Es el caos total: la situación de Venezuela deriva en protestas, saqueos e interminables filas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Es el caos total: la situación de Venezuela deriva en protestas, saqueos e interminables filas

El billete de mayor denominación y el más usado dejó de tener validez en Venezuela, que vive una carencia de efectivo que ha generado protestas.
AP
Por Daniel García Marco // BBC Mundo
17 de diciembre, 2016
Comparte

Que un billete salga de circulación no significa que se deje de utilizar. Eso es lo que pasó este viernes en Venezuela en una jornada de caos: hubo filas kilométricas, protestas y hasta saqueos en varios puntos del país, y también heridos y detenidos.

Miles de personas tuvieron que esperar durante horas para canjear los billetes de 100 bolívares, que el gobierno ordenó retirar de circulación.

Tras tres días en los que se podía hacer en cualquier sucursal bancaria, desde este viernes ya sólo era posible hacerlo en el Banco Central.

Y mientras algunos comerciantes siguieron aceptándolos, también muchos fueron los que se negaron. Así, Venezuela experimentó cómo se vive casi sin dineroefectivo.

No llegan

La salida del billete de 100, el de mayor valor y el más usado (un 48% de todo el papel moneda), debía ir acompañada con la introducción a partir de este jueves de nuevos billetes y monedas de mayor denominación, hasta 20.000 bolívares.

Pero de momento no llegan.

Un agente armado frente a una fila en CaracasImage copyrightAFP
Image captionAgentes armados evitaron tumultos y problemas cerca del Banco Centras en Caracas.

“Sólo los he visto en la televisión”, dicen varias personas consultadas por BBC Mundo. No sólo no están aún en las manos de los ciudadanos, sino que tampoco están en las de los bancos.

De hecho, el presidente Nicolás Maduro dijo este viernes que los billetes del nuevo cono monetario llegarán al país “en los próximos días”.

Las entidades bancarias, que en las últimas 72 horas habían registrado largas filas y un ritmo frenético para cambiar o depositar los billetes de 100, estuvieron mucho más tranquilas este viernes.

Y es que no hay dinero que ofrecer. En algunos cajeros se dispensaban billetes de 10. Un señora me dijo que incluso este viernes todavía daban de 100.

Pero en la mayoría se podía leer esto.

Cartel en un banco
Image captionMuchos bancos no tuvieron efectivo que dispensar en sus cajeros

No hay efectivo y eso encendió la mecha de las protestas en varias zonas del país.

El gobierno, que el domingo decidió de forma sorpresiva retirar el billete más extendido con la justificación de combatir el contrabando de moneda venezolana por parte de unas supuestas mafias, alentó este viernes de nuevo el uso del comercio electrónico con tarjetas de crédito y débito.

Ya de por sí está muy extendido por la alta inflación que provoca que se haya devaluado el valor de los billetes, ahora es casi la única solución para hacer compras.

Las protestas derivaron en en saqueos en Maracaibo.Image copyrightREUTERS
Image captionLas protestas derivaron en en saqueos en Maracaibo.

“No tengo otra cosa”

Como cada mañana, Nubia tuvo que tomar la camioneta para desplazarse desde las afueras de Caracas hasta la capital. El billete vale 500 bolívares. “Lo pagué con billetes de 100. No tengo otra cosa. El conductor no quería, pero tuvo que aceptar. Lo mismo pasaba con otras personas”, me dice.

Algunos transportistas prefieren no recibir dinero y dejar que los pasajeros viajen gratis.

El problema afecta también a los comercios que no tienen máquina para el cobro con tarjeta.

“Mira, todos los periódicos están acá”, me dice Álvaro, que regenta un quiosco. En los últimas días ha visto cómo caían sus ventas porque no aceptaba billetes de 100. “No voy a hacer horas de fila en el banco y que me roben”, afirma.

5 días

En la noche del jueves, el presidente, Nicolás Maduro, volvió a cambiar las condiciones de canje de billetes aprobadas el domingo.

Ya no serán 10 días, sino 5 los disponibles a partir de este viernes para cambiar los billetes de 100 en el Banco Central de Venezuela (BCV).

Filas en CaracasImage copyrightAFP
Image captionLa fila serpenteaba por la acera opuesta al Banco Centras del Venezuela. Miles de personas esperaban canjear sus billetes.

Se recorta así el tiempo para retirar de circulación millones de piezas de papel moneda. Y por ello, quien no haya cambiado o depositado los billetes en las 72 horas pasadas en su banco, ahora puede tener un problema mayor.

