¡Déjenlos entrar!: ciudadanos protestan en EU y ganan una batalla a Trump (fotos y videos)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

¡Déjenlos entrar!: ciudadanos protestan en EU y ganan una batalla a Trump (fotos y videos)

Después de que cientos protestaran en EU y de que activistas usaran recursos legales, una jueza emitió una orden para que no sean expulsadas a su llegada a Estados Unidos las personas de países musulmanes a las que Trump impuso un veto.
AFP
Por AFP
29 de enero, 2017
Comparte

Los defensores de los derechos de los migrantes lograron una primera victoria frente a Donald Trump, después de que la justicia bloqueara en parte un decreto del gobierno para impedir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos.

Varias organizaciones, entre ellas la poderosa Unión estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), interpusieron una demanda judicial el sábado contra el decreto promulgado un día antes por el mandatario.

El decreto establece un veto a la llegada de refugiados musulmanes durante 120 días, y un bloqueo de 90 días al ingreso de ciudadanos de Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, mientras se revisan los criterios de admisión.

Su aplicación desde la noche del viernes tomó por sorpresa a viajeros con esas nacionalidades, que ya habían abordado sus vuelos o que ya habían llegado a aeropuertos de Estados Unidos.

La jueza federal de Nueva York, Ann Donnelly, tras una audiencia de urgencia realizada en la noche del sábado, emitió una orden para impedir que las personas de esos países y que cuenten con sus documentos en regla -visas válidas o solicitudes de refugio aprobadas-, sean expulsadas o deportadas al llegar a territorio estadounidense. 

Asimismo, ordenó al gobierno comunicar la lista de todas las personas retenidas en los aeropuertos desde la noche del viernes.

El fallo se produjo tras demandas interpuestas por organizaciones defensoras de los derechos civiles, anticipando lo que será una dura batalla en los tribunales, respecto a si es anticonstitucional la orden de Trump.

La ACLU estimó que la decisión de la juez beneficiaría a entre 100 y 200 personas que habían sido detenidas en aeropuertos o que iban en camino a Estados Unidos, de acuerdo con un reporte de BBC Mundo. 

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo este domingo a ABC que de los 325,000 extranjeros llegados a Estados Unidos el sábado, 109 personas pasaron por procedimientos de control reforzados para “garantizar que las personas a las que dejamos entran en nuestro país vengan con intenciones pacíficas”.

Tras las protestas, indicó el diario The New York Times, el gobierno de Trump parece revertir uno de los puntos clave de la orden ejecutiva. El secretario general de la Casa Blanca, Reince Priebus, dijo que a las personas de los países musulmanes en cuestión y que cuenten con la green card no se les impedirá regresar a Estados Unidos.

Sin embargo, agregó el NYT, Priebus también dijo que los agentes en las fronteras tendrán “autoridad discrecional” para detener e interrogar a los viajantes de ciertos países que se considere sospechosos.

Leer: La primera derrota legal de Trump: juez federal evita deportaciones

Cientos se manifestaron pacíficamente el sábado en contra de la orden ejecutiva de Trump, en el aeropuerto John F. Kennedy Airport de Nueva York.

“La gente está preparada para oponerse a esto” dijo David Gaddis, de 43 años. “No es sorprendente que la gente se movilice. Cada día que (Trump) está en su despacho, hay una emergencia nacional”.

En otros grandes aeropuertos, como Washington, Chicago, Minneapolis, Denver, Los Ángeles, San Francisco y Dallas también hubo concurridas protestas.

https://twitter.com/HowellONeill/status/825497394678607873

Aeropuerto Internacional Chicago O’Hare. Foto: AFP

Afuera del Palacio de Justicia Federal en Brooklyn. Foto: AFP

Aeropuerto Internacioanl Dallas-Fort Worth. Foto: AFP

Donnelly ordenó al gobierno que facilite listas con todos los detenidos en aeropuertos estadounidenses desde la entrada en vigor de la medida.

Una jueza federal de Virginia anunció una decisión similar que afecta a los pasajeros del aeropuerto de Dulles, cerca de Washington DC, dijo el diario The Charlotte Observer.

“Bienvenidos”

Las organizaciones presentaron la demanda tras la detención la noche del viernes de dos iraquíes en el aeropuerto John F. Kennedy, de Nueva York, pese a que contaban con documentación en regla.

