¿Fue realmente México el origen del emblemático peinado de la princesa Leia en Star Wars"?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Fue realmente México el origen del emblemático peinado de la princesa Leia en Star Wars"?

Según el creador de 'La guerra de las galaxias', la búsqueda de un estilo que reflejara la independencia y el feminismo de la princesa Leia lo llevó a inspirarse en las soldaderas de la Revolución Mexicana.
Por BBC Mundo
29 de diciembre, 2016
Comparte

Son un ícono inconfundible.

Cuando los fanáticos de la Guerra de las Galaxias comenzaron a inundar las redes sociales con mensajes de duelo por el fallecimiento el martes de la actriz Carrie Fisher, quien interpretó en la saga al inolvidable personaje de la Princesa Leia, una imagen se repetía continuamente: fotos de niñas pequeñas que sonreían a la cámara mientras lucían en su cabello dos perfectos “rollos de canela”.

Las pequeñas usaban el mismo peinado que popularizó Fisher con el personaje al que interpretó a los 19 años de edad.

Aunque la actriz luego hizo muchas más cosas en su carrera, la Princesa Leia y su inconfundible peinado llegaron a convertirse en la imagen por la que la reconocerían en todo el mundo.

En 2014, Fisher le dijo a la revista Time Out: “Yo soy Leia y Leia soy yo. Estamos empalmadas porque mi vida ha sido como una la de una caricatura o superhéroe. A mi edad, sería ridículo si yo tuviera problemas con ese hecho”.

Pero, ¿qué de ese estilo de peinado tan particular, que sólo apareció en la primera película, y que ha inspirado las imaginaciones de tantos durante los años? Y, ¿de dónde salió?

De izquierda a derecha: Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill en una escena de Star WarsStar Wars se convirtió en una de las más grandes franquicias de la industria del cine.

De acuerdo a Brandon Alinger, el autor de El vestuario de Star Wars: La trilogía original, los rollos ni siquiera aparecen en ninguno de los dibujos conceptuales hechos para el personaje de Leia en preparación para el rodaje.

En entrevistas posteriores, el creador de Star Wars, George Lucas, dijo que había explorado a las mujeres de la Revolución Mexicana o “soldaderas”, que se unieron al levantamiento popular a comienzos del siglo XX.

“Me incliné hacia un estilo de mujer revolucionaria suroccidental a la Pancho Villa, que es precisamente eso. Los rollos son básicamente de principios de siglo en México”, dijo Lucas a la revista Time en 2002.

Tiene sentido explorar ese grupo de mujeres cuando se trata de crear un personaje muy distante de la tradicional princesa esperando que la rescaten.

“George no quería una doncella en apuros, no quería la princesa estereotípica. Quería una luchadora, quería a alguien independiente”, explicó Fisher a la BBC en 1977.

Pero hay un problema con la afirmación de Lucas. Las mujeres revolucionarias mexicana no son conocidas por sus peinados o, por lo menos, no este tipo de peinados.

Actrices vestidas como Las revolucionarias mexicanas no tenían ese estilo de peinado.

“Así como me gustaría decir que el peinado de la princesa Leia estuvo basado en las ‘soldaderas’ de la Revolución Mexicana, seguramente ese no fue el caso”, comentó a la BBC Tabea Linhard, autora de “Las intrépidas mujeres de la Revolución Mexicana y de la Guerra Civil Española”.

“Si le echas un vistazo a las fotos de esa época, verás mujeres con trenzas largas, algunas con sombreros y, de vez en cuando, se cubren el pelo con una mantilla.

Las condiciones en el campo de batalla eran duras y las labores de las mujeres incluían cargar suministros, cuidar de las necesidades de los hombres, servir de espías o contrabandistas: algunas también participaron en la batalla”.

Un tributo a la actriz de Star Wars Carrie Fisher en una pantalla exterior del teatro TCL Chinese, en Hollywood, tras su muerte de un infarto en Los Ángeles.Los dobles moños del personaje de la princesa Leia, interpretado por Carrie Fisher, se han vuelto tan icónicos como las películas.

“Así que el peinado de Leia seguramente no era una opción conveniente”.

Sin embargo, el estilo sí parece tener raíces en la historia norteamericana.

Kendra Van Cleave, de Frock Flicks, un sitio internet que examina la exactitud de los vestuarios de películas históricas, dijo a la BBC que, mientras ese tipo de moños o rollos fueron la moda en la Europa medieval, la inspiración “más obvia” es el estilo de “flor de calabacín” de las mujeres de la tribu hopi, en Arizona.

