close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
FACEBOOK: GILI TRAWANGAN, MENO, AIR
Qué es la marcha de la vergüenza a la que fueron sometidos dos turistas en Indonesia
Unas vacaciones en una isla de Indonesia se tornaron en una pesadilla para dos turistas, que fueron obligados a marchar con carteles de escarmiento colgados del cuello.
FACEBOOK: GILI TRAWANGAN, MENO, AIR
Por BBC Mundo
20 de diciembre, 2016
Comparte

Las imágenes mostraban a dos turistas extranjeros -un hombre y una mujer- en una isla de Indonesia rodeados de policías, caminando con carteles colgados del cuello.

“¡Soy ladrón no hagas lo que yo hice…!!!”, leían los carteles de cartón.

El incidente, conoce como una “marcha de la vergüenza”, ocurrió en la paradisíaca isla Gili Trawangan, en un archipiélago suroriental de Indonesia.

La práctica de hacer desfilar a los acusados de cometer delitos en las Islas Gili es antigua, aunque sus orígenes no son claros.

Después de la publicación de estas fotos en las redes sociales, incluyendo la en página oficialen Facebook de las pequeñas islas, han surgido varias preguntas sobre este inusual ritual para escarmentar a los delincuentes.

¿Qué es la “marcha de la vergüenza”?

El director de la oficina de turismo de la provincia de Nusa Tenggara Occidental, Laly Muhamad Fauzal, dijo a la BBC que la práctica de hacer desfilar a aquellos acusados de haber cometido crímenes en las islas surgió de una acuerdo entre la población local y la policía territorial.

La mayoría de esas marchas suceden en Gili Trawangan, la mayor y más desarrollada de las tres Islas Gili, frente a la costa de Lombok, a unos 40 km al este de la más conocida, Bali.

A diferencia de Bali, que atrae un gran numero de turistas de todo el mundo, las Islas Gili son mucho más pequeñas y consideradas principalmente seguras y pacíficas. Trawangan tiene apenas 3 kilómetros de largo y 2 de ancho.

¿Por qué lo hacen?

La policía no tiene una presencia permanente en las islas de Gili Trawangan, Gili Meno o Gili Air. Como alternativa usan guardias de seguridad privada, con el apoyo de la policía territorial, cuando lo necesitan.

El amanecer en las islas Gili con las montañas de Lombok en la distanciaImage copyrightAFP
Image captionSe dice que las idílicas islas tienen una baja tasa de delincuencia.

La mayoría de los guardias en las fotografías de los turistas subidas a Facebook parecen ser privados, aunque por lo menos uno parece llevar el uniforme oficial.

“Como no tenemos presencia policial en nuestra pequeña y paradisíaca isla tropical, imponemos nuestras propias reglas contra los ladrones. Si alguien es sorprendidos robando, él o ella debe ser desfilado por la isla”, explicó a la BBC Karina, de la página Facebook de la isla. “Después, esa persona será vetada de la isla y no se le permitirá regresar por unos años”.

“Eso se hace para que la gente sea consciente de que no puede visitar un país extranjero y llevarse lo que quieran sin consecuencias”, añadió, haciéndose eco del amplio sentimiento general en la isla que la práctica es tanto justa como efectiva.

“Nunca he escuchado de alguien que fue acusado injustamente e hizo una marcha de la vergüenza”.

Fauzal coincidió en que los desfiles pueden ser la razón de la baja tasa de criminalidad en la isla y de su reputación como un lugar mucho más pacífico que la vecina Bali.

Añadió que la mayoría de los que son obligados a desfilar son pobladores locales, aunque algunos son turistas extranjeros que se emborrachan o “se ven forzados a robar carteras” porque se les ha acabado el dinero”.

¿Cuán legal es?

No está claro si la práctica tiene alguna base legal pero como los acusados generalmente evitan sanciones más serias, algunos observadores han señalado que pasar por la vergüenza y el veto posterior de regresar a las islas es preferible a iniciar una batalla legal con la posibilidad de una multa o algo peor.

Los dos extranjeros marchando por las calles con carteles alrededor del cuelloImage copyrightOJI NURIA MANGGALA
Image captionLos informes indican que la pareja acusada era de Australia.

Oji Nuria Manggala, que fue testigo de la más reciente marcha, dijo a la BBC que los guardias que acompañaron a los extranjeros afirmaron que la pareja había sido sorprendida por una cámara de seguridad robando una bicicleta, lo que no pudieron negar.

Sin embargo, no ha sido posible identificar a la pareja para confirmar las acusaciones o si tuvieron alguna oportunidad de defenderse.

¿Su derechos?

Esta aparente poco sofisticada forma de justicia de la isla ha sorprendido a algunos por su la deliberada falta de preocupación por al privacidad de los acusados y de un proceso legal claro.

Muchos de los lugareños con los que habló la BBC no albergaban duda alguna sobre la validez de la “marcha de la vergüenza”.

No obstante, otros han sugerido que hasta los inocentes podrían verse tentados a optar por esa humillación pública en lugar de enfrentar cargos formales en un tribunal indonesio.

