Trump elige a Jeff Sessions como fiscal general, conocido por su postura antiinmigrante
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Trump elige a Jeff Sessions como fiscal general, conocido por su postura antiinmigrante

Trump eligió al senador por Alabama, Jeff Sessions, como secretario de Justicia, y al representante Mike Pompeo como director de la CIA, tras el reporte de jaloneos en su equipo de transición, y la renuncia de dos asesores.
AP
Por Redacción Animal Político
18 de noviembre, 2016
Comparte

El presidente electo Donald Trump comienza a darle forma al que será su equipo de gobierno a partir de enero de 2017, con designaciones en puestos clave de justicia y de la CIA.

Para la mañana de este viernes, se informó que Trump eligió al senador por Alabama, Jeff Sessions, como secretario de Justicia, y al representante Mike Pompeo como director de la CIA.

Sessions es uno de los principales impulsores de las propuestas del republicano en contra de los inmigrantes. Trump lo describió como “el experto en lo referente a las fronteras”.

El diario New York Times se refirió en una ocasión a él como un “virulento opositor del proyecto de ley de inmigración que aprobó el Senado en 2013, que incluía un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que ya están en el país”.

Pump ha sido un duro crítico del gobierno de Barack Obama. Se opone al acuerdo logrado con Irán a cambio de limitar su programa nuclear, y fue parte de la comisión legislativa que condenó a Hillary Clinton por el ataque contra el puesto diplomático en Bengasi, Libia.

Ha dicho que los líderes musulmanes “potencialmente son cómplices” en el terrorismo si no condenan enfáticamente toda la violencia que se comete en nombre del islam. “Deben citar al Corán como prueba de que la matanza de inocentes no está permitida”, dijo en el Congreso en el 2013.

Los anuncios sobre designaciones se dan poco después de que se informó de la decisión de Trump de escoger al ex director de la inteligencia militar, Michael Flynn, como asesor de seguridad nacional. Una fuente allegada a Trump no confirmó si Sessions o Flynn habían aceptado, por lo cual no es seguro que ocuparán esos cargos.

Tanto Sessions como Pompeo deben ser confirmados por el Senado; Flynn no.

Sessions podría encarar cierta resistencia, incluso de sus correligionarios republicanos. Cuando fue nominado como juez federal en 1986, surgieron denuncias de que hizo comentarios racistas cuando era fiscal en Alabama.

“El señor Sessions es símbolo de una era vergonzosa para nuestra país, que estadounidenses tanto blancos como negros pensaban superada”, dijo en ese entonces el ahora fallecido senador demócrata Edward Kennedy.

“Es inconcebible para mí que alguien con esas actitudes pueda ejercer como fiscal federal, mucho menos como juez”.

Las pugnas entre diversas facciones de los republicanos derivaron en la renuncia de dos asesores en seguridad nacional y defensa, reportan medios estadunidenses.

Mike Rogers, expresidente del Comité de Inteligencia del Senado y quien era mencionado como posible director de la CIA, así como Matthew Freedman, quien operaba los temas de política exterior, fueron removidos de sus puestos una semana después del triunfo en las elecciones presidenciales de Donald Trump.

Sessions, defensor del muro 

Durante la Convención del Partido Republicano, en julio pasado, Sessions defendió la idea de Trump de que los inmigrantes le están quitando empleos a los estadounidenses, y criticó la idea de darle amnistía y ciudadanía a todos ellos.

“Entiendan esto. De 2000 a 2014, mientras nuestra población existente aumenta por millones, el número de puestos de trabajo ocupados por estadounidenses disminuyó. Sorprendentemente, todo el crecimiento neto del empleo durante ese periodo fue para los inmigrantes”, dijo.

“No puede ser nuestra política tener trabajadores extranjeros ocupando puestos de trabajo, mientras proporcionamos pagos de manutención para los estadounidenses desempleados”, agregó el político republicano.

“No soy el Jeff Sessions que mis detractores describen. No soy racista, y no soy insensible con los negros. He apoyado las actividades de los Derechos Civiles en mi estado. He hecho mi trabajo con integridad, igualdad y equidad para todos”, dijo en 1986, luego de las primeras acusaciones en su contra.

Durante el periodo de precampañas y desde que mostró su respaldo a la candidatura de Trump, Sessions se ha manifestado a favor de la construcción de un muro en la frontera con México.

Lee: Qué pasaría si la gente de todo el mundo pudiera votar por (o contra) Donald Trump.

