Las maneras indirectas en que EU puede hacer que México pague por el muro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Las maneras indirectas en que EU puede hacer que México pague por el muro

México insiste en que no va a pagar por el muro fronterizo, pero Donald Trump asegura que podría implementar otras medidas para lograr su cometido.
AP
Por BBC Mundo
12 de enero, 2017
Comparte

La pelea está planteada. Donald Trump no para de insistir en que México pagará por la construcción del nuevo muro fronterizo, mientras que el presidente Enrique Peña Nieto reiteró categóricamente que no sería así.

Aunque, para ser más precisos, ahora lo que dice Trump es que empezará a construir el muro cuanto antes y que México lo que hará será un “reembolso” del dinero.

“Podría esperar como un año y medio hasta que terminemos las negociaciones, que vamos a empezar inmediatamente, pero no quiero esperar”, dijo Trump el miércoles, en su primera rueda de prensa en meses.

Y el mismo miércoles Peña Nieto respondió: “En ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país, ni de nuestra dignidad como mexicanos”, dijo Peña Nieto.

Resulta evidentemente complicado que México alguna vez acepte lo que sería visto como un gesto humillante y políticamente venenoso para cualquier gobernante de esa nación: girar un cheque a Estados Unidos para que Trump financie una obra que los mexicanos interpretan como una bofetada contra ellos.

Durante la campaña estadounidense, Trump visitó a Peña Nieto en México.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionDurante la campaña estadounidense, Trump visitó a Peña Nieto en México.

¿Y entonces, puede Trump ponerse creativo con la contabilidad para demostrar que, tal como lo pedían enardecidos sus seguidores en las manifestaciones de la pasada campaña presidencial, México pagará por el muro?

¿Podría empezar a recaudar de manera indirecta los cuantiosos fondos que se espera requiera la obra fronteriza?

El plan

En agosto de 2015, la campaña del entonces precandidato republicano Donald Trump hablaba ya de estos mecanismos indirectos “de pago”. El plan todavía puede consultarse en la que fue la página web de su campaña www.donaldjtrump.com.

TrumpDerechos de autor de la imagenSPENCER PLATT
Image captionTrump lanzó frecuentes insultos a los mexicanos durante la campaña.

Entre ellos se planteaban estos mecanismos de recaudo indirecto de fondos para el muro:

  • Decomisar las remesas que los mexicanos envían a sus familiares cuando este dinero proviene de sueldos obtenidos trabajando como indocumentados.
  • Aumentar los costos de las visas otorgadas a mexicanos.
  • Incrementar las tarifas para el otorgamiento de tarjetas para el cruce fronterizo, que según Trump, son usadas por cerca de un millón de mexicanos cada año y que -dice- son la fuente para que muchos se queden de forma ilegal.

Las remesas

Trump aducía entonces como justificación para cobrarle a México el costo del muro, el hecho de que Estados Unidos ha utilizado miles de millones de dólares en “cuidados de salud, vivienda, educación y seguridad social” para satisfacer una demanda creciente de habitantes que no viven legalmente en el país.

“El costo anual de créditos libres de impuestos sólo para beneficiar a inmigrantes indocumentados se cuadruplicó hasta llegar a la suma de US$4.200 millones en 2001”, decía el documento de la campaña de Trump de 2015.

Trump ha estimado que la construcción del muro en la frontera con México podría costar cerca de US$8.000 millones.

GettyDerechos de autor de la imagenJOHN MOORE
Image captionLa llegada de Trump a la presidencia agudizó las tensiones entre Washington y México.

Otros estimativos mencionan que el valor de la obra podría llegar a US$10.000 millones.

Las remesas de mexicanos en Estados Unidos a su país de origen alcanzaron más de US$24.000 millones en 2015.

En los primeros 11 meses de 2016 el monto ya había superado los US$25.000 millones, según el Banco Central de México. Más de un millón de familias mexicanas reciben estos pagos.

Y es de presumir que el volumen de las remesas haya aumentado desde entonces en la medida que muchos inmigrantes mexicanos anticipen mayores restricciones en el futuro con la elección de Trump y prefieran enviar de una vez fondos a sus familias.

Por lo que ésta es una fuente potencial de recursos importante.

