¿Qué es una orden ejecutiva y cuántas puede firmar un presidente en Estados Unidos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

¿Qué es una orden ejecutiva y cuántas puede firmar un presidente en Estados Unidos?

Una orden ejecutiva es un instrumento de gobierno utilizado por el presidente de EU, pero ¿para qué sirve? ¿Cuántas se han promulgado? ¿Quién emitió la primera?
AP
Por BBC Mundo
25 de enero, 2017
Comparte

Una orden ejecutiva es un instrumento de gobierno que no les es nada ajeno a los estadounidenses. La primera la emitió George Washington en 1789 y desde entonces se han promulgado más de 13.000 en la historia del país.

En la Constitución de Estados Unidos no hay una provisión específica sobre el número de órdenes ejecutivas que puede firmar un presidente, por lo que la utilización de ese recurso queda a discreción de cada mandatario.

Unos lo han usado muchísimo más que otros.

Así lo demuestra el American Presidency Project (Proyecto de la Presidencia Estadounidense), de la Universidad de California-Santa Bárbara, que lleva el conteo de todas las órdenes ejecutivas emitidas en la historia de ese país.

Según esa institución, Franklin D.Roosevelt (1933-1945) firmó 3.721 órdenes, la mayor cantidad emitida por un presidente, mientras que William Henry Harrison (quien gobernó sólo unos días en 1841) no firmó ni una.

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió esta semana varias órdenes ejecutivas:

Una de ellas para retirar a su país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

Otra para autorizar la construcción del oleoducto Keystone XL, cuyo objetivo es transportar petróleo desde la región canadiense de Alberta hasta el territorio estadounidense de Nebraska.

Y otra para prohibir la concesión de ayuda estadounidense a organizaciones no gubernamentales y proveedores sanitarios en el exterior que asesoren sobre el aborto como una opción de planificación familiar.

¿Qué es una orden ejecutiva?

El presidente regularmente emite órdenes para administrar el Poder Ejecutivo del gobierno federal, y esas órdenes están relacionadas con casi todo: desde la decoración de la Casa Blanca hasta la política exterior del país.

Algunas veces “el presidente decide poner esas instrucciones sobre el papel y eso lo convierte en un documento oficial”, explica Ilya Shapiro, investigador del Instituto Cato, un think-tank estadounidense sin fines de lucro.

La autoridad de esos documentos, algunos de los cuales se conocen como órdenes ejecutivas, está enraizada en el artículo 2 de la Constitución estadounidense, el cual establece:

“El Poder Ejecutivo será conferido a un Presidente de los Estados Unidos de América”.

¿Cuándo los presidentes emiten órdenes ejecutivas?

Algunas veces las órdenes son emitidas en tiempos de guerra o para evitar una crisis interna.

El 19 de febrero de 1942, por ejemplo, el presidente Roosevelt firmó una orden ejecutiva para crear centros de detención para alrededor 120.000 japoneses estadounidenses.

Barack Obama, expresidente de Estados UnidosDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl cierre de Guantánamo fue el protagonista de la primera orden ejecutiva firmada por el presidente Barack Obama. Ocurrió el 22 de enero de 2009.

La medida la tomó dos meses después del ataqué de fuerzas japonesas a la base militar estadounidense de Pearl Harbor.

En 1952, el presidente Harry S. Truman (1945-1953) emitió una orden en la que ponía la industria siderúrgica bajo control gubernamental. Su intención era evitar una huelga.

En su momento Obama dijo que había emitido sus órdenes ejecutivas más polémicas debido a que el Congreso se había negado a tomar medidas en determinados asuntos.

Si ellos no van a hacer nada, haremos lo que podamos por nuestra cuenta“, dijo en julio de 2014 el entonces mandatario estadounidense.

De acuerdo con el American Presidency Project, Obama firmó 276 órdenes ejecutivasen sus dos periodos presidenciales (2009-2017).

Órdenes ejecutivas emitidas por los últimos 13 mandatarios
Presidente Número
Franklin D. Roosevelt 3.721
Harry S. Truman (2 periodos) 907
Dwight D. Eisenhower (2 periodos) 484
John F. Kennedy 214
Lyndon B. Johnson 325
Richard Nixon (2 periodos) 346
Gerald R. Ford 169
Jimmy Carter 320
Ronald Reagan (2 periodos) 381
George Bush 166
William J. Clinton (2 periodos) 364
George W. Bush (2 periodos) 291
Barack Obama 276
Fuente: American Presidency Project (Proyecto de la Presidencia Estadounidense)

¿Por qué las órdenes ejecutivas son polémicas?

