Próximo embajador en EU indagó a la fundación que dio dinero para iniciativa de Vázquez Mota
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Próximo embajador en EU indagó a la fundación que dio dinero para iniciativa de Vázquez Mota

Gerónimo Gutiérrez era integrante del comité que hace dos meses se designó ante los señalamientos de irregularidades en la AEM – USA Foundation, por los fondos entregados a la iniciativa Juntos Podemos.
Archivo Cuartoscuro
Por Dulce González / Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad
24 de enero, 2017
Comparte

Gerónimo Gutiérrez, próximo embajador de México en Estados Unidos, formó parte de un comité especial de empresarios que investiga a la fundación AEM USA Foundation, una de las dos organizaciones que el gobierno mexicano utilizó para entregar 59 millones de dólares –más de mil millones de pesos– a la iniciativa Juntos Podemos, encabezada por la excandidata presidencial panista Josefina Vázquez Mota.

Gutiérrez era desde 2012 y hasta la semana pasada consejero de la Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM), el organismo empresarial mexicano más importante en Estados Unidos.

El próximo embajador en EU, previa ratificación por el Senado, era integrante, además, del comité que hace dos meses se designó ex profeso ante los señalamientos de irregularidades en la AEM – USA Foundation, que fue fundada  y administrada por algunos miembros de la AEM, entre los que no se contaban ni su actual Presidente Javier Martínez ni tampoco Gerónimo Gutiérrez.

Gerónimo renunció como consejero de la Asociación AEM el miércoles 18 de enero, por medio de una carta en la que subraya la importancia de que se rindan cuentas sobre el manejo financiero tanto de la Asociación AEM como de la Fundación AEM USA Foundation, que sirvió para dotar de fondos gubernamentales a Juntos Podemos.

Hace tres meses, el 4 de octubre del 2016, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) publicó una investigación periodística en la cual se documentó cómo dos organizaciones llamadas Parents Alliance y AEM-USA Foundation, cuyos directivos están incrustados en la Asociación AEM, fueron usadas para triangular el dinero público a favor del programa Juntos Podemos, del que Vázquez Mota es presidenta honoraria y cuyo objetivo declarado es  ayudar a los migrantes.

Leer: JUNTOS PODEMOS, presidida por Josefina Vázquez Mota, ha recibido 900 millones de pesos del gobierno de Enrique Peña Nieto

Ante la revelación periodística, al interior de la AEM surgieron cuestionamientos sobre la conducta de los directivos de AEM-USA Foundation, que usaba logotipo idéntico a la AEM.

Los cuestionamientos, según se ha podido saber por medio de fuentes que pidieron no ser reveladas, generaron una disputa por el control de la AEM al punto de que los personajes más ligados a Josefina Vázquez Mota, además de condicionar la rendición de cuentas (pidieron que se firmara un acuerdo de confidencialidad) solicitaron la renuncia del presidente de la AEM, Javier Martínez. Éste respondió con la formación de un comité que investiga si las actividades de la Fundación AEM USA Foundation comprometían la viabilidad de la Asociación AEM. Ese comité debe presentar un informe antes del 25 de enero (mañana), fecha en que el Consejo de la Asociación AEM podría votar la permanencia o el retiro de Javier Martínez de la presidencia del organismo.

Gerónimo Gutiérrez formaba parte de ese comité que tendría que deslindar si la AEM fue contaminada por el manejo de los fondos gubernamentales por parte de Eduardo Bravo, Emilio España, Alejandro Quiroz y Emmanuel Loo, todos ligados a Vázquez Mota y a las actividades de Juntos Podemos.

En la carta dirigida a la junta directiva de la Asociación AEM, de la cual se tiene copia, Gerónimo Gutiérrez expresó lo siguiente:

“Como es del conocimiento público, he aceptado la honrosa responsabilidad de desempeñarme como embajador de México en Estados Unidos, lo cual, sujeto a los procesos legales y diplomáticos, habrá de tener lugar en las próximas semanas. Por ello, debo presentar mi renuncia como consejero de la asociación, a partir de hoy”.

En otro de sus párrafos mencionó que una de las tareas pendientes de esa organización, sería aclarar por qué el consejo de la AEM no tuvo información sobre las actividades de la AEM USA Foundation. Textualmente escribió que se debe: “Aclarar plenamente la relación que existió entre la asociación y AEM Foundation, habida cuenta de los conflictos de interés que esto conlleva por la manera en que se dieron las cosas y de que el Consejo no fue informado oportunamente de esta relación.”

Gutiérrez también puntualizó la urgencia de que se rindieran cuentas, y pidió “someter al Consejo los estados financieros de la AEM correspondientes a los años 2015 y 2016, para su revisión y, en su caso, aprobación haciendo esto de cara a la membresía y capítulos”.

En la investigación periodística de hace tres meses, MCCI reveló que solo en 2015 la iniciativa Juntos Podemos, a través de Parents Alliance y AEM USA Foundation, recibió del gobierno mexicano 26,1 millones de dólares, y que de esos fondos la propia iniciativa de Vázquez Mota asegura que utilizaron casi 9 millones para gastos operativos.

