La dramática situación de millones de mexicanos deportados por el gobierno de Barack Obama
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

La dramática situación de millones de mexicanos deportados por el gobierno de Barack Obama

Cerca de tres millones de mexicanos han sido deportados desde que arrancó el primer periodo en la Casa Blanca de Barack Obama. La mayoría de esas personas fue enviada a un país que desconoce.
AP
Por Alberto Nájar // BBC Mundo
7 de diciembre, 2016
Comparte

Caminar por la aduana fronteriza de San Ysidro, California, hacia Tijuana, México, fue un duro momento para Jesús Mateo Diego, uno de cientos mexicanos que diario pasan por el lugar.

Más de 25 años antes había cruzado la región pero en sentido contrario, con rumbo a Fresno, Estados Unidos, donde se casó, nacieron sus hijos, nietos y construyó su hogar.

Ahora, a mediados de 2012, desandaba el camino, deportado por el gobierno del que creyó era su país.

Hace varios años que no ve a su familia, ni siquiera en fotos porque las perdió cuando intentó regresar al norte y fue repatriado de nuevo.

Jesús Mateo radica ahora en Mexicali, Baja California, a 717 kilómetros de Fresno. Trabaja en el Hotel Migrante, un albergue para ayudar a mexicanos deportados como él.

Se quedó en esa ciudad fronteriza cuando se convenció de que jamás podría volver a su vida anterior.

Jesús Mateo Diego. Ya no ve a su familia en Estados Unidos.Image copyrightSERGIO TAMAI
Image captionJesús Mateo Diego trabaja en el Hotel Migrante, un albergue para ayudar a deportados como él.

Es uno de los 2,8 millones de mexicanos que desde 2009 fueron repatriados de EU en los dos períodos de gobierno de Barack Obama, según datos del gubernamental Instituto Nacional de Migración (INM).

Es la cifra más alta de la historia, e incluso organizaciones de latinos llaman al presidente estadounidense “El deportador en jefe”.

Muchos mexicanos, como Jesús Mateo, dejaron a su familia en Estados Unidos. En su caso a cuatro hijos adultos y varios nietos. Su esposa murió recientemente.

“Sé que están bien pero no los veo”, le dice a BBC Mundo. “Mi hija me habla pero sólo me pregunta cómo estoy. A veces me cuenta de cómo van ellos”.

Sin estrategia

Mateo Diego forma parte de uno de los problemas más serios en la relación entre México y Estados Unidos de los últimos años: la deportación de cientos de miles de mexicanos cada año.

La Casa Blanca afirma que sólo expulsa a quienes representan un problema para la sociedad, como los delincuentes.

Pero la realidad es que miles de mexicanos fueron obligados a abandonar el país por cometer infracciones menores, o en muchos casos por ser detenidas en redadas de agentes migratorios.

Organizaciones civiles denuncian falta de estrategia en México para atender a los deportados.Image copyrightJOHN MOORE/GETTY IMAGES
Image captionOrganizaciones civiles denuncian falta de estrategia en México para atender a los deportados.

Mateo, por ejemplo, fue encarcelado por participar en un accidente vial, donde murió una persona.

Una mala defensa legal derivó en una sentencia de 14 años de prisión, y al cumplirse fue enviado a México. Trató de regresar a su casa en California pero fue detenido de nuevo.

Esta vez fue encarcelado dos años en una prisión de Mississippi y después deportado a Tijuana, de donde se movió a Mexicali.

Son muchos los casos parecidos al suyo, y las autoridades y organizaciones civiles coinciden en que la situación podría agravarse ahora que el magnate republicano Donald Trump fue electo presidente de EU.

El problema es que México no parece estar preparado para enfrentar el problema, le dice a BBC Mundo Sergio Tamai, fundador de Ángeles sin Fronteras, una organización que ayuda a las personas retornadas en Tijuana y Mexicali.

Un ejemplo es que el dinero para atender a los deportados en ciudades fronterizas –donde miles se quedan cada año- no basta.