El sistema de justicia de Indonesia ha sido criticado en algunas ocasiones de corrupción y falta de transparencia.

Los reporteros de este informe fueron Endang Nurdin de la BBC en Indonesia y Simeon Paterson de la BBC en Londres.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
BBC Ideas
Qué diría Sigmund Freud de nuestra obsesión con los selfies
Si estuviera vivo hoy, ¿cómo interpretaría el padre del psicoanálisis la cultura de los selfies?, se preguntó el psicólogo y autor Tomás Chamorro-Premuzic y aquí está la respuesta.
BBC Ideas
Por Tomás Chamorro-Premuzic, psicólogo (BBC Mundo)
31 de marzo, 2019
Comparte

Si vas a cualquiera de los lugares más lindos del mundo, verás a la gente tomando fotos… de sí misma.

Se podría pensar que es una tendencia nueva. La palabra que la denomina, selfie, fue aceptada por el Oxford English Dictionary en 2013 y rápidamente se convirtió en la palabra del año.

En el diccionario de la Real Academia Española aparece como selfi, con autofoto como significado.

Sin embargo, los selfies son tan antiguos como la fotografía misma: el primero fue tomado por un estadounidense llamado Robert Cornelius en 1839.

Pero ¿por qué usamos ese milagroso invento que es la fotografía para captar imágenes de algo que podemos ver todas las mañanas en el espejo del baño?

Es raro.

¿Y quién mejor para explicar las peculiaridades humanas que Sigmund Freud?

Yo me amo, tú me amas…

Freud, el padre del psicoanálisis, popularizó varias ideas, como el ego, el inconsciente y aquello de hablar con un terapeuta.

Una de esas ideas es la del narcisismo, o el amor desproporcionado hacia uno mismo.

En la mitología griega, un joven llamado Narciso vio su reflejo en el agua y pasó tanto tiempo admirando su belleza que se aisló del resto del mundo.

Finalmente se ahogó al tratar de abrazar su imagen.

Freud pensaba que un poco de autoestima es parte natural de los seres humanos.

Pero que se puede tornar en un desorden psicológico cuando la persona se ama a sí misma hasta el punto de excluir a todos los demás.

Y eso es a lo que usualmente nos referimos cuando hablamos de narcisismo.

A prueba

Los psicólogos han desarrollado pruebas para medir rasgos de personalidad como el narcisismo.

Algunos de los resultados no sorprenden:

  • los narcisistas tienden a ser más activos en las redes sociales
  • publicar selfies está fuertemente vinculado al narcisismo…

pero sólo en el caso de los hombres.

Las mujeres tienden a ser menos narcisistas que los hombres, a pesar de que son ellas las que publican más selfies.

Por otro lado, la psicóloga estadounidense Jean Twenge demostró que el narcisismo está en alza: en las últimas décadas ha aumentado al mismo ritmo que la obesidad.

En el diván

La mayoría de las ideas de Freud se derivaban de sus observaciones cotidianas, de manera que toda la información que es posible conseguir hoy en día le habría interesado enormemente.

Y le habría servido para analizar el fenómeno del selfie.

Habría notado, al igual que los psicólogos de este siglo, que muchas personas publican selfies no porque estén enamoradas de sí mismas, sino porque quieren ser adoradas por los demás.

Para Freud, esa necesidad de aprobación le habría parecido neurótica o histérica.

Llamar la atención

Recordemos que el psicoanalista empezó sus investigaciones a finales del siglo XIX, una época de represión sexual más profunda que la nuestra.

Las mujeres y los hombres se mantenían estrictamente separados y aprendían a avergonzarse de sentirse sexy.

Muchas de las pacientes de Freud de la alta sociedad de Viena sufrían de “parálisis histérica”, una incapacidad de caminar sin causa física.

Freud pensaba que esas mujeres, sin saberlo, estaban negándose la movilidad porque querían llamar la atención.

De manera que, si necesitamos tanto que nos presten atención hasta llegar al punto de paralizarnos si no la tenemos, ¿no es mejor publicar unos cuantos selfies?

Quizás sí, pero eso no significa que no haya algo malsano en esa obsesión, no sólo por lo que dice de la gente que se los toma, sino también por cómo afecta a los demás.

Normalmente infelices

Los selfies muestran a la gente en sus mejores momentos, cuidadosamente montados y manipulados.

Así que nos la pasamos invadidos por imágenes de las vidas y cuerpos aparentemente perfectos de otras personas.

Estudios recientes demuestran que nos llenan de envidia y nos hacen sentir aislados, inseguros e inadecuados.

En palabras de Freud, nos vuelven más neuróticos.

Freud dijo:

El objetivo del psicoanálisis es aliviar a las personas de su infelicidad neurótica para que puedan ser normalmente infelices“.

Así que la próxima vez que apuntes tu cámara hacia ti mismo, recuerda a Narciso y enfócate más bien en tus amigos.

Quizás no tengas tantos “Me gusta” pero puedes contar con el de Freud.

*Si quieres ver la animación en inglés, haz clic aquí: BBC Ideas


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.