La voluminosa proporción de gastos operativos (8.7mdd) hizo que instituciones dedicadas a estudiar y verificar organizaciones sin fines de lucro, consultadas por MCCI, calificaran como preocupante el manejo financiero de las organizaciones (Parents Alliance y AEM USA Foundation) que soportan a Juntos Podemos.

Cientos de millones de pesos en la opacidad

Durante 2014, 2015 y 2016, el gobierno de Enrique Peña Nieto destinó recursos por más de 1 mil millones de pesos a la iniciativa Juntos Podemos a través de un mecanismo que incluía el uso de los consulados para la distribución de ese dinero en Estados Unidos, pero al final de cuentas los recursos siempre pasaban por Integra Institute y Parents Alliance.

Integra Institute es la misma cosa, según su acta constitutiva, que AEM USA Foundation.

Una vez recibidos esos fondos, Josefina Vázquez Mota, cabeza de Juntos Podemos, participaba en la distribución de los mismos a diferentes organizaciones a lo largo y ancho de Estados Unidos.

Los operadores de este esquema son: Eduardo Bernardo Bravo Calderón, Emilio Leopoldo España, Alejandro Quiroz Pedrazzi y Emmanuel Loo.

Los tres primeros han tenido altos cargos en la Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM), que recientemente celebró en Washington D.C. su vigésimo aniversario.

Esas 4 personas son las que poseen los registros de Integra Institute y de AEM-USA Foundation. Lo que el comité investiga es si al mismo tiempo utilizaron la marca y la imagen de AEM para las labores de AEM USA Foundation que, sin embargo, no está ligada formalmente a la organización AEM, presidida en este momento por el representante de la delegación de Los Angeles, Javier Martínez.

Tras la publicación del reportaje, Eduardo Bravo y Emilio España han sido buscados por MCCI para que detallen el uso en supuestos gastos operativos de casi 9 millones de dólares en el 2015, así como la operación en el 2016, periodo en que Juntos Podemos recibió 30 millones de dólares del gobierno mexicano.

Bravo y España han desestimado peticiones de entrevistas, han desdeñado las solicitudes de puntualizar los gastos, así como entregar copia de comprobantes de los mismos, a pesar de que, a final de cuentas, se trata de recursos que fueron parte del presupuesto de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Para esta entrega, nuevamente se les buscó y se negaron a contestar. Pero no solo fue a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad a quienes Bravo y España se negaron a contestar cuestionamientos. En su momento hicieron lo mismo con sus compañeros de la AEM, a quienes a través de un abogado condicionaron el acceso a documentos a que se firmara un acuerdo de confidencialidad.

Cisma en la AEM

Un mes y medio después de publicada la investigación periodística sucedió algo que, hasta el momento, no ha sido del dominio público. La AEM llamó a su junta de directores, alarmada por la utilización de sus siglas para triangular dinero a Juntos Podemos por medio de Parents Alliance y AEM-USA Foundation.

En esa teleconferencia, ocurrida el 21 de noviembre, participó Gerónimo Gutiérrez, en ese momento fuera del servicio público. Uno de los resolutivos fue nombrar una comisión investigadora, y uno de los cuatro lugares disponibles para ese comité recayó en el próximamente embajador de México en Estados Unidos. El resto del equipo estaba conformado por Antonio Maldonado, expresidente de la AEM capítulo San Diego; Patricia Stout, miembro del consejo y ex tesorera de AEM-USA; así como Jorge López, miembro del consejo de AEM USA, de acuerdo con la minuta y un documento interno de los que MCCI obtuvo copias.

El programa Juntos Podemos recibió al menos hasta el año 2016 alrededor de 1,036 millones de pesos. El dinero no fluyó de manera directa. El Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto recurrió a transferencias bancarias entre la Cancillería, el Instituto de Mexicanos en el Exterior (IME) y, sobre todo, seis consulados: Chicago, Dallas, Laredo, Los Ángeles, Nueva York y Washington.

 

AEM USA Foundation y Parents Alliance recibieron dinero luego de firmar “memorándums de entendimiento” (MoU, por sus siglas en inglés) y convenios con los cónsules de las ciudades ya mencionadas. Así se financió a Juntos Podemos que, técnicamente, no puede recibir dinero porque no tiene personalidad jurídica, es solo una marca registrada. Por tanto, su fondeo se hacía por medio de Parents Alliance y AEM-USA Foundation.

Esta ruta del dinero se repitió durante tres años: 2014, 2015 y 2016.  Según información proporcionada por la Secretaría de Hacienda, no hay dinero disponible para Juntos Podemos en el 2017.

El Gobierno Federal usó la partida presupuestal 44102 para apoyar a la iniciativa de la ex candidata presidencial panista. De acuerdo con el clasificador por objeto del gasto para la Administración Pública Federal,  ésta tiene como prioridad “cubrir los gastos de traslado de enfermos, extranjeros, reos, heridos y cadáveres, así como gastos de repatriación de mexicanos radicados en el extranjero.”

