6 mujeres transgénero exitosas que rompen moldes en América Latina
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

6 mujeres transgénero exitosas que rompen moldes en América Latina

En América Latina ocurren 78% de los asesinatos de mujeres transgénero a nivel mundial; esa comunidad tiene que superar la discriminación para destacar.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
12 de diciembre, 2016
Comparte

América Latina es la región del mundo en la que el odio a los transgénero se manifiesta de forma más brutal.

Allí ocurre el 78% de los asesinatos a nivel mundial de miembros de esta comunidad.

Según los datos más recientes del Observatorio de Personas Trans Asesinadas, correspondientes al 30 de marzo de este año, de entre los 2,016 homicidios reportados entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2015 tuvieron lugar allí 1,573.

En Brasil mataron a 802, en México 229, en Colombia 105, en Venezuela a 89 y en Honduras a 79… De la lista de los horrores no se salva ningún país.

Y el 65% de las víctimas cuya profesión se conoce eran trabajadoras sexuales.

Una mujer enciende una vela en un altar improvisado en Ciudad de México honor a Alessa Flores, una activista transgénero a la que hallaron muerta en un hotel de la capital mexicana el 14 de octubre de 2016.AP
A Alessa Flores, una activista transgénero, la hallaron muerta el 14 de octubre en un hotel de Ciudad de México.

“La sociedad nos estigmatiza como figuras sexuales y desgraciadamente para muchas la única alternativa es el trabajo sexual” y la violencia, dice Jimena Franco.

Ella lucha a diario contra el estigma, y con su ejemplo rompe paradigmas.

Y no es la única.

line

Gislenne Zamayoa: “Si existimos en series de televisión y en el cine, no veo por qué no podamos existir en la vida cotidiana”

Gislenne ZamayoaGISLENNE ZAMAYOA
La mexicana Gislenne Zamayoa fundó su propia empresa de arquitectura, Arquia, como mujer transgénero.

Gislenne Zamayoa es una arquitecta mexicana de 45 años que siempre supo que era transgénero.

Tenía unos cuatro años cuando, tras mojarse jugando y al no tener ropa para cambiarlo, la empleada doméstica lo vistió con el camisón de su hermana.

“Sentí algo totalmente diferente, me sentí cómoda”, recuerda. “Y ahí me percaté que no era niño. Era niña”.

Sin embargo, su transición no empezó hasta los 36.

Para entonces había se había graduado como arquitecto con especialización en gestión urbana, y su formación seguiría con maestrías en diseño corporativo en la Universidad de los Andes, en arquitectura industrial por la Universidad Bolivariana de Medellín, en diseño sustentable por la Universidad Católica de Chile.

Luego, durante los años que trabajó para Coca Cola -primero para el Grupo Andina, luego para FEMSA México-, llevaba a los viajes de negocios una maleta cargada de ropa de mujer, maquillaje, tacones.

“Ya terminada la jornada, desde el hotel llamaba a un taxi para que me llevara a otro. Allí me cambiaba, me peinaba y pintaba, y salía de bares”.

Gislenne ZamayoaGISLENNE ZAMAYOA
Gislenne Zamayoa ahora comanda un ejército de hombres en Arquia, su despacho de arquitectura especializado en diseños verdes.

Aún seguía trabajando para Coca Cola cuando decidió empezar a “transicionar”.

Cuando se lo hizo saber a la compañía, ésta le ofreció un puesto de administrativo, que en un principio aceptó.

Al tiempo, harta, y después de terminar en el hospital- “tenía tanta represión que me clavaba en el trabajo y mi cuerpo no lo soportó”- decidió que quería seguir con la arquitectura.

Ya como mujer transgénero, la contrató Apple para hacer ocho Mac Stores en México. Y eso le permitió crear su propia empresa.

Ahora comanda un ejército de hombres en Arquia, su despacho de arquitectura especializado en diseños verdes.

“Si hubiera un cupo trans en las empresas, yo se las lleno. Estamos capacitados, pero no hay trabajo, no hay ofertas”, reclama.

Así que, para fomentar la inclusión laboral de la comunidad, empezó a colaborar con la Federación Mexicana de Empresarios LGBT (FME-LGBT) y firmó un convenio con Nacional Financiera para lograr créditos.

Con ello, ha logrado impulsar los proyectos de 13 emprendedores transgénero.

