¿Qué pasaría en el mundo si todos fuéramos vegetarianos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
iStock

¿Qué pasaría en el mundo si todos fuéramos vegetarianos?

Eliminar la carne de nuestra alimentación puede traer beneficios para la salud y para el planeta, pero también podría perjudicar a millones de personas. Te contamos lo que dicen los expertos sobre un mundo sin carne.
iStock
Por BBC Mundo
5 de diciembre, 2016
Comparte

Son muchos los motivos que pueden llevar a una persona a hacerse vegetariana.

Hay quienes dejan de comer carne para evitar el sufrimiento de los animales, y otros pueden seguir este camino porque piensan que así llevarán una vida más saludable.

Y la verdad es que por más que los “carnívoros” lo nieguen, los vegetarianos tienen razón: reducir la ingesta de carne trae muchos beneficios tanto a la salud como a nuestro planeta.

Pero si todos nos hiciéramos vegetarianos, ocasionaríamos serios inconvenientes a millones de personas, si no miles de millones de personas.

“En realidad, es una historia de dos mundos”, comenta Andrew Jarvis, del Centro Internacional de Agricultura Tropical de Colombia.

“En los países desarrollados, el vegetarianismo traería todo tipo de beneficios ambientales y para la salud. Pero tendría un impacto negativo en los países en desarrollo, en términos de pobreza”.

Carne por carros

Jarvis y sus colegas exploraron la hipótesis de qué podría suceder si de un día para otro la carne dejara de estar en nuestro menú.

En primer lugar observaron el impacto en el cambio climático.

La producción de alimentos representa entre el 25% y el 30% de todas las emisiones de gases con efecto invernadero generadas por el hombre en todo el mundo, y la mayor parte viene de la producción agropecuaria.

Puesto de venta de verdurasSi el vegetarianismo fuese adoptado globalmente para 2050 tendríamos 7 millones menos de muertes al año.

A pesar de esto, a menudo se subestima el impacto de nuestra alimentación sobre el clima.

En Estados Unidos, por ejemplo, una familia promedio de cuatro integrantes emite más gases con efecto invernadero por comer carne que por conducir dos autos.

Pero son los autos y no los filetes de ternera lo que suele estar en las discusiones sobre el calentamiento global.

“Muchas personas no piensan en las consecuencias que la producción de alimentos tiene en el clima”, señala Tim Benton, especialista en seguridad alimentaria de la Universidad de Leed, en Reino Unido.

“Pero si consumiéramos un poco menos de carne al día, dejaríamos un mundo mejor para nuestros hijos y nietos”.

Marco Springmann, investigador del programa Future of Food de la Universidad de Oxford, intentó cuantificar cuán mejor sería ese mundo, y construyó modelos computarizados que simularan lo que pasaría si todos los humanos se volvieran vegetarianos para el año 2050.

Los resultados indican que, gracias a la eliminación de carne roja de la dieta, las emisiones relacionadas con la producción de alimentos caerían un 60%.

Y si todo el mundo se hiciera vegano -no consumiera ningún producto de origen animal- la caída sería del 70%.

Pero Springmann admite que “este escenario no es muy realista”.

Más bosques y biodiversidad

Tienda de embutidos en EspañaLa eliminación de carne traería un enorme impacto en la identidad de algunos pueblos.

La industria alimentaria, especialmente la agrícola, también ocupa mucho espacio, lo que provoca emisiones por la pérdida de biodiversidad debido a la transformación del uso de la tierra.

Aproximadamente en el mundo se ocupan unos cinco millones de hectáreas para el ganado. Esto es el 68% del total de tierras agrícolas.

Si todos nos volviéramos vegetarianos, en un mundo ideal, dedicaríamos el 80% de esos pastos a la reforestación, lo que aumentaría la absorción de carbono y aliviaría el cambio climático.

Transformar pastos en hábitats naturales también sería beneficioso para la biodiversidad, inclusive para grandes herbívoros como los búfalos, que perdieron su espacio por el ganado bovino, y para predadores como los lobos, que con frecuencia caen muertos por atacar ovejas, cerdos y aves de corral.

El 20% restante podría ser utilizado para el cultivo de más alimentos, a fin de compensar las fallas en el abastecimiento de comida.