Uno de ellos trabajó para el gobierno estadounidense en Iraq durante 10 años, y el otro viajaba a Estados Unidos a reunirse con su esposa, que trabaja para una empresa contratista estadounidense, señaló la demanda.

Los representantes demócratas de Nueva York en el Congreso, Jerry Nadler y Nydia Velasquez, se unieron a la protesta en el estacionamiento del JFK y negociaron todo el día con la policía aeroportuaria.

Obtuvieron la liberación de uno de los iraquíes, Hameed Khalid Darweesh, a quien los manifestantes recibieron al grito de “Bienvenido a casa”, “¡Los musulmanes son bienvenidos!, ¡Ni odio, ni miedo!”.

Esto apenas empieza

Esta movilización y este primer fallo judicial auguran una larga confrontación entre los defensores de los inmigrantes y el gobierno de Trump. Se espera una audiencia sobre el caso en febrero.

“Es la primera dentro de una larga batalla frente a los tribunales”, consideró Michael Kagan, especialista en derecho de la inmigración de la Universidad de Nevada.

Según el consejero de Trump, Rudy Giuliani, el presidente inicialmente pidió un decreto para “prohibir a musulmanes” la entrada a Estados Unidos, y solicitó al exalcalde de Nueva York que le mostrara “la manera para hacerlo legalmente”,

“Cuando lo mencionó por primera vez dijo ‘prohibición a musulmanes'”, explicó Giuliani al canal de televisión Fox News el sábado por la noche, indicando que la elección de esos siete países se debió a que son “áreas del mundo que suponen un peligro” para Washington.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos indicó este domingo que seguirá aplicando el decreto del presidente Donald Trump, pero que también acatará las decisiones judiciales que lo bloquearon parcialmente.

“La orden ejecutiva del presidente sigue en pie. Los viajes prohibidos seguirán estando prohibidos, y el gobierno de Estados Unidos se reserva su derecho a revocar las visas en cualquier momento si es necesario por seguridad nacional o pública”, apuntó el Departamento en un comunicado.

“La orden ejecutiva del presidente afecta a una pequeña porción de los viajeros internacionales y es un primer paso para el restablecimiento del control de las fronteras estadounidenses y la seguridad nacional”, agregó.

En tanto, Trump defendió que Estados Unidos necesita fronteras fuertes y un veto “extremo” respecto a la llegada de ciudadanos que a su parecer representan un riesgo para su país.

Preocupación en el extranjero

La medida de Trump fue criticada en casa y en el extranjero.

Su contrincante en la carrera por la Casa Blanca, la demócrata Hillary Clinton, advirtió a Trump en Twitter: “Nosotros no somos así”.

El presidente francés, François Hollande, instó el sábado a Trump a “respetar” principio de “acogida de refugiados”.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, condenó este domingo las  restricciones impuestas por Trump y dijo que, por difícil que sea la lucha contra el terrorismo, “no justifica colocar a gente de cierto origen o creencia bajo la sospecha general”, según su portavoz, Steffen Seibert.

Un portavoz de la primera ministra británica, Theresa May, señaló que “la política migratoria de Estados Unidos es un asunto del Gobierno de Estados Unidos”, pero dijo que Downing Street está “en desacuerdo con esa forma de encararla”,

Y el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, consideró en un tuit que el decreto es un “gran regalo para los extremistas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacunas COVID: qué pasó con las millones de dosis de AstraZeneca que México y Argentina prometieron producir

Los presidentes de México y Argentina anunciaron en 2020 que empresas privadas en sus países producirían hasta 250 millones de vacunas de Oxford-AstraZeneca para inocular a la región en el primer semestre de este año, pero aún no se dispone de una sola dosis.
29 de abril, 2021
Comparte

Entre 150 y 250 millones. Esa era la cantidad de vacunas de AstraZeneca que supuestamente iban a estar disponibles para combatir el coronavirus en América Latina en el primer semestre de 2021.

Al menos eso es lo que habían anunciado en agosto pasado los presidentes de Argentina y México, tras dar a conocer que empresas privadas en sus países producirían en conjunto la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica con sede en Reino Unido.

El proyecto, financiado por la fundación del millonario mexicano Carlos Slim, tenía como objetivo producir y distribuir las vacunas en toda América Latina (con excepción de Brasil, que tiene su propio acuerdo).