“Si existimos en series de televisión y en el cine, no veo por qué no podamos existir en la vida cotidiana”.

line

Lara Ramírez: “No me siento atrapada en un cuerpo equivocado. La naturaleza es diversa”

Lara RamírezLARA RAMÍREZ

En su perfil de Facebook, junto a su nombre pone entre paréntesis: “El regreso de la guerrera”.

Y es que a Lara Ramírez, una uruguaya de 32 años, le tocó pelear.

Ocurrió el 11 de noviembre de 2015. Cuenta que ella bajaba del autobús de regreso del trabajo y unos hombres que salían de un auto blanco le ofrecieron tener sexo con ellos.

“Como soy transgénero, muchos piensan que trabajo en el mercado del sexo”, le dice a BBC Mundo.

Cuando se negó le preguntaron el nombre.

Ella respondió lo que dicen sus papeles desde 2009, cuando en Uruguay se aprobó la ley del derecho a la identidad de género y al cambio de nombre y sexo en documentos identitarios.

Pero los hombre le gritaron “Carlos, Pedro, Juan Saúl…” y siguieron con insultos, asegura.

“Me agredieron verbalmente todo el rato y cuando les dije que me escoltaran a casa porque allí tenía la cédula, me esposaron, me manosearon y trataron de meterme en el coche”, relata.

Fue entonces cuando me dijeron que eran policías, porque hasta entonces yo creí que era un secuestro. Voy a ser una más que violan y matan”, dice que pensó.

“Iba a ser una más de las asesinadas en Uruguay en la última década y cuyos casos se archivaron, porque para algunos jueces las mujeres trans seguimos siendo hombres sin derechos“, reclama.

Su caso, tras pasar por los tribunales, también terminó archivado.

Lara Ramírez en una protesta en Montevideo, Uruguay.LARA RAMÍREZ
Lara Ramírez en una protesta en Montevideo, Uruguay.

También sintió el estigma cuando decidió empezar su proceso de cambio físico y el centro de salud privado al que acudía no le quiso proporcionar hormonas.

“Terminé automedicándome con pastillas anticonceptivas que, como no tienen esa función, tuvieron unas consecuencias terribles”.

Dice que en su casa todos aceptaron su cambio físico. “Pero lo que no iban a aceptar es que trabajara en una esquina”.

Como para ella la prostitución tampoco era una opción -“aunque la realidad para casi todas las trans de América Latina es la calle”-, se agarró a su trabajo. Y cuando algunas compañeras armaron un escándalo porque no querían que se cambiara con ellas, se sindicalizó y se plantó ante la gerencia.

Hoy dice satisfecha que gracias a su lucha la empresa para la que trabaja, una cadena de supermercados, es más inclusiva.

Y cuando le preguntan cuándo se dio cuenta de que era mujer se enfada y reclama que es una pregunta tonta.

“No siento que sea un error de la naturaleza, no me siento atrapada en un cuerpo equivocado. La naturaleza es diversa”.

line

Tamara Adrián: “El machismo se mantiene como medio de dominación y la comunidad trans no es una excepción”

Tamara AdriánTAMARA ADRIÁN
Tamara Adrián es desde 2015 diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela por el Movimiento de la Unidad Democrática.

“La historia de todas las mujeres trans se parece y la mía es bastante similar”, dice Tamara Adrián, una venezolana de 62 años no muy dispuesta a ahondar en los detalles.

“Como a todas, me tocó enfrentar la intolerancia y la exclusión por ese concepto cisnormativo con el que se pretende volver biológica la estructura de género”, dice.

De su forma de hablar se traduce que está acostumbrada a la jerga política.

Es eso, precisamente, lo que hace que su historia, aunque tenga elementos comunes con los de cualquier mujer transgénero, sea muy diferente.

Y es que, Adrián logró todo un hito: es desde 2015 diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela por el Movimiento de la Unidad Democrática (MUD), la coalición de los partidos de oposición.

Graduada en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y doctora en derecho comercial por la Universidad Panthéon-Assas de París, también imparte clases de derecho en su alma máter, en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y en la Universidad Metropolitana (Unimet).

Ella es consciente de su posición privilegiada, pero recuerda, sólo porque se le insiste, que también tuvo unos padres que la llevaron al psicólogo para que la “reorientara”.

