Cambios al TLC que quiere lograr Trump amenazan a la industria maquiladora de Juárez, Chihuahua
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
YoCiudadano.com.mx

Cambios al TLC que quiere lograr Trump amenazan a la industria maquiladora de Juárez, Chihuahua

Las empresas maquiladoras generan 247 mil 675 empleos formales, de los 408 mil 699 que hay en Juárez.
YoCiudadano.com.mx
Por YoCiudadano.com.mx
11 de diciembre, 2016
Comparte

yo-ciudadano-cintillo

En el municipio de Juárez, Chihuahua, hay establecidas 319 empresas maquiladoras, en gran medida por las facilidades de inversión que provee el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y podrían ver amenazada su permanencia en caso de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, cumpla su promesa de renegociar el acuerdo.

Estos establecimiento generan 247 mil 675 empleos formales (de los 408 mil 699 que hay en Juárez), entre personal operativo (225 mil 214) y administrativo (22 mil 461), de acuerdo con la información presentada por el sistema de indicadores de calidad de vid “Así Estamos Juárez” en 2015, con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Según las declaraciones de Trump, éstos son algunos de los empleos que los mexicanos quitan a los estadounidenses al escoger la zona fronteriza norte de México como principal punto de atracción de inversiones extranjeras.

Derivado del acuerdo comercial trilateral, existe también un flujo fronterizo de transporte de mercancías importante entre Juárez y El Paso, Texas.

El flujo de camiones cargados de mercancías, en 2015, fue de 323 mil 402 vehículos, mientras que se registraron 255 mil 532 camiones sin carga. Este flujo de mercancías abona a la variedad de bienes y servicios a los que los juarenses tienen acceso.

La retirada de empresas estadounidenses de la ciudad es uno de los posibles escenarios si se renegocia el tratado, lo cual provocaría pérdidas de los empleos que éstas proveen.

Donald Trump, quien tomará posesión el 20 enero del año entrante, expuso como una de sus promesas de campaña someter el tratado a una revisión minuciosa, pues argumentó que el gobierno mexicano se está “aprovechando” de su país vecino y se les está quitando oportunidades de empleo a los estadounidenses.

En una entrevista para CNN, ya como presidente electo, Trump sentenció que el TLCAN “se renegocia o nos salimos del acuerdo”.

De acuerdo con un memorándum presentando por el mismo medio de comunicación, el equipo de transición de Donald Trump dio a conocer que se establecerá como límite 200 días después de que inicie el mandato del republicano para que Estados Unidos decida salirse o no del tratado.

La cláusula 2205 del TLCAN establece que los países que integran el tratado pueden optar por retirarse, siempre y cuando notifique su intención de hacerlo al resto de los países miembros, con seis meses de anticipación.

En dado caso, el tratado seguiría en vigor entre México y Canadá, de acuerdo con el artículo 2205.

El memorándum expone cinco principios, entre los cuales la renegociación o el abandono del TLCAN por parte de Estados Unidos es el principal; en el mismo se proponen acuerdos bilaterales de Estados Unidos con México y Canadá, independientes del Tratado de América del Norte.

¿Especulaciones o colapso laboral?

‘Leonardo’ es originario del estado de Veracruz, arribó a Ciudad Juárez hace 14 años y lleva diez trabajando como obrero de maquiladora.

Actualmente labora en la empresa Mercury Marine — que elabora motores para yates y embarcaciones pequeñas—  y estuvo trabajando en Foxconn —de componentes electrónicos—, en donde, dice, padeció acoso laboral y maltrato psicológico.

Según relató, los obreros reciben constantes amenazas si exigen u opinan algo contrario a los directivos de la empresa.

“Te puede caer todo el peso de la empresa; te hacen menos, no te dan tiempo extra, te quitan bonos y te dan un infierno para que renuncies o acates las órdenes”, señaló Hernández.

Leonardo denunció que el salario que se le paga en la maquiladora no alcanza para cubrir sus necesidades básicas, como alimentos y servicios.

Mencionó también que es común que los obreros tengan que recurrir al tiempo extra para lograr solventar sus gastos.