Sin embargo, llegando a mayo, todavía no está disponible ni una sola dosis de este preciado antiviral.

La ausencia de este elemento clave en la lucha contra el covid-19 se está sintiendo particularmente en Sudamérica, que vive un rápido aumento de casos por la segunda ola de la pandemia.

Uno de los más presionados por la falta de esta vacuna es el mandatario argentino, Alberto Fernández, quien contaba con el antiviral producido por su país y México como la principal arma en su estrategia de vacunación.

A finales de 2020 el gobierno de Fernández firmó con AstraZeneca su primera y más grande compra de vacunas: 22,4 millones de dosis.

Las primeras 2,3 millones de inoculaciones debían estar disponibles en marzo pasado, y otras 4 millones en abril. Sin embargo, hasta el momento el país -que vive un récord de contagios diarios- no recibió una sola dosis de ese contrato.

Alberto Fernández (izq.) y Andrés Manuel López Obrador

BBC
Alberto Fernández (izq.) y Andrés Manuel López Obrador anunciaron la producción conjunta de la vacuna en agosto pasado.

Esto llevó a que muchos criticaran al gobierno por haber priorizado el acuerdo con AstraZeneca por sobre otras opciones, como la vacuna de Pfizer-BioNtech, farmacéuticas con las que las autoridades argentinas no lograron llegar a un acuerdo, como sí lo hicieron varios de sus vecinos, incluyendo a Uruguay y Chile.

Algunos incluso acusaron al gobierno de haber ninguneado a Pfizer-BioNtech para favorecer al Grupo Insud, responsable de la “pata argentina” de la producción de la vacuna de Oxford- AstraZeneca, algo que las autoridades negaron.

En medio de los rumores y las tensiones, el empresario farmacéutico argentino Hugo Sigman, dueño del Grupo Insud, acudió a las redes sociales para rechazar las acusaciones y explicar por qué se ha retrasado la producción de la vacuna.

¿Qué pasó?

Sigman, cuyo laboratorio, mAbxience, es el que fabrica el principio activo de la vacuna de AstraZeneca, aseguró a través de una serie de tuits que el problema no tiene que ver con ese proceso, que se realiza en Argentina, sino con el que viene después: el envasado, que se realiza en México.

“Envasar cada tipo de vacuna requiere una serie de equipos e insumos específicos que, por la alta demanda global, hoy resultan imposibles de conseguir rápidamente“, escribió en su cuenta de Twitter el pasado 19 de abril.

“Este es, de hecho, el problema que enfrentó en México el laboratorio Liomont, quien formula, fracciona y envasa el principio activo que mAbxience produce en Argentina y que determinó una demora en el inicio de la producción”.

De esta forma Sigman se desmarcó completamente de los retrasos.

Incluso aclaró que “al día de hoy mAbxience ha cumplido y fabricado el principio activo al que nos habíamos comprometido, tanto en tiempo como en cantidad”.

Planta de mAbxience en Garín, provincia de Buenos Aires

Grupo Insud
El laboratorio argentino mAbxience ha producido decenas de millones de dosis del principio activo de la vacuna AstraZeneca, pero los problemas de envasado han retrasado el proceso.

BBC Mundo se comunicó con Liomont en México, que hasta ahora no ha realizado declaraciones públicas sobre el retraso en la producción de vacunas, pero hasta el momento de publicación de este artículo no obtuvo respuesta.

Fuentes del laboratorio sí aseguraron que el proceso continúa “en tiempo y forma”. Sin embargo, el propio gobierno de México ya reconoció el retraso existente con el envasado de las vacunas de AstraZeneca en el país.

Qué dicen en México

El corresponsal de BBC Mundo en ese país, Marcos González Díaz, señaló que las demoras fueron reconocidas recientemente por quien es considerado el “zar del coronavirus” y principal cara del gobierno mexicano frente a la pandemia, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Consultado el pasado 22 de abril, durante su conferencia de prensa diaria sobre el covid, sobre cuándo estarían listas estas vacunas en México, el funcionario admitió que es un tema “que causa inquietud”.

“El proceso de envasado ha requerido varios elementos de calibración para que esté en los estándares de calidad más altos posibles”, explicó.