De la misma partida salieron boletos de avión y viáticos en 2014 para Vázquez Mota y algunos de sus colaboradores.

 

Las organizaciones civiles en Estados Unidos usadas por el Gobierno de Peña Nieto para financiar a Juntos Podemos han sido manejadas por Emilio Leopoldo España de la Cuesta; tesorero de Parents Alliance y de AEM-USA Foundation, así como por Eduardo Bernardo Bravo Calderón en su calidad de presidente de la AEM-USA Foundation. Otro de los implicados es Alejandro Quiroz Pedrazzi, presidente del consejo de Parents Alliance.

Los tres han sido consejeros y miembros de la Asociación AEM. Bravo fue presidente y España se mantiene como tesorero de este organismo, que aglutina a empresarios tanto mexicanos como estadounidenses.

En la teleconferencia del 21 de noviembre, Bravo, España y Quiroz manifestaron su apoyo a la instalación del comité investigador y asentaron su deseo de “total cooperación y apertura para que se diera a conocer toda información relevante relativa a AEM USA Foundation”, según se lee en la minuta de la reunión, de la cual se tiene copia.

Sin embargo, un documento interno de la AEM obtenido por MCCI muestra que han condicionado a sus colegas la rendición de cuentas sobre el manejo de los recursos públicos enviados a Juntos Podemos a través de AEM USA Foundation, y sobre si estos fondos contaminaron a la AEM.

Miembros de la AEM que pidieron el anonimato pero cuya identidad ha sido confirmada por MCCI, mostraron copias de oficios enviados a España, Bravo y Quiroz para que rindan cuentas sobre lo que hicieron en AEM USA Foundation y si esas labores comprometen la pulcritud de la Asociación AEM.

En uno de esos escritos, fechado el pasado 14 de diciembre, les exgieron:

-Estados financieros existentes del 2013 al 2016.

-Registros de chequeras.

-Copias de los acuerdos incluyendo los memorándums de entendimiento entre la AEM y cualquier otra persona ya sean entidades privadas y públicas, entre  los años 2013, 2014, 2015 y 2016.

-Descripción de los acuerdos realizados de manera verbal entre la AEM con cualquier otra persona, incluyendo entidades públicas y privadas, en los años 2013, 2014, 2015 y 2016 (incluyendo, pero sin limitar a los acuerdos orales entre AEM y AEM USA Foundation Inc. y Parents Alliance Inc.)

-Descripción de los proyectos en los que Emilio España, Alejandro Quiroz y/o Eduardo Bravo han desempeñado cualquier tipo de actividad, ya sea de manera discrecional o no discrecional, incluyendo, pero no limitándose en los que el nombre de la AEM o AEM USA Foundation Inc. fueron utilizados de cualquier forma, durante los años 2013, 2014, 2015 y 2016.

Tras ello, en vez de responder a esa solicitud, Bravo, España y Quiroz enviaron al abogado Ryan S. Squires, del Bufete Scott, Douglas & McConnico,  a contestar. Éste rechazó entregar de inmediato la información argumentando que se trata de expedientes voluminosos por lo que necesitan tiempo para compilarlos, según un escrito fechado el pasado 21 de diciembre.

El abogado además advirtió a los directivos de la AEM interesados en conocer esos archivos que en todo caso deberían firmar un acuerdo de confidencialidad, y subrayó que no podrían hacer fotocopias, fotografías o utilizar cualquier otro mecanismo para copiar esos documentos, mismos que tampoco podrían salir de su despacho.

Esa confidencialidad contradice lo que en su momento la Secretaría de Relaciones Exteriores dijo a MCCI, a través de una tarjeta informativa, sobre los fondos otorgados a Juntos Podemos. En ese documento, la cancillería mexicana subrayaba que era “importante señalar que todo recurso público que se aporta (a Juntos Podemos) no pierde ese carácter y por tanto está sujeto a evaluación de su aplicación y de efectos en lo planeado”.

El 11 y 12 de octubre del 2016, MCCI viajó a Dallas y San Antonio para entregar respectivamente un cuestionario en el que se solicita el desglose de los gastos operativos, así como cualquier ticket, recibo, contrato, factura y/o comprobante que respalde la información.

No obstante, hasta el momento de esta publicación, no ha habido respuesta alguna por parte de la AEM-USA Foundation, Parents Alliance ni de la iniciativa Juntos Podemos a esta petición.

Es de destacar, que después de haber investigado a la AEM USA Foundation desde una entidad privada, en su nuevo cargo en la embajada de México ante Estados Unidos Gerónimo Gutiérrez será el supervisor de los consulados por medio de los cuales el gobierno de México financió a esa fundación para distribuir buena parte de los más de mil millones de pesos que se dieron a Juntos Podemos para supuestos apoyos a migrantes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de julio, 2021
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.