El BCV tiene sólo dos sedes en todo el país: en Caracas y Maracaibo. En los alrededores de ambos edificios se formaron filas kilométricas.

Sin embargo, en Maracaibo la oficina del BCV no recibió billetes de 100, lo que derivó en protestas y disturbios.

Grupos de jóvenes marcharon indignados y se enfrentaron a la policía, que los dispersó con gases lacrimógenos. Un periodista local le dijo a BBC Mundo que hubo dos tiendas saqueadas, 10 detenidos y al menos un herido.

En la ciudad de El Callao (estado Bolívar) grupos de personas saquearon tiendas que se negaban a aceptar los billetes retirados por el gobierno.

Billetes de 100 bolivaresImage copyrightREUTERS
Image captionEn puestos callejeros se aceptaban aún lo billetes de 100.

En Caracas, con fuerte presencia de fuerzas de seguridad, la situación es mucho más ordenada.

“Espero entrar, pero nos va a dar la noche”, me cuenta Luis, que se ha desplazado desde Valencia, a tres horas de la capital. Confiaba en que los funcionarios se turnaran y no cerraran.

Pero la comunicación oficial decía que el horario era hasta las 18 horas en día de semana y así se cumplió.

Paso con él y con Ángela unos 20 minutos en la fila. Hace mucho calor. En cuatro horas han recorrido 350 metros. Y están muy lejos de entrar y de las carpas habilitadas para proteger del sol a la gente.

Los dos eluden la pregunta de cuánto dinero portan, pero sus bultos son pequeños.

“Es un diciembre negro”, lamenta Ángela, que durante la espera ya se ha gastado 2.000 bolívares en comer y beber algo.

Un negocio

Y es que la fila es un gran negocio para vendedores de pan, pasteles, cafés, jugos o helados. Todos aceptan billetes de 100. Hasta el martes hay tiempo de reunirlos y ponerse en esa misma fila para cambiarlos.

Personas con billetes de 100Image copyrightLUIS BRAVO
Image captionEl canje durante los próximos cinco días será sólo en las dos únicas sedes del BCV en Venezuela: Caracas y Maracaibo.

Para comer y beber no hace falta moverse. Sí para ir al baño. El gobierno ha dispuesto varios servicios portátiles a un lado del BCV, que cuenta con una fuerte presencia policial y militar con diversos cuerpos implicados en las calles aledañas.

En Caracas, la situación es ordenada, pero en Maracaibo los medios locales informaron de tensión e incluso de saqueos en varios comercios.

Al llegar a la taquilla, el BCV entrega un cheque o realiza una transferencia a la cuenta bancaria por el importe de los billetes entregados, me cuentan Luis y Ángela sobre el procedimiento.

“Estamos a cero”

Mucho más atrás en la fila, sentada en una plaza mientas alguien le guarda el puesto, está Elisa. “Estamos agotados”, dice con gesto evidente. “Estamos a cero, no tenemos nada de efectivo”, agrega antes de marcharse.

En la misma escalinata, José Vegas, jubilado y con problemas en una pierna, descansa. La fila avanza lento. En un saco de esparto lleva un paquetito bien encordado con 25.000 bolívares, una pequeña fortuna para este jubilado que dice recibir una pensión mensual de 27.000.

José Vegas con 25.000 bolívares.
Image captionJosé Vegas con 25.000 bolívares esperaba en Caracas para canjear 25.000 bolívares.

“Esto es el caos total”, se queja, crítico con el gobierno. Lleva 5 horas y le faltan aún varias para llegar al punto en el que estaban Luis y Ángela.

“Y va a ser peor el fin de semana, cuando venga la gente de fuera de Caracas”, apunta a su lado Grecia González, también enfadada con la decisión de Maduro.

Cuenta que el jueves estuvo de 2:00 a 15:00 horas esperando para cambiar billetes en su banco. Este viernes ha tenido que venir hasta el BCV de Caracas. “Mi marido es transportista, le dan puro billete de 100“, dice resignada.

“Todo un éxito”

A pocos metros, en el Panteón, donde están los restos del prócer Simón Bolívar, el presidente Maduro preside un acto docente, admite que la situación es “dura” y pide “comprensión”.

Fila en CaracasImage copyrightAFP
Image captionDurante horas miles de personas tuvieron que esperar bajo el fuerte calor en Caracas y sobre todo en Maracaibo.

La noche del jueves dijo que el operativo para desmonetizar el billete de 100 “fue todo un éxito”.

Y se mostró satisfecho diciendo que la medida supuso un golpe a las mafias que buscan desestabilizar a su gobierno.