Se conocen como “leyes suaves”, afirma Shapiro, y es que las órdenes no requieren la aprobación del Congreso.

Algunos legisladores dicen que son usadas como una manera de eludir la autoridad.

Otros creen que los presidentes apelan a las órdenes ejecutivas cuando los legisladores actúan con mucha lentitud o cuando el presidente siente que debe complementar una ley que ha sido aprobada.

Las órdenes ejecutivas son vistas por algunos con recelo porque le permiten al presidente tomar decisiones trascendentales sin el consentimiento del Congreso.

Aunque la Constitución estadounidense establece que ningún poder debería actuar de forma unilateral, el Congreso con frecuencia les da a los mandatarios plena libertad a la hora de implementar y administrar leyes y programas federales.

“Algunas veces el Congreso no puede ponerse de acuerdo sobre cómo exactamente implementar una ley o un programa”, explica el sitio web ThisNation.com, dedicado al sistema de gobierno y política en Estados Unidos.

“Eso deja la decisión en las manos de las agencias federales involucradas y del presidente que está a la cabeza. Cuando el Congreso no específica en detalle cómo una ley debe ser ejecutada, deja la puerta abierta para que el presidente ofrezca esos detalles en la forma de órdenes ejecutivas“.

Pero la libertad es limitada: ninguna orden ejecutiva puede revertir una ley aprobada por el Congreso.

Desde que tomó posesión, el 20 de enero, el presidente Trump ha firmado varias órdenes ejecutivas.

Para muchos analistas el nuevo líder de la Casa Blanca está aprovechando el máximo poder que el Ejecutivo puede ejercer sin la ayuda del poder legislativo, tal como lo hiciera Obama.

Y no todos creen que es algo positivo para la democracia.

“Pies de arcilla”

Lo que un presidente da, un presidente lo quita y eso es lo que los funcionarios del gobierno de Obama están a punto de atestiguar”, comenta el profesor Jonathan Turley, profesor de Derecho de la Universidad George Washington.

Y es que Turley hace clara alusión al hecho de que Trump puede anular cualquier orden ejecutiva de Obama, así como el sucesor de Trump podrá cancelar las suyas.

“En repetidas ocasiones les advertí a los miembros del Congreso que estaban cometiendo un grave error (en el lado demócrata) al entregarle, en primer lugar, una gran cantidad de poder al presidente Obama, pero también por crear su legado con base en órdenes ejecutivas. Fue como construir un legado sobre pies de arcilla“.

“Es una tremenda tentación para presidentes que, independientemente de su preparación previa, tienden a exagerar su poder”.

“Voté por el presidente Obama la primera vez que se lanzó a la presidencia, pero estuve absolutamente en contra de la forma como usó el poder ejecutivo y les advertí a muchos demócratas que él no iba a ser nuestro último presidente y que ellos estaban creando una especie de desastre y, para ellos, Donald Trump es de hecho ese desastre”.

“Usará toda la autoridad que ellos le dieron al presidente Obama para barrer con ese legado“, opinó el académico.

En este artículo colaboró, desde Washington,la periodista de la BBC Tara McKelvey.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mutación del virus: qué se sabe de la nueva cepa del COVID detectada en Reino Unido

Desde su salto a los humanos hace aproximadamente un año, se han detectado unas dos mutaciones del SARS-CoV-2 cada mes. ¿Hay algo en la nueva cepa detectada en Inglaterra por lo que preocuparse especialmente?
19 de diciembre, 2020
Comparte

Tengo una sencilla regla simple para dimensionar las noticias que hablan de una “nueva variante” o una “nueva cepa” de coronavirus.

Hay que preguntarse: “¿Ha cambiado el comportamiento del virus?”

Un virus mutante suena instintivamente aterrador, pero mutar y cambiar es lo que hacen los virus.

La mayoría de las veces es un ajuste sin consecuencias o el virus se altera a sí mismo de tal manera que se debilita al infectarnos y la nueva variante simplemente desaparece.

De vez en cuando, sin embargo, da con una nueva fórmula ganadora.

Por el momento no hay nada que sugiera que la nueva variante del coronavirus detectada en el sureste de Inglaterra cause síntomas más graves o que afecte la capacidad de las vacunas.

Pero, según anunciaron autoridades británicas este sábado, las investigaciones preliminares sugieren que puede transmitirse más fácilmente.

Hay dos razones por las que los científicos la vigilan de cerca.

¿Más contagioso?

