El muro de Trump una mala idea hasta para los intereses de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

El muro de Trump una mala idea hasta para los intereses de EU

La barrera física que ya existe a lo largo de mil kilómetros entre la frontera de México y Estados Unidos cuesta cada año por concepto de mantenimiento 25 millones de dólares, crear un nuevo muro podría triplicar el gasto, además que afectara las relaciones comerciales que ascienden a 1.4 mil millones de dólares diarios entre los dos países.
Especial
Por Tania L. Montalvo
26 de enero, 2017
Comparte

El muro que Donald Trump planea construir entre México y Estados Unidos más que crear una barrera para frenar el tráfico ilegal de personas y mercancías, como asegura el presidente estadounidense, acarreara afectaciones a negocios, comercios y la vida cotidiana de ciudadanos de los dos países, además que incluirá incrementos presupuestales para la seguridad fronteriza del vecino país.

Sólo el mantenimiento de los mil kilómetros de valla fronteriza que ya existen entre México y Estados Unidos cuesta en estos momentos a los estadounidenses 25 millones de dólares anuales.

Construir un nuevo muro a lo largo de los 3 mil kilómetros fronterizos —aún cuando México pagara por él— triplicará ese costo de mantenimiento anual. Este gasto extra se haría pese a que, frente a los estados de California, Arizona y Nuevo México, ya existe una valla y en el resto de la frontera hay barreras naturales que obstaculizan el cruce ilegal, según información de la Agencia de Aduana y Protección Fronteriza (CBP).

“De los dos lados de la frontera actualmente existen puntos de control, de seguridad. Anunciar la construcción de un muro en toda la línea fronteriza no es más que una distracción ante la necesidad de resolver problemas reales. Esta propuesta es más simbólica que real en cuanto a posibles resultados” dijo en entrevista Jon Barela, CEO de The Borderplex Alliance, organización que representa una alianza binacional que involucra a negocios y empresarios tanto de Ciudad Juárez, Chihuahua como de El Paso, Texas y Las Cruces, Nuevo México.

Datos de The Borderplex Alliance indican que cada día hay 2 mil 500 cruces comerciales que son “parte de la vida cotidiana” de los ciudadanos que viven en la región.

Barela explicó que la gente en Estados Unidos no está entendiendo la importancia que tiene para el país una buena relación diplomática y comercial con México y dio unos ejemplos: El 15% de las compras que se realizan en El Paso, Texas son de clientes mexicanos que cruzan la frontera pero, dijo, la buena relación no sólo tiene consecuencias en la región fronteriza.

Un tercio de las transacciones de negocio que se realizan en Michigan, Detroit, también tienen vínculo con México, según datos oficiales.

Lo anterior también está directamente vinculado con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), del que Trump planteó la necesidad de renegociar.

Según Trump, éste acuerdo ha beneficiado sólo a México aunque los datos muestran que un crecimiento manufacturero de 10% del lado mexicano, implican que el empleo del otro lado de la frontera se incrementa en 2.2% en Brownsville, 2.8% en El Paso, 4.6% en Laredo y 6.6% en McAllen.

Otro dato: las exportaciones de Nuevo México han aumentado 350% a México sólo desde 2007.

Y no sólo es ese punto de la frontera el que se ha beneficiado: entre Arizona y Sonora hay 50 millones de cruces diarios, lo que implica un intercambio comercial que asciende a 41 mil millones de dólares.

En total, seis millones de trabajos en Estados Unidos dependen de la actual relación con México.

Migración y seguridad

Parte de la idea de Trump para modificar los puntos de la relación bilateral tiene vínculo con el tema migratorio y de seguridad.

La organización WOLA informó este miércoles que, según cifras oficiales, la mayor parte de las drogas traficadas hacia Estados Unidos ingresan de contrabando a través de puntos de entrada legales; por lo que construir un muro incluso en las áreas con frontera natural no modificaría el cruce de mercancías ilegales.

Según el presidente estadounidense, el muro es necesario para frenar a criminales y violadores que cruzan ilegalmente la frontera. “Es una barrera innecesaria” dice WOLA, destacando que no existe evidencia de que los migrantes sean, en realidad, criminales —los datos indican que 80% de los migrantes con registro de haber cometido un crimen están acusados de algún delito vinculado a su estatus migratorio, es decir, intentar cruzar sin papeles—; pero además, los arrestos de mexicanos que buscan entrar sin documentos a Estados Unidos se encuentra actualmente en su nivel más bajo desde 1970.

La cooperación entre México y Estados Unidos en seguridad ocurre a través de la Iniciativa Mérida, un programa que se desarrolló e implementó durante los gobiernos de George W. Bush y Felipe Calderón.

El plan se trazó para entregar 1.4 mil millones de dólares a México y Centroamérica para equipo y entrenamiento para fuerzas de seguridad entre 2008 y 2010.

Sin embargo, desde 2008 y hasta el año pasado el Congreso aprobó 2.6 mil millones de dólares sólo para México. Y para este 2017 están por autorizarse otros 129 millones.

La orden ejecutiva que firmó Trump este miércoles incluye un apartado que ordena entregar en un periodo máximo de 30 días un reporte con los recursos que se han otorgado a México en los últimos cinco años en apoyos económicos, humanitarios y militares, ya sea por acuerdos bilaterales o multilaterales.