Pero los críticos ponen seriamente en duda que existan bandas dedicadas a acumular la moneda del país con la mayor inflación del mundo.

El billete de 100 bolívares no vale ni US$0,03 en el mercado paralelo.

Al menos por unos días y a falta de que se concrete la llegada de los nuevos billetes de mayor denominación, los venezolanos enfrentan un nuevo problema económico: la escasez de dinero en efectivo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Medio ambiente: ¿cuál es el veredicto de los científicos sobre lo acordado para frenar el cambio climático?

Científicos consultados por la BBC temen que los políticos no cumplan sus promesas. Y recuerdan que "ya estamos en un nivel peligroso de calentamiento global".
18 de noviembre, 2021
Comparte

Los científicos y los principales expertos sobre el clima expresaron preocupación por los resultados de la COP26, la cumbre sobre el cambio climático que tuvo lugar este mes en Glasgow.

Expertos consultados por la BBC elogiaron que los países hayan acordado reunirse nuevamente el próximo año para prometer recortes de emisiones más profundos.

También dieron la bienvenida a los acuerdos sobre bosques, innovación y las reducciones de las emisiones de metano provenientes de la extracción de combustibles fósiles y la ganadería.

Pero los científicos temen que los políticos no cumplan sus promesas. Y aseguran que la meta de contener el aumento de temperatura a 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales es poco ambiciosa.

Los expertos destacan que la temperatura del planeta aumentó hasta ahora 1,1 ° C en promedio, y solo ese incremento ya ha puesto al mundo en un estado de calentamiento peligroso, con temperaturas récord, incendios forestales, inundaciones y sequías.

El profesor David King, exasesor principal del gobierno británico en temas científicos, me dijo: “Por supuesto, el calentamiento global ya está en un nivel peligroso. Las temperaturas en el verano en las regiones polares fueron de 32 °C. Los bosques estaban en llamas”.

“Incluso si recortamos las emisiones por completo, todavía estaríamos en un lugar difícil debido a la cantidad de gases de efecto invernadero que ya hay en la atmósfera”.

Un mensaje similar es expresado por Piers Forster, autor principal del informe de agosto del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés).

La gente ya está muriendo y las especies se están extinguiendo con las temperaturas actuales“, afirmó Forster. “Ya estaremos atrapados en un aumento del nivel del mar durante los próximos siglos”.

“1.5 °C se ha convertido en el talismán de lo más seguro que podemos esperar para este siglo. Pero cuanto más aprendemos, más nos damos cuenta de que no existe un límite seguro (para las emisiones)”, agregó Forster.

Planta emitiendo CO2

Getty Images
China e India presionaron para cambiar el compromiso de “eliminar gradualmente” las plantas a carbón por el de “reducir gradualmente”.

Los científicos que contactamos aprecian que la COP haya ofrecido algunas soluciones prácticas.

Es un alivio que, después de 22 COP anteriores, por fin se haga referencia a la necesidad de eliminar gradualmente los combustibles fósiles, aunque hay consternación de que India y China debilitaran el texto del compromiso sobre el carbón en el último minuto. Y hay temores generalizados de que los políticos no cumplan sus promesas.

La profesora Gail Whiteman, fundadora de Arctic Basecamp, un grupo de científicos expertos en el Ártico, dijo que la cumbre había producido “resultados mixtos”.

“Hay muchas promesas bastante buenas sobre la mesa, pero ¿habrá suficiente acción? No lo sé. Estoy preocupada”, señaló Whiteman.

Y el profesor Tim Lenton, del Instituto de Sistemas Globales de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, afirmó: “En el lado positivo, la coalición de la sociedad civil, las empresas, las finanzas, las ONGs y otros en torno a la COP26 está comenzando a impulsar un progreso real”.

“Pero todavía nos dirigimos hacia más de 2 °C de calentamiento global, y esto corre el riesgo de desencadenar múltiples puntos de inflexión climáticos (puntos a partir de los cuales un sistema comienza a comportarse de una manera completamente diferente y sin retorno a las condiciones iniciales)”.

Todavía estamos en una crisis climática“, enfatizó Lenton.

“Todos necesitamos persuadir a nuestros líderes políticos para que se unan a nosotros en una gran transformación”, agregó.

“El proceso de política internacional avanza más lento que los cambios en el sistema climático”.

Frans Timmermans mostrando la foto de su nieto en la COP

Reuters
Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, mostró la foto de su nieto al hablar en la COP: “Si fallamos, él deberá pelear con otras personas por agua y comida. Esto es personal, no es un tema de política”.

Es esa brecha, entre la política, la acción y la ciencia, lo que alarma a los expertos en el clima.

