Las maneras indirectas en que EU puede hacer que México pague por el muro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Las maneras indirectas en que EU puede hacer que México pague por el muro

México insiste en que no va a pagar por el muro fronterizo, pero Donald Trump asegura que podría implementar otras medidas para lograr su cometido.
AP
Por BBC Mundo
12 de enero, 2017
Comparte

La pelea está planteada. Donald Trump no para de insistir en que México pagará por la construcción del nuevo muro fronterizo, mientras que el presidente Enrique Peña Nieto reiteró categóricamente que no sería así.

Aunque, para ser más precisos, ahora lo que dice Trump es que empezará a construir el muro cuanto antes y que México lo que hará será un “reembolso” del dinero.

“Podría esperar como un año y medio hasta que terminemos las negociaciones, que vamos a empezar inmediatamente, pero no quiero esperar”, dijo Trump el miércoles, en su primera rueda de prensa en meses.

Y el mismo miércoles Peña Nieto respondió: “En ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país, ni de nuestra dignidad como mexicanos”, dijo Peña Nieto.

Resulta evidentemente complicado que México alguna vez acepte lo que sería visto como un gesto humillante y políticamente venenoso para cualquier gobernante de esa nación: girar un cheque a Estados Unidos para que Trump financie una obra que los mexicanos interpretan como una bofetada contra ellos.

Durante la campaña estadounidense, Trump visitó a Peña Nieto en México.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionDurante la campaña estadounidense, Trump visitó a Peña Nieto en México.

¿Y entonces, puede Trump ponerse creativo con la contabilidad para demostrar que, tal como lo pedían enardecidos sus seguidores en las manifestaciones de la pasada campaña presidencial, México pagará por el muro?

¿Podría empezar a recaudar de manera indirecta los cuantiosos fondos que se espera requiera la obra fronteriza?

El plan

En agosto de 2015, la campaña del entonces precandidato republicano Donald Trump hablaba ya de estos mecanismos indirectos “de pago”. El plan todavía puede consultarse en la que fue la página web de su campaña www.donaldjtrump.com.

TrumpDerechos de autor de la imagenSPENCER PLATT
Image captionTrump lanzó frecuentes insultos a los mexicanos durante la campaña.

Entre ellos se planteaban estos mecanismos de recaudo indirecto de fondos para el muro:

  • Decomisar las remesas que los mexicanos envían a sus familiares cuando este dinero proviene de sueldos obtenidos trabajando como indocumentados.
  • Aumentar los costos de las visas otorgadas a mexicanos.
  • Incrementar las tarifas para el otorgamiento de tarjetas para el cruce fronterizo, que según Trump, son usadas por cerca de un millón de mexicanos cada año y que -dice- son la fuente para que muchos se queden de forma ilegal.

Las remesas

Trump aducía entonces como justificación para cobrarle a México el costo del muro, el hecho de que Estados Unidos ha utilizado miles de millones de dólares en “cuidados de salud, vivienda, educación y seguridad social” para satisfacer una demanda creciente de habitantes que no viven legalmente en el país.

“El costo anual de créditos libres de impuestos sólo para beneficiar a inmigrantes indocumentados se cuadruplicó hasta llegar a la suma de US$4.200 millones en 2001”, decía el documento de la campaña de Trump de 2015.

Trump ha estimado que la construcción del muro en la frontera con México podría costar cerca de US$8.000 millones.

GettyDerechos de autor de la imagenJOHN MOORE
Image captionLa llegada de Trump a la presidencia agudizó las tensiones entre Washington y México.

Otros estimativos mencionan que el valor de la obra podría llegar a US$10.000 millones.

Las remesas de mexicanos en Estados Unidos a su país de origen alcanzaron más de US$24.000 millones en 2015.

En los primeros 11 meses de 2016 el monto ya había superado los US$25.000 millones, según el Banco Central de México. Más de un millón de familias mexicanas reciben estos pagos.

Y es de presumir que el volumen de las remesas haya aumentado desde entonces en la medida que muchos inmigrantes mexicanos anticipen mayores restricciones en el futuro con la elección de Trump y prefieran enviar de una vez fondos a sus familias.

Por lo que ésta es una fuente potencial de recursos importante.

Pero un gravamen sustancial a estas remesas privadas a México por parte del gobierno de Estados Unidos enfrentaría abundantes quejas políticas y legales.

Muro y valla

Muro fronterizoDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionTrump propone usar las remesas para financiar el muro.

Otra opción disponible al gobierno de Trump para calmar las exigencias de sus seguidores en la clase obrera blanca estadounidense podría ser anunciar la construcción de un muro en ciertos segmentos de la frontera, y fortalecer el resto con una combinación de vallas reforzadas y sistemas de vigilancia electrónica.

El 13 de noviembre pasado, menos de una semana después de su victoria contra Hillary Clinton, Trump daba a entender esta posibilidad.

“Podría haber algo de vallas. En ciertas partes yo podría (aceptar una valla), pero en ciertas partes, un muro es más apropiado”, dijo entonces el presidente electo.

Sea muro o sea valla, la posición oficial mexicana no ha cambiado durante este periodo. El gobierno dice que un pago a Estados Unidos por la barrera fronteriza no está en discusión.