La abogada laborista Susana Prieto Terrazas, quien durante más de un año ha asesorado a los trabajadores y extrabajadores de las empresas Johnsons Controls, Eaton y Lexmark en sus exigencias de aumento salarial y mejoramiento de condiciones laborales, opina que el TLCAN ha dejado sin opciones de empleo a los juarenses dadas las prerrogativas y facilidades que los gobiernos fronterizos han dado a los inversionistas extranjeros.

Prieto Terrazas agregó que sí bien el TLCAN ha generado muchos puestos de trabajo, los salarios y las condiciones labores son precarios —el personal operativo de la industria maquiladora tuvo en 2015 un promedio per-cápita de 6 mil 105 pesos mensuales, de acuerdo con Informe “Así Estamos Juárez” 2016—. Por tal motivo, dice, Juárez sería uno de los municipios más afectados por el TLCAN.

De los 33 municipios del país en los que se ha instalado la industria maquiladora, Juárez se encuentra en la posición 31 en lo que respecta al salario de los trabajadores, por debajo de Mérida, León y Ensenada, y apenas por encima de Acuña y Durango.

Por su parte, la economista Érika Donjuán Callejo, coordinadora del sistema de indicadores ‘Así Estamos Juárez’, mencionó que una renegociación del TLCAN o la salida de Estados Unidos del mismo no son planteamientos que se puedan llevar a cabo de manera sencilla, ya que tendrían que ser aprobados por las Cámaras de Representantes estadounidenses.

No obstante, a pesar de que una renegociación del TLCAN es un proceso largo, de llevarse a cabo podría afectar la economía local, y no sólo a la industria maquiladora (que genera 6 de cada 10 empleos formales en la localidad) sino también al sector comercial fronterizo.

Donjuán Callejo agregó que, durante las más de dos décadas que lleva implementándose el tratado, también se ha beneficiado a la economía norteamericana al ser más barato establecer sectores de producción en esta frontera que en los Estados Unidos, pues el valor agregado de las operaciones de estas empresas no es igual en esta ciudad que en su país de origen dada la diferencia que hay entre los salarios mínimos de Juárez y los manejados en el país vecino.

La economista asegura que hasta el momento sólo se han hecho especulaciones, pues el presidente electo de Estados Unidos nunca ha
especificado qué es exactamente lo que quiere negociar del TLCAN.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El caso del hombre con superanticuerpos contra la COVID (y por qué da esperanza a los científicos)

Los anticuerpos de John Hollis son tan potentes que es inmune incluso a las variantes recién descubiertas de la COVID-19.
18 de marzo, 2021
Comparte
John Hollis

BBC
Se podrían diluir los anticuerpos de John Hollis al uno por mil y seguirían matando el 99% de los virus, aseguran los expertos.

El escritor estadounidense John Hollis, de 54 años, pensó que iba a contraer la covid-19 cuando un amigo con el que compartía casa se infectó y enfermó gravemente en abril de 2020.

“Fueron dos semanas en las que sentí mucho miedo”, dice John Hollis. “Durante dos semanas esperé que la enfermedad me golpeara, pero nunca ocurrió”.

Hollis simplemente pensó que había tenido suerte por no contraer la enfermedad.

Pero en julio de 2020, de manera absolutamente casual, Hollis mencionó esa convivencia con una persona muy enferma en una conversación con el médico Lance Liotta, profesor de la Universidad George Mason, en Estados Unidos, donde Hollis trabaja en tareas de comunicación.

Liotta, quien investiga formas de combatir el coronavirus, invitó a Hollis a participar como voluntario en un estudio científico sobre el virus que se estaba desarrollando en la universidad.

De este modo, Hollis descubrió que no sólo había contraído la covid-19, sino que su cuerpo tenía superanticuerpos que le hacían permanentemente inmune a la enfermedad, es decir, que los virus entraban en su cuerpo, pero no lograban infectar sus células y hacerle enfermar.

“Esta ha sido una de las experiencias más surrealistas de mi vida”, reconoce Hollis.