A continuación te presentamos algunas de las frases del senador Sessions sobre los migrantes:

  • “Lo más importante es enfocarnos en una sistema que proteja los intereses de los estadounidenses. Si entras de manera ilegal a EU, debes ser deportado, así es la ley pero tenemos mucha gente indocumentada que ha estado aquí por mucho tiempo”.
  • “Lo que Trump propone es arreglar el problema de la inmigración ilegal y luego vamos a luchar con la gente que ha estado aquí desde hace mucho tiempo”.
  • “Trump va en la dirección correcta. Si quieres asegurar la frontera y solucionar el problema de la inmigración, sólo hay una forma de votar en noviembre, porque Hillary Clinton es extremista (…) La idea de Clinton es abrir las fronteras, mientras que Trump quiere restablecer la ley”.
  • “Trump propone poner fin a la ilegalidad y crear un sistema que proteja los intereses de la seguridad nacional. Además no quiere inundar el mercado de trabajadores para quienes no tenemos lugares de empleo”.
  • “Una nación no puede controlar sus fronteras si ser capturado cuando entras al país de manera ilegal no resulta en una deportación rápida a casa”.
  • “Nadie ha dicho la verdad sobre cómo impacta el desorden en la inmigración ilegal a los salarios y a la seguridad de las personas”.

Lucha por el poder 

Las distintas fracciones del equipo Trump “están luchando por el poder”, dijo una persona allegada a la transición que, como las demás fuentes, insistió en no ser identificada por no estar autorizada a hablar públicamente sobre el proceso.

De acuerdo con medios estadounidenses, se trata de un enfrentamiento entre Reince Priebus, líder del partido y nombrado jefe del Gabinete, con los miembros de la derecha alternativa, encabezados por Steve Bannon, designado como principal estratega. En la disputa aparece además la figura del yerno de Trump y esposo de su hija Ivanka, el joven empresario Jared Kushner.

Lee: Trump arma equipo con políticos de ultraderecha y a favor de la tortura.

En este marco, el vicepresidente electo Mike Pence, quien encabeza al equipo de transición en remplazo del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, agendó una reunión con Trump en Nueva York para revisar la situación.

Nadie se preocupe, insinuó Trump en un tuit: “Proceso muy organizado en curso mientras decido sobre gabinete y muchos otros puestos. ¡Solo yo sé quiénes son los finalistas!”

Fuentes del equipo de transición indicaron a medios estadunidenses que el exalcalde de Nueva York, Rudolf Giuliani, encabeza la lista de prospectos para secretario de Estado, aunque reportes de la agencia de noticias AP, que citan a un funcionario cercano a Trump, indican que John Bolton, ex embajador ante la ONU, también están en la carrera por ese cargo.

Bolton tiene larga experiencia en política exterior, pero sus posiciones belicistas provocan algún temor: en una columna de opinión en el New York Times en 2015 propuso bombardear Irán para detener el programa nuclear.

El empresario Carl Icahn reveló en Twitter, luego de conversar con el presidente electo, que Trump tenía en estudio al ex banquero de inversiones Steve Mnuchin y al inversor multimillonario Wilbur Ross para encabezar los departamentos del Tesoro y Comercio.

La agencia AP también reporta que Trump le ofreció al teniente general retirado Michael Flynn el puesto de asesor de seguridad nacional.

Flynn, que ha sido director de la Agencia de Inteligencia de Defensa, ha asesorado a Trump en cuestiones de seguridad nacional desde hace meses. Con el puesto que le ofrecen laboraría en la Casa Blanca y tendría acceso frecuente al presidente.

En un gesto de reconciliación con la clase dirigente republicana, Trump tiene planeado reunirse este fin de semana con Mitt Romney, candidato presidencial republicano en 2012, que criticó a Trump como un “estafador” y un “fraude” en un duro discurso en marzo pasado.

El equipo de transición de Trump debe designar a más de cinco mil funcionarios de la rama ejecutiva a posiciones claves, para el inicio de su gobierno después del mediodía del 20 de enero de 2017.

Con información de AP y Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mutaciones del coronavirus: ¿cómo será su evolución?

Expertos explican la importancia de conocer las mutaciones del SARS-CoV-2 no sólo para hacer una vigilancia genómica de la pandemia, sino también para conocer el impacto que pueda tener la evolución del virus sobre ella.
19 de agosto, 2021
Comparte

Las mutaciones de los virus ocurren por errores al azar en la replicación de su genoma cuando se multiplican dentro de la célula. Esos errores generan la diversidad biológica necesaria para que sobre ella actúe la selección natural.

