Las personas creyentes tienen un pobre entendimiento del mundo, de acuerdo a estudio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
TCM

Las personas creyentes tienen un pobre entendimiento del mundo, de acuerdo a estudio

Investigadoras de la Universidad de Helsinki compararon creyentes en Dios o en lo paranormal con personas con autismo, ya que ambos luchan para entender la realidad del mundo a su alrededor.
TCM
Por Redacción Click Necesario
8 de diciembre, 2016
Comparte

click-necesario-cintillo

La configuración del mundo cambia mucho de las personas creyentes a las que no creyentes. No sólo para un sector tienen sentido las cadenas de oración y para el otro no; las diferencias entre ambos han llegado a causar la muerte de muchas personas a lo largo de la historia. Esta vez, la ciencia, archienemiga de la religión, nos cuenta que una de estas diferencias es que los creyentes tienen un entendimiento pobre del mundo; ahondaremos más en el significado de esto a continuación.

Investigadoras de la Universidad de Helsinki compararon creyentes en Dios o en lo paranormal con personas con autismo, ya que ambos luchan para entender la realidad del mundo a su alrededor.

Lindeman y Svedholm-Häkkinen reunieron a 258 personas para saber qué tanto estaban de acuerdo con la existencia de un “Dios amoroso, omnisciente y todopoderoso” y si creían en fenómenos paranormales como la telepatía y las visiones del futuro. Después compararon sus respuestas con otros factores como calificaciones y resultados de distintos cuestionarios.

Entonces, ¿cómo o qué ven de manera distinta?

El estudio de las investigadoras finlandesas Marjaana Lindeman y Annika Svedholm-Häkkinen descubrió las creencias religiosas están ligadas a un pobre entendimiento del mundo físico.

Los creyentes tienden a otorgar cualidades mentales (es decir, humanas, porque tienen pensamientos y espíritu) a fenómenos físicos y biológicos como volcanes, flores, piedras, etc. También son más propensos a pensar que los objetos inanimados como metal, aceite o ropa, pueden sentir y pensar.

Quién diría que Alicia es una obra con alto contenido mocho.

Digamos que creen en y están de acuerdo con oraciones como “Las piedras sienten frío”:

“Los participantes entre más creían en fenómenos religiosos o paranormales, peores eran sus habilidades físicas y sus calificaciones en matemáticas, física, etc.; igualmente, su conocimiento de los fenómenos físicos y biológicos era muy bajo y consideraban objetos inanimados como portadores de características mentales.”

Esta falta de entendimiento del mundo físico provoca que le otorguen cualidades humanas a todo el universo y esto resulta en la creencia de demonios, dioses y otros fenómenos sobrenaturales.

Las investigadoras indican que la confusión entre cualidades físicas y mentales “también es característica de civilizaciones antiguas y de niños pequeños.”

Pero el que ríe al último…

Estudios previos han sugerido que las personas religiosas tienden a tener un coeficiente intelectual bajo y son más propensas a creer literalmente en lo que se conoce en el mundo científico como oraciones estúpidas: “La Tierra quiere agua” o “Todo pasa por una razón”.

Sin embargo, resulta que estas personas también son más felices y se sienten más satisfechos con la vida que los no creyentes. También suelen ser más generosos y confiables.

Y, entonces, ¿tú estás feliz o entiendes cómo funciona el mundo?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: algunos habitantes de Shanghái están 'quedándose sin comida' en medio del estricto confinamiento

Residentes de la ciudad más grande de China dicen que están luchando para obtener suministros semanas después del inicio de la cuarentena.
8 de abril, 2022
Comparte

Residentes de Shanghái afirman que se están quedando sin alimentos en medio del mayor brote de COVID registrado hasta ahora en la ciudad china.

Los habitantes están confinados en sus hogares y se les prohíbe salir incluso por razones esenciales, como comprar comestibles.

Casi 20.000 casos nuevos se registraron este jueves en la ciudad más grande de China, casi un nuevo récord.

Las autoridades admiten que la ciudad enfrenta “dificultades”, pero dicen que están tratando de solucionarlo.

Pero el enojo público también está siendo azuzado por otras medidas drásticas, como separar a los niños de sus padres si dan positivo.