Lo anterior, con el fin de conocer cuántos recursos de Estados Unidos recibe México y que éstos sean utilizados para la construcción del muro que, según un estimado de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza no es menor a 11.37 mil millones de dólares, cantidad poco comparable con la ayuda que pudo recibir México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Home Office: 3 formas de moverte más mientras trabajas desde tu casa

La pandemia ha forzado a muchas personas a trabajar desde casa. Eso no sólo aumenta el aislamiento sino que nos hace más sedentarios, en detrimento de nuestra salud. Aquí hay unos consejos para reincorporar la actividad a tus días.
28 de enero, 2021
Comparte

Aunque las personas que trabajan en oficinas están sentadas hasta un 80% de la jornada laboral, muchas todavía logran caminar un promedio de 3.616 pasos diarios, en gran parte gracias a varias pequeñas oportunidades de actividad durante el día.

Pero con tantos de nosotros obligados a trabajar desde casa durante la pandemia, esto significa que cualquier tipo de ejercicio que hubiéramos podido hacer durante el día -ya sea yendo en bicicleta al trabajo o caminando para conseguir el almuerzo- es posible que ya se dé.

A pesar de que la manera en la que trabajamos ha cambiado, eso no quiere decir que no podamos encontrar fácilmente formas de ser más activos durante la jornada laboral.

Aquí hay unas maneras en las que puedes tratar más actividad física mientras trabajas desde casa:

1. Trabaja de pie y muévete

Mantenerse de pie prolongadamente quema más calorías que sentarse. Aunque esto no se suficiente para rebajar de peso, reemplazar dos horas sentado al día con estar parado puede consumir hasta 130 calorías a la semana y podría mejorar la concentración.

Hombre trabajando de pie

Getty Images
Intenta trabajar dos horas de pie y, si puedes, llega hasta cuatro horas.

Pararse más frecuentemente durante el día también puede mejorar a largo plazo los niveles de glucosa e insulina, así como regular la presión arterial.

Te podría sorprender saber que estar inquieto también es bueno. Estos movimientos pequeños y regulares (como zapatear con el pie o cambiar de posición) mientras se está sentado también queman más calorías al aumentar el consumo de energía de 5% a 10%.

Los expertos recomiendan a los trabajadores de oficina que incluyan al menos dos horas de estar de pie o en movimiento durante la jornada laboral, que deberían aumentarse hasta cuatro horas, si es posible.

Para empezar, trata de añadir por lo menos de 30 a 60 minutos de pie durante el trabajo, tal vez alternando cada 15 minutos entre ponerte de pie y sentarte. O tal vez ensaya responder a todas tus llamadas o hacer todas las reuniones de pie.

Una mujer habla por teléfono parada

Getty Images
Cuando recibas una llamada telefónica, párate de tu puesto.

2. Toma “tentempiés de ejercicio”

Pequeñas actividades súbitas de ejercicio -o “tentempiés de ejercicio”- son beneficiosas para tu salud.

Con anterioridad, se creía que las sesiones de ejercicio tenían que durar más de diez minutos para tener algún beneficio para nuestra salud.

Sin embargo, investigaciones recientes indican que la actividad de cualquier duración es buena para la salud.

Una mujer de espaldas frente a una pantalla estira sus brazos.

Getty Images
Cualquier actividad es buena, pero entre más hagas es mejor.

El ejercicio regular tiene efectos que benefician al cerebro, mejorando la memoria y reduciendo la inflamación cerebral (que puede generar condiciones como el Alzheimer).

Toma recesos regulares de actividad o de tentempiés de ejercicio durante el día. Por ejemplo, tomar las escaleras puede ser un ejercicio útil, con estudios que demuestran que diez minutos de subir las escaleras pueden tener un efecto en los niveles de energía similares a los que una taza de café tiene en las personas que no han dormido mucho.

Subir vigorosamente tres tramos de escaleras (60 escalones) por lo menos tres veces al día -intercalado con entre una y cuatro horas de descanso- puede mejorar tu condición física.

Una mujer sube las escaleras rápidamente y un hombre la sigue detrás

Getty Images
Cuando termines de subir las escaleras ya no vas a necesitar esa taza de café que buscas para darte ánimo.

Una opción de menor impacto sería dar unas cuantas vueltas caminando alrededor de tu casa. Cosas tan simples como ir de un cuarto a otro para tomar un vaso de agua o una taza de té puede ayudarte a acumular ese movimiento adicional.

3. Haz ejercicio a la hora de almuerzo (al aire libre si es posible)

Está emergiendo evidencia que indica que hacer ejercicio durante el día en ambientes naturales (como parques, campos abiertos, ríos y costas) puede ser beneficioso para nuestra salud mental y habilidad cognitiva.

Muchas personas no tienen la suerte de vivir cerca de ambientes naturales. Afortunadamente, los estudios señalan que salir al aire libre a caminar o correr mejora la salud.

Una mujer camina por un parque

Getty Images
No hay nada mejor que una refrescante caminata al aire libre.

Recuerda, cualquier movimiento es mejor que nada, cuanto más hagas mejor.

Cuando estés trabajando desde casa, haz un esfuerzo especial para reincorporar la actividad a tu vida diaria, tanto para tu salud mental como física.

*Julie Broderick es profesora asistente de fisioterapia en la universidad Trinity College Dublin, Irlanda. Su artículo original fue publicado en The Conversation, cuya versión en inglés puedes leeraquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jNWIWsKQ-o0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.