close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
StockSnap.io

La deuda de México está a un paso de ser insostenible, alerta la Auditoría

La deuda ha aumentado durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. El crecimiento económico y los ingresos públicos no son suficientes para compensar la deuda, de acuerdo con la Auditoría Superior.
StockSnap.io
Por Lizbeth Padilla
24 de febrero, 2017
Comparte

La deuda pública de México está cerca del límite prudente recomendado por los organismos internacionales, concluyó el estudio Sostenibilidad de la Deuda Pública del Sector Público Federal realizado por la Auditoría Superior de la Federación.

En los últimos 9 años, que abarcan los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, la deuda ha crecido a un ritmo importante, lo que “plantea riesgos para su sostenibilidad”, señala la ASF.

Este aumento se debe a que la deuda ha sido utilizada en épocas de crisis para “fomentar e impulsar la actividad económica, evitar que la contracción se profundice y financiar los déficit presupuestarios en que ha incurrido el gobierno”, explica el estudio.

“El crecimiento económico y los ingresos públicos no han sido suficientes para compensar el crecimiento de la deuda pública, que en 2014 y 2015 se encontraron fuera del rango de sostenibilidad, a lo que se suma la volatilidad de los mercados internacionales, la aversión al riesgo y la salida de capitales de los países emergentes”, señala la Auditoría.

En el periodo 2000-2015, el incremento de la deuda neta del Sector Público Federal fue de 23.4% con relación al PIB, al pasar de 19.8% a 43.2%.

Hasta 2008 los pasivos se habían mantenido, en promedio, en 20% del PIB, esto es por debajo de los 3 billones de pesos.

El mayor incremento de la deuda se dio en 2009 cuando aumentó 8.6% respecto al año anterior para situarse en 3 billones 791 millones 901,900 pesos.

A partir de ese año la deuda se incrementó hasta llegar en 2015 a los 8 billones 160 millones 589.9.

De acuerdo con el Indicador de Posición Fiscal Sostenible (PFS) – que señala cómo se han manejado las políticas de gasto e ingreso, para lograr un equilibrio entre la deuda y los ingresos por PIB – tomando una base cero como el ideal, en 2014 y 2015 el resultado del indicador fue mayor a 1, lo que hace que la posición fiscal no sea sostenible.

“En 2014 se dio un incremento importante respecto de 2013, al pasar de 0.6 a 1.2 puntos porcentuales, lo que se debió principalmente al incremento en la deuda pública del Sector Público Presupuestario (SPP), y a un mayor déficit primario”, detalla la Auditoría.

Si en los próximos 24 meses el nivel de la deuda del gobierno federal o la carga de intereses aumenta la vulnerabilidad de las finanzas públicas, las calificadoras podrían bajar la calificación del país, la cual actualmente ya es negativa.

La calificación de una agencia al riesgo de crédito es una manera de que los inversionistas conozcan la solvencia que tiene el gobierno mexicano para hacer frente a sus deudas. Cuando la calificación baja disminuye la confianza de los inversionistas.

La Auditoría señala que es necesario que los poderes Ejecutivo y Legislativo “establezcan una ruta consistente entre el balance primario y el costo financiero de la deuda en el mediano plazo”, además de utilizar herramientas técnicas y teóricas que auxilian a los administradores de deuda para estabilizarla.

La ASF concluye que las condiciones macroeconómicas y de finanzas públicas han generado una tendencia de endeudamiento cada vez mayor, para cubrir el déficit primario, “lo que representa una alerta sobre la sostenibilidad de la deuda pública en los próximos años”.

Para este estudio la Auditoría utilizó datos de los análisis que han realizado el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la deuda de México y las sugerencias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Puedes revisar el estudio completo de la deuda aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Más dióxido de carbono: la paradójica propuesta contra el cambio climático

Investigadores de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, quieren transformar un gas dañino en otro menos dañino para mejorar las actuales condiciones climáticas.
Getty Images
28 de mayo, 2019
Comparte

Suena como una teoría ilógica: la idea de lanzar intencionalmente más dióxido de carbono a la atmósfera para mejorar las actuales condiciones climáticas que tantos científicos advierten que amenazan la vida en la tierra tal cual la conocemos.

Pero eso es lo que plantean los investigadores de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, con una propuesta de convertir un gas invernadero dañino en otro menos dañino y así ayudar a reducir el cambio climático.

Los investigadores añaden que la estrategia también podría generar ingresos económicos para quienes la adopten.

El estudio, publicado en Nature Sustainability -un sitio especializado en políticas y soluciones de sostenibilidad- describe un potencial proceso mediante el cual el metano, un extremadamente potente gas invernadero, se convierte en dióxido de carbono, un gas que tiene menos impacto en el cambio climático.