Los funcionarios de Shanghái respondieron permitiendo que los padres que también estaban infectados acompañaran a sus hijos a los centros de aislamiento.

Sin embargo, según un informe de la agencia Reuters, todavía hay quejas sobre niños separados de padres que no dieron positivo de covid.

Los lugareños hacen cola para hacerse la prueba de covid en una clínica en Shanghai.

Getty Images
Todos los locales deben hacerse la prueba de covid de forma regular, según dispuso la ciudad.

La ciudad comenzó el miércoles otra ronda de pruebas masivas obligatorias para identificar y aislar cada caso.

Los residentes de Shanghái que dan positivo no pueden aislarse en sus hogares, incluso si sus condiciones son leves o asintomáticas.

Tienen que ir a las instalaciones de cuarentena obligatoria que, según los críticos, están repletas y tienen condiciones deficientes.

¿Por qué hay escasez de alimentos?

Cuando ómicron apareció por primera vez en Shanghái hace un mes, la ciudad puso en cuarentena solo a determinados edificios o grupos de viviendas.

Ante la propagación del virus, las autoridades implementaron la semana pasada un cierre escalonado en el que la ciudad se dividió en dos y cada mitad tenía medidas separadas.

El cierre se extendió indefinidamente el lunes y ahora abarca toda la ciudad de 25 millones de habitantes.

Las reglas estrictas significan que la mayoría de la gente tiene que pedir comida y agua y esperar a que el gobierno entregue verduras, carne y huevos.

Pero la extensión del cierre abrumó los servicios de entrega, los sitios web de tiendas de comestibles e incluso la distribución estatal de suministros.

Un residente se sienta cerca del borde de la azotea de un edificio durante el cierre en Shanghái.

Getty Images
Los 25 millones de residentes de Shanghái están confinados en sus casas en una cuarentena prolongada.

Gran parte del personal de distribución y reparto también se encuentra en áreas cerradas, lo que lleva a una disminución general en la capacidad de entrega.

Los lugareños en algunas áreas de la ciudad dicen que están completamente aislados.

“Resuelvan el problema de la capacidad de entrega insuficiente lo antes posible”, escribió un usuario en la red social Weibo en respuesta al mensaje en video de las autoridades de la ciudad.

Otra persona escribió que era la “primera vez” en su vida que “pasaba hambre”.

Un trabajador con equipo de protección (izquierda) recibe un artículo de un repartidor en la entrada de un complejo de viviendas durante la segunda etapa del confinamiento pandémico en el distrito de Jing'an en Shanghái.

Getty Images
Trabajadores de los edificios tienen que recibir pedidos de entrega para los residentes.

Los residentes también expresaron otras preocupaciones sobre el aumento de precios y sobre cómo sobreviven los residentes mayores o menos expertos en tecnología.

Los funcionarios de la ciudad reconocieron las dificultades alimentarias el miércoles y dijeron que Shanghái tenía suficientes suministros de arroz, fideos, granos, aceite y carne, pero hubo retrasos en su distribución.

“Es cierto que existen algunas dificultades para garantizar el suministro de las necesidades diarias”, dijo Liu Min, subdirector de la Comisión Municipal de Comercio de Shanghái.

El vicealcalde de Shanghái, Chen Tong, agregó este jueves que la ciudad intentaría reabrir algunos mercados mayoristas y tiendas de alimentos, y permitiría que más personal de entrega saliera de las áreas cerradas.

“Hemos estado celebrando reuniones durante la noche para tratar de encontrar soluciones”, dijo Chen.

Trabajadores transportan suministros a un almacén temporal en un campo de fútbol en Shanghái el 5 de abril de 2022.

Getty Images

China es una de las últimas naciones que quedan comprometidas con la erradicación de covid, en contraste con la mayor parte del mundo que está tratando de convivir con el virus.

El país desplegó con éxito cierres completos anteriormente, soportados por millones de personas en ciudades como Xi’an y Wuhan, pero Shanghái es su ciudad más grande y la propagación de casos esta vez es mucho mayor que en brotes anteriores.

Como una de las potencias económicas de China, el cierre de Shanghái también está alimentando las preocupaciones sobre el impacto en el país y en la economía mundial.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.