Lo perdimos todo: la angustia de los cubanos varados en México que ya no pueden entrar a EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Lo perdimos todo: la angustia de los cubanos varados en México que ya no pueden entrar a EU

La eliminación de la política de "pies secos, pies mojados" que permitía la entrada de cubanos a EU sin visado derrumbó las ilusiones de los habitantes de la isla que estaban a unos días de llegar al territorio estadounidense.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
13 de enero, 2017
Comparte

“Lo perdimos todo. ¿Qué esperanzas puedo tener si no podemos ir a Estados Unidos?”, se pregunta, angustiado, el cubano José Enrique Manresa.

El hombre, de 47 años, se acaba de enterar de que, ocho días antes de terminar su gobierno, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, puso fin a los privilegios migratorios de los cubanos,quienes podían quedarse en EE.UU. sin necesidad de visado.

Ocho días en los que José Enrique esperaba lograr pisar suelo estadounidense, luego de viajar 48 días por Sudamérica, Centroamérica y México junto a su hija, Arianne.

De nada nos valió toda la travesía que hicimos, arriesgándonos en la vida, en la salud”, le dice Manresa a BBC Mundo vía telefónica desde albergue “Jesús, el Buen Pastor” de Tapachula, en sureste de México.

Manresa estaba ahí, con otros 20 cubanos, cuando se enteró de la noticia.

José Enrique Manresa                       José Enrique Manresa salió de la provincia de Matanzas, donde vendió su casa y sus electrodomésticos para reunir dinero y llegar a EE.UU. con su hija Arianne.

Hay una tristeza enorme. Nadie comió hoy. Todo el mundo está llamando a su familia, desesperados. Llamamos a los familiares que tenemos en Cuba y están dando gritos”, le cuenta a BBC Mundo.

La desesperación se da porque, a partir de este jueves, los cubanos ya no tendrán el derecho de ingresar a suelo estadounidense sin visado y optar a la residencia legal después de un año, como se los permitía una orden presidencial vigente desde la década de 1990.

“Tuve que vender todo”

Manresa, quien egresó de la universidad como licenciado en Economía y Finanzas, explica que ha trabajado desde los 22 años, siempre para el Estado cubano.

Pero luego de 25 años de trabajo, su salario mensual como encargado de cinco almacenes de una empresa refresquera cubana, en la provincia de Matanzas, apenas equivale a US$20.

Migrantes atraviesan el río Suchiate que divide a México y GuatemalaLos migrantes pagan a “coyotes” por llevarlos por arriesgados pasos a través de las fronteras. Muchos de ellos sufren la violencia de las bandas de trata de personas y abusos de autoridades.

Como miles de cubanos, decidió salir de la isla para llegar a EE.UU. a través de un largo y riesgoso trayecto por el continente americano hasta la frontera sur estadounidense.

“Tuve que vender todo, mi casa, mis electrodomésticos, y me quedé con deudas”, dice de los US$10.000 que reunió para poder salir con su hija de Cuba.

Llegó a Guyana Británica, desde donde pagó todo el dinero que tenía a “coyotes”, las personas que movilizan a inmigrantes a través de las fronteras, para poder avanzar por Brasil, Venezuela, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y México.

“Por ríos, cruzando por montañas, pasando hambre, frío, mojados, caminando días, por piedra, por laderas, con mucho peligro”, describe Manresa su peligrosa travesía.

Albergue Jesús, el Buen Pastor de Tapachula
El albergue “Jesús, el Buen Pastor” en Tapachula, México, es uno de varios refugios en la frontera con Guatemala en donde los migrantes son recibidos mientras esperan una vía legal para transitar por el país.

En su camino vio el cadáver de un muchacho de unos 25 años. También supo de una cubana que perdió a su niña al cruzar el río y ella también murió al tratar de rescatarla.

Y dice que tanto policías como “coyotes” hacen que los migrantes pierdan su dinero y se pierdan entre sí, pues de un grupo de unos 150 cubanos que hubo en un momento viajando a México, a Tapachula solo llegaron juntos una veintena.

Es una “represalia”

Para muchos cubanos una travesía que dura normalmente pocas semanas, termina tardando meses al quedar varados en las fronteras de Centro y Sudamérica, donde las autoridades también han ajustado sus leyes para evitar la llegada masiva de migrantes de la isla.

Migrante cubano varado en la frontera entre Nicaragua y Costa RicaDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionMuchos cubanos han quedado atrapados en las fronteras americanas.

El problema se agudizó durante 2015 y 2016, cuando miles salieron de la isla temiendo que la normalización de relaciones entre EE.UU. y Cuba, iniciada en 2015, derivara en la eliminación de su privilegio de entrada, lo que finalmente se dio este jueves.