A pesar de significar un aumento muy pequeño de superficie cultivada, esto sería suficiente para cubrir la pérdida de la carne en nuestra dieta, pues hoy en día una tercera parte de la tierra se utiliza para cultivar alimentos para el ganado.

Sin embargo, dado que los pastizales tienden a ser altamente degradados, tanto la restauración ambiental como la conversión a la agricultura requerirían de planificación e inversión.

“Simplemente no se podría sacar a las vacas del terreno y esperar a que el bosque crezca por sí solo”, aclara Jarvis.

Impacto económico

ChurrascoUna familia estadounidense de cuatro personas emite más gases efecto invernadero con la carne que consume que utilizando dos autos.

Las personas involucradas en la industria de carne también necesitarían ayuda para cambiar de oficio, ya sea en nuevas áreas de la agricultura, en la reforestación o en la producción de bioenergía a partir de cultivos que hoy se utilizan para el ganado.

Algunos agricultores también podrían ser pagados para mantener ganado con fines ambientales.

En caso de que no ofrezcamos alternativas y subsidios claros para las personas relacionadas con la industria del ganado, probablemente enfrentaríamos un incremento significativo del desempleo y trastornos sociales, especialmente en las comunidades rurales con estrechos vínculos con la industria.

En el mundo hay más de 3.500 millones de rumiantes domésticos, y decenas de miles de millones de pollos que cada año se sacrifican para la alimentación“, dice Ben Phalan, quien investiga el equilibrio entre la demanda de alimentos y la biodiversidad en la universidad de Cambridge. “Hablaríamos de una enorme cantidad de trastornos para la economía”.

Tradiciones carnívoras

Pero incluso los planes mejor ejecutados no serían capaces de ofrecer un modo alternativo de vida para todas las personas que actualmente trabajan en la ganadería.

Aproximadamente un tercio de las tierras del mundo son áridas o semiáridas, que sólo pueden soportar la ganadería.

Sin el ganado, la vida en ciertos lugares sería imposible para los humanos“, advierte Phalan.

Esto incluye particularmente a pueblos nómadas -como los mongoles y bereberes- que, sin sus animales, tendrían que emigrar a zonas urbanas, lo que probablemente ocasionaría una pérdida de su identidad cultural.

Así mismo, las personas cuyas vidas no dependen completamente de la ganadería también se verían afectadas.

La carne es una parte importante de la historia, tradición e identidad cultural de numerosos pueblos.

Son muchas las sociedades que ofrecen ganado en las bodas o en las que el centro de una celebración es la carne o el pavo.

“El impacto cultural de abandonar completamente la carne sería muy grande, por lo que los esfuerzos para reducir su consumo a menudo han fracasado”, explica Phalan.

Menos muertes y enfermedades crónicas

Agricultora en un cañaveralEstudios indican que las poblaciones rurales en países en desarrollo podrían enfrentar más pobreza con un “vegetarianismo universal”.

Pero si todos dejamos de consumir carne, los efectos para la salud serían variados.

El estudio de Springmann demostró que si todos fuéramos vegetarianos para el 2050, observaríamos una reducción global de la mortalidad del 6% al 10%, gracias a la disminución de enfermedades coronarias, diabetes, accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer.

La mitad de estos resultados se debe a una reducción de ingesta de carne roja. La otra parte sería una reducción de calorías y una aumento de ingesta de frutas y verduras.

Y una dieta vegana mundial ampliaría todavía más estos beneficios, pues según la investigación, una dieta vegetariana evitaría unos 7 millones de muertes al año, mientras que si fuera vegana, la cifra subiría a 8 millones.

Menos personas con enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación significaría una reducción de la factura médica, lo que generaría ahorros de entre el 2% y 3% del producto interno bruto global.

Pero para que esto suceda sería necesario encontrar sustitutos apropiados desde el punto de vista nutricional, especialmente para los más de 2.000 millones de personas desnutridas que hay en todo el mundo.

Los alimentos de origen animal poseen más nutrientes por caloría que ciertos granos.

“El vegetarianismo a escala mundial podría crear una crisis de salud en el mundo en desarrollo, porque ¿dónde encontraríamos esos micronutrientes?”, se pregunta Benton.

