La crisis en cadena que provocó la cancelación de la planta de Ford en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

La crisis en cadena que provocó la cancelación de la planta de Ford en México

La cancelación de una planta ensambladora de Ford provocó una turbulencia financiera en México, la cual afectó más a Villa de Reyes, donde se construía el complejo.
AP
Por Alberto Nájar // BBC Mundo
14 de enero, 2017
Comparte

Al mediodía el viento levanta el polvo en un enorme terreno aplanado, muy distinto al suelo agreste de los alrededores. En el fondo hay estructuras de lo que serían dos bodegas. Las primeras instalaciones de lo que debía ser la tercera planta ensambladora de Ford en México.

Ya no más. Ahora en este parque industrial del municipio de Villa de Reyes, San Luis Potosí, en el centro del país, sólo quedan los esqueletos metálicos abandonados.

Las empresas que construían la planta se marcharon. Sólo queda una que retira su maquinaria y el material que usaría en la obra.

Un panorama muy distinto al de hace unos días, le dice a BBC Mundo Gonzalo, uno de los vigilantes del terreno.

Vigilantes de la planta de Ford en Villa de Reyes, San Luis Postosí, México.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionAntes habían cientos de trabajadores. Ahora sólo unos cuantos vigilantes.

“Esto era un hormiguero, uno tras otro entraban y salían revolvedoras de cemento y camiones con ladrillos, vigas, cables”, cuenta.

“Eran cientos de trabajadores, mucha gente venía a venderles gorditas, tacos, agua. Y ahora mire, ya se fueron todos“.

Empresas en espera

El éxodo empezó el 4 de enero, un día después que la empresa automotriz anunció que cancelaba su proyecto de invertir US$1.600 millones en esta planta.

Aunque la empresa dijo que fue un asunto de negocios, analistas en México y Estados Unidos responsabilizaron también a las amenazas del presidente electo Donald Trump.

Casa de cambio en MéxicoDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa decisión de Ford aceleró la depreciación del peso frente al dólar.

La decisión, empero, causó una tormenta para la economía mexicana.

Algunas empresas como Fiat-Chrysler reconocieron que analizaban su permanencia en el país, mientras la depreciación del peso mexicano frente al dólar se aceleró.

En San Luis Potosí 3 compañías planeaban instalarse para proveer autopartes y material a Ford, según el secretario de Desarrollo Económico del gobierno local, Gustavo Puente.

Ahora se desconoce si mantendrán los proyectos.

Según Jaime Chalita, presidente de la sede local de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), 2 de estas empresas cancelaron sus planes.

También es incierto el destino de 14 empresas que invirtieron en la compra de terrenos o contrataron a inmobiliarias.

Urbanización en Villa de ReyesDerechos de autor de la imagenAP
Image captionMuchas otras inversiones en la zona están paralizadas o tienen un futuro incierto.

“Hubo inversiones, mucha gente se acercó a comprar tierras para construir“, le dice Chalita a BBC Mundo.

“Había planes para dos o tres hoteles. Con este anuncio obviamente hay un stand bye para las empresas”.

Si ellos se van, entonces todo se acaba

Sin embargo, el primer impacto se sintió en Villa de Reyes, donde radican 55.000 personas.

Muchas trabajan en las empresas automotrices que funcionan aquí, como General Motors (GM).

Planta de General Motors en Villa de Reyes.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionGeneral Motors también tiene una planta en Villa de Reyes.

Desde hace unas semanas los vecinos del municipio están especialmente atentos a las noticias del mercado automotriz.

Y no les cayó nada bien la advertencia de Trump de cobrar impuestos a los autos de GM fabricados en México.

Ese es el primer eslabón en la cadena de crisis que deja la partida de Ford de la zona: el miedo a que otros sigan su ejemplo.

“Si ellos se van que Dios nos agarre confesados, entonces sí todo se acaba”, le dice a BBC Mundo Ramón, otro vigilante del terreno.

