19 emociones intraducibles que tal vez no sabías que podías sentir
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images/BBC

19 emociones intraducibles que tal vez no sabías que podías sentir

¿Te sientes un poco natsukashii esta mañana? ¿O más bien sehnsucht? Algunos idiomas dan en el blanco a la hora de expresar ciertas emociones.
Getty Images/BBC
Por BBC Mundo
16 de febrero, 2017
Comparte

¿Alguna vez has sentido algo de mbuki-mvuki?

Me refiero a un irresistible deseo de “quitarte la ropa cuando bailas”.

¿O Quizás un poco de kilig, la agitación nerviosa que se siente al hablar con alguien que te gusta?

¿Y qué de uitwaaien, que sintetiza los efectos revitalizadores de pasear en medio del viento?

Son palabras tomadas del bantú, el tagalo y el holandés, respectivamente.

Y están incluidas en un proyecto de la University of East London, Reino Unido, que intenta captar la variedad de sabores de las buenas sensaciones (en algunos casos agridulces) que se encuentran en todo el mundo.

“Son palabras que ofrecen una forma distinta de ver el mundo”, dice Tim Lomas, responsable de la iniciativa.

En su opinión, incorporarlas al vocabulario podrían ayudar a un conocimiento más variado y rico del propio ser.

19 emociones

Su inspiración original se produjo al oír el concepto de sisu en finlandés, una especie de “determinación extraordinaria ante la adversidad“, una idea que para los finlandeses nativos no tenía un equivalente exacto en otros idiomas, incluido el inglés.

Una joven echada en la cama, disfrutando de música con audífonosDerechos de autor de la imagenTHINKSTOCK
Image captionLa palabra árabe “tarab” se refiere a un estado de éxtasis inducido por la música.

Fascinado, comenzó a buscar más ejemplos, indagando en la literatura académica y pidiéndole a todos sus conocidos extranjeros que le hicieran sugerencias.

Muchos de los términos se refieren a sentimientos positivos altamente específicos:

  • Desbundar (portugués) – perder las inhibiciones al divertirse.
  • Tarab (árabe) – un estado de éxtasis o embelesamiento provocado por la música.
  • Shinrin-yoku (japonés) – la relajación conseguida al bañarse en el bosque, en sentido figurado o literalmente.
  • Gigil (tagalo) – el irresistible deseo de pellizcar o estrujar a alguien amado o apreciado.
  • Yuan bei (chino ) – una sensación de completa y perfecta plenitud.
  • Iktsuarpok (inuit) – la anticipación que uno siente cuando espera a alguien, por la cual sales a cada rato para ver si la persona ya llegó.
Cristina BrancoLas cantantes de fado portugués como Cristina Branco canalizan ese intenso sentimiento representado por la palabra “saudade”.

Otras palabras, sin embargo, representaron experiencias más complejas y agridulces, que podrían ser cruciales para nuestro crecimiento y florecimiento general.

  • Natsukashii (japonés) – un anhelo nostálgico por el pasado con felicidad por el grato recuerdo, aunque tristeza de que ya no esté presente.
  • Wabi-sabi (japonés) – una “sublimidad oscura, desolada” centrada sobre la fugacidad y la imperfección en la belleza.
  • Saudade (portugués) – un anhelo melancólico o nostálgico por una persona, lugar o cosa que está lejos, ya sea espacialmente o en el tiempo – una añoranza vaga, ensoñadora por fenómenos que quizás ni siquiera existan.
  • Sehnsucht (alemán) – literalmente “anhelos de vida”, un deseo intenso por estados alternativos y realizaciones de vida, incluso si son inalcanzables.
Una joven a punto de pellizcar la mejilla de un jovenGigil es una palabra que describe el irresistible deseo de pellizcar a otra persona.

Adicionalmente, la lexicografía de Lomas también catalogó las características personales y comportamientos que pueden determinar nuestro bienestar a largo plazo y las formas como interactuamos con los demás.

  • Dadirri (aborigen austaliano) – un acto espiritual profundo de reflexión y escucha respetuosa.
  • Pihentagyú (húngaro) – significa literalmente “con un cerebro relajado”, y describe a personas ingeniosas que pueden improvisar chistes o soluciones sofisticadas.
  • Desenrascanço (portugués) – salirse ingeniosamente de una situación problemática.
  • Sukha (sánskrito) – verdadera felicidad duradera, independientemente de las circunstancias.
  • Orenda (hurón) – el poder de la voluntad humana para cambiar el mundo frente a fuerzas poderosas, tales como el destino.

Ampliación de horizontes

En el futuro, Lomas espera que otros psicólogos puedan comenzar a explorar las causas y consecuencias de esas experiencias.

Una mujer china con el puño cerrado, con expresión de haber logrado un objetivo
Nada para expresar la sensación que da el haber logrado total y perfectamente que la palabra china “yuan bei”.

Y sospecha que familiarizarnos con las palabras podría, en realidad, cambiar nuestra forma de sentir, al llamarnos la atención sobre sensaciones efímeras que hemos ignorado por mucho tiempo.