Con moderación

5 ingeniosas formas de aprovechar partes de alimentos que tiramos a la basura (y que son muy nutritivas)

Felizmente, el mundo entero no necesita adoptar el vegetarianismo o veganismo.

La clave está en consumir porciones de carne más pequeñas con una frecuencia moderada.

Un estudio reciente concluyó que si el Reino Unido adoptase las recomendaciones alimentarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sus emisiones de gases efecto invernadero caerían un 17%, un porcentaje que caería en otrs 40% si sus habitantes evitasen productos de origen animal y alimentos procesados.

“Son pequeños cambios que los consumidores apenas notarían. No sería algo como ser vegetariano versus ser carnívoro”, explica jarvis.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: los 3 ciberataques rusos que más teme Occidente

Los servicios de inteligencia de EU dicen que Rusia podría lanzar ciberataques contra Occidente. ¿Cuáles son los mayores peligros?
24 de marzo, 2022
Comparte

El presidente de EU, Joe Biden, pidió a las empresas y organizaciones privadas en su país que “cierren sus puertas digitales”, alegando que informes de inteligencia sugieren que Rusia está planeando un ataque cibernético.

Las autoridades cibernéticas de Reino Unido también respaldan los pedidos de la Casa Blanca de “mayores precauciones de seguridad cibernética”, aunque no han aportado ninguna evidencia de que Rusia esté planeando un ataque de ese tipo.

Rusia declaró anteriormente que tales acusaciones son “rusofóbicas”.

Sin embargo, Rusia es una superpotencia cibernética con un arsenal importante de herramientas cibernéticas y piratas informáticos capaces de ataques disruptivos y potencialmente destructivos.

Ucrania relativamente no se ha visto perturbada por las ofensivas cibernáticas rusas, pero los expertos ahora temen que Rusia pueda emprender uno de estos ataques contra los aliados de Ucrania.

“Las advertencias de Biden parecen plausibles, particularmente porque Occidente introdujo más sanciones, los hackers continúan uniéndose a la lucha y los aspectos cinéticos de la invasión aparentemente no van según lo planeado”, señala Jen Ellis, de la firma de seguridad cibernética Rapid7.

Estos son los ataques que más temen los expertos.

BlackEnergy: ataque dirigido a infraestructuras cruciales

Ucrania a menudo se describe como el patio de recreo de la piratería informática de Rusia, que ha llevado a cabo ataques allí aparentemente para probar técnicas y herramientas.

En 2015, la red eléctrica de Ucrania se vio interrumpida por un ataque cibernético llamado BlackEnergy, que causó un apagón a corto plazo para 80.000 clientes de una empresa de servicios públicos en el oeste de Ucrania.

Planta de energía en Ucrania

Reuters
La red eléctrica de Ucrania se ha visto afectada anteriormente por ciberataques.

Casi exactamente un año después, otro ataque cibernético conocido como Industroyer dejó sin energía durante aproximadamente una hora a casi una quinta parte de Kiev, la capital de Ucrania,

EE.UU. y la UE nombraron y responsabilizaron de los ataques a hackers militares rusos.

“Rusia podría absolutamente intentar ejecutar un ataque como este contra Occidente como una ilustración de sus capacidades y para enviar una señal”, afirma Marina Krotofil, responsable de seguridad cibernética ucraniana, quien ayudó a investigar los cortes de energía.

“Sin embargo, ningún ataque cibernético contra una red eléctrica ha resultado en una interrupción prolongada del suministro de energía”, precisa.

“Ejecutar ataques cibernéticos en sistemas de ingeniería complejos de manera confiable es extremadamente difícil y lograr un efecto dañino prolongado a veces es imposible debido a las protecciones”.

Expertos como Krotofil plantean la hipótesis de que esto también podría ser contraproducente para Rusia, ya que es muy probable que Occidente también pueda posicionarse en las redes rusas.

NotPetya: destrucción incontrolable

Se cree que NotPetya es el ataque cibernético más costoso de la historia y las autoridades de EE.UU., Reino Unido y la UE han culpado a un grupo de hackers militares rusos.