Cartel dándole la bienvenida a Ford a Villa de Reyes, en San Luis Potosí.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionEl miedo es que otros sigan el ejemplo de Ford.

“Ya dijeron que se quedan pero con Trump no se sabe. Es un Hitler en el siglo XXI”, agrega.

General Motors emplea directamente a más de 2.000 vecinos de la zona.

“De un día a otro los corrieron”

En el camino de la capital de San Luis Potosí a Villa de Reyes abundan camiones con cemento, varillas o ladrillos que se juntan con otros que cargan contenedores de ferrocarril.

A unos kilómetros de la plaza central están los parques industriales Logistik y WTC II, donde se construiría la planta de Ford.

Camiones en la carretera a Villa de ReyesDerechos de autor de la imagenAP
Image captionLejos de la planta, la actividad continúa.

Aquí llegan muchos de los camiones de carga. La actividad es intensa.

Junto a la autopista que comunica el estado con Ciudad de México y por las carreteras vecinales hay decenas de trabajadores que construyen muros, cimientos o instalan cables eléctricos.

Ingenieros topógrafos anotan los datos de sus teodolitos. Soldadores unen varillas de acero para construir los pilotes de un puente vehicular.

Albañiles se improvisan como agentes de vialidad para ordenar el movimiento de camiones y automóviles.

En tal escenario pareciera que no se echa de menos a Ford. Pero no es así.

Barbería en Villa de Reyes.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionAlgunos de los habitantes del municipio perdieron su trabajo. Otros, la esperanza de conseguirlo.

A 10 kilómetros, en el zócalo del municipio, algunos todavía no se reponen de la noticia.

“Mi nieto estaba anotado en la lista de los que iban a capacitar”, le dice a BBC Mundo Queta Rodríguez, quien vive en San Vicente, una comunidad cercana a la construcción cancelada.

La señora conversa en la plaza con una vecina, Consuelo Saldívar, a quien encontró en la iglesia. Ella tampoco está tranquila.

“Mis dos hijos trabajaban en la obra, les tocó limpiar el terreno para la planta y después empezaron con los cimientos”, cuenta a BBC Mundo.

“Y de un día a otro los corrieron. Ahorita están buscando chamba (empleo)”.

“Trump es injusto”

A unos pasos, en el mercado, Irma Castillo Segura, dueña de un restaurante pequeño, está muy enojada.

Nos va a perjudicar demasiado, se van muchos empleos y los comerciantes vivimos de la gente que trabaja”, le dice a BBC Mundo.

Irma ReyesDerechos de autor de la imagenALBERTO NÁJAR/BBC MUNDO
Image captionIrma Reyes está convencida de que todos en el pueblo van a salir perdiendo.

“Aquí en la cabecera municipal a lo mejor no se ve tanto, pero en las comunidades sí, allí la gente tenía mucha esperanza”, dice.

“Trump es injusto, debería entender que los mexicanos son mejores trabajadores que los gringos”, protesta.

El comercio local es otro de los eslabones de la cadena de crisis en la región. Pero los restaurantes no son los únicos afectados.

Aarón Muñiz Sandoval, director de Comercio del Ayuntamiento, dice que los cinco hoteles que hay en el municipio estaban llenos, pero después del 3 de enero empezaron a vaciarse.

“Las constructoras trajeron ingenieros y técnicos de fuera y en algún lugar tenían que dormir y comer”, cuenta a BBC Mundo.

“Cuando se canceló la obra muchos se fueron, y con ellos una gran derrama económica“.

Letrero de Ford en Villa de ReyesDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionFord ya no va a llegar. Y otros ya se están yendo.

Uno de estos negocios es el Hotel Diana, ubicado frente a la carretera que comunica con el centro de Villa de Reyes.

El día que BBC Mundo recorrió la zona, 11 de enero, estaba cerrado. Pero una semana antes la mayoría de sus habitaciones estaban ocupadas.

Es una parte del problema. La que más duele en el pueblo es la desesperanza por los empleos perdidos.

