Ford desafía a Trump: insiste en su plan de mudar la producción de uno de sus autos a México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Ford desafía a Trump: insiste en su plan de mudar la producción de uno de sus autos a México

Ford descartó que el plan de mover parte de su producción a México vaya a provocar la pérdida de empleos en Estados Unidos.
AP
Por AP
10 de diciembre, 2016
Comparte

La armadora estadounidense Ford continúa con sus planes de mudar la producción de autos pequeños de Estados Unidos a México, a pesar de las recientes amenazas del presidente electo Donald Trump.

La empresa aseguró que continuará con su plan de trasladar la producción del Ford Focus de Michigan a México, en parte porque los consumidores de Estados Unidos demandan precios bajos para los sedanes pequeños.

El Focus tiene precios que inician en los 16.775 dólares, que es menos de la mitad del precio promedio que los automovilistas estadounidenses pagan por vehículos nuevos.

“Siempre se empieza por el cliente. El cliente exige un cierto nivel de precio y valor en ese segmento. Es importante para nosotros como empresa tener éxito financiero con ese producto”, dijo en el director general de la firma automovilística, Mark Fields.

No obstante, Fields enfatizó que no se perderán empleos en Estados Unidos, ya que la planta de Michigan que hace el Focus empezará a producir otras dos nuevas unidades.

“Si usted es un trabajador en esa planta, ahora tendrá todavía más seguridad de trabajo porque tenemos dos productos entrando en vez de uno”, dijo Fields.

En una serie de tuits el pasado fin de semana, Trump reiteró su amenaza de imponer un arancel de 35% a las compañías estadounidenses que construyan nuevas plantas en el extranjero y que venden sus productos en Estados Unidos.

“Estados Unidos va a reducir sustancialmente los impuestos y las regulaciones a las empresas, pero todo negocio que se vaya de nuestro país a otro, que despida a sus empleados, construya una nueva fábrica o planta en otro país y luego crea que va a vender su producto de nuevo en Estados Unidos sin represalia o consecuencia ¡está equivocado!” tuiteó Trump.

“Pronto habrá un impuesto sobre nuestra frontera reforzada de 35% para estas empresas”, agregó.

Aunque Trump no mencionó específicamente a Ford, criticó a la compañía varias veces durante la campaña por el tema del comercio y los empleos en Estados Unidos.

Trump también elogió a Ford el mes pasado luego de que la compañía dijo que no seguiría adelante con un plan para mover la producción de su camioneta de lujo Lincoln MKC de Kentucky a México; sin embargo, la armadora nunca tuvo planes de mudar la producción de ese vehículo a México.

Fields recalcó que el gobierno estadounidense no puede imponer impuestos a empresas individuales, solo a sectores enteros, por lo que terminaría perjudicando a toda la industria automotriz norteamericana.

Nissan, General Motors, Fiat Chrysler y Toyota son otras  compañías que importan a Estados Unidos vehículos hechos en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La ingeniosa estrategia de una banda de rock para tocar en medio de la pandemia por COVID

Un par de conciertos en Oklahoma, EU, recurrieron a burbujas inflables individuales para que el evento se pudiera realizar respetando las medidas de distanciamiento social.
25 de enero, 2021
Comparte
Concierto de Flaming Lips

Flaming Lips
Cada burbuja tiene una capacidad máxima de tres personas.

A situaciones complicadas, soluciones ingeniosas.

La respuesta de la banda estadounidense de rock Flaming Lips a la necesidad de mantener la distancia social en tiempos de pandemia ha sido colocar tanto a los músicos como al público dentro de burbujas individuales inflables.

Cada uno de los dos shows, llevados a cabo en Oklahoma, contó con 100 burbujas, con capacidad para hasta tres personas en cada una de ellas.

La ingeniosa idea provino del líder de la banda, Wayne Coyne, quien desde hace tiempo suele “rodar” por entre el público en una de estas cápsulas durante sus conciertos.

Concierto en Glastonbury, en 2010

BBC
Desde hace tiempo que Coyne utiliza la burbuja. En el pasado, lo hacía para rodar por entre el público.

Antes de tocar, Coyne dijo que ir a ver a la banda utilizando este sistema era “más seguro que ir a la tienda de comestibles”.

Cada burbuja estaba dotada de un parlante suplementario de alta frecuencia, para evitar que el sonido se escuchara distorsionado, así como de una botella de agua, un ventilador a pila, una toalla así como un pancarta que indicar necesidades básicas como “Tengo que ir a orinar/hace calor aquí dentro“, para llamar a un asistente de la sala.

Los conciertos estaban planificados originalmente para diciembre, pero en ese momento tuvieron que ser suspendidos por el aumento de casos de coronavirus en Oklahoma.

El éxito del show hace pensar en la posibilidad de que otras bandas puedan replicar la experiencia, siempre y cuando se encuentre una sala adecuada y el público tome las medidas de precaución necesarias.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5nrw3i70k8c

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.