¿Qué es una orden ejecutiva y cuántas puede firmar un presidente en Estados Unidos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

¿Qué es una orden ejecutiva y cuántas puede firmar un presidente en Estados Unidos?

Una orden ejecutiva es un instrumento de gobierno utilizado por el presidente de EU, pero ¿para qué sirve? ¿Cuántas se han promulgado? ¿Quién emitió la primera?
AP
Por BBC Mundo
25 de enero, 2017
Comparte

Una orden ejecutiva es un instrumento de gobierno que no les es nada ajeno a los estadounidenses. La primera la emitió George Washington en 1789 y desde entonces se han promulgado más de 13.000 en la historia del país.

En la Constitución de Estados Unidos no hay una provisión específica sobre el número de órdenes ejecutivas que puede firmar un presidente, por lo que la utilización de ese recurso queda a discreción de cada mandatario.

Unos lo han usado muchísimo más que otros.

Así lo demuestra el American Presidency Project (Proyecto de la Presidencia Estadounidense), de la Universidad de California-Santa Bárbara, que lleva el conteo de todas las órdenes ejecutivas emitidas en la historia de ese país.

Según esa institución, Franklin D.Roosevelt (1933-1945) firmó 3.721 órdenes, la mayor cantidad emitida por un presidente, mientras que William Henry Harrison (quien gobernó sólo unos días en 1841) no firmó ni una.

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió esta semana varias órdenes ejecutivas:

Una de ellas para retirar a su país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

Otra para autorizar la construcción del oleoducto Keystone XL, cuyo objetivo es transportar petróleo desde la región canadiense de Alberta hasta el territorio estadounidense de Nebraska.

Y otra para prohibir la concesión de ayuda estadounidense a organizaciones no gubernamentales y proveedores sanitarios en el exterior que asesoren sobre el aborto como una opción de planificación familiar.

¿Qué es una orden ejecutiva?

El presidente regularmente emite órdenes para administrar el Poder Ejecutivo del gobierno federal, y esas órdenes están relacionadas con casi todo: desde la decoración de la Casa Blanca hasta la política exterior del país.

Algunas veces “el presidente decide poner esas instrucciones sobre el papel y eso lo convierte en un documento oficial”, explica Ilya Shapiro, investigador del Instituto Cato, un think-tank estadounidense sin fines de lucro.

La autoridad de esos documentos, algunos de los cuales se conocen como órdenes ejecutivas, está enraizada en el artículo 2 de la Constitución estadounidense, el cual establece:

“El Poder Ejecutivo será conferido a un Presidente de los Estados Unidos de América”.

¿Cuándo los presidentes emiten órdenes ejecutivas?

Algunas veces las órdenes son emitidas en tiempos de guerra o para evitar una crisis interna.

El 19 de febrero de 1942, por ejemplo, el presidente Roosevelt firmó una orden ejecutiva para crear centros de detención para alrededor 120.000 japoneses estadounidenses.

Barack Obama, expresidente de Estados UnidosDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl cierre de Guantánamo fue el protagonista de la primera orden ejecutiva firmada por el presidente Barack Obama. Ocurrió el 22 de enero de 2009.

La medida la tomó dos meses después del ataqué de fuerzas japonesas a la base militar estadounidense de Pearl Harbor.

En 1952, el presidente Harry S. Truman (1945-1953) emitió una orden en la que ponía la industria siderúrgica bajo control gubernamental. Su intención era evitar una huelga.

En su momento Obama dijo que había emitido sus órdenes ejecutivas más polémicas debido a que el Congreso se había negado a tomar medidas en determinados asuntos.

Si ellos no van a hacer nada, haremos lo que podamos por nuestra cuenta“, dijo en julio de 2014 el entonces mandatario estadounidense.

De acuerdo con el American Presidency Project, Obama firmó 276 órdenes ejecutivasen sus dos periodos presidenciales (2009-2017).

Órdenes ejecutivas emitidas por los últimos 13 mandatarios
Presidente Número
Franklin D. Roosevelt 3.721
Harry S. Truman (2 periodos) 907
Dwight D. Eisenhower (2 periodos) 484
John F. Kennedy 214
Lyndon B. Johnson 325
Richard Nixon (2 periodos) 346
Gerald R. Ford 169
Jimmy Carter 320
Ronald Reagan (2 periodos) 381
George Bush 166
William J. Clinton (2 periodos) 364
George W. Bush (2 periodos) 291
Barack Obama 276
Fuente: American Presidency Project (Proyecto de la Presidencia Estadounidense)

¿Por qué las órdenes ejecutivas son polémicas?