En 2018, el metano -generado en su mayoría por actividad humana- alcanzó concentraciones atmosféricas dos veces y media mas grandes que en los niveles preindustriales.

Aunque la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera es mucho mayor, el metano es 84 veces más potente en términos de su efecto sobre el calentamiento global a través de los primeros 20 años desde cuando es despedido al aire.

Además, sostienen los científicos, las fuentes de emisiones de metano -resultado de los cultivos de arroz y crianza de ganado, por ejemplo- pueden ser muy difíciles y costosas de eliminar.

Beneficio neto

Por eso arguyen que el intercambio de un gas por el otro representa un beneficio neto significativo para el clima.

“Si se perfecciona, esta tecnología podría revertir las concentraciones de metano y otros gases en la atmósfera a niveles preindustriales”, indicó Rob Jackson, profesor de Ciencia del Sistema Tierra de la Universidad de Stanford y líder del proyecto.

Chimeneas de fábrica emiten dióxido de carbono

Getty Images
Habría que retirar cientos de miles de millones de toneladas de dióxido de carbono de la atmósfera para regresar a los niveles preindustriales.

La mayoría de las propuestas para estabilizar la temperatura global a 2° centígrados por encima de los niveles preindustriales dependen de las estrategias que combinan tanto la reducción de más dióxido de carbono entrando en la atmósfera como la eliminación de las cantidades ya existentes a través de la siembra de más árboles y otras técnicas de captura de carbono.

Pero estas reducciones de dióxido de carbono típicamente contemplan el retiro de cientos de miles de millones de toneladas y, sin embargo, no restauran la atmósfera a sus niveles preindustriales.

En contraste, dicen los investigadores, las concentraciones de metano podrían reducirse a niveles preindustriales con sólo remover 3.200 millones de toneladas de ese gas de la atmósfera y convirtiéndolos en cantidades de dióxido de carbono equivalente a las emisiones de unos cuantos meses de actividad industrial.

Según alegan los científicos de Stanford, su estrategia podría eliminar aproximadamente una sexta parte de todas las causas actuales del calentamiento global.

“Es una alternativa para compensar estas emisiones vía la eliminación del gas metano para que no haya un efecto neto en el calentamiento de la atmósfera”, explicó Chris Field, coautor de la propuesta y director del Instituto Stanford Woods para el Medio Ambiente.

¿Cómo se haría la conversión?

A nivel molecular el metano tiene mucha energía atrapada. Es un combustible que usamos para la calefacción o para cocinar.

Moléculas de metano

Getty Images
El metano está muy diluido en la atmósfera para ser atrapado fácilmente.

Pero está en concentraciones tan pequeñas en la atmósfera, que atraparlo presenta complicaciones, y tan diluido, que no se puede quemar.

Los investigadores proponen un escenario de enormes estructuras de abanicos que succionen el aire y lo pasen por cámaras giratorias que contienen unos químicos llamados zeolitas que actúan como catalizadores.

Los zeolitas son minerales con amplias superficies microporosas que pueden retener moléculas como cobre y hierro y servirían como un filtro para atrapar el metano y convertirlo en dióxido de carbono.

Ese dióxido de carbono se despediría otra vez a la atmósfera a través del calentamiento de las moléculas atrapadas.

Aunque hay otra opción de almacenar el metano y convertirlo en otros productos, esta sería demasiado costosa y añadiría complejidad al proceso.

Zeolita

Getty Images
Los zeolitas actúan como esponjas que atrapan el metano.

Negocio rentable

Según el profesor Rob Jackson hay un mercado que se puede crear para esta tecnología, que vendría de gente, compañías o países dispuestos a pagar para retirar los gases de la atmósfera.

“Ya hay un precio que pagar para la emisión de gases invernadero. Ya está en práctica en varios lugares del mundo y se expandirán en las próximas décadas”, declaró en un video de la Universidad de Stanford emitido por las redes sociales.

El proceso de convertir metano en dióxido de carbono podría ser rentable con un precio impuesto a las emisiones de carbono mediante una política apropiada, sostiene el estudio.

Si en este siglo los precios para compensar por esas emisiones de carbono suben a US$500 o más por tonelada, como la mayoría de los modelos proyectan, cada tonelada de metano retirada podría valer más de US$12.000.

Un complejo de filtros de zeolita del tamaño de una cancha de fútbol podría genera millones de dólares al año en ingresos, mientras que retira metano dañino de la atmósfera, aseguran.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UtuieuqZq7M&t=11s

https://www.youtube.com/watch?v=azQhsNWpbU4&t=12s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.