Por qué dormir la siesta en el trabajo es bueno para tu salud y tu rendimiento
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Por qué dormir la siesta en el trabajo es bueno para tu salud y tu rendimiento

Una siesta en el trabajo te puede dar más energía para continuar con tus labores, aunque es necesario cumplir con ciertas condiciones (como tener permiso de tu jefe).
BBC Mundo
Por Laurence Knight (BBC News)
12 de enero, 2017
Comparte

En la década de los 90, Bhim Suwastoyo era periodista de la agencia Agence France Presse (AFP) en Yakarta, Indonesia.

Y se hizo famoso en su oficina por dormir a ratos debajo de un armario detrás de su escritorio.

“Cada vez que alguien de la oficina central de Hong Kong me visitaba, lo primero que pedían era: ‘Muéstrame tu cama'”, le dijo Suwastoyo al programa Business Daily del Servicio Mundial de la BBC.

“¡(Tenía) una gran reputación!”, explicó en tono irónico.

Según el periodista, tener una cama en la oficina le fue particularmente útil en el momento culminante de la crisis monetaria asiática de 1997, cuando la rupia indonesia perdió la mitad de su valor y el gobierno de Haji Muhammad Suharto se derrumbó en 1998.

Suwastoyo trabajaba a todas horas cubriendo noticias de último minuto. Por ese entonces los teléfonos móviles no se usaban tan frecuentemente en Indonesia, así que tomaba siestas con el oído cerca de su teléfono en la oficina cada vez que tenía un momento tranquilo. 

Pero se dio cuenta de que incluso en días tranquilos una siesta de media hora le ayudaba.

“Te da más energía para el resto del día, es como comenzar como nuevo por la mañana”, dijo.

Dos pasajeros en Tokio toman una siesta en el metro.GETTY IMAGES
¿Una señal de estatus? Dos pasajeros en Tokio toman una siesta en el metro.

Y no es el único que piensa así.

En algunos países del sur de Europa, la siesta de la tarde es una institución para los que se lo pueden permitir y una situación similar ocurre en China.

Ritmos circadianos

En Japón, dormitar en reuniones es al parecer una señal de estatus para mostrar lo mucho que una persona trabaja.

Incluso se dice que algunos jefes lo fingen para escuchar a empleados indiscretos y muchos de estos hacen falsos comentarios para hacerlos reír.

Nuestro cuerpo funciona según los ritmos circadianos, el ciclo diario de las hormonas que rigen el reloj corporal.

El principal elemento es la melatonina. Cuando los niveles de este químico son altos, una persona se duerme. Pero cuando se está expuesto a la luz del sol, los niveles de melatonina caen y uno se anima.

“El sueño actúa como un ama de llaves del cerebro, que ayuda a eliminar los desechos metabólicos y las toxinas del cerebro”, explica la académica Natalie Dautovich, de la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos.

Es por eso que todos debemos dormir con regularidad de siete a nueve horas cada noche.

Si todos sabemos que esto es verdad, ¿por qué la mayoría de nosotros somos tan malos ala hora de seguir este consejo?

“Cuanto más carecemos de sueño, menoscapaces somos de juzgar los efectos que ello tiene sobre nuestro desempeño“, dice la Dra. Dautovich.

En otras palabras, todos los demás en la oficina pueden ver que estamos agotados pero nosotros no podemos verlo, porque estamos agotados.

Un hombre bostezando en una reunión.THINKSTOCK
Nuestros colegas pueden ver que estamos cansados ​​pero nosotros no podemos verlo, porque estamos cansados.

Y luego está la cuestión de los teléfonos móviles.

A menudo pierdo una hora o dos en la noche, sentado en la cama leyendo Twitter. Dautovich dice que es un mal hábito.

El problema es que las pantallas del teléfono emiten más luz azul que una lámpara promedio y la luz falsa tiende a bajar los niveles de melatonina, por lo que nos mantiene despiertos.

Además, el cerebro empieza a asociar al dormitorio con el teléfono móvil, y por extensión con la oficina y la vida social. Y eso trae en otras consecuencias bioquímicas poco útiles como la hormona del estrés, el cortisol.

Así que todos podríamos tener un poco más de autodisciplina: apagar el teléfono e ir a la cama a una hora sensata.