El software destructivo se ocultó en una actualización de un popular software de contabilidad utilizado en Ucrania, pero se extendió por todo el mundo destruyendo los sistemas informáticos de miles de empresas y causando daños por aproximadamente US$10.000 millones.

Un mes antes se acusó a los piratas informáticos de Corea del Norte de causar una gran interrupción con un ataque similar.

WannaCry

Webroot
Esto es lo que veían las víctimas del WannaCry en sus pantallas.

El criptogusano WannaCry (un tipo de virus) codificaba datos en aproximadamente 300.000 computadoras en 150 países.

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido se vio obligado a cancelar un gran número de citas médicas.

“Este tipo de ataques causaría la mayor oportunidad de un caos masivo, inestabilidad económica e incluso pérdida de vidas“, afirma Ellis.

“Puede sonar exagerado, pero la infraestructura crítica a menudo depende de tecnologías conectadas, igual que cualquier otra parte de nuestra vida moderna, y hemos visto el potencial de eso con el impacto de WannaCry en los hospitales de Reino Unido”.

Sin embargo, el profesor Alan Woodward, científico informático de la Universidad de Surrey, dice que tales ataques también conllevan riesgos para Rusia.

“Este tipo de hackeos incontrolables son similares a la guerra biológica en el sentido de que es muy difícil alcanzar infraestructuras específicas en lugares concretos. WannaCry y NotPetya tuvieron víctimas en Rusia también”.

Colonial Pipeline: los ataques cibercriminales se intensifican

En mayo de 2021 se declaró el estado de emergencia en varios estados de EE.UU. después de que un grupo de hackers causara el cierre de un gasoducto vital.

Filas de carros para llenar el depósito el 11 de mayo de 2021 en EE.UU.

Getty Images
El temor a la escasez de gasolina hizo que los estadounidenses acudieran a llenar el depósito en mayo de 2021.

El Colonial Pipeline transporta el 45% del suministro de gasolina y diésel de la costa este de EE.UU. y el ataque desencadenó el pánico en las gasolineras.

El cibertaque no fue obra de hackers del gobierno ruso, sino del grupo de ransomware DarkSide, que se cree tiene su base de operaciones en Rusia.

La empresa del gasoducto admitió haberles pagado a los criminales US$4,4 millones en bitcoin, difíciles de rastrear, a cambio de volver a poner en funcionamiento los sistemas informáticos.

Pocas semanas después, la cadena de suministro de carne fue afectada cuando otro grupo de ransomware de nombre REvil atacó JBS, el mayor procesador de carne de res del mundo.

Uno de los mayores temores que tienen los expertos respecto a las capacidades cibernéticas rusas es que el Kremlin inste a grupos cibercriminales a coordinar ataques contra objetivos estadounidenses para causar la mayor disrupción.

Trabajadores en una planta de procesamiento de JBS en Santana de Parnaiba, Brasil, en diciembre de 2017.

Reuters
La empresa JBS, fundada en Brasil en 1953, es el mayor abastecedor de carne del mundo.

“El beneficio de ordenar a los cibercriminales que ejecuten ataques de ransomware es el caos general que pueden causar. En números lo suficientemente grandes pueden causar daños económicos graves”, dice el profesor Woodward.

“También le añaden la ventaja de poder negar su participación, ya que estos grupos están separados de lo que sería un ataque del Estado ruso”.

¿Cómo puede responder EE.UU.?

En el altamente improbable caso de que un país de la OTAN sea objetivo de un ciberataque que cause pérdidas de vida o un enorme e irreparable daño, esto podría activar el Artículo 5, la cláusula de defensa colectiva de la Alianza.

Pero los expertos dicen que esto conduciría a la OTAN a una guerra en la que no quiere participar, por lo que es más probable que cualquier respuesta llegue de EE.UU. y sus aliados cercanos.

El presidente Biden ya ha dicho que su país “está preparado para responder” si Rusia lanza un gran ataque contra EE.UU.

Sin embargo, el cibercaos sin precedentes que se vio en Ucrania en las últimas semanas de hackers de ambos lados de la guerra muestra lo fácilmente que puede escalar la situación.

Por lo tanto, cualquier acción será considerada con extremo cuidado.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=C-3aYnhF6Io

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.