close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Andree Ávalos

La Ciudad de México, la entidad número uno en agresiones a personas trans

En los últimos 20 años, 36 de los 256 asesinatos de personas transgénero registrados en el país ocurrieron en la capital. La comunidad trans decidió no celebrar su día internacional el próximo 13 de noviembre, como protesta.
Andree Ávalos
Por Diana Delgado / Más por Más
4 de noviembre, 2016
Comparte

El 30 de septiembre pasado, un balazo terminó con la vida de Paola, una mujer transgénero que se dedicaba al trabajo sexual. Su presunto homicida es un hombre que solicitó sus servicios por 200 pesos y, de acuerdo con testigos, era una cantidad menor a lo que normalmente tendría que pagar, pero la escasez de trabajo hizo que Paola aceptara subir al auto color gris en el que perdió la vida.

En un video que circula en internet, que fue grabado y narrado por una de sus compañeras, se ve el cuerpo agonizante de Paola, se escuchan gritos de auxilio y se ven las luces de una patrulla que se acerca.

El presunto responsable fue detenido con el arma homicida; pese a ello, dos días después del incidente, un juez dejó en libertad a quien había sido reconocido como agresor.

Las agresiones a personas transgénero son un crimen que ocurre con frecuencia: entre 1995 y 2016, la asociación civil Letra S documentó mil 310 asesinatos de odio hacia la población Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti e Intersexual (LGBTTTI); del total de los casos, 265 asesinatos —equivalentes a 20.2% de los casos— corresponden a personas transgénero.

En la Ciudad de México se ha intentado disminuir la homofobia y la transfobia a través de campañas de sensibilización, pero en el mismo periodo, 36 de los asesinatos de personas transgénero ocurrieron en la capital, que a nivel nacional ocupa el primer lugar en agresiones de este tipo.

Pero el problema podría ser más grande, ya que las cifras de Letra S están basadas en casos documentados en medios de comunicación, debido a que no existe una estadística en las instituciones de procuración de justicia de la capital que contabilice por separado a las personas trans asesinadas.

Para evidenciar el problema, la comunidad trans decidió no celebrar su día internacional el próximo 13 de noviembre, como protesta porque en un mes ocurrieron dos asesinatos hacia esta población.

Violencia desmedida

En 14 de octubre pasado, una mujer transgénero fue hallada sin vida en un hotel de la colonia Obrera, en la delegación Cuauhtémoc. Según las primeras investigaciones de las autoridades, la mujer pudo haber sido estrangulada. Se trataba de Alessa Flores, una trabajadora sexual, activista y defensora de los derechos de la comunidad LGBTTTI.

De acuerdo con Letra S, los asesinatos de personas transgénero se caracterizan, principalmente, por el alto grado de violencia con que se cometen, ya que dicho sector de la población es más vulnerable a determinados ataques violentos.

Por ejemplo, el uso de armas blancas, golpes y asfixia ocupan los primeros tres lugares en los métodos que se utilizan en las agresiones, le siguen los ataques con armas de fuego y las muertes provocadas por golpes con objetos contundentes.

El análisis de dicha asociación civil revela que en 95% de los casos hubo dos o más tipos de ataques, pero sólo uno de ellos fue la causa principal de muerte.

El grupo de edad más vulnerable es el de personas transgénero de entre 18 y 39 años de edad, además, dedicarse al trabajo sexual las pone en mayor riesgo.

“De lo que tenemos documentado, aproximadamente en 50% de los casos no hay información sobre la persona fallecida,  pero en el resto hemos visto que el grupo más vulnerable es el de las trabajadoras sexuales. Y encontramos que el acoso no sólo viene de los clientes, sino también de la ciudadanía y de la policía que les cobra por permitir que trabajen”, dice Rocío Suárez, del Centro de Apoyo a las Identidades Trans (CAIT), quien sostiene que las personas que realizan trabajo sexual son el sector de esta población que más violencia y abusos experimentan.

La representante del CAIT explica que por cada hecho mediático de violencia  hacia la comunidad transexual podría haber dos casos más que no se conocen, y estos podrían estar sucediendo en ámbitos familiares, de pareja y laborales.

Víctimas invisibles

Datos del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) revelan que la población transgénero está dentro de los 15 grupos sociales más discriminados en la Ciudad de México.

Para activistas en el tema, los casos recientes de violencia hacia personas transgénero en la capital generan incertidumbre entre este sector de la población.

“Hay miedo y desconfianza con la disposición y alcance que pueda tener la justicia. Por ejemplo, en el caso de Paola creemos que fallaron los protocolos para la población LGBTTTI y los protocolos de resguardo de evidencia y por eso todos vimos que el agresor salió libre”, dice Rocío Suárez.

La representante del CAIT advierte que aunque ya se trabaja con las autoridades capitalinas, el avance que hay en la ciudad respecto al problema de la discriminación hacia esta población es sólo a nivel de políticas públicas y legislación, sin embargo, hace falta trabajar un cambio cultural profundo dentro de la sociedad.

“Hablar el tema desde las escuelas, con los niños, los padres de familia, que la sociedad se involucre, porque la violencia está naciendo desde el hogar”, dice.

En cifras:

  • 265 asesinatos dentro de la población transgénero se registraron en el país en 20 años.
  • 36 de esos asesinatos ocurrieron de manera violenta en la Ciudad de México.
  • 2 personas transgénero fueron asesinadas en menos de un mes en la ciudad.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Los mercados están dando señales de que se avecina una nueva recesión?