Pero un gravamen sustancial a estas remesas privadas a México por parte del gobierno de Estados Unidos enfrentaría abundantes quejas políticas y legales.

Muro y valla

Muro fronterizoDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionTrump propone usar las remesas para financiar el muro.

Otra opción disponible al gobierno de Trump para calmar las exigencias de sus seguidores en la clase obrera blanca estadounidense podría ser anunciar la construcción de un muro en ciertos segmentos de la frontera, y fortalecer el resto con una combinación de vallas reforzadas y sistemas de vigilancia electrónica.

El 13 de noviembre pasado, menos de una semana después de su victoria contra Hillary Clinton, Trump daba a entender esta posibilidad.

“Podría haber algo de vallas. En ciertas partes yo podría (aceptar una valla), pero en ciertas partes, un muro es más apropiado”, dijo entonces el presidente electo.

Sea muro o sea valla, la posición oficial mexicana no ha cambiado durante este periodo. El gobierno dice que un pago a Estados Unidos por la barrera fronteriza no está en discusión.

“No hay manera de que eso ocurra (…) es un tema de dignidad y soberanía nacional”, dijo el 10 de enero el actual Ministro de Relaciones Exteriores Luis Videgaray, el mismo que renunció a su anterior puesto de Ministro de Hacienda en septiembre pasado luego de haber ideado la criticada visita de Trump a México durante la campaña presidencial estadounidense.

Y el miércoles, el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto declaró que “En ningún momento aceptaremos nada que vaya en contra de nuestra dignidad como país y nuestra dignidad como mexicanos”.

Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que México, por supuesto, no pagará”, puntualizó el gobernante.

Sacrificio

Una lección de 2016 para los analistas políticos es que es riesgoso decir “esto nunca ocurrirá”.

Valla fronteriza.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionTrump dice que quiere comenzar la obra cuanto antes.

Sin embargo, parece razonable vaticinar que es muy difícil que México acepte pagar directamente por el muro que propone Trump.

De ahí que, si se construye, lo más probable es que se busque una fórmula indirecta.

Una circunstancia en la que, en todo caso, muchos ciudadanos mexicanos se verán obligados a hacer sacrificios para que la promesa electoral de Trump se convierta en realidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viernes 13: ¿cómo se originó la superstición que considera esta fecha como un día de mala suerte?

¿De dónde viene la superstición que dio paso a la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80?
13 de noviembre, 2020
Comparte
calendario

Getty Images
Aunque parezca poco frecuente, todo mes que comience en domingo, siempre tendrá en viernes 13.

Otra vez es viernes 13, y si eso nos preocupa, quizás podemos echar la culpa a un grupo de caballeros estadounidenses que eran enemigos de las supersticiones.

Desde tiempos inmemoriales muchos han temido los viernes y los días 13.

Pero, ¿por qué se juntaron ambos temores para generar una creencia con vida propia en el mundo angloparlante?

En Hispanoamérica y España, en cambio, la superstición se aplica a los martes 13.

En cuanto a los países de habla inglesa, las razones no parecen ser místicas.

“Desde el punto de vista astrológico, no hay necesidad de preocuparse por el viernes 13”, dice Robert Currey, de Equinox Astrology.

Las fechas y días de la semana solían estar estrechamente relacionados con los movimientos planetarios y las fases de la Luna en un sistema que se remonta a los babilonios, explica, pero ya no es el caso.

Sonia Ducie, una consultora de numerología que cree firmemente en la energía innata de los números, cree que 13 “tiene que ver con la transformación y el cambio“.

Viernes 13

Getty Images
Viernes 13, la película, tuvo su base en el mito.

Ducie considera al viernes el quinto día de la semana que se asocia con el movimiento.

“Uno puede ver cómo con esos dos números juntos podrían ser muy inquietos”, pero aclara: “Depende de nosotros. La energía es neutral”.

¿Por qué surgió esta superstición combinada?

En 1907, un libro llamado “Viernes, el XIII” fue publicado por un corredor de bolsa llamado Thomas Lawson. Fue la inspiración para la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80.

El libro de Lawson es una fábula oscura de Wall Street cuyo personaje central genera bonanzas y caídas en el mercado para vengarse de sus enemigos, dejando a muchos en la miseria y la ruina.