“En nuestro flujo de consciencia -ese torrente de distintas sensaciones, sentimientos y emociones- hay tanto que procesar que mucho se nos pasa“, apunta Lomas.

“Los sentimientos que hemos aprendido a reconocer y etiquetar son los que notamos, pero hay muchos más que quizás nos conocemos”.

Granularidad emocional

Como evidencia, Lomas destaca el trabajo de Lisa Feldman Barrett, de la Northeastern University, EE.UU., quien ha mostrado que nuestra habilidad para identificar y etiquetar emociones propias puede tener grandes repercusiones.

Su investigación se inspiró en la observación de que, al referirse a emociones, algunas personas usan distintas palabras de manera intercambiable, mientras que otras son muy precisas en sus descripciones.

“Algunos usan términos como ansioso, asustado, enojado, fastidiado para referirse a un estado afectivo general de sentirse mal”, explica Barrett.

Una mujer en una foto borrosa, toma un selfie de un cerezo en JapónWabi-sabi es una palabra japonesa que expresa nuestra apreciación de la belleza imperfecta, como al de un cerezo en pleno florecimiento.

“Los consideran sinónimos, mientras que para otras personas son sentimientos distintivos con acciones distintivas asociadas”.

Eso se llama “granularidad emocional” y ella normalmente la mide pidiendo a los participantes que evalúen sus sentimientos cada día, en un período de varias semanas, antes de calcular las variaciones y matices en sus informes: por ejemplo, si los mismos viejos términos siempre coinciden.

Significativamente, Barrett encontró que eso determina cómo afrontamos la vida.

 Si puedes precisar mejor cuando sientes desesperación o ansiedad, por ejemplo, puede que estés en mejor capacidad de decidir cómo remediar esos sentimientos”

Si puedes precisar mejor cuando sientes desesperación o ansiedad, por ejemplo, puede que estés en mejor capacidad de decidir cómo remediar esos sentimientos: ya sea hablando con un amigo o mirando una película cómica.

O si puedes identificar tu esperanza ante la decepción, eso podría ayudarte a buscar nuevas soluciones a tu problema.

De esa forma, el vocabulario de las emociones es un poco como un directorio, que te permite consultar un mayor número de estrategias para afrontar la vida.

Y, en efecto, la personas que sacan altas marcas en granularidad emocional están mejor capacitadas para recuperarse más rápidamente del estrés y tienen menos probabilidades de beber alcohol, como un medio de recuperarse de malas noticias.

Es algo, además, que puede mejorar tu rendimiento académico.

Marc Brackett, de la Yale University, EE.UU., encontró que enseñar a niños de 10 y 11 años un vocabulario emocional más rico mejoró sus notas y favoreció un mejor comportamiento en el salón de clases.

Entre más granular sea nuestra experiencia de emoción, más capaces somos de entender nuestras vidas interiores“, apunta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Es posible contraer COVID-19 y contagiar a otros después de vacunarse?

Después de desarrollar vacunas efectivas para combatir la pandemia, el paso siguiente es comprender con más detalle el tipo de protección que ofrecen.
16 de febrero, 2021
Comparte

El mensaje de las autoridades y los especialistas es claro: vacunarse es una manera efectiva de combatir la pandemia de covid-19.

Pero, ¿qué significa exactamente estar vacunado?, ¿qué tipo de protección tienen quienes ya recibieron su dosis completa?

En este momento en el mundo hay al menos 9 vacunas que han demostrado que son altamente eficaces a la hora prevenir la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2.

Eso quiere decir que si una persona vacunada se contagia del virus, tendrá menos probabilidades de desarrollar síntomas o enfermarse gravemente.

Lo que aún no está claro, sin embargo, es si la vacuna logra evitar el contagio.

En resumen: aún no se sabe si la vacuna evita que te contagies, lo que sí se sabe es que si te vacunas y luego te contagias, probablemente no te vas a enfermar.

Veamos por qué ocurre esto y por qué es importante mantener precauciones aún luego de recibir la vacuna.

¿Qué tipo de protección ofrecen las vacunas contra la covid-19?

Hay dos tipos principales de inmunidad que puede lograr con las vacunas.

Una es la llamada “inmunidad efectiva”, que puede evitar que un patógeno cause una enfermedad grave, pero no puede evitar que ingrese al cuerpo o haga más copias de sí mismo.

La otra es la “inmunidad esterilizante”, que sí puede impedir la infección e incluso prevenir casos asintomáticos.

Lo ideal es que una vacuna logre producir inmunidad esterilizante, pero rara vez se logra.

Vacunas

BBC

¿Cuál de estos dos tipos de inmunidad proporcionan las vacunas contra la covid-19?

“En pocas palabras, no lo sabemos, porque son demasiado nuevas”, dice en un artículo de BBC Future Keith Neal, profesor emérito de epidemiología en la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Hasta el momento, la eficacia de las vacunas se ha medido por su capacidad de prevenir el desarrollo de síntomas, pero aún no hay datos suficientes para saber si también son capaces de evitar la infección.