“Un acuerdo con el gobierno es que la mayoría de los trabajadores de la planta fueran de aquí, del municipio”, dice Muñiz Sandoval.

“Pero ahora la gente está un poco triste. Cuántos trabajos que se fueron”.

De acuerdo con el Ayuntamiento de Villa de Reyes, la armadora de Ford crearía 2.800 empleos directos y 2.500 indirectos.

“No se acaba el mundo”

La vida, sin embargo, sigue. El municipio está en paz, asegura a BBC Mundo el alcalde de Villa de Reyes, Gabriel Solís Ávalos.

Hay tranquilidad porque en la decisión de Ford -“que respetamos”, insiste- no tuvo nada que ver el gobierno.

Derechos de autor de la imagenALBERTO NÁJAR/BBC MUNDO
Image caption“No se acaba el mundo”, dice el alcalde de Villa de Reyes,Gabriel Solís.

De hecho el Cabildo autorizó condonar el 60% de los impuestos locales durante 10 años, y ofreció además facilidades para agilizar todos los trámites necesarios.

La cancelación de su planta es un golpe fuerte para el municipio. Pero no definitivo.

“Antes que ellos llegaron Caterpillar, L’Oreal, General Motors. Y tenemos BMW, una empresa de otras tallas”, apunta el alcalde.

“Si Ford se va son decisiones de ellos, pero a Villa de Reyes no se les cierran las puertas ni se acaba el mundo“, agrega.

Terreno de la planta de Ford en Villa de ReyesDerechos de autor de la imagenAP
Image captionSegún las autoridades, ya hay empresas chinas interesadas en ocupar el terreno abandonado por Ford.

El presidente de Coparmex en San Luis Potosí también cree que el impacto puede regularse.

“El anuncio de BMW de que no se va y por el contrario va a invertir más nos ayuda mucho”, explica Jaime Chalita.

Además, tuvieron noticias de que hay inversionistas interesados en quedarse con el terreno que dejó Ford.

“Los vacíos se llenan, hay empresarios chinos interesados por llenar el hueco”, explica.

La planta abandonada de Ford en Villa de Reyes, México.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionEn Villa de Reyes confían en que el terreno no quede abandonado por mucho tiempo.

La información no se ha hecho pública, pero en Villa de Reyes ya se corrió la voz.

“Ayer vinieron unos ingenieros chinos o japoneses, caminaron por el terreno y tomaron medidas y apuntes”, cuenta Ramón, uno de los vigilantes de la construcción de Ford.

“Nos dijeron que se van a quedar con él. Ojalá, nos hace falta“, dice.

Y su esperanza es la de toda Villa de Reyes, San Luis Potosí y México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La turista británica que salvó a su hermana gemela de un cocodrilo que la atacó en México

Georgia Laurie conversó con la BBC sobre el paseo por una laguna que acabó con el ataque de un cocodrilo y sobre cómo logró salvarle la vida a su hermana gemela.
12 de junio, 2021
Comparte

Como muchas historias de terror, la de Georgia Laurie comenzó de manera bastante inocente.

En un albergue en un rincón de Puerto Escondido, México, Georgia está sentada, recién salida del hospital, jugando con su teléfono y rodeada de compañeros mochileros, tratando de entender lo que le ocurrió en los últimos días.

Ciertamente, es material de pesadillas.

Ella y su hermana gemela Melissa, de Berkshire, en el sur de Inglaterra, decidieron unirse con algunos amigos a un paseo en bote por la cercana laguna de Manialtepec. Es un lugar inquietantemente hermoso, un sitio de una belleza natural virgen, con manglares repletos de la rica vida silvestre y aves.

Sin embargo, sus aguas poco profundas también son el hábitat natural de cocodrilos y, sin que el grupo lo supiera, está es la temporada cría.

“Era pelear o huir”

“De hecho, le dije al guía, ‘esto parece un lugar donde los cocodrilos hacen su hogar'”, me dijo Georgia con una sonrisa irónica. El vendaje ajustado con fuerza alrededor de su muñeca es evidencia de que tenía razón.