Que en su adolescencia empezaba a tomar hormonas y las dejaba en cuanto comenzaban los cambios físicos, “por miedo a perder opciones y de que la única fuera la prostitución”.

Tamara AdriánTAMARA ADRIÁN
La venezolana Tamara Adrián se reivindica feminista.

Reconoce que llegó a sentir su vida en peligro. “Sí, pudo haber ocurrido”, dice.

En 2002 se sometió a una operación de reasignación de sexo en Tailandia y, ya de regreso en Venezuela,el 14 de mayo de 2004 pidió ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo que se reconociera su identidad, ya que legalmente sigue llamándose Tomás Adrián.

“Aunque el tema de la operación es irrelevante a fin del reconocimiento de la identidad”, matiza.

A la fecha no ha obtenido respuesta. El máximo tribunal ni siquiera se ha pronunciado sobre la admisión del expediente.

“La situación de discriminación en Venezuela es terrible”, subraya Adrián, quien también tiene críticas para la comunidad a la que pertenece.

“El machismo se mantiene como medio de dominación y la comunidad trans no es una excepción. Muchas mujeres transgénero reproducen ese sistema y creen que el único mecanismo para la reinserción es la belleza”.

Por eso, ella se reivindica feminista.

line

Ophelia Pastrana: “¿Cuál es la diferencia entre nosotros y alguien que se hizo un bypass gástrico y ahora nadie lo reconoce?”

Ophelia PastranaIVONNE VENEGAS
La colombiana Ophelia Pastrana en 2011 se mudó a México y allí fundó Kraken Comunicación, una empresa de estrategias digitales.

“¿Cuál es la diferencia entre nuestras historias y la de una persona a la que le hicieron un bypass gástrico y bajó de 250 a 90 kilos y tiene una vida donde todo es aceptado y feliz, aunque nadie lo va a reconocer?”, pregunta la colombiana Ophelia Pastrana, de 34 años.

“Que nuestro caso atravesó el género y eso es un tabú en la sociedad“, se responde ella misma.

Nacida en una prominente familia de Colombia -su padre es primo del expresidente Andrés Pastrana y su abuelo materno fue Hisnardo Ardila, exalcalde de Bogotá-, dice que hasta los 28 no supo que podía cambiar de género.

“Nunca tuve la curiosidad, pero hice mucho ejercicio, eso sí, porque estaba a disgusto con mi cuerpo”, recuerda.

Así transcurrió su vida: estudió física en la Universidad de los Andes y en la Florida Atlantic University, sacó una maestría en econometría en la Universidad de Sídney, creó una empresa de informática y comunicación, se casó.

En 2011 se mudó a México y allí fundó Kraken Comunicación, una empresa que dirigida a crear estrategias digitales y aplicaciones para teléfonos inteligentes.

“Me llamaron desde empresas grandes y empecé a tener mucho éxito, pero también mucho estrés”, cuenta.

“Y fue ahí donde empezó mi afición por la ropa femenina, que me ponía en casa, en privado, como un escape, pensaba”, prosigue.

“Un día me mire al espejo y me dije: “pareces un hombre en vestido””, recuerda. “No, mejor, pareces una mujer quejándose de que pareces un hombre con vestido”, matiza.

“Fue un momento de epifanía”.

Ophelia PastranaJORGE MUNGÍA
“Yo hablo desde el privilegio, porque vengo de una familia adinerada y porque pude estudiar, pero a muchos otros niños los corren de casa”, reconoce Ophelia Pastrana.

Después vino la euforia, el sentimiento de que ya había solucionado su problema, y el abrirle la puerta “a gustos femeninos”.

“Pasé de ser un niño millonario migrante a ser una mujer travesti, y entré en una zona de discriminación”.

Ante eso, asegura que desarrolló “un filtro para idiotas”.

Aunque dice que cuando regresa a Colombia deja de ser mujer, y cuenta una anécdota de cuando fue a renovar la identificación tributaria.

“El funcionario me miró raro, porque en mi pasaporte dice Mauricio Pastrana. Así que le dije que en un principio mis padres pensaron que era niño, pero que luego el veterinario les confirmó que no”, ríe.

Y con ese humor enfrenta las críticas. “Además yo hablo desde el privilegio, porque vengo de una familia adinerada y porque pude estudiar, pero a muchos otros niños los corren de casa”.

Y se jacta de ser la segunda mujer transgénero con más seguidores en redes sociales del mundo.