Wall Street vivió este miércoles una jornada negra con una caída del 3%. Los mercados financieros muestran nerviosismo ante la aparición de una señal confiable de que otra recesión puede estar próxima: la curva de yield invertida. Pero ¿qué significa este indicador?
15 de agosto, 2019
Comparte

Los mercados financieros emitieron este miércoles una señal de alerta sobre las perspectivas económicas para Reino Unido y Estados Unidos.

Se trata del indicador que en la jerga financiera se conoce como “curva de yield invertida” o “curva de rendimientos invertida”.

Si esta curva está invertida, significa que a los gobiernos de esos países les sale más barato pedir dinero a un plazo de 10 años que a dos.

Esta dinámica es inusual y suele ocurrir antes de una recesión o, al menos, de una desaceleración significativa en el crecimiento económico.

En EE.UU. esta gráfica no se invertía desde 2007, un año antes de la gran crisis global.

Este miércoles, los principales índices bursátiles de Wall Street se desplomaron frente a las noticias de la inversión de la curva, que avivaron las preocupaciones de los inversores sobre una posible recesión.

El Dow Jones cayó 800 puntos (un 3,05%) el S&P 500 bajó 2,93% y el Nasdaq retrocedió un 3,02%.

Mientras tanto, en Europa, el FTSE 100 de Londres cayó un 1,4%, el Dax de Alemania perdió un 2,2% y el Cac 40 francés cayó un 2,1%.

¿Qué es la curva de yield?

Esta señal de advertencia proviene del mercado de bonos, donde gobiernos y empresas piden dinero prestado a través de la venta de bonos.


Ejemplo de curva de yield


Un bono es una promesa de hacer ciertos pagos en el futuro, generalmente una gran cantidad cuando el bono vence y otros pagos más pequeños después, generalmente cada seis meses.

La cantidad que los inversores pagan por el bono determina el rendimiento (interés) que obtendrán: cuanto mayor sea el precio, menor será el rendimiento.

Un factor que afecta el rendimiento que desean los inversores es el tiempo que deben esperar para el gran pago final.

Por lo general, una espera más larga significa un mayor rendimiento -que los compensa por “atar” su dinero por más tiempo-, lo que implica un mayor riesgo de que una inflación inesperada erosione el valor de sus intereses.

¿La curva de yield invertida es una señal confiable de recesión?

Lo que es inusual es que el rendimiento de los bonos del gobierno de Reino Unido (gilts, como se les conoce) y de EE.UU. con dos años de vencimiento fue superior al rendimiento de los bonos a 10 años.

Esta situación se ve como una señal de que los inversores prefieren los retornos asegurados por tener un bono a más largo plazo y están preocupados por las perspectivas a corto plazo para la economía.

Gráfica de la bolsa de Nueva York.

AFP
Wall Street cerró a la baja este miércoles.

¿Es confiable la curva de rendimiento invertida? Según los economistas de la Reserva Federal de EE.UU., “los períodos con una curva de rendimiento invertida son seguidos de manera confiable por desaceleraciones económicas y casi siempre por una recesión”.

Sin embargo, el tiempo que pasa entre la inversión de la curva y el inicio de una recesión no es uniforme.

¿Podría ser diferente esta vez?

Dicho esto, algo de la situación actual que no se aplica a episodios anteriores es la flexibilización cuantitativa, o compra de activos a gran escala.

Se trata de la política aplicada por muchos bancos centrales después de la crisis financiera (y antes, en el caso de Japón) consistente en comprar activos financieros, principalmente bonos del gobierno.

Esto ha tenido el efecto de aumentar los precios de los bonos, lo cual equivale a reducir su rendimiento.

Un agente de bolsa en Wall Street.

AFP
Los inversores temen que la curva de yield invertida anuncie una recesión.

Por lo tanto, la flexibilización cuantitativa puede estar contribuyendo a invertir la curva de rendimiento.

Así, la inversión de la curva no nos dice nada sobre cuáles podrían ser las razones específicas de una recesión inminente.

¿Qué es lo que está poniendo tan nerviosos a los mercados?

Hay varias posibles razones. La guerra comercial global es un factor para muchas economías.

En Reino Unido, un problema específico (que puede estar contribuyendo en la inversión de su curva) son las inquietudes de muchas empresas e inversores sobre la posibilidad de un Brexit sin acuerdo.

Este país acaba de cerrar un trimestre de actividad económica en declive, por lo que la idea de una recesión inminente no es del todo arbitraria, aunque las cifras han sido influenciadas por la acumulación de acciones antes de las fechas planificadas del Brexit y la subsiguiente reducción de esas acciones.

En EE.UU., por su parte, se necesitaría una desaceleración significativa para producir una recesión.

Gente afuera de la Bolsa de Nueva York

Getty Images
¿Se viene una nueva gran recesión?

Alemania también ha cerrado un trimestre de desaceleración, según las cifras más recientes, por lo que también podría haber una recesión en el país.

La curva de yield del gobierno alemán no está invertida. Pero los rendimientos de los bonos del gobierno están por debajo de cero, lo que es un claro signo de una débil perspectiva económica.

En efecto, los inversores pagan al gobierno para prestarle dinero.

Y eso refleja la política de tasas de interés ultrabajas del Banco Central Europeo, pero también es un signo de una perspectiva económica débil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HdyODFbW5dQ

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.