Y ahora será más difícil, porque en el presupuesto fiscal del próximo año la Cámara de Diputados asignó sólo 270 millones de pesos, unos US$14 millones para auxiliar a los deportados.

Es una cantidad 30% menor a la otorgada en 2016.

DeportadosImage copyrightALFREDO ESTRELLA
Image captionLa Cámara de Diputados de México asignó un presupuesto 30% menor para asistir a los deportados el próximo año.

“El dinero es insuficiente, no alcanza ni para apoyar a los albergues en los que ayudamos a los migrantes”, explica Tamai.

“No hay un programa integral de apoyo para ellos. Es la realidad que tenemos. Entonces se quedan porque su familia sigue en Estados Unidos y quieren intentar el regreso”.

No se sabe cuántos lo consiguen, pero de cualquier manera permanecen en la frontera con la idea de estar más cerca de su familia.

Pero ésta es sólo una parte de la historia. La otra es la vida que enfrentan los deportados al regresar a México.

Un país que, en la mayoría de los casos, ya no conocen.

“Me deportaron en short y camiseta”

Rodolfo Sánchez era carpintero en Orange, California, a donde llegó desde Michoacán en 1994.

Primero se empleó con un contratista mexicoamericano, sobrino de un amigo, y después empezó a hacer pequeños trabajos por su cuenta.

Se especializó en muebles y enseres para jardines. La mayoría de sus clientes eran mexicanos, pero la calidad de su trabajo le acercó a los consumidores anglosajones.

“Estaba muy contento, creí que pronto tendría un negocio grande”, le dice a BBC Mundo desde Tijuana, donde se encuentra.

“Pero un domingo hubo un pleito en mi calle, llegó la policía y nos detuvo a varios. Al revisar se dieron cuenta que ya me habían deportado una vez”.

Barack Obama, el presidente saliente de Estados Unidos.Image copyrightGETTY IMAGES
Image captionOrganizaciones de latinos llaman al presidente estadounidense “El deportador en jefe”.

Una semana después estaba en México. No conocía a nadie, ni traía identificaciones o dinero. “Me deportaron en short y camiseta”, cuenta.

Era junio de 2015. Desde entonces ha buscado la forma de regresar a Orange, donde quedaron sus amigos y sobrinos –nunca se casó-.

“Allí quedaron mis calles, mi gente, donde me siento en mi casa”, dice.

Mientras, intenta sobrevivir. No le ha sido fácil emplearse porque no tiene identificaciones y por eso muchas veces recurre a albergues para conseguir comida.

De Michoacán recibe poco. De hecho, él era el principal sostén de su madre y dos hermanas. Sin los dólares que les enviaba la vida se les complicó.

De personas como Rodolfo hay estadísticas.

El estudio “Migración y empleo. Reinserción de los migrantes de retorno al mercado laboral nacional mexicano”, señala que el 75% de los deportados tienen problemas para encontrar empleo en su país.

Es un documento del INM y señala, por ejemplo, que los empresarios no los contratan porque creen que sus expectativas de salario son como las que tenían en Estados Unidos.

Y además porque la forma de desempeñar sus labores es distinta a la mexicana.

El purgatorio de las mujeres deportadas

Si los hombres deportados enfrentan un panorama difícil, es aún peor para las mujeres, aseguran las organizaciones civiles como el albergue casa Puerta de Esperanza de Tijuana.

Muchas veces se trata de personas que tienen a toda su familia en EU, con pocos vínculos en México.

Este es un rasgo distinto a los hombres, quienes generalmente tienen familiares, esposas, padres o hijos, en sus comunidades de origen.

Mujer embarazada cerca de la frontera de EE.UU. y México.Image copyrightJOHN MOORE
Image captionGeneralmente, cuando deportan a mujeres de EU, sus parejas, hijos y otros familiares permanecen en ciudades estadunidenses.

No ocurre así con muchas mujeres, quienes cuando emigran a Estados Unidos es para reunificarse con sus parejas, padres o con otros familiares.