“Me volví mi propio producto”, dice.

Este año ha dado más de 100 conferencias.

Ayuda a hacerme visible y hacer visibles a otras también”.

line

Jimena Franco: “Somos una bomba de tiempo por las malas operaciones”

Jimena FrancoJIMENA FRANCO
“La prostitución es lo único que tiene una mujer transgénero para sobrevivir en Costa Rica”, dice Jimena Franco, quien con mucho esfuerzo logró estudiar y ahora estrena su primera película como protagonista.

“Dicen que las transgénero somos putas, que robamos, que somos alcohólicas, pero lo que de verdad queremos es estudiar y salir adelante”, dice la costarricense Jimena Franco.

“Y lo que faltan son oportunidades”, insiste, como el resto de las mujeres entrevistadas para este reportaje. Hoy por hoy, la prostitución es lo único que tiene una mujer transgénero para sobrevivir en Costa Rica”.

Además, “somos una bomba de tiempo por las malas operaciones, por los médicos que nos inyectaron aceite vegetal diciéndonos que después se volvería grasa”, cuenta.

“En Costa Rica las mujeres trans, de viejas, vuelven a ser hombres, sin acceso a hormonas se visten de hombres, enfermas de VIH, desgastadas por las drogas y el maltrato”, se lamenta. “Toda su vida quedó perdida en una calle”.

Comparsa Nacional Latin StarsJIMENA FRANCO
Jimena Franco cuenta que aunque ella fundó la Comparsa Nacional Latin Stars, en muchas ocasiones se tiene que limitar a conducir el microbús.

Ella misma se vio atrapada sin opciones durante año y medio en esa profesión que hoy recuerda como “oscura y horrenda”.

Su familia, muy humilde, la echó de casa al saber que era realmente una mujer, no un adolescente gay.

Aunque después su madre la escogería frente a un esposo “muy conservador”, y hoy constituye su única familia.

Ella la conforta y apoya en el día a día, con la empresa que fundó a los 16, Comparsa Nacional Latin Stars, y en la que no puede bailar.

“Cuando vamos a cumpleaños, graduaciones y eventos privados, en los contratos suelen poner que no se aceptan travestis, gordos o mujeres con poca ropa”, explica.

“Así que me abstengo de bailar y me dedico a ser el chófer del microbús”.

También trata de abrirse camino como actriz, después de haber estudiado locución para radio y televisión.

“Quiero ser una actriz, no una actriz trans. Jimena Franco, actriz a secas”, subraya.

En diciembre se estrena la película de la que es protagonista, “Abrázame como antes”, del director costarricense Jurgen Ureña.

line

Dania Gutiérrez: “El embate de la corriente tradicionalista en México es tan fuerte que raya en el odio”

Dania GutiérrezDANIA GUTIÉRREZ
La mexicana Dania Gutiérrez es doctora en bioingeniería y trabaja como investigadora en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, en el campus de Monterrey.

No es nada común que haya una mujer transgénero en investigación y soy consciente de que el mío es un caso extraordinario”, dice la mexicana Dania Gutiérrez.

“Pero la institución para la que trabajo y mis compañeros supieron valorar mi capacidad”.

Ella es doctora en bioingeniería y trabaja como investigadora titular y secretaria académica en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, en el campus de Monterrey, Nuevo León.

Fue allí donde completó el proceso de transformación.

“Tengo recuerdos de infancia que demuestran que sabía que algo no estaba bien conmigo, pero me costó mucho entender qué era”, hace memoria.

“El parteaguas fue el encuentro con la cultura estadounidense”, asegura.

Fue en la Universidad de Illinois, en Chicago, a la que había llegado en 1998 a estudiar su maestría y después doctorado.

“A los 25 años me encontré con una cultura mucho más abierta, con medios para entender lo que me pasaba, con una universidad muy fuerte en estudios de género, con mucha información que leer y llena de gente que había estudiado en otros países y había tenido contacto con la diversidad”, recuerda.

“También tuve acceso a servicios terapéuticos gratuitos”.

Protesta en Ciudad de México por el asesinato de Alessa Flores, una activista transgénero, el 14 de octubre.GETTY IMAGES
Dana Gutiérrez cree que la corriente tradicionalista en México raya en el odio y que eso hace que sea un momento muy difícil para los transgénero.

