective Kevin Ives describió el hecho como un “asalto repugnante y totalmente inaceptable”.

Se produce después de que el NHS advirtiera a la gente que nadie debe aparecer en la puerta de sus casas ofreciendo una vacuna, después de que se enviaran una serie de mensajes de texto falsos.

Según los planes actuales de implementación de la vacuna contra el coronavirus en Reino Unido, es el médico general o el proveedor de atención médica el que invitará a las personas a recibir la vacuna.

“Un instrumento similar a un dardo”

La policía dijo que la víctima permitió que el hombre entrara a su casa en la tarde del 30 de diciembre después de que le dijera que era del NHS y que estaba allí para administrar la vacuna de covid-19.

La mujer señaló que la pincharon en el brazo con un “instrumento parecido a un dardo” antes de cobrarle US$217, que el hombre dijo le serían reembolsados por el NHS.

sospechoso

Policía de Londres
El hombre fue visto en el área de Kingston-upon-Thames en el suroeste de Londres el 4 de enero.

La policía indicó que no se sabía qué sustancia, si alguna, se administró, pero la mujer había sido revisada en su hospital local y no mostró efectos nocivos.

El detective Ives solicitó información para ayudar a identificar al sospechoso.

“Es crucial que lo atrapemos lo antes posible, ya que no solo está defraudando a personas con dinero, sino que puede poner en peligro la vida de las personas“, añadió.

El hombre hizo una segunda visita a la casa de la mujer el 4 de enero, cuando pidió otras £100 (US$135), dijo la policía.

La policía publicó imágenes de CCTV el viernes de un hombre vestido con un traje deportivo azul marino con rayas blancas en el costado, con quien quieren hablar en relación con el incidente.

Un portavoz del Departamento de Salud de Reino Unido dijo: “El NHS en Inglaterra nunca le pedirá datos bancarios, números PIN o contraseñas cuando se comunique con usted sobre una vacuna”.

“Cualquier comunicación que diga ser del NHS pero solicite un pago, o datos bancarios, es fraudulenta y debe ser ignorada y denunciada a la policía“.

“Nunca se le cobrará por la vacuna”, agregó el portavoz.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=47SKOh4G_Nc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.