Reino Unido, por ejemplo, es reconocido como un líder mundial en temas ambientales, y estableció un objetivo nacional de lograr el cero neto de emisiones para 2050.

Pero el gobierno británico ha fracasado sistemáticamente en alcanzar sus objetivos previos sobre el cambio climático. Y si bien es alabado por políticas como la eliminación gradual de los automóviles convencionales, no ha introducido cambios significativos para reducir las emisiones a nivel de los hogares, con mejores materiales aislantes y sistemas de calefacción más eficientes.

El gobierno británico quiere además aumentar el número de vuelos en contra de la recomendación de sus propios asesores, está permitiendo un nuevo campo de explotación de petróleo cerca de las Islas Shetland, en el Atlántico Norte, e impulsa el polémico proyecto HS2, que prevé la construcción de una línea ferroviaria de alta velocidad que unirá a Londres con varias ciudades a lo largo de más de 500 kms.

Para asombro de los científicos, el ministro de Economía Rishi Sunak no mencionó el cambio climático al anunciar un nuevo presupueto en vísperas de la COP26.

¿Demasiado poco y demasiado tarde?

El primer ministro británico Boris Johnson, mientras tanto, continúa insistiendo en que los recortes de emisiones se pueden lograr solo a través de innovaciones en tecnología, con poco o ningún cambio en el comportamiento de las personas.

Esto va en contra del propio Comité Asesor de Cambio Climático del gobierno británico, que insiste en que los objetivos de recorte de emisiones para 2030 no se pueden alcanzar sin una combinación de ambos factores.

John Kerry en la cumbre de cambio climático rodeado de otros miembros de su delegación

PA Media
John Kerry, en el centro de la foto, dijo que el aumento de temperatura podría contenerse en 1,8 °C.

Hay similares “enredos” a nivel de políticas en Estados Unidos. El presidente Joe Biden sigue intentando que sus medidas ambientales sean aprobadas por el Congreso.

Y su programa de infraestructura de un billón de dólares para carreteras, puentes, aeropuertos y puertos generará muchos millones de toneladas de gases de invernadero, ya que requerirá producir grandes cantidades de hormigón y acero. Las nuevas infraestructuras permitirán, además, más tráfico en el futuro.

Biden lideró el pacto para reducir las emisiones de metano en la COP26, pero no igualó la promesa de Johnson sobre los automóviles convencionales. Y los estadounidenses todavía siguen comprando enormes autos todoterreno.

El enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, estima que si las naciones realmente concentran sus esfuerzos en lograrlo, el aumento de temperatura podría contenerse en 1,8 °C. Pero los científicos afirman que esa meta equivale a “demasiado poco, demasiado tarde”.

El profesor Richard Betts, del Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido, me dijo: “Aún podríamos evitar mayores impactos del cambio climático con mayor ambición“.

“Pero hasta que dejemos de acumular dióxido de carbono en la atmósfera seguiremos calentando el clima y causando riesgos e impactos cada vez más graves”.

Ed Hawkins, profesor de ciencia del clima en la Universidad de Reading, advirtió: “Hay una pendiente, en la que ya nos estamos deslizando. Cuanto antes dejemos de deslizarnos, a través de reducciones profundas, sostenidas e inmediatas de las emisiones de gases de efecto invernadero, menos graves serán las consecuencias “.

Manifestantes en Londres con un cartel que dice "mientras los políticos pretenden, nuestro hogar se está quemando".

Getty Images
Manifestantes durante la COP26. El cartel dice: “Mientras los políticos pretenden, nuestro hogar se está quemando”.

Un cuestionamiento aún más grande proviene de Julian Allwood, profesor de ingeniería y medio ambiente en la Universidad de Cambridge.

Allwood me dijo que las soluciones que se discutieron en Glasgow dependen de lograr cantidades poco realistas de electricidad limpia, mecanismos de captura de carbono y quema de biomasa.

“Si se comparan esas cantidades con lo que está disponible hoy, aún teniendo en cuenta cualquier tasa de crecimiento plausible, no hay posibilidad de llegar a esas magnitudes esperadas”.

“Por lo tanto, necesitamos un conjunto diferente de políticas, como por ejemplo disminuir a la mitad el consumo de electricidad. Debemos además reducir los vuelos, el transporte, la producción de cemento y el número de ganado rumiante porque no hay forma de lidiar con ellos”.

Es un mensaje poco agradable para los políticos que quieren estabilizar el clima introduciendo apenas retoques menores a la política de “todo sigue igual”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/user/bbcmundo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.