Se conocen como “leyes suaves”, afirma Shapiro, y es que las órdenes no requieren la aprobación del Congreso.

Algunos legisladores dicen que son usadas como una manera de eludir la autoridad.

Otros creen que los presidentes apelan a las órdenes ejecutivas cuando los legisladores actúan con mucha lentitud o cuando el presidente siente que debe complementar una ley que ha sido aprobada.

Las órdenes ejecutivas son vistas por algunos con recelo porque le permiten al presidente tomar decisiones trascendentales sin el consentimiento del Congreso.

Aunque la Constitución estadounidense establece que ningún poder debería actuar de forma unilateral, el Congreso con frecuencia les da a los mandatarios plena libertad a la hora de implementar y administrar leyes y programas federales.

“Algunas veces el Congreso no puede ponerse de acuerdo sobre cómo exactamente implementar una ley o un programa”, explica el sitio web ThisNation.com, dedicado al sistema de gobierno y política en Estados Unidos.

“Eso deja la decisión en las manos de las agencias federales involucradas y del presidente que está a la cabeza. Cuando el Congreso no específica en detalle cómo una ley debe ser ejecutada, deja la puerta abierta para que el presidente ofrezca esos detalles en la forma de órdenes ejecutivas“.

Pero la libertad es limitada: ninguna orden ejecutiva puede revertir una ley aprobada por el Congreso.

Desde que tomó posesión, el 20 de enero, el presidente Trump ha firmado varias órdenes ejecutivas.

Para muchos analistas el nuevo líder de la Casa Blanca está aprovechando el máximo poder que el Ejecutivo puede ejercer sin la ayuda del poder legislativo, tal como lo hiciera Obama.

Y no todos creen que es algo positivo para la democracia.

“Pies de arcilla”

Lo que un presidente da, un presidente lo quita y eso es lo que los funcionarios del gobierno de Obama están a punto de atestiguar”, comenta el profesor Jonathan Turley, profesor de Derecho de la Universidad George Washington.

Y es que Turley hace clara alusión al hecho de que Trump puede anular cualquier orden ejecutiva de Obama, así como el sucesor de Trump podrá cancelar las suyas.

“En repetidas ocasiones les advertí a los miembros del Congreso que estaban cometiendo un grave error (en el lado demócrata) al entregarle, en primer lugar, una gran cantidad de poder al presidente Obama, pero también por crear su legado con base en órdenes ejecutivas. Fue como construir un legado sobre pies de arcilla“.

“Es una tremenda tentación para presidentes que, independientemente de su preparación previa, tienden a exagerar su poder”.

“Voté por el presidente Obama la primera vez que se lanzó a la presidencia, pero estuve absolutamente en contra de la forma como usó el poder ejecutivo y les advertí a muchos demócratas que él no iba a ser nuestro último presidente y que ellos estaban creando una especie de desastre y, para ellos, Donald Trump es de hecho ese desastre”.

“Usará toda la autoridad que ellos le dieron al presidente Obama para barrer con ese legado“, opinó el académico.

En este artículo colaboró, desde Washington,la periodista de la BBC Tara McKelvey.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: Getty Images

Funeral de Isabel II: dónde será enterrada la reina (y cuáles son otros monarcas que están sepultados allí)

El destino final de Isabell II será un pequeño lugar junto a su padre, el rey Jorge VI, la reina madre, su hermana Margarita y su esposo, el príncipe Felipe dentro de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.
Foto: Getty Images
19 de septiembre, 2022
Comparte

Tras viajar más de 500 kilómetros y recibir los respetos de cerca de 100 jefes de Estado de todo el mundo y de cientos de miles de personas que hicieron una fila que superó las 15 horas de espera, los restos mortales de la reina Isabel II llegarán este lunes a su destino final y tendrá su funeral.

Este es la capilla en memoria del rey Jorge VI, en el castillo de Windsor.

En este pequeño espacio reposan ya los restos del padre de Isabel II, el rey Jorge VI, así como su madre, Elizabeth Bowes – más conocida como la Reina Madre– y su hermana Margarita.