Empezó su proceso de transición en el 2000, y volvió a México “como una persona andrógina, con el reemplazo hormonal muy avanzado”.

“Pero aún no vivía a tiempo completo como mujer”, explica.

Ese paso lo dio en 2009.

Y desde entonces su familia la tiene “desterrada”. Sólo mantiene el contacto con una hermana.

“Este es un momento muy difícil en México porque sigue habiendo una corriente tradicionalista que se niega a morir”, opina.

“Y su embate es tan fuerte que raya en el odio”.

grey line

Esta nota forma parte de la temporada #100Women, ganadora de varios premios internacionales, en que la BBC dedica cada año, desde 2013, un amplio espacio a la mujer, y elabora una lista de 100 mujeres de todo el mundo destacadas por sus logros, luchas o experiencias extraordinarias.

100 Mujeres
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Campaña en NL: Tarjetas de cartón, redes sociales y ahora se suma investigación de FGR

En Monterrey, nadie es indiferente a los miles de espectaculares que llenan las calles ni a las polémicas y acusaciones cada vez más graves entre aspirantes a la gubernatura.
Cuartoscuro
11 de mayo, 2021
Comparte

Mientras el candidato del PRI y PRD a la gubernatura de Nuevo León, Adrián de la Garza, hablaba frente a unas 500 personas aglutinadas bajo una carpa para refugiarse del calor de 40 grados en un municipio cercano a Monterrey, al fondo había una mesa con tres pilas de folletos con tarjetas desprendibles para grupos específicos: En Compañía —para adultos mayores—, Joven Fuerte y Mujer Fuerte. Esta última es la “tarjeta rosa” por la que la Fiscalía General de la República (FGR) anunció este lunes que tiene abierta una carpeta de investigación por compra y coacción del voto.

Pero esa tarjeta que se entrega en los mítines es de cartoncillo.

La que el presidente Andrés Manuel López Obrador incluso mostró tres veces en solo una semana en su conferencia matutina es la “Tarjeta Regia”, un programa social del municipio de Monterrey, de donde De la Garza era alcalde hasta unos meses, y que se empezó a repartir a mujeres en octubre de 2019.

Así que lejos de esconder ese programa y tarjetas, el candidato presumía este domingo que tuvo 40 mil beneficiarias y que será una de las acciones que replicará en todo el estado en caso de ganar. El cartoncillo de los tres tipos de tarjeta se entregaba a cambio de registrar nombre y domicilio; cuestionado al respecto, De la Garza explicó que es porque se hará una valoración de las condiciones de vulnerabilidad de los posibles beneficiarios.

La investigación en contra del priista se anunció horas después de que él acusara que todo el fin de semana hubo personas de la FGR supuestamente hostigando a personas que lo apoyan.

“Seguramente por órdenes de Morena y de su presidente, han estado acosando a muchos ciudadanos de este estado, tratando de sacarles alguna declaración para incriminarme porque me quieren descarrilar de esta contienda, están tratando de intervenir de esta manera para beneficiar a Morena y a sus partidos satélites”, declaró.

El sábado, había advertido que más bien él valoraba si tomar acciones legales contra el presidente por lo que consideró una intervención en el proceso electoral local.

Y poco después del anuncio de la FGR, cuestionó que ahí mismo dice que también se investiga al candidato de Movimiento Ciudadano, Samuel García, por operaciones financieras irregulares, pero lo deja en segundo lugar y sin mencionar posibles consecuencias, mientras que contra él se señala que amerita prisión preventiva.

Efectivamente, el comunicado empieza advirtiendo que esta medida es la que está prevista para delitos electorales, sin aclarar si ya se solicitó y solo decir que el caso “se judicializará en breve”.

Este martes, De la Garza tenía programado salir del país para ir a Estados Unidos a buscar oportunidades de inversiones en Nuevo León.

Samuel García, también investigado, evade a los medios

Fue fin de semana y durante los dos días el equipo de prensa de García aseguró que no había “agenda pública”, algo que rompe con lo que normalmente hace un candidato que está en campaña y aprovecha para reunirse con la mayor cantidad de votantes en sus días libres.

No es que estuviera preparándose para un debate, o que tuviera reuniones privadas, ni siquiera fue que no se encontrara con simpatizantes, ya que el domingo jugó futbol con vecinos de un municipio periférico de Monterrey y el sábado acompañó a su esposa, la influencer Mariana Rodríguez, a donar cabello para una asociación que apoya a niñas con cáncer.