La Habana había señalado durante años a la política de EE.UU. como promotora de una fuga de cerebros e incentivo a la inmigración ilegal, la cual anima a los cubanos a arriesgar sus vidas y escapar por terceros países o por el mar en balsas improvisadas.

Estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. muestran que, mientras en 2014 habían entrado al país menos de 25.000 cubanos, en 2016 habían ingresado más de 45.000.

De ellos, poco más de 41.000 lo hicieron a través de la frontera estadounidense con México.

Migrantes cubanos aguardan en un albergue de PanamáCasi el 90% de los cubanos que entraron a EE.UU. en 2016 optaron por cruzar por la frontera norte de México que por mar en el estrecho de Florida.

Manresa llegó este jueves a Tapachula, donde le dijeron que había unos 600 cubanos esperando un permiso migratorio para viajar por el país hacia Estados Unidos, pero la noticia de este día desplomó sus ilusiones.

“Obama, porque ya se va, toma de repente la idea de derogar una ley que lleva muchos años y que ha favorecido a muchos cubanos. Pienso que se enojó con los cubanos, que es una represalia”, dice sobre el voto cubano-estadounidense que favoreció al republicano Donald Trump en la elección presidencial de 2016.

De la venta de su casa y sus posesiones y los préstamos para reunir los US$10.000, en Tapachula solo le queda a él y a su hija “una muda de ropa y un par de zapatos”, por lo que la desesperanza está en su contra.

“Una deportación sería ir a un centro de reclusión (en Cuba) sin haber hecho daño a nadie. No sabemos nada, no sabemos qué vamos a hacer“, concluye.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Muerte de la reina Isabel: Por qué los carteles en blanco se han convertido en una forma de protesta en Reino Unido

Tanto en Reino Unido en los últimos días como en manifestaciones en el pasado en Hong Kong y otros lugares, las pancartas en blanco se han usado como un símbolo de resistencia.
18 de septiembre, 2022
Comparte

En los últimos días varias personas han sido detenidas en Reino Unido por protestar durante los actos oficiales con motivo de la muerte de la reina Isabel II y la proclamación de su sucesor, el rey Carlos III.

Paul Powlesland no está entre ellos. Pero este abogado británico fue protagonista de un polémico incidente el 12 de septiembre.

Powlesland dice que mientras sostenía un papel en blanco en Parliament Square, la plaza junto a la sede del Parlamento británico en Londres, fue abordado por un policía que le pidió sus datos.

El abogado, quien filmó parte de su conversación con el policía y la publicó en Twitter, afirmó que le dijeron que lo arrestarían si escribía “No es mi rey” en el papel en blanco.

Manifestaciones “en blanco” similares fueron vistas en Edimburgo durante el paso del cortejo de la reina, sin informes de arrestos. Sin embargo, el video de Powlesland llevó a la Policía Metropolitana de Londres a declarar que el público tenía “derecho a protestar”.

“El público tiene absolutamente todo el derecho a protestar y hemos dejado esto en claro a todos los agentes involucrados en la operación policial extraordinaria que se lleva a cabo actualmente”, tuiteó la Policía Metropolitana el 12 de septiembre.

Manifestantes con carteles en blanco en Edimburgo

Getty Images
El arresto de un manifestante antimonárquico en Reino Unido generó protestas con carteles en blanco en Londres y Edimburgo.

¿Resistencia satírica?

No es la primera vez que se utiliza una hoja de papel en blanco para protestar, pero estas acciones se ven con mayor frecuencia en países donde es común la represión autoritaria de la disidencia.

Por ejemplo, en 2019, un joven activista en Kazajstán, Aslan Sagutdinov, fue detenido por la policía después de llevar un cartel en blanco a la céntrica plaza Abay de la ciudad de Oral, en el oeste del país, y sostenerlo frente a las oficinas de las autoridades locales.

“No participo en una protesta y quiero demostrar que me llevarán a la comisaría, aunque no haya nada escrito en mi cartel y no esté gritando consignas”, dijo el joven de 24 años a la prensa, según puede verse en el siguiente video del incidente.

https://www.youtube.com/watch?v=P0HrQ2y_8Nc

Katrina Navickas, experta en historia de protestas y acciones colectivas de la Universidad de Hertfordshire, en Reino Unido, señaló que las protestas con carteles en blanco siguen los pasos de otras formas satíricas de disidencia que se remontan al siglo XVIII.

“El movimiento democrático cartista en la década de 1840 realizó manifestaciones al aire libre en silencio como protesta contra las autoridades locales que reprimían sus reuniones habituales”, dijo Navickas a la BBC.