Está ubicado al lado de la famosa capilla real de San Jorge, el lugar donde se concentra el mayor número de miembros de la realeza sepultados en Reino Unido.

A este pequeño recinto también serán trasladados los restos del príncipe consorte Felipe de Edimburgo, esposo de Isabel II por más de 73 años y fallecido en abril de 2021.

Los restos de Felipe habían sido depositados en la llamada bóveda real de la capilla San Jorge y ahora serán reubicados para que reposen junto a su esposa.

La capilla en memoria de Jorge VI se construyó en 1969 por orden de Isabel II, con la idea de que allí descansaran no sólo los restos de sus padres, sino también los suyos y los del príncipe Felipe una vez fallecieran ambos.

El lugar tiene un grabado dorado con la imagen del padre de Isabel II y, en el piso, una placa oscura con letras doradas donde están los nombres de Jorge VI y la Reina Madre y los años de nacimiento y fallecimiento correspondientes.

Pero la reina Isabel II no solo estará rodeada de su familia, sino también de toda la historia que contiene el lugar aledaño a su lugar de descanso: la capilla real de San Jorge.

Capilla de San Jorge

BBC

Tumba de reyes

La capilla de San Jorge, ubicada en un costado del castillo de Windsor -tal vez la residencia real donde Isabel II pasó más tiempo-, no es simplemente un lugar de oración.

A lo largo de sus estructuras, reconocidas como un ejemplo notable de la arquitectura gótica inglesa, están las sepulturas de nueve reyes de Inglaterra, además de numerosos representantes de la realeza.

Tanto que ha sobrepasado a la famosa Abadía de Westminster como el lugar con mayor número de tumbas de miembros de la monarquía británica.

Aunque el castillo de Windsor data casi del siglo XI, la capilla en sí fue encargada por Eduardo IV en 1475 y, ocho años más tarde, él se convirtió en el primer monarca en ser enterrado allí.

El trabajo de construcción se completó en 1528, cuando se concretó el plan de Enrique VIII para la bóveda de la capilla.

De hecho, Enrique VIII, uno de los reyes más conocidos de la historia británica, también está enterrado en este lugar.

Uno de los principales sectores de la capilla de San Jorge es la llamada bóveda real, que está ubicada debajo de la nave central.

Allí se hallan las tumbas de tres reyes: Jorge III, Jorge IV y Guillermo IV, junto a otros 21 miembros de la realeza, entre ellos la princesa Alicia, quien fue la madre del príncipe consorte Felipe de Edimburgo.

Pero en otros rincones de la capilla hay tumbas de más monarcas, como Carlos I, quien fue decapitado durante la Guerra Civil inglesa (1642-1651), Enrique VI, quien inspiró una de las obras más famosas del dramaturgo inglés William Shakespeare y Jorge V.

Orden de la Jarretera y muchas bodas

Sin embargo, para muchos expertos, la capilla más allá de albergar los restos de miembros de la realeza entraña importancia histórica porque es el lugar donde son introducidos los nuevo miembros de la orden de la Jarretera.

La capilla de San Jorge también ha servido como escenarios de bodas reales, como la de Harry y Meghan en 2018.

Getty Images
La capilla de San Jorge también ha servido como escenarios de bodas reales, como la de Harry y Meghan en 2018.

Esta orden, a la que pertenecía la reina Isabel II y también el actual rey Carlos III, es la más importante de Reino Unido: sólo la integra un reducido grupo de personas seleccionadas precisamente por el o la soberana en ejercicio.

Y sus reuniones y ceremonias -en rituales que datan del Medioevo- se realizan en la capilla de San Jorge, cuyo santo es el patrono de Inglaterra y de la orden.

Y hay más: a la vez que es centro de este importante honor para la corona, la capilla se ha convertido en uno de lugares favoritos para las bodas reales.

Tal vez la más famosa que se ha realizado allí fue la de los duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, en 2018.

Allí también se casaron Eduardo, el hijo menor de la reina Isabel II, con Sophie Rhys-Jones y, un siglo antes, el futuro Eduardo VII contrajo nupcias con Alejandra de Dinamarca, quien sería su reina consorte.

Este lugar lleno de historia será el último destino de Isabel II, tras los adioses a sus 70 años de reinado.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RfkeSSgl6eo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.