García evita a los medios desde que hace dos semanas Animal Político reveló que había una investigación federal por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita y delitos fiscales que involucran más de 180 millones de pesos.

Hasta este lunes volvió a convocar a la prensa en un desayuno por el Día de las Madres y aseguró que ha puesto más de 10 quejas en contra de su contrincante De la Garza ante las Fiscalías Electorales y los Institutos Electorales local y federal, anunció una nueva por supuestamente subreportar anuncios panorámicos y otros gastos de campaña, y fue enfático en que los delitos electorales ameritan prisión preventiva.

“Yo creo que Adrián anda muy desesperado porque él sabe que trae a la UIF encima, que trae a muchas autoridades sobre él (…) Entonces son tantos los frentes que ha abierto Adrián que yo no dudo que esté ya hincado, arrodillado ante Morena pidiendo clemencia, pidiendo blindaje, doblando las manos. Y ya esta última semana donde a nivel nacional lo exhiben de compra del voto, delito grave, prisión preventiva, yo creo que ha de estar rezando ya para que se acabe la campaña, irse en su avión privado a Las Vegas y perderse de Nuevo León”, acusó.

No era la primera vez que acusaba de irregularidades a su rival. En las últimas semanas pidió que ya que hasta el presidente había mostrado presuntas acciones de compra del voto, la autoridad electoral fuera a revisar dos edificios que supuestamente le servían de búnker de operaciones sucias al PRI.

Animal Político acudió a ambas sedes, pero una es un edificio de distintas oficinas al que no se permitió la entrada sin aclarar cuál se buscaba, y el otro punto es la casa de campaña de De la Garza, donde fue posible recorrer salas de juntas, áreas de conferencias y hasta la oficina en la que el candidato grabó su más reciente video.

Pero horas después de los últimos señalamientos de García, resultó que la FGR anunció que también a él se le está investigando junto a su esposa, su padre y su suegro, presuntamente implicados en una trama de transferencias bancarias sospechosas ante autoridades antilavado de dinero.

De las acusaciones en su contra suele defenderse en videos subidos a sus redes sociales, como transcurre gran parte de su campaña. También su esposa, convertida en la mayor promotora de su candidatura, ha utilizado el Instagram para darle la vuelta a los señalamientos, como anunciar que ya no podrá ayudar a promover productos de emprendedores regios porque los partidos pidieron que eso se fiscalizara como dinero de la campaña.

Entérate: Esposa, padre y suegro de Samuel García, implicados en posible evasión y operaciones sospechosas por 180 mdp

Clara Luz Flores evita subirse al ring

A la sombra de las acusaciones entre los punteros en las encuestas y cuestionada sobre si la elección podía terminar decidiéndose por el actuar tribunales, la candidata de Morena en alianza con el PT, PVEM y Panal, Clara Luz Flores, dijo esperar que el voto fuera por ella y no hubiera necesidad de que intervinieran autoridades.

“Yo creo que los ciudadanos de Nuevo León están muy informados y que van a buscar que haya esa posibilidad de garantía para dar su voto comprometido y que ese voto comprometido pues no haya esa posibilidad de que se tenga que dirimir en tribunales. Ojalá que sea muy decidido, y que sea por un cambio profundo, por un cambio nuevo que lo represento yo, una mujer con resultados”, contestó en entrevista.

Pero minutos después de que se dieran a conocer las investigaciones de la FGR, Twitter ya había convertido su nombre en tendencia como quien saldrá beneficiada si perdieran la opción de ser candidatos quienes la han aventajado al paso de este mes de contienda en las encuestas, que primero la colocaban arriba, hasta que se desplomó por la revelación de que se había entrevistado con el líder de la secta NXIVM, a quien originalmente negó conocer.

En contraste con los eventos masivos de los candidatos de PRI-PRD y del PAN, y con la estrategia de pegoteos de calcomanías en coches y publicaciones en redes sociales, la expriista que ahora abandera la candidatura de Morena se limita a hacer actos pequeños con anuncios a medios sobre sus propuestas.

En Monterrey, nadie es indiferente a los miles de espectaculares que llenan las calles ni a las polémicas y acusaciones cada vez más graves entre aspirantes a la gubernatura que se votará el próximo 6 de junio, en menos de un mes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.