La mejor estrategia para la siesta en la oficina

Hombre de negocios duerme en un sofá.THINKSTOCK
Consejos para dormir una siesta en la oficina
  • ¡Consigue permiso de su jefe!
  • Duerme después del almuerzo, generalmente entre las 2-4 pm
  • Encuentra un lugar tranquilo y aislado
  • Limita tu siesta a menos de 20 minutos para evitar caer en un sueño más profundo y utiliza otros 10 minutos para recuperarse
  • Si necesita más tiempo, entonces acomoda tus horarios para un ciclo completo de 90 minutos de sueño

Alerta

¿Pero existe algo más para mantener la salud mental en la oficina que simplemente dormir bien?

Para averiguarlo, visité una oficina en la cual permanecer alerta puede ser una cuestión de vida o muerte.

Oficina de control aéreo en Londres.NATS
La oficina de los controladores aéreos en Londres está constantemente encendida con una luz de día falsa.

Nats, el servicio de control de tráfico aéreo de Reino Unido, tiene un departamento entero dedicado a esta cuestión.

Y es comprensible ya que Londres es responsable de uno de los tramos más congestionados del espacio aéreo en el mundo.

“Una cosa de la que somos muy muy conscientes es de que un controlador es más probable que tenga un incidente cuando está muy ocupado o cuando está muy tranquilo”, dijo Neil May de Nats.

Interacción social

Nats obtiene el equilibrio mental óptimo entre el aburrimiento y la sobrecarga controlando el número de aviones que maneja cada empleado.

Me encontré con Neil May en la sala de control de Nats en Swanwick, en el sur de Inglaterra, un espacio que se parece a un hangar de aviones y que fue diseñado para minimizar la distracción.

Una luz de día falsa permanece encendida las 24 horas y el único sonido es el murmullo suave de centenares de controladores que monitorean las pantallas y hablan con los pilotos esparcidos en el cielo del sur de Reino Unido.

El personal trabaja en equipos de dos, no sólo para controlarse el uno al otro, sino también porque la interacción social ayuda a mantener la mente activa.

Y por lo menos cada dos horas se les requiere tomar un “descanso de 30 minutos”, explica May.

Controladores aéreos.NATS
Se estimula a los controladores para tomar recreos y tomar siestas cortas.

Nats tiene una actitud proactiva hacia el sueño. Swanwick tiene un dormitorio para que los que están de servicio nocturno tomen una siesta de 2 horas.

“Queremos que estén muy alerta a las 5 y 6 am, cuando las llegadas comienzan aumentar en el aeropuerto de Heathrow”, explica May.

Es una actitud que la doctora Dautovich celebraría. Ella también duerme la siesta en la tarde.

“Todavía estamos atrapados en esta percepción de que el sueño es un lujo”, afirma la especialista, en lugar de verlo como “un comportamiento saludable y positivo con resultados beneficiosos para la productividad”.

En otras palabras, quizás la siesta en el trabajo no debería ser tratada como un delito disciplinario.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

COP26: casi 200 países pactan acuerdo contra cambio climático; es puro ‘bla, bla’, dice Greta Thunberg

El Pacto Climático de Glasgow prevé explícitamente la reducción del uso y explotación del carbón y la promesa de entregar más dinero a los países en desarrollo para ayudarles a adaptarse a los impactos climáticos.
AFP
Por AFP
13 de noviembre, 2021
Comparte

Casi 200 países aprobaron este sábado en la COP26 acelerar la lucha contra el cambio climático y esbozar las bases de una futura financiación, sin garantizar sin embargo el objetivo de limitar el aumento de la temperatura mundial a +1.5ºC.

El Pacto de Glasgow por el Clima propone que los Estados miembros presenten a finales de 2022 nuevos compromisos nacionales de recortes de emisiones de gases de efecto invernadero, tres años antes de lo previsto, aunque “teniendo en cuenta las diferentes circunstancias nacionales”.

Lee: México llega a la COP26 con las mismas metas de reducción de emisiones de 2015

La aprobación del acuerdo quedó deslucida por la oposición de último minuto de India y China a un párrafo sobre la necesidad de eliminar la dependencia del carbón, y para acabar con los subsidios a los combustibles fósiles.

Con 24 horas de retraso sobre la agenda, la COP26 aprobó un texto que abre el paso a consultas formales para crear fondos de financiación y para estudiar posteriormente los daños y pérdidas de los países más vulnerables.

El documento no contiene montos. “Lo que este texto está intentando hacer es tapar agujeros y echar a andar un proceso”, en especial en el tema de las finanzas para adaptación a los efectos del cambio climático, es decir para prepararse ante lo que viene, explicó Helen Mountford, del World Resources Institute.