La primera es que los niveles de la variante son más altos en lugares donde se han registrado más casos.

Este sábado, al anunciar nuevas restricciones para Londres y el sureste de -similares a las del pasado mes de marzo-, el primer ministro británico, Boris Johnson, explicó que la propagación del virus en muchas partes del sureste de Inglaterra está “impulsada por la nueva variante del virus”.

Johnson reiteró que no hay evidencia de que cause síntomas más graves o una mayor mortalidad.

“Puede ser hasta un 70% más transmisible que la variante anterior”, agregó, puntualizando que son datos iniciales y están sujetos a revisión.

Es una señal de alerta, aunque se puede interpretar de dos formas.

Compras navideñas en Londres

PA Media
El aumento de contagios en el sureste de Inglaterra obligó al endurecimiento de medidas en ciudades como Londres.

El virus podría haber mutado para propagarse más fácilmente y está causando más infecciones.

Pero las variantes también pueden tener suerte e infectar a las personas adecuadas en el momento adecuado.

Una explicación para la propagación de la “cepa española” durante el verano, por ejemplo, fue simplemente que la gente se contagió durante las vacaciones y luego la llevó a casa.

Se necesitarán experimentos en el laboratorio para descubrir si esta variante realmente es más contagiosa que todas las demás.

El otro tema que interesa a los científicos es cómo ha mutado el virus.

“Tiene un número sorprendentemente grande de mutaciones, más de lo que cabría esperar, y algunas parecen interesantes”, me dijo el profesor Nick Loman del Consorcio COVID-19 Genomics UK (COG-UK).

Dos tipos de mutaciones

Hay dos conjuntos notables de mutaciones, y me disculpo por sus horribles nombres.

Ambos se encuentran en la proteína de pico, que es la llave que usa el virus para abrir la puerta a las células de nuestro cuerpo y apoderarse de ellas.

Coronavirus conectándose a las células del cuerpo

Science Photo Library
El coronavirus utiliza las proteínas de pico como llave para entrar a nuestro cuerpo.

La mutación N501 (te lo advertí) altera la parte más importante del pico, conocida como “dominio de unión al receptor”.

Aquí es donde el pico hace contacto por primera vez con la superficie de las células de nuestro cuerpo. Cualquier cambio que facilite la entrada del virus probablemente le dará una ventaja.

Se ve y huele como una adaptación importante”, dijo el profesor Loman.

La otra mutación -una supresión H69 / V70- ha surgido varias veces antes, por ejemplo en los visones infectados en Dinamarca.

La preocupación ha sido que los anticuerpos en la sangre de los supervivientes parecen menos eficaces contra esa variante del virus.

Pero, una vez más, se necesitarán más estudios de laboratorio para comprender realmente lo que está sucediendo.

“Sabemos que hay una variante, no sabemos nada sobre lo que eso significa biológicamente“, dijo el profesor Alan McNally, de la Universidad de Birmingham.

“Es demasiado pronto para hacer alguna inferencia sobre cuán importante puede ser o no”, agregó.

¿Y las vacunas?

Las mutaciones en la proteína de pico conducen a preguntas sobre la vacuna porque las tres candidatas principales -las desarrolladas por Pfizer/BioNTech, Moderna y Oxford/Astra Zeneca- entrenan al sistema inmunológico para que ataque el pico.

Sin embargo, el cuerpo aprende a atacar múltiples partes del pico. Es por eso que los funcionarios de salud siguen convencidos de que las vacunas funcionarán contra esta variante.

Doctor con una vacuna contra el covid

PA Media
La vacunación masiva ejercerá un tipo diferente de presión sobre el virus porque tendrá que cambiar para infectar a las personas que han sido inmunizadas.

Este es un virus que evolucionó en animales y dio el salto a infectar a las personas hace aproximadamente un año.

Desde entonces, se han estado detectado unas dos mutaciones al mes: toma una muestra hoy y compárala con las primeras de Wuhan en China y habría alrededor de 25 mutaciones de diferencia.

El coronavirus todavía está probando diferentes combinaciones de mutaciones para infectar adecuadamente a los humanos.

Ya hemos visto que esto sucedió antes: muchos consideran que el surgimiento y el dominio global de otra variante (G614) es un ejemplo de la mejor propagación del virus.

Pero pronto la vacunación masiva ejercerá un tipo diferente de presión sobre el virus, que tendrá que cambiar para infectar a las personas que han sido inmunizadas.

Y si esto impulsa la evolución del virus, es posible que tengamos que actualizar periódicamente las vacunas, como hacemos con las de la gripe.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.