Una nueva legislación busca frenar la construcción de espacios para estacionamientos en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Una nueva legislación busca frenar la construcción de espacios para estacionamientos en la CDMX

En la capital hay alrededor de 6.5 millones de cajones de estacionamiento y sólo 5.5 millones de automóviles registrados, según un estudio del ITDP.
Cuartoscuro
Por Diana Delgado (Más por Más)
6 de diciembre, 2016
Comparte

En la Ciudad de México se prepara una legislación que limitará la cantidad de espacios de estacionamiento que podrán hacerse en nuevas construcciones, bajo la lógica de que son espacios subutilizados que podrían ocuparse en viviendas y comercio, como restaurantes y tiendas.

De acuerdo con el estudio Menos cajones, más ciudad, elaborado por el Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), en la capital hay alrededor de 6.5 millones de cajones de estacionamiento y sólo 5.5 millones de automóviles registrados. Esto quiere decir que hay un millón de espacios vacíos. Además, especialistas consideran que los lugares ocupados son un desperdicio, ya que los autos permanecen estacionados hasta por ocho horas.

Por ello, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), la Secretaría de Movilidad (Semovi) y especialistas del ITDP y del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) trabajan en la elaboración de una Norma Complementaria al Reglamento de Construcciones de la Ciudad de México para limitar la construcción de espacios para estacionarse.

De esta manera, la cantidad mínima de estacionamientos que se piden pasará a ser el máximo para las nuevas construcciones. Quienes excedan estas cantidades máximas tendrán que pagar a la ciudad en obras de mitigación.

La nueva norma de construcción de estacionamientos se discutirá en una mesa técnica de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Espacio estacionado

De acuerdo con estimaciones del estudio realizado por el ITDP, de los más de 16 millones de m2 de las construcciones hechas entre 2009 y 2013 en la Ciudad de México, 42% corresponde a cajones de estacionamiento, lo que representa 6.7 millones de m2.

A la par, sólo 32% se destinó a vivienda; 15%, a oficinas; 9%, a comercios y 2%, a equipamiento.

Según las mismas cifras, entre 30% y 40% de lo que gastan los desarrolladores en una construcción se destina a lugares de estacionamiento, por lo que limitarlos sería una manera de reducir también sus costos de construcción.

En la capital, la Norma Técnica Complementaria para el Proyecto Arquitectónico es la que indica las cantidades mínimas de lugares de estacionamiento conforme a los usos de suelo. Por ejemplo, en lugares como mercados públicos debe haber un lugar para estacionar un auto por cada 50 m2 construidos; en el caso de oficinas y despachos debe haber un espacio para estacionar por cada 30 m2.

Asimismo, cafeterías y restaurantes deben contar con un lugar cada 15 o 30 m2, mientras que los centros nocturnos requieren uno por cada 7m2 y las cantinas uno por cada 10m2.

Bernardo Baranda, director del ITDP en América Latina, considera como un problema común el que las zonas que cuentan con más transporte son las que concentran la mayor cantidad de espacios.

El IMCO, por ejemplo, estima que en las zonas de alta actividad económica y con mejor cobertura de transporte en la ciudad, se concentra 22.14% de los cajones de estacionamiento, en delegaciones como Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Álvaro Obregón y Cuauhtémoc.

“La norma actual exige mucho espacio a las construcciones nuevas y esto se vuelve un imán de viajes de auto, que es lo que menos necesita la ciudad por todos los problemas de contaminación y congestión. Por desgracia, los metros cuadrados de estacionamiento son los que más han crecido en la capital porque a todos, sin importar la construcción, se les pide un mínimo obligatorio”, explica Baranda.

Invertir proporciones

De aprobarse la propuesta de norma, la ciudad contaría con una rezonificación, de tal manera que a las construcciones que estén cerca de un sistema de transporte, les será más costoso construir lugares de estacionamiento.

La subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad, Laura Ballesteros, explica que tener estacionamientos es una manera de seguir subsidiando el uso del auto en lugar de pagar el costo ambiental que provoca.

“Queremos cambiar el umbral de mínimos por máximos, en donde el desarrollador no va a ser penalizado si decide no construir estacionamientos, no va a estar obligado y quienes los construyan, cuando se acerquen al tope máximo van a tener que empezar a pagar un porcentaje a un fondo de gobierno dedicado a transporte sustentable”, dice.

Autoridades y especialistas sostienen que en los diálogos de trabajo previos a la propuesta, los desarrolladores de construcciones han mostrado interés en reducir lugares de estacionamiento, ya que implicaría una menor inversión al construir y los costos para adquirir una vivienda, despacho o espacio para negocio, serán más competitivos.

Especialistas consideran que de concretarse la normativa, sería un paso en firme para desincentivar el uso del automóvil en la Ciudad de México.

En cifras:

6.5 millones de lugares de estacionamientos hay en la Ciudad de México.

27 metros cuadrados mide un cajón de estacionamiento en promedio.

30% de lo que se invierte en una construcción es para estacionamiento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 consejos (muy) simples para lidiar con la fatiga que nos generan las pantallas

Para muchos, este último año la casa se transformó en el lugar de trabajo. Y la vista es uno de los sentidos perjudicados por tanto consumo de pantallas digitales. Te compartimos consejos fáciles que puedes aplicar para aliviar la fatiga ocular.
17 de abril, 2021
Comparte

Agenda para hoy:

7:00 a 9:00 – revisar las noticias y los correos (dispositivo: teléfono celular).