Por eso cuando son deportadas viven una situación traumática, le dice a BBC Mundo Karina López, directora de la casa Puerta de Esperanza.

“Su situación física se ve afectada, no duermen bien, no se alimentan bien. Emocionalmente están abandonadas, devastadas”, explica.

Muchas de ellas se quedan en ciudades fronterizas con la esperanza de volver a Estados Unidos o, por lo menos, hacer más fácil una eventual visita de sus hijos o familiares.

Su condición es vulnerable: generalmente sus parejas, hijos y otros familiares permanecen en ciudades estadunidenses, por lo que volver a sus comunidades de origen es complicado.

En muchos casos sus hijos, ciudadanos estadunidenses, se quedan bajo custodio de las autoridades. No son pocos los casos en que son entregados en adopción.

Por eso la situación de estas mujeres es dramática.

Para ellas la deportación del país donde criaron a su familia, coinciden activistas, es como quedarse en el limbo, una especie de purgatorio donde la salida se encuentra a unos kilómetros en el norte, el lugar de donde fueron expulsadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El plan de 1.9 billones de dólares con el que Joe Biden piensa estimular la economía EU

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, presentó su plan para incentivar la economía del país dañada por la pandemia.
15 de enero, 2021
Comparte
Joe Biden

Reuters
Biden reveló cuáles serán sus primeras acciones para ayudar a la economía y combatir la pandemia.

La llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos vendrá acompañada de un plan de US$1,9 billones para estimular la mayor economía del mundo, debilitada por la pandemia de covid-19.

El presidente electo anunció este jueves su propuesta que incluye un billón destinado a los estadounidenses a través de pagos directos de US$1.400, si el Congreso la aprueba.

El plan también incluye US$415.000 millones para impulsar la aplicación de la vacuna contra el coronavirus, así como US$440.000 millones en apoyos para las pequeñas empresas.

El demócrata ha prometido poner en marcha una nueva estrategia contra la pandemia que ha dejado más de 385.000 personas muertas en Estados Unidos.

En su campaña del año pasado, hizo énfasis en la necesidad de hacer un mejor trabajo contra la covid-19 que el que ha hecho el presidente Donald Trump.

“Una crisis de profundo sufrimiento humano está a la vista y no hay tiempo que perder. Tenemos que actuar y tenemos que actuar ahora”, dijo en un mensaje transmitido en horario estelar este jueves.

“La salud misma de nuestra nación está en juego (…) Habrá tropiezos, pero siempre seré honesto con ustedes, tanto sobre el progreso que estemos haciendo, como sobre los retrocesos que encontramos”.

Un hospital de Apple Valley, California

Reuters
California se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia de EE.UU., con hospitales casi llenos.

El ritmo de los trabajos de vacunación del gobierno de Trump ha sido criticado por funcionarios de salud que dicen que deben acelerarse. Biden dijo que tiene como objetivo aplicar 100 millones de dosis en 100 días.

La propuesta de pagos directos de US$1.400 para los estadounidenses se sumaría a los cheques por US$600 que el gobierno de Trump ya entregó en diciembre.

El plan llega en momentos en que el coronavirus rompe récords, con más de 200.000 casos nuevos cada día en el país más golpeado por la pandemia.

Las solicitudes de desempleo han alcanzado su nivel semanal más alto desde agosto, con más de 18 millones de personas en paro en todo el país.

Biden también llega en el momento en que se debate en el Congreso el juicio político a su predecesor.

¿El Congreso aprobará el plan?

Es probable que los republicanos se opongan a generar billones de dólares adicionales de deuda que Estados Unidos ya ha contraído para hacer frente a la pandemia.

El presidente entrante reconoció que su plan “no es barato”.

Pero contará con la ayuda de los demócratas, que para cuando haya tomado posesión el 20 de enero ya controlarán ambas cámaras del Congreso por estrechos márgenes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pUVlGEPt-Z0&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.