close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo/Cuartoscuro
Liberan a presunto prestanombres de Tomás Yarrington horas después de ser detenido
Las autoridades de Nuevo León realizaron la detención mientras Fernando Cano salía de un restaurante en el municipio de San Pedro Garza García.
Archivo/Cuartoscuro
Por Carlos Manuel Juárez Rodríguez
9 de febrero, 2017
Comparte

Fernando Alejandro Cano Martínez, señalado como uno de los principales operadores financieros del exgobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington, fue liberado la noche de este jueves 9 de febrero, horas después de haber sido detenido en San Pedro Garza García, Nuevo León.

La liberación ocurrió luego de que Cano Martínez pagó una fianza y presentó un amparo vigente contra cualquier orden de detención en México. Así lo dio a conocer el gobierno de Nuevo León a través de una publicación en su perfil de Twitter.

Cano Martínez salía de un restaurante cuando notó la presencia policiaca y huyó; sin embargo, agentes de la Fiscalía lo persiguieron un par de cuadras y lo detuvieron.

El presunto operador de Tomás Yarrington tiene una orden de aprehensión emitida por la Corte del Distrito Sur de Texas. Es considerado prestanombres de Yarrington y es señalado como presunto responsable de lavar millones de dólares en el sector inmobiliario texano.

Desde 2013, tanto Cano como Yarrington enfrentan 11 cargos relacionados con narcotráfico, lavado de dinero y fraude bancario derivado de su sexenio como gobernador de Tamaulipas (1999 al 2004).

El nombre de Fernando Cano salió a luz por las declaraciones de Antonio Peña Argüelles, otro de los presuntos operadores de Yarrington Ruvalcaba. El Cártel del Golfo amenazó a Peña por lo que pidió protección de la DEA a cambio de declarar ante las autoridades estadounidenses y posteriormente con la Procuraduría General de la República (PGR).

El testigo protegido declaró que Tomas Yarrington tenía vínculos con los hermanos Treviño Morales, quienes eran líderes del Cártel del Golfo; el intermediario entre ambas partes fue Fernando Cano Martínez, quien también fungía como dueño de una empresa constructora.

“Si me consta cómo creció esa empresa, ya que su punto de crecimiento (fue) el licenciado Fernando Cano Martínez, a quien se le denomina el constructor del sexenio de Tomás Yarrginton y el Ahumada de Tamaulipas”, dijo el testigo.

En la declaración se refiere que Cano Martínez posee ranchos con extensión de mil 700 hectáreas reunidos en “La hacienda San Juan”. El hombre indica que el exmandatario tamaulipeco compró la isla “El Frontón”, ubicada en el norte de Veracruz, la cual escrituró a nombre de Fernando Cano.

En 2012, fiscales de Estados Unidos solicitaron al gobierno mexicano la captura y extradición de Tomás Yarrginton y Fernando Cano. En noviembre de 2016, la PGR ofreció una recompensa de 15 millones de pesos a quien aporte información que permita la captura del exgobernador tamaulipeco.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
BBC
Chernóbil: cómo es el "bosque rojo", uno de los lugares más radiactivos del mundo
Una exploración con aviones no tripulados permitió obtener una imagen detallada de los niveles de contaminación en los alrededores de la central ucraniana donde en 1986 se produjo el peor accidente nuclear de la historia. La radiación fue tal que algunos árboles de la zona se volvieron rojos.
BBC
8 de mayo, 2019
Comparte

El conocido como “bosque rojo” de Chernóbil, uno de los lugares más radiactivos de la Tierra, está a apenas a 500 metros del reactor 4 de la vieja central ucraniana en la que en 1986 tuvo lugar el peor accidente nuclear de la historia.

Tras la catástrofe, muchos de los seres vivos que lo habitaban murieron, entre ellos sus árboles.

Las agujas de los pinos, un árbol abundante y común en la zona, adquirieron un color rojizo, lo que dio origen al nombre al bosque, y todavía hoy muchos de los árboles mantienen un color anaranjado.

También se registraron daños en la fauna y flora en una zona de hasta 120 kilómetros cuadrados alrededor de la central.

Muchas de las áreas de ese bosque todavía hoy son absolutamente intransitables para los humanos por sus altísimos niveles de contaminación.

Imagen del reactor de Chernobil en la actualidad.

EPA
El reactor dañado está sepultado dentro de un sarcófago de acero.

Ahora, un grupo de investigadores del Centro Nacional de Robótica Nuclear (NCNR) del Reino Unido ha desarrollado un sistema de mapeo de aviones no tripulados que permite a los científicos investigar lugares peligrosos como este desde una distancia segura.

El rastreo de la zona ha permitido evaluar el nivel de contaminación actual y obtener información nueva.

La técnica

Por primera vez se han utilizado naves de ala fija para a elaborar un mapa de radiación. Los aparatos volaron realizando un patrón cuadriculado a una velocidad de 65 kilómetros por hora y a una altura no superior a las copas de los árboles.

Cuando los aparatos detectaron un área de interés, se incorporaron a los trabajos los aviones no tripulados. Gracias a su ala rotatoria pudieron flotar sobre la zona de interés y después usar sus sensores para adquirir información 3D de alta resolución.

Mapa que muestra los niveles de radiación en el bosque rojo.

NCNR/ Universidad de Bristol
El mapeo detectó algunos puntos inesperados con altos niveles de contaminación al sur del bosque rojo.

El rastreo hecho el pasado mes de abril obtuvo una imagen clara de la distribución radiactiva que persiste hoy en el bosque, pero de una manera mucho más precisa y detallada que la que se tenía hasta ahora.

Además, los drones consiguieron identificar algunos puntos con inesperados niveles de contaminación.

Los descubrimientos

Uno de los puntos de interés registrado por los aparatos voladores fue una antigua unidad de separación del suelo, situada unos pocos kilómetros al sur del bosque. Se utilizó en las primeras tareas de limpieza de contaminación tras el desastre.

“Intentaban separar la contaminación y así reducir el volumen de los desechos”, le dijo a la BBC el profesor Tom Scott, de la Universidad de Bristol y codirector del NCNR.

“Lo que queda en esa instalación es básicamente combustible nuclear desperdigado por el piso, que tenía una dosis de radiación muy alta”.

Imagen de los pinos afectados por los altos niveles de radiación tras el accidente de 1986.

BBC
Las hojas de algunos de los árboles se volvieron rojizas tras el accidente.

El equipo de NCNR planea regresar a Ucrania en los próximos meses para estudiar áreas adicionales en la zona de exclusión de 2.600 kilómetros cuadrados de Chernóbil y donde, con el tiempo, se ha permitido que entren cada vez más personas.

Unos 70.000 turistas visitaron la zona el año pasado y hay proyectos que planean la utilización del suelo en esa zona para generar energía mediante paneles solares.

Se espera que el mapeo llevado a cabo por la institución británica ayude a mejorar en el futuro los protocolos de seguridad para la gente que entre en la zona de exclusión.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=tAKlCWeOUe8

https://www.youtube.com/watch?v=uhKyBpghvRk

https://www.youtube.com/watch?v=nyDDFsPojPQ

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.