Y se aprovecha de los temores que la fecha viernes 13 podía generar en los negociantes.

“Cada hombre en la bolsa y en Wall Street tiene su ojo puesto en él. En viernes 13 rompería el mejor mercado alcista (bull market) de la historia que estaba en marcha”, dice uno de los personajes.

viernes

Getty Images
En 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida

Así que en 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida.

No lo era un cuarto de siglo antes.

The Thirteen Club (El club del trece), una reunión de caballeros alegres decididos a desafiar todas las supersticiones, se reunió por primera vez el 13 de septiembre 1881 (un miércoles) a pesar de que se organizó formalmente el viernes 13 de enero de 1882.

Se reunían el día 13 de cada mes, se sentaban en la mesa 13, rompían espejos, derramaban sal con exuberancia y llegaban a la cena caminando bajo escaleras cruzadas.

Los informes anuales del club especificaban cuidadosamente cuántos de sus miembros habían muerto y cuántos habían fallecido durante el año siguiente tras asistir a una cena en el club.

Viernes 13

Getty Images
El objetivo del club era demostrar lo inútil de las supersticiones.

Fue fundado por el capitán William Fowler en su restaurante Cottage Knickerbocker en la Sexta Avenida de Manhattan, en Nueva York.

A Fowler se lo asociaba con “la buena camaradería, un gran corazón y una caridad sencilla y sin ostentación”.

Como mariscal del club, “siempre lideró el camino valientemente y sin temor hacia la sala del banquete”, aseguró el “gobernante jefe” del club, Daniel Wolff.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y realizar ejecuciones otros días también.

El diario estadounidense The New York Times informó que en la primera reunión, el comensal número 13 estaba retrasado, y Fowler presionó a uno de los camareros para que compensara la ausencia del comensal que completaría el número de mala suerte.

“A pesar de sus gritos estaba siendo empujado por debajo de las escaleras cuando llegó el invitado que faltaba”, narró el diario.

El primer objetivo del club era el temor de que si 13 personas cenaban juntas una podría morir pronto. Pero una segunda superstición surgió poco después.

En abril de 1882, se adoptó una resolución que deploraba el hecho de que el viernes había sido “considerado durante muchos siglos un día de mala suerte… por motivos sin sentido“.

Viernes 13

Getty Images
El grupo buscaba terminar con los mitos vinculados el número 13.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y que se realizasen ejecuciones otros días también.

Pero no hay ninguna señal en el club de la mezcla de la superstición del viernes con el 13.

Debió aparecer en algún momento entre 1882 y la publicación del libro de Lawson en 1907.

¿Responsabilidad de los enemigos de la superstición?

A lo largo de las décadas, muchos se han preguntado si la superstición podría ser culpa del propio club.

Allí aprovechaban cada oportunidad para ridiculizar ambos temores.

El diario Los Angeles Herald informó en 1895: “Cada vez que durante los últimos 13 años el viernes ha caído el 13 del mes, esta peculiar organización nunca ha dejado de celebrar una reunión especial para regocijarse”.

El club se enorgullecía de que había puesto la superstición en el centro de atención. Su fama era grande: de los 13 miembros originales había pasado a cientos a comienzos del siglo XX. Y se habían fundado clubes similares en otras ciudades de Estados Unidos y en Londres.

Viernes 13

Getty Images
La superstición a veces ha inspirado motivos y disfraces para fiestas como Halloween.

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida y expulsada de la Tierra”

Dos de estas supersticiones vulgares han combatido con decisión y sin inmutarse“, escribió el integrante Charles Sotheran a otros miembros del club en Nueva York en 1883, “es decir, la creencia en que el 13 es un número de mala suerte y el viernes un día de mala suerte. Han creado un sentimiento popular a favor de ambos”.

Sotheran debe haber querido decir que “hicieron los viernes y el 13 menos impopulares”, pero su frase es ambigua y podría haber significado “hicieron las supersticiones populares”. ¿Fue esta interpretación la que estableció la superstición en la opinión pública?

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida, y expulsada de la Tierra”.

Si por el contrario generó una de las supersticiones más comunes y persistentes, fue de hecho un accidente desafortunado.


(*) Este artículo fue publicado originalmente el 13 de noviembre de 2015. Un viernes 13, por supuesto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.