Más de 200 detenidos por protestas violentas contra Trump en Washington
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Más de 200 detenidos por protestas violentas contra Trump en Washington

Algunos manifestantes y miembros de la prensa fueron rodeados y llevados por policías durante las protestas contra Trump en Washington.
AP
Por Redacción Animal Político
20 de enero, 2017
Comparte

Las protestas contra la investidura de Donald Trump como el presidente número 45 se tornaron violentas en el centro de Washington.

La policía del Distrito de Columbia informó que 217 personas fueron arrestadas y acusadas de amotinamiento, y que seis agentes sufrieron heridas menores durante las manifestaciones realizadas contra el presidente Donald Trump.

En tanto, manifestantes que se encontraban en el centro de Washington entrelazaron brazos para enfrentar a la policía mientras gritaban “No a Trump, no al KKK, no a un Estados Unidos fascista”.

La policía metropolitana ha usado aerosol pimienta contra los manifestantes que protestan en las calles de la capital del país.

Un video publicado en redes sociales muestra a policías del Distrito de Columbia arrojando aerosol pimienta contra un grupo de manifestantes, entre estos una anciana y un hombre con muletas, así como a aquellos que tratan de ayudarlos a retirarse.

Un portavoz de la policía se negó a hacer comentarios. No estaba claro qué había ocurrido antes de los hechos capturados en el video.

El video muestra a una mujer que grita “mi hijo”, mientras corre con su pequeño en brazos. Otros están agachados o tosiendo mientras las nubes rosas del aerosol alcanzan a cientos de personas en la calle. Hacia el final del video, se ve a manifestantes que al parecer rompen bloques de cemento y a algunos arrojando objetos contra la policía.

“Sabíamos que este sería un día largo. Quien piense que puede venir aquí y romper las leyes, ser´’a detenido”, dijo titular de la policía de Washington, Peter Newsham.

Newsham dijo que fue un pequeño grupo el que causó severos daños en varias calles de la ciudad.

La policía persiguió a un grupo de unos 100 manifestantes que destrozaron las ventanas de empresas del centro de Washington.

El equipo antimotines usó aerosol de pimienta y eventualmente acordonó a los manifestantes que gritaban “Manos arriba, no disparen” al tiempo que un helicóptero sobrevolaba el lugar.

Los manifestantes protestaban en los retenes de acceso cerca del Capitolio, donde policías con equipo antimotines ayudaban a agilizar la entrada de las personas que tenían un boleto para asistir al evento.

En los carteles se podía leer: “Que resuene la libertad”, “Libertad a Palestina” y “Resistir Clima Trump”, entre otras consignas.

Al tiempo en que Mike Pence y Donald Trump juraban como vicepresidente y presidente de Estados Unindos, manifestantes vestidos de negro y encapuchados corrieron por las calles de Washington rompiendo vidrios.

Unos 20 minutos después la policía los encapsuló y detuvo. Los policías visten equipo antimotines.

Decenas de manifestantes se formaron en un retén de seguridad cerca del Capitolio, algunos vestidos con overoles anaranjados de presidiarios y encapuchados para representar a los presos en la cárcel estadounidense en Guantánamo.

la coalición DisruptJ20, que tomó su nombre de la fecha de la investidura, había prometido que intentaría bloquear las celebraciones arriesgándose al arresto si fuera necesario.

La simpatizante de Trump, Brett Ecker, dijo que la acción de los manifestantes no iba a arruinarle el día.

La mayoría de los partidarios de Trump que caminaban a la inauguración ignoraron a los manifestantes fuera de la estación de tren Union Station, pero no a Doug Rahm, quien mantuvo un acalorado intercambio de insultos con ellos.

“Consíganse un trabajo”, dijo Rahm, un miembro de un grupo que simpatiza con Trump de Filadelfia. “Dejen de llorar copos de nieve, Trump ganó”.

Fuera del Museo Internacional del Espionaje manifestantes con sombreros rusos ridiculizaron las alabanzas de Trump al presidente Vladimir Putin y marcharon con carteles en los que se leía en inglés “Títere de Putin” y “Empleado del mes del Kremlin”.

Manifestantes y partidarios de Trump se enfrentaron el jueves por la noche fuera de un evento de apoyo al nuevo mandatario en Washington. La policía usó aerosol químico en un esfuerzo por controlar a la multitud rebelde.

Cientos de personas se reunieron frente al Club de la Prensa Nacional en el centro de Washington donde se celebraba el “DeploraBall”, un juego basado en un comentario de campaña de Hillary Clinton que una vez se refirió a muchos de los partidarios de Trump como una “canasta de deplorables”.

Las demostraciones no terminarán cuando Trump ocupe su lugar en la Casa Blanca. Una masiva marcha de mujeres está prevista para el sábado en Washington.

Con información de AP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: el extraordinario caso del hombre que dio positivo 43 veces a COVID

Dave Smith es uno de los pocos pacientes que permaneció cerca de 300 días con el virus SARS-CoV-2 activo dentro de su cuerpo y vivió para contarlo.
19 de julio, 2021
Comparte

En marzo de 2020, Dave Smith, un instructor de manejo británico de 72 años, se contagió de covid-19.

Reino Unido estaba en ese momento atravesando la primera ola de la pandemia y Smith tenía una serie de afecciones de salud preexistentes —había sido diagnosticado con leucemia y tratado exitosamente con quimioterapia en 2019— que lo hacían particularmente vulnerable ante el virus.

La mayoría de las personas infectadas con SARS-CoV-2, incluso aquellas que sufren la llamada covid-19 de larga duración, eliminan el virus de su cuerpo en un promedio de 10 días.

