Matan al defensor indígena Juan Ontiveros; es el segundo activista rarámuri asesinado en 2017
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alianza Sierra Madre

Matan al defensor indígena Juan Ontiveros; es el segundo activista rarámuri asesinado en 2017

El asesinato del activista rarámuri Juan Ontiveros ocurre a dos semanas de que mataron a Isidro Baldenegro, defensor ambientalista de la Sierra Tarahumara.
Alianza Sierra Madre
Por Redacción Animal Político
3 de febrero, 2017
Comparte

Juan Ontiveros Ramos, defensor de territorio de la Sierra Tarahumara, fue asesinado en la comunidad indígena de Choréachi, en el municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, localidad en la que era un reconocido líder.

Según la organización Amnistía Internacional, el pasado 31 de enero hombres armados irrumpieron en el domicilio de Juan Ontiveros, lo golpearon brutalmente junto con otros miembros de su familia y se lo llevaron a la fuerza. El 1 de febrero, el cuerpo del activista fue hallado en otro lugar del mismo municipio.

El pasado 20 de enero, Ontiveros acudió a una reunión con integrantes de diversas organizaciones y representantes del gobierno para discutir la situación de seguridad y el conflicto territorial agrario en Choréachi, según la Red Nacional de Organismos Civiles Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT).

En octubre de 2015, Juan Ontiveros ofreció su testimonio de la problemática en las comunidades indígenas de la Sierra Tarahumara que se entregó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), durante una reunión de implementación de medidas cautelares.

Segundo activista rarámuri asesinado

Apenas el pasado 15 de enero fue asesinado Isidro Baldenegro, líder indígena y activista ambiental ganador del premio Goldman 2005.

El hecho ocurrió en la comunidad indígena Coloradas de la Virgen, municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, después de que Baldenegro recibiera diversas amenazas de muerte, debido a la labor que desarrollaba como defensor de los bosques de la Sierra Madre Occidental.

En la comunidad Choréachi, las agresiones contra la comunidad indígena por parte de grupos de delincuencia organizada “son un problema sin resolver de mucho tiempo”, según la Red TDT.

Anteriormente otros líderes comunitarios han sido intimidados o atacados, entre ellos Jaime Zubia Cevallos y Socorro Ayala, quienes fueron asesinados en 2013.

En 2014 la CIDH dictó medidas cautelares en favor de varios habitantes de Choréachi, debido a que han sido atacados por oponerse a la extracción de madera en sus comunidades y la defensa de su territorio.

Riesgos de los defensores rarámuris

El pasado 24 de enero, el Relator Especial de la ONU para la Situación de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos, Michel Frost, dio un informe sobre la visita que hizo a México para encontrarse con activistas mexicanos y hablar sobre las situaciones que enfrentan en su labor de defensa.

Durante este informe, Frost dijo que se familiarizó con la situación que enfrentan las y los defensores que protegen los derechos de la población indígena rarámuri, particularmente con los riesgos originados por el crimen organizado y la falta de protección por parte de las autoridades.

Por ello, Frost llamó a las autoridades federales y estatales a asegurarse de la debida investigación de todos los delitos cometidos contra defensores de los derechos de los pueblos de la Sierra Tarahumara.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La compleja repatriación de latinoamericanos en China por la crisis del coronavirus

Desde finales de enero, varios países latinoamericanos han logrado evacuar a sus ciudadanos de China como respuesta al nuevo brote de coronavirus surgido en Wuhan.
22 de febrero, 2020
Comparte

No fue una recepción amistosa.

Con piedras, palos, gritos y hogueras improvisadas con las que intentaban cortar la carretera, una turba de vecinos enfurecidos recibió la noche del jueves a las 72 personas que fueron evacuadas a Ucrania procedentes de la ciudad china de Wuhan, epicentro de la epidemia del nuevo brote de coronavirus Covid-19.

Integrado por 45 ucranianos y 27 extranjeros (casi todos de origen latinoamericano), el grupo era trasladado en autobuses hacia el centro médico de la Guardia Nacional “Novye Sanzhari” en la región de Poltava (centro del país), cuando fue increpado por residentes locales que rechazaban su presencia allí por temor al contagio de la enfermedad.

El saldo de los disturbios fue de 24 personas detenidas y nueve policías y un civil heridos.