El guía -aparentemente un ciudadano alemán que no estaba registrado con la autoridad de turismo y que huyó desde entonces- insistió en que era seguro nadar.

Mientras el grupo disfrutaba de un chapuzón en el fresco de la tarde (no en la medianoche como se informó inicialmente), Melissa fue repentinamente arrastrada bajo el agua.

Georgia

Georgia Laurie
Melissa ahuyentó al cocodrilo que atacó a su hermana dándole golpes en el hocico.

“Fue aterrador, ¿no?”, dice Georgia volviéndose hacia otras personas del grupo que estaban allí, quienes asienten con la cabeza.

En lo que un conservacionista local me dijo que probablemente era una hembra de cocodrilo defendiendo a sus crías, el animal atacó a Melissa en tres ocasiones distintas, hiriéndole el estómago y la pierna.

Sin embargo, en lugar de mirar impotente, Georgia entró en acción y golpeó al cocodrilo una y otra vez en el hocico.

“Era pelear o huir”, recuerda, “y uno tiene que pelear por la gente que ama”.

Una de las amigas, Ani, se subió a los manglares y pidió ayuda. Un barco cercano con un grupo de turistas diferente, escuchó los gritos y se acercó.

“Empujé entre la maleza con mi remo”, dice Lalo Escamilla, el barquero y ornitólogo local que se metió en las aguas poco profundas para ayudar a las gemelas.

Laguna

BBC
El grupo no estaba al tanto de que la laguna está habitada por cocodrilos.

Lalo me llevó al lugar donde ocurrió el ataque y me explicó que a los barqueros debidamente entrenados como él les preocupa que las acciones irresponsables de un guía deshonesto puedan dañar sus negocios.

No son guías“, dice de los extranjeros que viven en Puerto Escondido y se acercan a los turistas para ofrecerles viajes baratos en bote, socavando a los lugareños. “No son expertos aprobados por el gobierno federal, no conocen este lugar. Ese es el problema”.

Recuperación

Una vez a bordo, se hizo evidente que las heridas de Melissa ponían en peligro su vida. Además de las laceraciones y los cortes profundos, tenía agua en los pulmones y su muñeca estaba rota. Más tarde desarrollaría sepsis por la ruptura de su intestino.

Lalo Escamilla

BBC
Lalo teme que episodios como estos pongan en peligro el trabajo de los locales que sí conocen la zona y cuentan con permisos legales para ofrecer servicios turísticos.

Tal era la adrenalina que corría por el cuerpo de Georgia que no se dio cuenta de la magnitud de sus propias heridas hasta que llegaron a un hospital privado en la ciudad.

“No fue hasta que la enfermera abrió mi puño para limpiarme la mano que me di cuenta de que también estaba herida”, dijo Georgia. Comprensiblemente, toda su atención había estado centrada en su hermana gemela, quien para entonces había sido puesta en un coma inducido.

Hacer la llamada a sus padres fue el siguiente momento difícil, ya que eran alrededor de las 04:00 de la mañana en Reino Unido.

“Cuando me dijeron que su condición se estaba deteriorando, tuve que avisar mi l familia”.

Melissa y Georgia Laurie

Georgia Laurie
Ambas resultaron heridas en el ataque, pero las heridas de Melissa pusieron su vida en riesgo.

Afortunadamente, Melissa salió del coma. Después conversar con Georgia, ella se fue a visitar a su hermana en el hospital y dice que ya se ve más fuerte.

“Estamos todos tan felices”, me dijo Georgia en un mensaje de texto.

Sin embargo, el camino hacia la recuperación total será largo. Los médicos mexicanos y la embajada británica han sido “geniales”, dice Georgia.

Pero Melissa debe superar sus lesiones físicas y ambas mujeres necesitarán tiempo para lidiar con las consecuencias emocionales y mentales de lo que han pasado.

Georgia dice que está luchando por conciliar el sueño y que las imágenes del ataque continúan llenando sus pensamientos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N0wyhKC_uok

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.