“Durante un tiempo, un pequeño retraso de aproximadamente unos 10 y 12 días que tuvo que ver con la escasez mundial de unos filtros, de un componente muy específico del proceso de fabricación. Esto ya fue solventado hace varias semanas, más de un mes y medio, y ahorita ya se está en el proceso de envasado”, señaló.

No obstante, aclaró que aún falta la última parte del proceso: “La verificación sanitaria (…) que dura 18 días”.

López-Gatell agregó que “todavía hay un paso adicional”.

“La empresa, no Liomont, sino la empresa Astra(Zeneca), en su matriz en Oxford, está planteando que se necesitan unos días más para un proceso específico técnico que tiene que ver con la calidad del envasado”.

Logo de AstraZeneca

Reuters
La farmacéutica sueco-británica difundió un comunicado este miércoles en el que lamentó los retrasos, pero aseguró que se entregarán 150 millones de dosis “en la primera mitad del año”.

“En síntesis”, concluyó, “aún tenemos retraso y no hay una fecha precisa de liberación“, reconoció.

Por su parte, este miércoles el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, también se refirió al retraso: “El comunicado oficial que tenemos es que son dificultades en insumos, ajustes en sus fórmulas respecto a la sustancia activa, pero en resumen, que en mayo se regularizaría la entrega de esta vacuna para México”, sostuvo.

Comunicado de AstraZeneca

Las declaraciones de Ebrard coincidieron con la publicación de un comunicado por parte de AstraZeneca en Argentina.

Tras un encuentro con la ministra de Salud de ese país, representantes de la farmacéutica sueco-británica difundieron un mensaje en el que reconocen un retraso, pero garantizan la pronta entrega de las vacunas.

Lamentamos confirmar un retraso en nuestra intención de iniciar envíos antes para América Latina a pesar de trabajar incansablemente para acelerar el suministro”, indicaron.

No obstante, aseguraron que “AstraZeneca continúa en camino de suministrar 150 millones de dosis de la vacuna de covid-19 en América Latina, excluyendo Brasil, en este año”.

“Estamos entregando nuestra vacuna, sin ninguna utilidad financiera para nosotros durante la pandemia, a partir de la primera mitad del año tal como lo anunciamos en agosto pasado“, resaltaron.

¿Sputnik latinoamericana?

A pesar de los problemas en la fabricación de la vacuna de Oxford-AstraZeneca, México y Argentina podrían volver a colaborar en la fabricación de otra vacuna contra el coronavirus: la Sputnik V de Rusia.

“Tras una reunión en Moscú entre el canciller Ebrard, y su homólogo ruso Sergei Lavrov, este miércoles se anunció que México comenzará a envasar la vacuna rusa Sputnik en mayo”, informó el corresponsal de BBC Mundo en México.

“Ebrard dijo que será el laboratorio de propiedad estatal Birmex el que produzca la vacuna en el país, en colaboración con el Fondo Ruso de Inversión Directa”, detalló.

La semana última, el laboratorio argentino Richmond anunció que producirá la sustancia activa de la vacuna rusa en Buenos Aires.

Así, Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la Sputnik V.

Alberto Fernández recibiendo la vacuna Sputnik V en enero de 2021

Reuters
El presidente argentino, Alberto Fernández, se vacunó con la Sputnik V en enero pasado. Ahora la vacuna se producirá en su país.

El Fondo Ruso de Inversión Directa anunció que la empresa farmacéutica argentina ya produjo un primer lote de la vacuna, que será enviado al Centro Gamaleya (creador de la Sputnik V) para que realice el control de calidad.

La producción a gran escala en Argentina está prevista para junio, y Richmond anticipó que comenzará con 1 millón de dosis, aunque planea aumentar la producción mensual a 5 millones.

La agencia EFE reportó que el gobierno mexicano ve con “simpatía” la posibilidad de importar el biológico desde Argentina para envasarlo en el país.

“La pregunta ahora es saber si alguna de las causas del retraso en el envasado de AstraZeneca en México podría afectar también a este nuevo plan con la vacuna rusa”, señaló González Díaz.

“¿De qué podría depender? Pues de equipos que no tengamos en México, que haya que conseguir en el mercado internacional”, respondió Ebrard sobre la posibilidad de que el envasado de Sputnik también sufra retrasos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.