(El cartismo fue un movimiento popular obrero que surgió en el siglo XIX en Reino Unido durante la Revolución Industrial. Su nombre deriva de un documento de peticiones llamado la “Carta del Pueblo”).

Navickas contó que también “en Manchester en 1795 se formó un ‘Club de pensamiento’ que celebraba reuniones en silencio para protestar contra leyes sobre ‘reuniones sediciosas’ y grupos democráticos”.

Pero protestar con carteles sin eslóganes, símbolos o incluso colores que representen una causa política es algo que, según la experta, no se había dado en un período más reciente de la historia.

Esto parece ser una innovación, aunque en la tradición de la subversión satírica de las restricciones de autoridad“, agregóNavickas.

(La siguiente foto publicada en Twitter aparentemente muestra el arresto de un manifestante ruso contra la guerra con un cartel en blanco)

https://twitter.com/khadljasays/status/1569701229009281025/photo/1

También se han visto carteles en blanco en Rusia durante las últimas dos décadas, pero se han vuelto mucho más comunes desde la invasión de Ucrania en febrero de este año. Las autoridades rusas han reprimido enérgicamente las protestas contra la guerra y hasta el 17 de agosto se habían producido en el país más de 16.000 detenciones, según OVD-Info, una iniciativa rusa de investigación sobre derechos humanos.

En redes sociales y medios de comunicación independientes han aparecido historias sobre arrestos de manifestantes con carteles en blanco en varias ciudades rusas.

Irónicamente, un viejo chiste de la era soviética se centra en el arresto de una persona que reparte folletos en blanco en la Plaza Roja de Moscú.

Navickas dice que este tipo de protesta puede resultar particularmente “molesta” para las autoridades.

“Al igual que las protestas silenciosas, es más difícil para la policía probar que se está cometiendo un delito o que existe la intención de cometer un delito”, señaló la experta.

“Todo el mundo se sabe el eslogan de memoria”

Las protestas de Hong Kong de 2020 contra una nueva ley de seguridad impuesta por China, que criminalizaba algunos eslóganes a favor de la democracia, también incluyeron carteles en blanco.

Manifestantes a favor de la democracia en Hong Kong con carteles en blanco en 2020

Getty Images
En Hong Kong, manifestantes prodemocracia utilizaron carteles en blanco durante varias protestas en 2020.

Uno de los manifestantes, un hombre de unos 50 años, dijo a la agencia de noticias Reuters que como “todo el mundo se sabe las consignas de memoria”, no había necesidad de escribirlas. Lo importante, agregó, era resaltar la censura.

“Estas consignas siempre estarán en mi corazón y esas palabras siempre quedarán en un papel blanco, que nunca desaparecerá”, agregó el hombre.

Preocupación en Reino Unido

Todos los ciudadanos en Reino Unido tienen derecho a protestar pacíficamente.

Los derechos a la libertad de expresión y de reunión se establecen en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, que se incorporó a la legislación británica en 1998 en la Ley de Derechos Humanos o Human Rights Act.

Pero hay límites para estos derechos. Otras leyes permiten que la policía restrinja las libertades cuando sea necesario y proporcionado hacerlo, particularmente para proteger la seguridad nacional y pública o prevenir el desorden o el crimen.

Los manifestantes pueden ser arrestados bajo la Ley de Orden Público o Public Order Act. La sección 5 de esta ley otorga a la policía de Inglaterra y Gales el poder de arrestar a alguien cuyo comportamiento pueda causar “acoso, alarma o aflicción”. Los manifestantes pueden ser además multados si se les acusa formalmente de este delito.

Manifestantes en las afueras del Castillo de Cardiff durante la proclamación del Rey Carlos III en Gales el 11 de septiembre

Getty Images
La respuesta de la policía ante algunas protestas contra la monarquía fue criticada.

Sin embargo, grupos de derechos civiles han expresado preocupación por el arresto de manifestantes antimonárquicos en Reino Unido. Uno de esos grupos, Liberty, dijo que era “muy preocupante ver a la policía haciendo valer sus amplios poderes de una manera tan dura y punitiva”.

“La protesta no es un regalo del Estado, es un derecho fundamental”, dijo Jodie Beck, responsable de políticas y campañas de Liberty.

Al menos en el caso de Paul Powlesland, el clamor en las redes sociales contra la respuesta policial funcionó.

El abogado tuiteó el 14 de septiembre que él y un grupo de manifestantes, algunos con pancartas en blanco y otros con lemas contra la monarquía, protestaron sin problemas frente al Palacio de Westminster.

“Los policías en el terreno siguieron la declaración emitida por la Policía Metropolitana y nos dejaron solos. Creo que esto representa una verdadera victoria, que fue resultado de la reacción y la presión del público”, tuiteó el abogado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=56aMhD0Mi28

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.