Los virus no tienen voluntad ni controlan sus mutaciones, pero el proceso evolutivo siempre da como resultado una mejor adaptación al medio. En este caso, a nosotros.

¿Cómo actúa la selección natural sobre el SARS-CoV-2? Básicamente de dos formas: o bien hace desaparecer mutaciones que son deletéreas o perjudiciales o bien selecciona mutaciones favorables porque tienen un valor adaptativo.

Conocer las mutaciones del coronavirus SARS-CoV-2 es interesante para realizar una vigilancia genómica de la pandemia, pero también para conocer el impacto que pueda tener la evolución del virus sobre ella.

Evolución del SARS-CoV-2 a lo largo de la pandemia

Desde que el SARS-CoV-2 realizó el salto a nuestra especie ha acumulado más de 12.700 mutaciones. La mayoría no tienen consecuencias biológicas. Otras han dado lugar a nuevas variantes. Algunas de ellas se denominan variante de interés (VOI) o de preocupación (VOC).

  • Variante de interés (VOI): variante del SARS-CoV-2 que porta cambios genéticos que pueden causar una enfermedad más severa, escapar al sistema inmune, afectar al diagnóstico de la enfermedad o a su transmisibilidad, provocando transmisión comunitaria en varios países, aumentando su prevalencia con un impacto notable sobre la salud pública.
  • Variante de preocupación (VOC): es una VOI que haya demostrado una mayor transmisibilidad, peor pronóstico, mayor virulencia o una menor eficacia de las medidas de salud pública, incluidos los tratamientos conocidos y las vacunas.

Al inicio de la pandemia (antes de febrero de 2020), cuando todavía no se tenía un control sobre la transmisión comunitaria del virus, hubo un periodo de rápida diversificación genética del virus coincidente con su transmisión en cada región geográfica.

Ilustración de anticuerpos atacando el SARS CoV-2.

Science Photo Library
Ilustración de anticuerpos atacando el SARS CoV-2.

A partir de marzo de 2020, con la llegada de los confinamientos en casi todo el mundo, ocurrió una extinción masiva y una homogeneización de mutaciones (variantes). Los confinamientos frenaron la expansión de algunas variantes.

Tras la relajación de las restricciones, se produjo una nueva diversificación, esta vez de forma más progresiva. Esta fase de la evolución del coronavirus tuvo un importante componente geográfico, donde la aparición de mutaciones y variantes se agruparon por regiones geográficas.

¿Qué hubiese pasado sin confinamientos? No lo sabemos, pero posiblemente habría ocasionado una mayor y más rápida diversificación de las mutaciones.

Y, por tanto, la aparición de un mayor número de variantes. La evolución del virus se habría acelerado y con ella su adaptación al ser humano. Esto hubiera sucedido con un alto coste en vidas y pérdida de salud para millones de personas.

Selección convergente

Hasta la fecha han aparecido más de 100 mutaciones que dan lugar a cambios en la secuencia de aminoácidos de las proteínas del virus.

Científico

Getty Images

Algo a tener en cuenta es que algunas de estas mutaciones han surgido recurrentemente durante la pandemia en diferentes variantes o linajes a lo largo de todo el planeta de una manera completamente independiente.

Esto indica que hay una fuerte presión selectiva actuando sobre dichas posiciones: es lo que se conoce como convergencia evolutiva. El virus encuentra una y otra vez las mismas soluciones (mutaciones) para adaptarse mejor al ser humano y asegurar su supervivencia.

También pueden ocurrir mutaciones que suponen una desventaja para la supervivencia o replicación del virus. Esto es una selección purificante.

Por ejemplo, una mutación que sea reconocida por determinado tipo de anticuerpo muy prevalente en una población hará que esa variante desaparezca en favor de otras que no la tengan. Esos casos son difíciles de detectar sin una secuenciación de todos los casos de la población.

Hay tres posiciones en el genoma que han sufrido mutaciones claves en la evolución de la pandemia hasta la fecha. La primera es la mutación D614G en la proteína de la espícula. Las otras dos son la R203K y la G204R, que han ocurrido en la proteína de la nucleocápside del virus.

Mutaciones relevantes en la espícula

La espícula del virus es la llave que abre la entrada a la célula humana. Así que no es de extrañar que haya habido una selección positiva en el sitio de unión al receptor, favorecida por aquellas mutaciones que son más eficientes en la infección.

