Por qué es tan difícil decidir cuándo no ir a trabajar si estás enfermo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por qué es tan difícil decidir cuándo no ir a trabajar si estás enfermo

¿Te sientes mal y no crees que sea buena idea ir a trabajar? Aún así, ¿te levantas y te llevas tus gérmenes a la oficina? Cuando más de un factor interviene en la ecuación, la decisión de ir o no, no es tan clara.
Por BBC Mundo
28 de noviembre, 2016
Comparte

Te levantas como si te hubiera pasado un autobús por encima. Te duele el cuerpo y no paras de toser. ¿Vas de todas maneras al trabajo?

Conocido como “presentismo laboral”, ir a la oficina cuando estás enfermo puede ser contraproducente en más de un sentido.

Investigaciones recientes señalan que tu desempeño será bajo, es más probable que cometas errores y vas a estar menos alerta.

Además, puede que te conviertas en el enemigo público número uno entre tus colegas: no es nada agradable el sonido de tos seca en el cubículo de al lado, ni las reuniones de equipo con alguien que se sopla la nariz a cada rato.

Por supuesto, también están los que se van al otro extremo, y al menor estornudo llaman a la oficina con voz agónica, para informar su ausencia por enfermedad.

La mayoría de nosotros se encuentra en medio.

Pero cuando hay presión social -como cuando un colega es alabado por trabajar cuando parece que le cayó la plaga o cuando un jefe frunce ligeramente el ceño ante la noticia de que alguien se ausentó por estar enfermo-, además de preocupaciones por la estabilidad laboral, decidir si uno está lo suficientemente mal como para quedarse en casa no es tan fácil.

Entonces, ¿cuándo está bien decir “no voy a la oficina, me siento mal”?

La psicología del “presentismo”

El presentismo laboral ocurre porque la persona se siente obligada a ir a la oficina, sin importar su salud.

Un hombre tumbado en un sofá con una caja de toallas de papel¿Cuándo se está lo suficientemente mal como para quedarse en casa? Parece una pregunta tonta, pero en realidad tienen muchos matices.

Según la Universidad de East Anglia, se produce por una combinación de estrés, trabajos de alto nivel de exigencia y el miedo a perder el empleo.

El sentido común debería indicar cuándo tienes que quedarte en casa, pero cómo informarlo a tu jefe es otra historia.

No existe una manera objetiva de medir cuán enferma debe estar una persona para quedarse en casa, por lo que tomar la decisión de llamar a la oficina es más difícil.

“Hemos detectado que las personas que se encuentran muy involucradas con sus trabajos y muestran tendencias adictivas a sus empleos tienen menos probabilidad de tomar días libres por enfermedad, sin importar lo mal que se sientan”, dice Gail Kinman, profesora de psicología de la salud ocupacional en la Universidad de Bedforshire, en Reino Unido.

En ese sentido, en nuestra decisión también influye el comportamiento de nuestros jefes como modelos a seguir cuando se trata de enfermedades.

“Si tu jefe es un exponente del ‘presentismo’, es posible que espere esa misma actitud por parte de su equipo, y al mismo tiempo, el equipo puede mostrarse reacio a tomar días libres por enfermedad”, agrega Kinman.

Este tipo de jefe puede parecer poco empático. Y si crees que será poco comprensivo respecto a que has caído con un resfrío, es más probable que no llames al trabajo para reportarte enfermo, aunque debas.

Cabe mencionar que, de acuerdo con otra investigación de la Universidad de East Anglia, las personas que se sienten presionadas o estresadas por la actitud de colegas o jefes, suelen ir enfermas al trabajo en la misma medida que aquellas que se encuentran muy motivadas.

Un hombre en la oficina, resfriado, con pastillas y toallitas en el escritorioSi tienes un jefe que nunca falta por enfermedad, es posible que tú también trates de no ausentarte nunca.

Por otra parte, a los trabajadores que se sienten hostigados o discriminados les provocará más ansiedad pedir permiso para ausentarse.

Regresa a la cama

Es solo un pequeño resfriado, piensas. Después de todo, solo has estornudado un poco y la nariz está levemente tapada, te dices. Así que te levantas y sales a las oficina.

Pero en realidad, si te sientes ligeramente enfermo, es posible que lo mejor sea que te quedes en casa descansando, antes que todo empeore.

Michael Tam, médico especialista en medicina general en el hospital de Sydney, Australia, aconseja descansar cuando el resfriado está en su etapa inicial, especialmente si trabajas en un sector laboral donde se produce contacto con muchas personas, como por ejemplo en hospitales o en hogares de cuidado de niños o ancianos.

La recomendación de Tam también es útil si trabajas en una oficina, dado que si te mantienes fuera de la compañía disminuyes el riesgo de expandir la enfermedad.

En caso de tener un virus estomacal, permanece en tu casa por dos días luego que los vómitos y diarrea paren.

El problema del pago

En muchos países, como en Australia, la ley establece el pago por ausencia laboral debido a problemas de salud en el caso de trabajadores a tiempo completo.

En otros, como Estados Unidos y algunos países asiáticos, hay poca o ninguna garantía de pago.

Por ello, la investigación de Kinman revela que en algunos sectores profesionales donde el pago o la seguridad laboral dependen de asistir al trabajo es más probable que la gente vaya enferma a trabajar, como resulta lógico.

Hillary ClintonEn medio de la campaña presidencial de EE.UU., Hillary Clinton fue a una ceremonia conmemorativa de los atentados del 11 de septiembre con neumonía.

Incluso en muchos países desarrollados, donde hay leyes que protegen los derechos de los trabajadores, como en Singapur, un trabajador no tiene derecho a ausentarse por enfermedad con goce de sueldo hasta que no cumpla tres meses en la empresa.