Señaló que: “Consiste de dos arreglos laterales que no son moños realmente, son más como asas de pelo.

“El cabello tiene una raya en el centro, luego se enrolla en torno a un arco de madera en forma de U. El pelo se enrolla siguiendo una figura de 8, amarrado en la mitad y estirado hacia afuera para crear dos semicírculos.

Mujeres hopi moliendo maízEl peinado fue primero usado por las mujeres solteras hopi, de Arizona.

“Este estilo de peinado se difundió mucho más a comienzos del siglo XX gracias a la fotografía”, indicó Van Cleave, añadiendo quegozó de un resurgimiento en los años 1920.

“Por supuesto que los años 1920 fueron una época en la que mujeres del hemisferio occidental estaban revolucionando los papeles tradicionales de género. Las mujeres en los años 20 en EE.UU. ganaron el derecho al voto y asistieron a la universidad se fueron empleadas en números sin precedentes”.

“Muchas de las mujeres artísticas y bohemias de los 1920 adoptaron modas ‘étnicas’ como una manera de manifestar su rechazo a lo convencional y, por ende, como una declaración feminista”, destacó Van Cleave.

Pero, por supuesto, el estilo de las mujeres hopi es anterior.

Tanto, que probablemente ya era utilizado cuando Arizona todavía era parte de México, pues el estado solamente fue anexado oficialmente por EE.UU. en 1848.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo puedes volver a hacer ejercicio después de haber tenido COVID-19?

Independientemente de la gravedad del cuadro, un 16% de los pacientes con covid-19 sufre complicaciones cardíacos. Esto es algo crucial a tener en cuenta al retomar el ejercicio.
4 de diciembre, 2020
Comparte

Encuestas realizadas en todo el mundo estiman que hasta un 16% de los pacientes con covid-19 tienen algún tipo de complicación cardíaca.

El daño al corazón no depende del grado de la enfermedad: incluso los cuadros más leves pueden dañar el sistema cardiovascular.

El problema es que, muchas veces, esta secuela en el pecho no da ningún síntoma y la persona solo sentirá sus consecuencias cuando exija un trabajo extra al sistema cardiovascular.

Esto sucede, por ejemplo, durante la actividad física: el corazón necesita latir más para bombear sangre a los músculos y, si tiene algún daño causado por el coronavirus, puede funcionar mal e incluso descomponerse.

Por esta razón, lo más recomendable es consultar con un médico, quién puede ordenar una serie de exámenes cardiológicos antes de que volvamos a hacer ejercicio de más intensidad.

Pero, ¿cómo afecta el coronavirus al corazón?

Atrás quedó la época en que el covid-19 se veía solo como una enfermedad respiratoria.

Hoy en día se sabe que no se limita a los pulmones y tiene varias repercusiones en el organismo, con consecuencias para el intestino, los riñones, el cerebro y, por supuesto, el corazón.

En el músculo cardíaco, el Sars-CoV-2, el virus responsable de la pandemia actual, tiene una acción directa e indirecta. En primer lugar, el patógeno puede alojarse allí y devastar las células del órgano.

Corazón

Getty Images
El covid-19 puede afectar al corazón de manera directa e indirecta.

En segundo lugar, la infección genera una inmensa respuesta del sistema inmunológico. Esto, a su vez, lleva a un estado de inflamación que afecta el funcionamiento de varias partes del cuerpo (incluido el propio sistema cardiovascular).

“Estos procesos pueden derivar en miocarditis, con la aparición de áreas con cicatrices y fibrosis que se relacionan con arritmias”, señala Marcelo Leitão, expresidente de la Sociedad Brasileña de Medicina del Ejercicio y el Deporte, que elaboró en colaboración con la Sociedad Brasileña de Cardiología una guía sobre cómo volver a hacer ejercicio de forma segura después del covid-19.

La arritmia no es más que un desajuste en los latidos que permiten que el corazón se contraiga para bombear sangre a través de las arterias.

En un momento de esfuerzo, el órgano necesita funcionar de forma rápida y eficiente, dado que aumenta la demanda de oxígeno y nutrientes de todo el cuerpo.

Médica y paciente

Getty Images
El desequilibrio cardíaco puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Y es exactamente en una situación como esta donde puede aparecer este desequilibrio cardíaco. “La miocarditis es una de las causas más frecuentes de muerte súbita”, señala Colombo.