“Es tímido, es débil y el objetivo de 1.5ºC apenas sigue vivo, pero se manda una señal de que la era del carbón está acabando. Y eso es importante”, reaccionó por su parte Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace.

Con uñas y dientes 

Los países en vías de desarrollo, los más afectados por el calentamiento del planeta, pelearon hasta el final con uñas y dientes para lograr avances en materia de dinero, con un resultado discreto.

Las decisiones de la COP se logran por consenso, y Glasgow no fue una excepción, con exhaustivas negociaciones hasta el último minuto en la misma sala de la asamblea plenaria, con los delegados de pie, documento en mano.

El enviado especial de Estados Unidos, John Kerry, su homólogo chino, Xie Zhenhua, el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, iban y venían, saltaban de un grupo a otro, sobre un texto que finalmente fue aceptado a regañadientes, aunque con duras críticas de parte de India.

Inmediatamente después del anuncio del acuerdo, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió que el mundo sigue estando a las puertas de una “catástrofe climática”.

La COP26 de Glasgow logró “pasos hacia adelante que son bienvenidos, pero no son suficientes”, estimó en un comunicado el secretario general.

En Glasgow no se consiguió “el fin de las subvenciones a las energías fósiles, la salida del carbón, poner un precio al carbono”, indicó.

“Llegó el momento de ponerse en modo ‘urgencia'” añadió.

Para la joven activista sueca Greta Thunberg, la conferencia sobre el clima fue puro “bla-bla-bla”. “El verdadero trabajo continúa fuera de esas salas. Y nunca, nunca nos rendiremos”, afirmó en Twitter la figura emblemática del movimiento Fridays for Future tras la conferencia mundial sobre el clima.

 

Aspectos controvertidos 

El pacto “urge a los países desarrollados a duplicar como mínimo sus contribuciones colectivas para la adaptación de los países en desarrollo, en base a los niveles de 2019, de aquí a 2025”.

Los bancos multilaterales deberán colaborar en la tarea, y el texto también pide “políticas innovadoras” para atraer los capitales privados.

Pero los países ricos no han podido regularizar los 100 mil millones de dólares anuales que supuestamente tenían que recibir los países vulnerables desde 2020. Y esa cifra era tan solo una base.

El texto reconoce y “lamenta profundamente” esa situación, que urge remediar de aquí a 2025.

Los países en desarrollo quieren que el dinero que vayan a recibir a partir de ahora sea, en líneas generales, repartido a partes iguales en mitigar el cambio climático (reducir las emisiones de gases de efecto invernadero) y en adaptarse a lo que se viene (por ejemplo, mediante presas, diques en las costas, etc).

“Por primera vez se acordó un objetivo de financiación para la adaptación”, se felicitó Gabriela Bucher, de Oxfam.

Entérate: ¿A qué se han comprometido los países de América Latina en la cumbre sobre cambio climático?

Alarmismo de los científicos

Las compensaciones por daños y pérdidas es un capítulo especialmente controvertido, puesto que concierne a Estados, grandes multinacionales (como las petroleras) y aseguradoras.

El pacto “decide establecer el Diálogo de Glasgow (…) para discutir los preparativos para financiar las actividades con el fin de evitar, minimizar y remediar los daños y pérdidas”. Ese diálogo debe culminar en 2024.

Finalmente, en los debates sobre los combustibles de origen fósil, que nunca han sido denunciados de forma explícita en los documentos oficiales de estas conferencias, el final fue controvertido.

El ministro de Medio Ambiente indio, Bhupender Yadav, defendió que las naciones menos industrializadas, con poca responsabilidad histórica en el calentamiento global, tienen “derecho a su parte justa del presupuesto global de carbono y tienen derecho al uso responsable de los combustibles fósiles”.

“¿Cómo se puede esperar que los países en desarrollo hagan promesas de eliminar el carbón y las subvenciones a los combustibles fósiles?”, clamó.

A propuesta de India, el texto menciona finalmente la necesidad de acabar con los “subsidios ineficientes para los combustibles fósiles”, pero de nuevo, prestando atención a “circunstancias nacionales particulares”.

Desde el Acuerdo de París de 2015, el alarmismo ha crecido y el mundo se dirige a una situación “catastrófica” si no se toman medidas drásticas, insisten los científicos.

El objetivo fijado en París hace seis años era que el aumento de la temperatura media global no llegue a +2 ºC, e idealmente se sitúe en un máximo de 1,5 ºC.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.