“Esto se convierte en un problema especialmente cuando los trabajadores no reciben pagos por ausencia laborales al estar enfermos, cuando a las compañías les falta personal, o si trabajan en casas de cuidado”, afirma Kinman.

Tómese por caso el de Nicole, una empleada pública en Australia quien pidió que su apellido no fuese publicado.

Cuando ella tiene un resfriado, se siente capaz de trabajar medio día en casa, pero no un día completo en la oficina.

El trayecto a la oficina, estar en reuniones cuando encuentras difícil mantenerte de pie, puede hacer que la enfermedad te haga sentir peor.

No obstante, su jefe inmediato ha dicho en varias oportunidades que no hay término medio en este tema de las ausencias por enfermedad, afirmando que “el personal o está enfermo en su casa o saludable en la oficina”, según cuenta.

Pero para Nicole, en la vida no todo siempre es blanco o negro“.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El arresto de personas protestando contra la monarquía en Reino Unido genera preocupaciones por la libertad de expresión

Activistas critican la actuación policial en los actos que marcan el ascenso al trono del rey Carlos III.
13 de septiembre, 2022
Comparte

Activistas por la libertad de expresión en Reino Unido han calificado los arrestos de manifestantes antimonárquicos tras la muerte de la reina Isabel II como “profundamente preocupantes”.

En los últimos días, la policía de Escocia ha arrestado a dos personas, mientras que en Oxford arrestaron a un hombre, que poco después fue liberado.

Los arrestos se produjeron en eventos de homenaje tras la muerte de la reina y la profanación del rey Carlos III como nuevo monarca británico.

En Londres, donde ya han comenzado las colas para la capilla ardiente, la Policía Metropolitana dijo que la gente “tiene derecho a protestar“.

El domingo, una mujer de 22 años fue acusada de haber contribuido al quebrantamiento de la paz y fue arrestada durante la proclamación de acceso al trono de Carlos III frente a la Catedral de St. Giles en Edimburgo.

Más tarde fue liberada y tendrá que comparecer en el Tribunal del Sheriff de la ciudad escocesa próximamente.

Ese mismo día, Symon Hill, de 45 años, fue arrestado bajo sospecha de que cometió un delito de orden público después de que gritara “¿Quién lo eligió?” durante un acto en torno a la proclamación del rey en Oxford.

La policía local informó que el hombre luego fue liberado y estaba colaborando con los oficiales “voluntariamente”.

“Profundamente preocupante”

El lunes, un joven de 22 años fue arrestado tras ser acusado de quebrantar la paz luego de que supuestamente interrumpiera al príncipe Andrés mientras la procesión real avanzaba por la avenida Royal Mile de Edimburgo.

Ruth Smeeth, directora ejecutiva de Index on Censorship, una organización británica que aboga por la libertad de expresión, aseguró que los arrestos eran “profundamente preocupantes”.

“Debemos evitar que este evento se use, por accidente o diseño, para erosionar de alguna manera la libertad de expresión que los ciudadanos de este país disfrutar”, agregó.

Buckingham Palace

Reuters
Se espera que un gran número de personas acuda a Londres durante los próximos días.

Por su parte, Silkie Carlo, directora de la asociación Big Brother Watch, señaló que los agentes de policía tenían el “deber de proteger el derecho de las personas a protestar tanto como el de facilitar el derecho de las personas a expresar su apoyo, pesar o presentar sus respetos”.

“No es mi rey”

Jodie Beck, oficial de políticas y campañas de Liberty, dijo que era “muy preocupante ver a la policía haciendo valer sus amplios poderes de una manera tan dura y punitiva”.

“La protesta no es un regalo del Estado, es un derecho fundamental“, añadió.

También el lunes, la policía se llevó a un manifestante que sostenía un cartel que decía “No es mi rey” frente al Parlamento, en Londres, antes de la llegada del rey al edificio.

La Policía Metropolitana explicó que le pidieron a un miembro del público en las afueras del Palacio de Westminster que se moviera “para facilitar el acceso y la salida de los vehículos a través de las puertas” e insistió en que el hombre no fue arrestado ni se le pidió que abandonara el área más amplia.

El cuerpo policial también respondió a un video que circula en las redes sociales en el que se escucha a un oficial pidiendo los detalles de un hombre que había levantado una hoja de papel en blanco mostrando la intención de escribir en ella “No es mi rey”.

En el video se escucha al oficial, que supuestamente pertenece a otra fuerza contratada para ayudar a la Policía Metropolitana, decir que el mensaje “puede ofender a las personas”.

Oficiales de policía desplegados a lo largo de la Royal Mile de Edimburgo

EPA
Oficiales de policía desplegados a lo largo de la avenida Royal Mile de Edimburgo.

Una declaración del subcomisionado adjunto Stuart Cundy dice: “El público tiene absolutamente el derecho de protestar y se lo hemos dejado claro a todos los oficiales involucrados en la operación policial extraordinaria que se lleva a cabo actualmente”.

Alrededor de 1.500 militares trabajarán junto con la policía y los delegados civiles para gestionar la gran cantidad de personas que se espera que acudan a Londres esta semana.

El nuevo comisionado de la Policía Metropolitana, Sir Mark Rowley, aseguró que su fuerza enfrentaba un “enorme desafío“.

“Tendremos un evento seguro, pero vamos a poner a miles de oficiales en esto debido al nivel de seguridad requerido y (para garantizar la seguridad de) millones de personas que quieren presentar sus respetos”, explicó.

El portavoz del primer ministro no hizo comentarios sobre los arrestos, pero comentó que este era “un período de luto nacional” para la “gran mayoría” del país.

“Pero el derecho fundamental a la protesta sigue siendo la piedra angular de nuestra democracia”, afirmó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-s2KMg099A4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.