La mutación D614G apareció hacia febrero de 2020. Esta mutación se ha detectado en la variante alfa, contribuyendo a su expansión a otras zonas geográficas, principalmente europeas en su inicio. Pero también surgió en prácticamente todas las variantes de interés como la beta y la delta.

Virus

Getty Images
La mutación D614G se sitúa dentro de la proteína espiga, la que el virus utiliza para penetrar en nuestras células.

Curiosamente, este sitio es más propenso a cambios, y la mutación podría ser debida a múltiples ganancias del aminoácido ácido aspártico, para una posterior pérdida y substitución por la glicina.

Algunas regiones del genoma son más susceptibles a mutaciones que otras. Por ejemplo, en el sitio de unión de la espícula han aparecido otras 31 mutaciones.

Las diferentes variantes se determinan en función de estas mutaciones. Son una huella de selección que aparecen en los diferentes linajes del virus.

Otras mutaciones de la espícula que han aparecido en las VOC son la N501Y y la E484K, que se ha asociado con una disminución de la respuesta de los anticuerpos neutralizantes.

Estas mutaciones indican una rápida adaptación del virus a los humanos, permaneciendo aquellas que facilitan el contagio entre personas, y su entrada en las células humanas.

Mutaciones en la nucleocápside

Si la espícula es la llave de entrada a la célula, la nucleocápside es la armadura que protege su información dentro de la célula y asegura su transcripción.

La región que codifica para la proteína de la nucleocápside parece acumular la mayor proporción de mutaciones positivas en el genoma del SARS-CoV-2, como la R203K y la G204R. Las mutaciones que ayudan a proteger este material genético del virus proporcionan una ventaja evolutiva.

Aunque la nucleocápside ha recibido menos atención que la proteína de la espícula, parece desempeñar un papel fundamental en la evolución del virus y su adaptación para sobrevivir en las células humanas.

Es previsible que se sigan acumulando mutaciones en esta región del genoma a lo largo de la pandemia. Estas mutaciones tendrán como resultado una replicación más eficiente en nuestras células.

Futuro de la evolución del SARS-CoV-2

En el año y medio que ha pasado de pandemia, el SARS-CoV-2 está adaptándose a los humanos, así como a diferentes especies animales. Las principales mutaciones están favoreciendo la transmisibilidad, sobre todo en su rapidez (selección positiva). En menor medida están favoreciendo la resistencia a la inmunidad (selección negativa).

Científicas

Getty Images

La transmisibilidad del virus es alta en comparación con otros virus respiratorios, lo que juega a favor de su supervivencia, al igual que su ventana de contagio relativamente amplia en algunos infectados asintomáticos o presintomáticos. Aunque la mortalidad es relativamente baja en el conjunto global de la población, el virus es capaz de saturar el sistema sanitario y tener una alta letalidad en grupos de edades avanzadas.

Las tasas de letalidad globales del virus no son determinantes en la supervivencia del SARS-CoV-2, ya que las principales tasas de ataque ocurren en estadios menos graves de la enfermedad. Esta circunstancia hace que la evolución del coronavirus no esté determinada por lo que ocurre tras el proceso de infección, en el curso de la enfermedad y la subsiguiente convalecencia en el hospedador.

Por tanto, es poco probable que ocurran mutaciones en el virus que supongan un cambio drástico en su letalidad (mayor o menor). Será cuestión de azar que algunas mutaciones acaben siendo más o menos letales.

Sí que es esperable que surjan nuevas mutaciones que aumenten la capacidad de transmisión del virus. También son posibles las mutaciones que supongan una menor eficacia de las vacunas. Su éxito dependerá de lo rápido que se consiga inmunizar a un elevado porcentaje de la población mundial.

Cortar las cadenas de contagio con las medidas preventivas que conocemos y las vacunas siguen siendo las medidas principales para acabar con la pandemia.

Aunque es pronto para saberlo, no se puede descartar que haya que variar la composición de las vacunas en un futuro para incluir variantes nuevas que puedan inducir una respuesta inmune más eficaz.

*Óscar González-Recio es genetista e investigador Científico del INIA-CSIC, Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA)

María de Toro es responsable Plataforma de Genómica y Bioinformática, Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR)

Miguel Ángel Jiménez Clavero es virólogo y profesor de Investigación, Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA)

**Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons.Haz clic aquí para leer la versión original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.