“No hay manera de que eso ocurra (…) es un tema de dignidad y soberanía nacional”, dijo el 10 de enero el actual Ministro de Relaciones Exteriores Luis Videgaray, el mismo que renunció a su anterior puesto de Ministro de Hacienda en septiembre pasado luego de haber ideado la criticada visita de Trump a México durante la campaña presidencial estadounidense.

Y el miércoles, el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto declaró que “En ningún momento aceptaremos nada que vaya en contra de nuestra dignidad como país y nuestra dignidad como mexicanos”.

Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que México, por supuesto, no pagará”, puntualizó el gobernante.

Sacrificio

Una lección de 2016 para los analistas políticos es que es riesgoso decir “esto nunca ocurrirá”.

Valla fronteriza.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionTrump dice que quiere comenzar la obra cuanto antes.

Sin embargo, parece razonable vaticinar que es muy difícil que México acepte pagar directamente por el muro que propone Trump.

De ahí que, si se construye, lo más probable es que se busque una fórmula indirecta.

Una circunstancia en la que, en todo caso, muchos ciudadanos mexicanos se verán obligados a hacer sacrificios para que la promesa electoral de Trump se convierta en realidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "criptoinvierno" y por qué el bitcoin ha perdido la mitad de su valor en 6 meses

En medio de la subida de tasas de interés en Estados Unidos y las caídas de Wall Street, el mercado de las criptomonedas se está enfriando. Como si fuera poco, la guerra en Ucrania suma aún más incertidumbre.
10 de mayo, 2022
Comparte

Cuando las cosas van bien, en la jerga financiera se dice que los inversores están con “apetito de riesgo”.

Pero cuando la economía global está pasando por un momento difícil, como ahora, los grandes capitales prefieren refugiarse en inversiones más seguras.

Pues bien, en la actualidad los comensales no tienen ganas de probar platos exóticos y le están pidiendo al camarero que lleve a la mesa un menú más tradicional.

Como no hay apetito de riesgo, las criptomonedas son las primeras en perder su valor porque no es estable, lo que se conoce como una alta volatilidad.

Cada vez son más los expertos que advierten sobre la posibilidad de que el mundo esté a las puertas de un “criptoinvierno”, un concepto utilizado entre inversores para referirse a una baja sostenida en el precio de las monedas digitales.

Desde el inicio de este año muchos venían advirtiendo sobre la llegada de nubes negras en el horizonte.

Uno de ellos, David Marcus, emprendedor estadounidense exjefe del sector de criptomonedas en Facebook y expresidente de Paypal, daba señales en enero de que el frío había llegado.

“Es durante los criptoinviernos que los mejores empresarios construyen las mejores empresas”, dijo Marcus.

Este lunes el bitcoin, la más grande de las criptomonedas por su valor de mercado, encendió la alerta al sufrir una fuerte caída que lo llevó a acumular una pérdida de la mitad de su valor en los últimos seis meses.

Desde el máximo histórico cercano a los US$68.000 por bitcoin en noviembre, se desplomó a US$33.000.

La caída de la principal divisa electrónica arrastró al resto del mercado de criptomonedas que en este medio año negro ha perdido en su conjunto alrededor de US$1.000 millones.

¿Por qué se desplomó el bitcoin?

“Las criptomonedas son un activo de alto riesgo por mucho que haya personas que esperan que en el largo plazo suba el precio y sea un activo de refugio”, comenta José Francisco López, director de contenidos de Economipedia.

Cuando las bolsas caen, le dice a BBC Mundo, “los inversores prefieren quitarse de encima los activos más volátiles”.

Negocio de bitcoin en Turquía

Getty Images

En Wall Street las acciones de las empresas tecnológicas agrupadas en el índice Nasdaq han bajado, “siguiendo una correlación con la caída del bitcoin”, explica Diego Mora, analista senior de la consultora XTB.

Eso ocurre porque tanto las divisas digitales como las acciones de las empresas tecnológicas le han servido a los inversores “para buscar dinero fácil”.

Pero desde que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés) comenzó a subir las tasas de interés, hay un mayor interés de los inversores por buscar activos más seguros, como por ejemplo, los bonos del Tesoro o el dólar.

“En estas circunstancias la gente vende sus activos más riesgosos”, explica Mora.

Más aún, cuando las perspectivas apuntan a que las tasas de interés seguirán subiendo en distintas partes del mundo para controlar la inflación.

A la subida de tipos de interés (que la semana pasada incluyó a grandes economías como Reino Unidos, Estados Unidos y Canadá), se suman otros factores que ayudan a aumentar la incertidumbre sobre el rumbo de la economía, como los confinamientos en Shanghái por el covid-19 y la tensión geopolítica por la guerra en Ucrania.

¿De dónde viene el concepto de criptoinvierno?

Cuando se enfría el precio de las criptomonedas y cae de manera sostenida durante varios meses, los expertos hablan de un criptoinvierno.

El concepto hace referencia a lo que ocurrió en 2018, cuando el bitcoin cayó hasta un 80% desde los máximos históricos.

Bitcoin y dólar

Getty Images

El desplome sembró el pánico en el mercado de criptomonedas y provocó que la gran mayoría de las divisas digitales cayeran en picada al unísono.

No fue hasta mediados de 2019 que los criptomercados mostraron signos de recuperación, impulsados por una inversión récord por parte de instituciones tradicionales, como los bancos y los grandes fondos de inversión.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=C-3aYnhF6Io

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.