10:00 – reunión por Zoom (dispositivo: tableta)

10:30 a 18:30 – trabajar (dispositivo: computadora portátil)

20:00 – serie (dispositivo: televisor)

Tal vez esta agenda del día puede aplicarse a muchas personas que durante la pandemia por la covid-19 tuvieron que adaptarse al teletrabajo.

Y la consecuencia evidente tras estas actividades es que nuestros ojos estén cansados por estar mirando constantemente dispositivos electrónicos.

Según un reciente estudio publicado en la revista American Journal of Ophthalmology, el exceso de exposición a las pantallas digitales y las actividades al aire libre limitadas están asociadas a la aparición y la progresión de la miopía y podrían agravarse durante y posteriormente al período de la pandemia.

En un lente se refleja una pantalla electrónica.

Getty Images

Incluso algunos oftalmólogos advierten que “la fatiga visual digital en la pandemia de la covid-19 es una amenaza emergente para la salud pública”, según publica el Indian Journal of Ophthalmology.

Los niños tampoco están exentos. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) sostiene que mirar las pantallas durante horas y horas puede provocar fatiga visual, visión borrosa y ojos secos también en los menores.

Pero a no desesperarse.

Aquí te compartimos 4 consejos simples que puedes aplicar en el teletrabajo y en tus horas de ocio electrónicas para aliviar la fatiga que genera la prolongada exposición a las pantallas digitales.

1. Alarma para la 20-20-20

Ya te contamos sobre los beneficios de la regla 20-20-20 en la que tanto insisten los especialistas en ojos. 👉 La regla 20-20-20

Igual, te la refrescamos.

Reloj que marca 20 segundos.

Getty Images
La regla 20-20-20 es una manera de ayudar a descansar los ojos.

La técnica 20-20-20 sirve para relajar los músculos de dentro y alrededor de los ojos que son los que hacen que puedas mirar detenidamente en una misma dirección.

Consiste en que cada 20 minutos, debes mirar algo al menos a 20 pies de distancia, que son unos seis metros, durante 20 segundos.

Pero seamos sinceros. ¿Recuerdas descansar los ojos cada 20 minutos?

Una solución práctica para cumplir con la regla es programar una alarma en el teléfono.

Si tu teléfono no cuenta con esa función, existen varias aplicaciones gratuitas que puedes descargar como Repeat Alarm o Interval Timer y que cada 20 minutos tengas un ayuda de memoria electrónico.

2. Lámparas LED y ubicación

Si la luz artificial de tu casa te provoca dolores de cabeza, una recomendación es cambiar las bombillas.

Intenta usar lámparas LED o una luz más suave que no cause destellos o haga zumbido.

Otro consejo es que coloques la pantalla de la computadora evitando el reflejo sobre todo de la iluminación que provenga del techo o de las ventanas.

Un hombre a oscuras mira una pantalla.

Getty Images
Puedes mejorar la luz y tu posición frente a la pantalla para aliviar la fatiga ocular.

Por último, según la Asociación Estadounidense de Optometristas (AOA, por sus siglas en inglés), a la mayoría de las personas les resulta más cómodo ver una pantalla cuando los ojos miran hacia abajo.

La pantalla debe estar entre unos 15 a 20 grados por debajo del nivel de los ojos medido desde el centro de la pantalla (entre unos 10 y 12 cm) y entre 50 a 70 cm de distancia de los ojos.

3. Letra más grande y color

Adaptar la letra de la computadora puede ayudarte a que el ojo no se esfuerce más de lo que ya lo hace diariamente frente la pantalla.

No hay un tamaño ideal que se adapte a todas las personas así que debes encontrar cuál te sienta mejor, opinan los especialistas.

Una mujer frunce el ceño intentando leer la pantalla del teléfono celular.

Getty Images
Recuerda que puedes ajustar el tamaño de la letra en sus aparatos electrónicos para no forzar tu vista.

Ajustar el brillo de la pantalla para que coincida con el nivel de la luz en donde te encuentres es otra forma de ayudar a evitar la fatiga ocular.

Y algunos expertos dicen que el texto oscuro sobre un fondo claro es generalmente mejor para los ojos que el texto claro sobre un fondo oscuro.

4. Presente en Zoom

¿Estás cansado de las reuniones de Zoom?

De ellas tal vez no puedas escaparte pero si te fatiga ver tu propio rostro en la pantalla puedes ocultarlo sin que afecte la comunicación.

Puedes hacerlo con la función “Hide self view” en el menú que se despliega en los tres puntos a la derecha del cuadro donde aparece tu cara.

Boris Miranda y Analía Llorente en una llamada de Zoom.

BBC
Puedes ocultar tu rostro en una llamada de Zoom si estás cansado de verte a ti mismo.

Puedes volver a habilitarlo si cambiaste de opinión.

Y tú que llevas trabajando o estudiando en casa hace más de un año por la pandemia del covid-19, ¿tienes algunos consejos simples para evitar la fatiga que te provocan las pantallas de los aparatos electrónicos?

Cuéntanos en este post de Facebook.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.