“Una mina de oro”

“Recogimos la sangre de Hollis en diferentes momentos y ahora es una mina de oro para estudiar diferentes formas de atacar el virus”, explica Liotta.

En la mayoría de las personas, los anticuerpos que se generan para combatir el virus atacan las proteínas de las espículas del coronavirus, formaciones puntiagudas en la superficie del Sars-Cov-2 que le ayudan a infectar las células humanas.

virus

Getty Images
Los anticuerpos de Hollis son distintos: atacan varias partes del virus y lo eliminan rápidamente.

“Los anticuerpos del paciente se adhieren a las espículas y el virus no puede pegarse a las células e infectarlas”, indica Liotta.

El problema es que cuando una persona entra en contacto con el virus por primera vez, su organismo tarda en producir estos anticuerpos específicos, lo que permite la propagación del virus.

Pero los anticuerpos de Hollis son distintos: atacan varias partes del virus y lo eliminan rápidamente.

Son tan potentes que Hollis es inmune incluso a las nuevas variantes del coronavirus.

“Podrías diluir sus anticuerpos al uno por mil y seguirían matando el 99% del virus”, asevera Liotta.

Los científicos están estudiando estos superanticuerpos de Hollis y de algunos otros pacientes como él con la esperanza de aprender a mejorar las vacunas contra la enfermedad.

“Sé que no soy la única persona que tiene anticuerpos de este tipo, sólo soy una de las pocas personas a quien se le han descubierto“, opina Hollis.

Experimento

BBC
La población negra es poco proclive a participar en estudios por escándalos como el de Tuskegee, una investigación sobre la sífilis en pacientes negros que los tuvo sin tratamiento durante décadas aunque existía el remedio.

Prejuicios raciales en las investigaciones

Sin embargo, este tipo de descubrimientos no suceden algunas veces debido a un sesgo racial en las investigaciones científicas: la mayor parte se realizan con pacientes blancos.

La participación de los individuos negros en los estudios suele ser mucho menor que su representación en la sociedad.

“Hay una larga historia de explotación (de pacientes negros) que hace que la comunidad afroamericana desconfíe a la hora de participar en las investigaciones”, revela Jeff Kahn, profesor del Instituto de Bioética de la Universidad John Hopkins.

“Es comprensible que exista esa desconfianza”, reconoce.

Uno de los experimentos más conocidos en el que participaron afroamericanos es el estudio de la sífilis de Tuskegee: durante más de 40 años, científicos financiados por el gobierno estadounidense estudiaron a hombres negros que tenían sífilis en Alabama sin proporcionarles medicamentos para la enfermedad.

“A lo largo de los años, durante la elaboración del estudio, los antibióticos se volvieron un remedio ampliamente disponible y no se les ofrecieron a estas personas”, relata.

“Los investigadores mintieron sobre lo que se les hacía y se les negó el tratamiento en nombre de la investigación”, sentencia Kahn.

“Cuando el estudio de Tuskegee salió a la luz, se establecieron normas y regulaciones para la investigación con seres humanos, que están en vigor desde los años 70”.

Esta historia es una de las razones por las que un segmento de la población, el cual se ha visto muy afectado por la pandemia, suele ser reacio a participar en los estudios o a vacunarse.

Poblacion negra

Getty Images
La población negra está siendo muy afectada por el coronavirus y hay que asegurarse de que reciban “los beneficios de las innovaciones que se están desarrollando”, consideran los expertos.

“Queremos asegurarnos de que las comunidades más afectadas reciban los beneficios de las innovaciones que se están desarrollando”, afirma Kahn.

“Y para ello, esas poblaciones también deben formar parte de los estudios”.

“Debemos honrar a esas personas, a las víctimas del estudio de Tuskegee, iniciando un proceso para asegurarnos de que eso no vuelva a ocurrir. Y también para salvar vidas, especialmente en la comunidad afroamericana, que se ha visto muy afectada por la pandemia”, sostiene Hollis.

“Protegernos los unos a los otros es un deber para con nosotros mismos y para con las personas que amamos”, zanja el escritor.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.