Se estima que esto puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Los estudios realizados durante la pandemia muestran que las complicaciones cardiovasculares relacionadas con el coronavirus aparecen incluso en las condiciones más leves.

La infección puede ser un factor que empeore una enfermedad cardíaca preexistente, pero también es el desencadenante de la aparición de una enfermedad torácica en aproximadamente el 12% de los pacientes.

¿Cómo protegerse?

Según el documento de las dos sociedades médicas brasileñas, antes de volver a practicar cualquier deporte, todas las personas que hayan tenido covid-19 deben someterse a una evaluación médica.

“El profesional analizará la condición de acuerdo con la gravedad de la infección, hará un examen físico en el consultorio y solicitará algunas pruebas adicionales”, describe Leitão.

Electrocardiograma

Getty Images
Los médicos brasileños recomiendan en todos los casos un electrocardiograma.

Los expertos sugieren que todas las personas recuperadas se hagan al menos un electrocardiograma, una prueba sencilla que mide la actividad eléctrica del corazón -que se encarga de regular el latido de este músculo.

Ahora, para los casos más graves o para deportistas profesionales y o personas que hacen deportes competitivos, el chequeo posterior al covid-19 debe ser más completo.

Además del electrocardiograma, la guía brasileña enumera otras pruebas, como la dosificación en sangre de troponina (una proteína que se altera cuando el corazón no está bien), la prueba de esfuerzo (la que se hace en una cinta para medir la resistencia física, cardíaca y pulmonar), el holter (que mide la presión arterial durante 24 horas) e incluso una resonancia magnética.

Si los resultados son correctos, la persona puede reanudar el entrenamiento. En caso de cualquier alteración o diagnóstico de miocarditis, es importante esperar un poco más.

“Por lo general, el paciente necesita entre tres y seis meses de descanso y hacer algunas reevaluaciones mientras tanto para ver cómo evoluciona la situación”, dice Colombo.

Reinicio y cuidados básicos

Para aquellos que han recibido luz verde para volver al gimnasio, es importante que se lo tomen con calma al principio.

Gimnasio

Getty Images
Es importante no olvidarse de continuar con las medidas para evitar el contagio como por ejemplo limpiar con gel todo lo que tocas en el gimnasio.

No se puede seguir el mismo ritmo que antes de la pandemia, porque el cuerpo no está acostumbrado y ha perdido el acondicionamiento en los últimos meses.

“El retorno debe ser gradual y vale la pena hacer un fortalecimiento muscular antes de iniciar un entrenamiento aeróbico, como correr o andar en bicicleta”, sugiere Colombo.

Contar con la orientación de un profesional de educación física es aún más esencial en este punto.

También es bueno reforzar las medidas básicas de protección frente al coronavirus: trata de hacer ejercicio en casa o en lugares abiertos, como parques, plazas y clubes, con buena circulación de aire.

Usa mascarilla antes y después del entrenamiento. No te detengas a hablar con otras personas y mantén siempre una distancia mínima de 2 metros de otros deportistas.

Por último, lávate las manos con agua y jabón y desinfecta los objetos que utilizaste en el entrenamiento con gel de alcohol o alcohol al 70%.

Estas recomendaciones son válidas incluso si ya has tenido covid-19, ya que aún no se sabe cuánto dura la inmunidad y siempre existe el riesgo de contagiarte y transmitir el agente infeccioso a quienes te rodean.

¿Es necesaria una reevaluación?

“Si durante o después del ejercicio, te sientes muy cansado y tienes palpitaciones, dificultad para respirar o dolor en el pecho, consulta nuevamente con un profesional de la salud”, dice Leitão.

Hombre y mujer haciendo yoga

Getty Images
Después de dos o tres meses de comenzar a hacer ejercicio, es recomendable reevaluar el estado físico.

Estos pueden ser signos de que algo anda mal en el sistema cardiovascular.

Si todo está bien y el ritmo de las actividades evoluciona sin problemas, los expertos de las dos sociedades médicas piden que todos se sometan a una reevaluación dos o tres meses después de empezar a ejercitar, así la persona puede estar segura de que no han surgido nuevos problemas.

Después de todo, todavía hay mucho que no se sabe sobre el coronavirus y sus efectos a largo plazo.

Para evitar sorpresas desagradables en tu corazón, lo mejor es siempre tener mucho cuidado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sNuAl-Lj8PI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.