En el caso de Smith, en cambio, este se quedó en estado activo dentro de su cuerpo por más de 290 días.

“Las conté. Fueron 43 veces“, le dice Smith a la BBC, rememorando la cantidad de pruebas PCR que dieron positivo.

“Rezaba todo el tiempo pidiendo que la próxima fuera negativa, pero nunca lo era”.

Los médicos confirmaron que no se trataba de una reinfección sino de una infección persistente tras secuenciar el virus en el laboratorio.

Dave Smith y su esposa Lyn

BBC
Smith conversó con su esposa para dejar las cosas en orden, pues no creía que se recuperaría.

Los cerca de 10 meses que Smith pasó enfermo —que incluyeron siete internaciones hospitalarias— fueron una agonía para él: sus niveles de energía eran mínimos, y necesitaba ayuda para casi todo.

“En un momento dado estuve tosiendo cinco horas sin parar. Desde las cinco de la mañana hasta las diez de la noche. No puedes imaginar el agotamiento que genera esto en tu cuerpo”, dice el paciente, que perdió 60 kilos en el transcurso de su enfermedad.

El de Smith es uno de los casos de infección activa por covid-19 más prolongados que se haya registrado hasta el momento en el mundo.

Infección persistente vs. covid de larga duración

El caso de Smith es extremadamente poco común, sobre todo por la cantidad de tiempo que le llevó eliminar el virus, pero es algo que puede ocurrir en personas inmunocomprometidas.

Así se lo explica a BBC Mundo Andrew Davidson, profesor de virología de la Escuela de Medicina Celular y Molecular de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, y parte del equipo que investigó el caso de Smith.

“Normalmente tu sistema inmune se deshace del virus produciendo anticuerpos que se le unen, impidiéndole así que infecte a las células, y también con linfocitos T, que destruyen a las células infectadas con el virus y otros mecanismos”, dice.

Pero como el sistema inmunitario de Smith estaba debilitado, no podía combatirlo.

Esto puede ocurrir no solo con el SARS-CoV-2 sino también con muchos otras virus que pueden quedar dentro del cuerpo de forma permanente.

Mujer enferma

Getty Images
En la covid de larga duración los síntomas continúan pese a que el virus fue eliminado, mientras en una infección persistente sigue presente y activo.

“Algunos virus causan una infección persistente y una vez que te has infectado es muy poco probable que te liberes del virus”, explica Davidson, y da como ejemplo el virus del VIH que se queda dentro del cuerpo, en estado latente.

“Puedes tratarlo con antivirales que suprimen al virus, pero no lo eliminas”, agrega.

El virólogo aclara que la covid-19 de larga duración y la infección de covid persistente son dos cosas diferentes: mientras que en la primera ciertos síntomas como el cansancio o la dificultad para respirar subsisten pese a que el virus ya fue eliminado, en la segunda el virus está presente y activo.

Una hipótesis que está siendo investigada en el caso de la covid de larga duración es la posibilidad de que el virus siga estando dentro del paciente, escondido dentro de algún órgano, y por eso no es detectable.

Hasta el momento esto no ha sido confirmado y esta forma de enfermedad sigue siendo un enigma para los médicos.

El tratamiento de Trump

Smith logró finalmente superar la enfermedad con un cóctel de fármacos antivirales de la farmacéutica estadounidense Regeneron que contienen dos anticuerpos monoclonales (casirivimab y imdevimab).

El tratamiento —el mismo que recibió el expresidente de Estados Unidos Donald Trump— no está aprobado en Reino Unido, pero le fue suministrado a Smith por razones humanitarias, dada la particularidad de su caso.

Después de 45 días de recibir la medicación, la PCR dio por primera vez un resultado negativo.

Expresidente de EE.UU. Donald Trump

Getty Images
Smith fue medicado con los mismos fármacos que se utilizaron para tratar a Trump.

“Fue como haber recibido una nueva vida”, recuerda Smith, quien confiesa que estaba “listo para abandonar la pelea” y que había conversado con su esposa Lyn para “dejar los asuntos en orden”, pensando en que no sobreviviría.

Sus médicos creen que fueron los fármacos lo que permitió curar la enfermedad, aunque estiman que existe una posibilidad mínima de que el paciente estuviera a punto de mejorar por sí mismo y lo que sucedió fuera una coincidencia, más que una relación causa consecuencia.

“La única manera de probarlo es con un ensayo clínico adecuado”, señala Davidson.

Peligros de una infección persistente

Más allá de las implicancias personales de sufrir una infección persistente, la situación crea un riesgo epidemiológico a nivel de la comunidad.

En primer lugar, un paciente con una infección activa es potencialmente contagioso, aunque es difícil saber en qué grado en comparación con una persona que tiene una infección adquirida recientemente.

En el caso de Smith, este no pudo pasar el virus a otras personas ya que, por su debilidad, en la mayor parte del tiempo no salió de casa.

“Pero esto nos hace preguntarnos si no puede haber gente (con una infección persistente) dentro de la comunidad expulsando y propagando el virus”, señala Davidson.

PCR

Getty Images
Con cada prueba positiva, Smith iba perdiendo las esperanzas de recuperarse.

Por otro lado, mientras el virus continúe activo dentro de una persona, seguirá evolucionando y cambiando.

“Sabemos que en este caso cambió rápidamente y algunos de estos cambios fueron encontrados también en las variantes preocupantes”, explica el virólogo.

“El virus tiene la posibilidad de probar todo tipo de mutaciones y ver qué puede hacer, y puede evolucionar para volverse más transmisible”, agrega.

Ahora, fuera de peligro, Smith vive cada día agradecido, como si fuera un regalo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.