Algunas investigaciones, sin embargo, ya han comenzado a medir si las vacunas pueden bloquear la infección, y los expertos esperan que en las próximas semanas y meses se obtegan resultados mas dicientes.

Estudios recientes de las vacunas de Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna sugieren que estas vacunas podrían tener el potencial de reducir la la transmisión del virus.

virus

Getty
Se sabe que las vacunas pueden impedir que una persona se enferme de covid-19, pero todavía no está claro si evitan la infección.

Estos estudios, sin embargo, tienen limitaciones o aún están en revisión. Es decir, sus resultados aún no son concluyentes.

“Suponemos que todas las vacunas van a tener un nivel de capacidad de bloqueo de la infección”, dijo la doctora Zulma Cucunubá, epidemióloga del Imperial College London, en el programa #TuMundoBBC, a finales de enero.

Cucunubá, sin embargo, advierte que para tener esa certeza faltan más ensayos de largo plazo y diseñados específicamente para medir esa capacidad de bloqueo de la infección.

¿Vacunarte evitará que contagies a otras personas?

“La respuesta es: no sabemos“, según lo indica el portal dedicado al coronavirus de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, refiriéndose a que faltan más datos para dar una respuesta definitiva.

Como lo indica este portal, es posible que una persona vacunada pueda tener el virus replicándose en su nariz y garganta, incluso si está protegida contra la enfermedad.

Ahora, también es posible que la respuesta inmune que genera la vacuna y que impide que la persona se enferme, también reduzca la cantidad de virus en la nariz y la garganta, al punto de que sea poco probable que pueda contagiar a otros.

Pero, una vez más, “necesitamos más investigaciones para estar seguros”, indica el portal de Harvard.

Hombre tosiendo

Getty
El coronavirus puede transmitirse a través de las gotas que una persona contagiada expulsa al hablar, toser o estornudar.

Finalmente, hay otros dos factores a tener en cuenta.

El primero es que ninguna vacuna es perfecta.

Una vacuna que tenga una eficacia del 95% significa que cerca de 1 de cada 20 personas que la reciben puede que no obtenga protección contra la enfermedad, según el explica el portal de coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

El segundo factor es que puede darse el caso, por ejemplo, de una persona que sin saberlo ya esté contagiada al momento de vacunarse, con lo cual la infección podría seguir desarrollándose aún después de recibir la vacuna.

Seguir cuidándose y cuidando a los demás

Por todas estas razones, los expertos insisten en que, aun después de vacunarse y mientras no tengamos más información, hay que seguir tomando precauciones como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

“Si estás entre los primeros grupos de personas que se vacunan, es mejor seguir usando mascarillas y mantener la distancia física para proteger a otras personas que aún no se han vacunado”, dice el portal de Harvard.

Pero la capacidad de las vacunas de bloquear el contagio no solo determina qué tan necesario es que sigamos usando mascarillas y distancia social.

El tipo de protección de la vacuna influye directamente en la posibilidad de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño.

mujer

Getty
El uso de la mascarilla y el lavado de manos ayudan a prevenir el contagio.

La inmunidad de rebaño se refiere a la protección que logra una población cuando una cantidad suficiente de personas ya es inmune al virus, ya sea porque se recuperaron tras el contagio del virus o porque fueron vacunadas.

Los expertos aún no tienen claro qué porcentaje de la población tendría que ser vacunada para lograr la inmunidad de rebaño.

Lo que sí está claro es que “si las vacunas no detienen por completo la transmisión, aumentará la cantidad de personas que necesitamos vacunar para cruzar verdaderamente los umbrales de inmunidad de rebaño y reducir los casos a un nivel cercano a cero“, dice a BBC Future Michael Head, investigador en salud global en la Universidad de Southampton.

Un estudio del Imperial College London, por ejemplo, calculó que con una vacuna que sea 100% efectiva impidiendo la transmisión del virus, se necesitaría vacunar entre el 60% y el 70% de la población.

Con una vacuna que ofrezca el 80% de efectividad para impedir la transmisión, el número de personas vacunadas que se necesitaría aumentaría hasta un rango entre el 75% y el 90%.

personas

Getty
La eficacia y el tipo de protección que ofrecen las vacunas determinan la capacidad de alcanzar la inmunidad de rebaño.

La doctora Cucunubá advierte que en caso de que las vacunas tengan solo la capacidad de prevenir la enfermedad, pero no de bloquear la infección, las vacunas no nos podrían llevar a la inmunidad de rebaño.

Mientras tanto…

Los expertos esperan que en las próximas semanas o meses tengamos más respuestas sobre el tipo de protección que ofrecen las vacunas contra la covid-19.

Mientras llega ese momento, “será importante que todos continúen usando todas las herramientas disponibles para ayudar a detener la pandemia”, según indica el portal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Eso, en términos prácticos, significa que es importante lavarse las manos, usar mascarilla y mantener la distancia, incluso si ya te vacunaste.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.