Entre los evacuados en ese grupo se encontraban ocho argentinos, cinco ecuatorianos, cinco dominicanos, cuatro salvadoreños, dos costarricenses y una panameña.

De acuerdo con las autoridades ucranianas, ninguno de los 72 evacuados se encuentra infectado con el coronavirus, pese a lo cual serán sometidos a un periodo de cuarentena con las máximas precauciones similares a las que se tomaron durante su traslado.

Según la prensa ucraniana, los evacuados fueron sometidos a exámenes antes de salir de Wuhan y, luego, al llegar a Kiev. Viajaron en una zona del avión preparada especialmente para su traslado y ahora la aeronave está siendo desinfectada.

Autobús con personas evacuadas de China a Ucrania.

Getty Images
La mayor parte de los extranjeros evacuados a Ucrania son latinoamericanos.

Además, tanto la tripulación como el personal sanitario que los acompañó permanecerá igualmente en cuarentena y sus ropas serán incineradas.

Por si fuera poco, para calmar a la población, la ministra de Salud de ese país, Zoriana Skalétskaya, anunció que se internará con los evacuados durante toda la cuarentena. “Confío en que mi presencia calmará a la gente de Novye Sanzhri y de otros lugares del país”, escribió la funcionaria en Facebook, según reseñó la agencia EFE.

El episodio evidencia la complejidad de las operaciones para evacuar a las personas procedentes de Wuhan, un proceso en el cual ya numerosos países latinoamericanos se han visto implicados.

Coordinación y protocolos

Este sábado, por ejemplo, está previsto el inicio de la repatriación de 13 colombianos que se encuentran en Wuhan.

La operación ha sido coordinada por varias instituciones como la Cancillería, el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud y la Fuerza Aérea Colombiana, en uno de cuyos aviones se realizará el traslado.

Recepción de los brasileños repatriados de China.

Getty Images
Brasil envió dos aviones a China para repatriar a sus ciudadanos.

Según informó la Cruz Roja Colombiana, la evacuación deberá ceñirse a los protocolos de bioseguridad previstos ante el brote de coronavirus, incluyendo la posibilidad de colocar paneles divisorios dentro de la aeronave y la necesidad de que los pasajeros se encuentren separados por, al menos, un metro de distancia.

Se prevé que el avión parta de Wuhan hacia Colombia el próximo martes, realizando dos paradas técnicas en el camino, una de las cuales será en Mumbai (India).

La Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras reveló esta semana que el gobierno de ese país ha realizado gestiones ante Colombia para lograr que en el operativo de repatriación se incluya a Samantha Murillo Brooks, una joven hondureña que realiza sus estudios de posgrado en China.

De acuerdo con la prensa colombiana, otros países como Argentina, Costa Rica, España, México y Ecuador han formulado solicitudes similares.

Pioneros

México y Uruguay son dos de los primeros países latinoamericanos que repatriaron a sus ciudadanos en Wuhan.

A finales de enero, la prensa mexicana hablaba sobre los planes para la repatriación desde China de medio centenar de becarios oriundos de Guanajuato y ya para el 3 de febrero se había informado sobre el retorno de 29 de ellos.

Centro de acogida de repatriados en Brasil.

Getty Images
Los repatriados son enviados a centros donde permanecen recluidos al menos por 14 días para descartar que estén infectados.

Estas repatriaciones se han realizado a través de diversas operaciones. Una de ellas se hizo a través del gobierno de Francia, que ayudó a evacuar a 10 mexicanos que fueron trasladados de Wuhan a Marsella, donde permanecieron en cuarentena hasta mediados de febrero.

Junto a ese grupo también se encontraban dos ciudadanos uruguayos.

El pasado 2 de febrero, el gobierno de Panamá repatrió a 72 estudiantes de esa nacionalidad que se encontraban becados en China y que fueron puestos en cuarentena tras su regreso.

Una semana más tarde, el 9 de febrero, aterrizaron en Brasil dos aviones de la Fuerza Aérea de ese país que traían de vuelta a 34 evacuados procedentes de Wuhan, quienes -según el gobierno- iban a ser sometidos a una cuarentena de 18 días.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=R0_ELSTr_X0

https://www.youtube.com/watch?v=mqc-KBwIFsk

https://www.youtube.com/watch?v=wdeCiZtTwgI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts