El día que nevó por última vez en la Ciudad de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El día que nevó por última vez en la Ciudad de México

En el DF con un poquito de aire ya nos andamos congelando, pero en 1967, la cosa realmente se puso fría cuando nevó y la ciudad se pintó de blanco.
Por Daniel García
3 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 11 de noviembre de 2016.


Imagínense dando un paseo por las hermosas calles del centro de la Ciudad de México. Todo es felicidad mientras caminan tomando fotografías de los viejos y hermosos edificios. Entre ambulantes van comprando una que otra cosa, tratan de no asustarse con el hombre pintado de plata que no se mueve y disfrutan del hermoso paisaje de la blanca nieve cayendo sobre el zócalo… Sí, nieve, justo así sucedió hace 49 años, cuando nevó por última vez en el ya casi extinto Distrito Federal.

Screen Shot 2016-01-11 at 12.05.52 AM

Cuenta la leyenda que la última vez que nevó no fue en la primavera de Paulina Rubio (chequen sus referentes de la Chica Dorada para entender este chiste), sino el 11 de enero de 1967. Por increíble que parezca, ese año hubo una gran helada en todo el país y los consecuencias llegaron hasta las calles de la Ciudad de México, donde hubo nieve de sobra (y no precisamente de limón).

Screen Shot 2016-01-11 at 12.05.38 AM

Las nevadas comenzaron el 9 de enero al norte del país y para la madrugada del 11 ya habían llegado al centro de la capital. Esa mañana la gente fue sorprendida por una helada sorpresa: cinco centímetros de espesor cubrían el suelo de nieve, no sólo en los bosques donde llegaba a ser normal, sino también en San Ángel, Chapultepec, la Avenida Reforma e incluso el Zócalo de la ciudad de México. Todo era blanco y brillante.

 

Pero a pesar de que despertar en una ciudad llena de nieve puede sonar a pura diversión (y guerritas de bolas de nieve), para algunos no lo fue tanto. Monterrey sufrió uno de sus peores días, los vuelos se suspendieron y muchas personas quedaron incomunicadas. En el DF también nos fue mal: en algunas localidades del Ajusco como La Cima y Parres, la nieve alcanzó los 60 centímetros de altura.

Aquel día también se desbordó el Río de los Remedios causando inundaciones en varias colonias de la delegación Gustavo A. Madero. La carretera a Cuernavaca estuvo cerrada por más de 12 horas y el presidente Gustavo Díaz Ordaz tuvo que implementar un programa de emergencia con ayuda del ejército. Además se calcula que ese día murieron entre 15 y 25 personas debido a la hipotermia. La ciudad simplemente no estaba preparada para una nevada (y eso que ya había habido una peor el 11 de febrero de 1907, cuando casi llegamos a -4 grados).

Screen Shot 2016-01-11 at 12.06.11 AM

Todas estas nevadas han quedado en la historia y no sabemos con certeza si próximamente tendremos nieve de vuelta en las calles (no vale la artificial de Mancera). Mientras yo ya empecé a preparame comprando varias chamarras en los puestos del centro y guardando uno que otro par de calorías en las reservas de mi cuerpo.

giphy-8

Giphy

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: 4 razones por las que Mariúpol es tan importante para Moscú

La ciudad de Ucrania que ha sido más bombardeada por Rusia es una pieza clave en la estrategia militar de Moscú. BBC Mundo te cuenta por qué.
22 de marzo, 2022
Comparte

Mariúpol se ha convertido en la ciudad más bombardeada y la que más daños ha sufrido en la guerra de Ucrania con Rusia, llevándose la peor parte de una ofensiva rusa constante.

Es clave para la campaña militar de Moscú en Ucrania. ¿Pero por qué?

Hay cuatro razones principales por las que tomar esta ciudad portuaria sería una victoria tan estratégica para Rusia y un gran golpe para Ucrania.

1. Asegurar un corredor terrestre entre Crimea y la región de Dombás

Geográficamente, la ciudad de Mariúpol ocupa solo una pequeña área en el mapa, pero ahora se interpone obstinadamente en el camino de las fuerzas rusas que irrumpieron en la península de Crimea.

Ellas están avanzando hacia el noreste para tratar de vincularse con sus camaradas y aliados separatistas ucranianos en la región de Dombás, en el este de Ucrania.

El general Richard Barrons, excomandante del Comando de Fuerzas Conjuntas de Reino Unido, dice que capturar Mariúpol es vital para el esfuerzo de guerra de Rusia.

Cuando los rusos sientan que han concluido con éxito esa batalla, habrán completado un puente terrestre desde Rusia a Crimea y verán esto como un gran éxito estratégico”, apunta.

Si se apoderara de Mariupol, Rusia también terminaría controlando más del 80% de la costa de Ucrania frente al mar Negro, cortando su comercio marítimo y aislándola aún más del mundo.

Al resistir el avance de las fuerzas enviadas por Moscú durante las últimas tres semanas, los defensores ucranianos generaron intranquilidad en un gran número de tropas rusas.

Pero ese fracaso de Rusia para asegurar una captura rápida de la ciudad ha llevado a los comandantes rusos a recurrir a una versión del siglo XXI de las tácticas de asedio medievales.

Han golpeado Mariúpol con artillería, cohetes y misiles, dañando o destruyendo más del 90% de la ciudad.

También cortaron el acceso a la electricidad, la calefacción, el agua, los alimentos y los suministros médicos, creando una catástrofe humanitaria de la que Moscú culpa a Ucrania por negarse a rendirse antes de las 05:00 horas del lunes.

Un parlamentario ucraniano acusó a Rusia de “intentar hacer que Mariúpol se rindiera por hambre”.

Ucrania ha prometido defender la ciudad hasta el último soldado. Bien puede llegar a eso.

Las tropas rusas avanzan lentamente hacia el centro y, en ausencia de cualquier tipo de acuerdo de paz viable, es probable que Rusia intensifique su bombardeo, haciendo poca o ninguna distinción entre sus defensores armados y la asediada población civil que aún asciende a más de 200.000 personas.

Cuando Rusia tome el control total de Mariúpol -si acaso llega a hacerlo-, liberará a cerca de 6.000 de sus soldados, organizados en grupos tácticos de 1.000 efectivos, para luego ir y reforzar otros frentes rusos alrededor de Ucrania.

Hay una serie de posibilidades en cuanto a cómo podrían redistribuirse:

  • al noreste para unirse a la batalla para rodear y destruir las fuerzas armadas regulares de Ucrania que luchan contra los separatistas pro-Kremlin en la región de Dombás
  • hacia el oeste para avanzar hacia Odesa, que sería la última gran salida restante de Ucrania al mar Negro
  • al noroeste hacia la ciudad de Dnipro.

2. Estrangular la economía de Ucrania

Mariúpol ha sido durante mucho tiempo un puerto estratégicamente importante en el mar de Azov, parte del mar Negro.

Con sus muelles profundos, es el puerto más grande de la región del mar de Azov y alberga una importante fábrica de hierro y acero.

En tiempos normales, Mariúpol es un centro de exportación clave para el acero, el carbón y el maíz de Ucrania que van a clientes en Medio Oriente y más allá.

Defensas de concreto para bloquear al paso de vehículos desde el mar de Azov hacia el camino principal a las afueras del puerto de Mariúpol.

Getty Images
Defensas de concreto para bloquear al paso de vehículos desde el mar de Azov hacia el camino principal a las afueras del puerto de Mariúpol.

Durante los últimos ocho años, desde la anexión ilegal de Crimea por parte de Moscú en 2014, la ciudad ha estado atrapada incómodamente entre las fuerzas rusas en esa península y los separatistas pro-Kremlin en las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Luhansk.

Perder Mariúpol sería un gran golpe para lo que queda de la economía de Ucrania.

3. Una oportunidad para dar un golpe propagandístico

Mariúpol es el hogar de una unidad de la milicia ucraniana llamada Brigada Azov, llamada así por el mar de Azov que une Mariúpol con el resto del mar Negro.

La Brigada Azov incluye extremistas de extrema derecha, incluidos neonazis.

Aunque forman solo la fracción más pequeña de las fuerzas de combate de Ucrania, esta ha sido una herramienta de propaganda útil para Moscú, dándole un pretexto para decirle a la población de Rusia que los jóvenes que ha enviado a luchar en Ucrania están allí para librar a su vecino de neonazis.

Campo de entrenamiento del batallón Azov en un antiguo resort vacacional cerca de Mariúpol.

Getty Images
Campo de entrenamiento del batallón Azov en un antiguo resort vacacional cerca de Mariúpol.

Si Rusia logra capturar vivos a un número significativo de combatientes de la Brigada Azov, es probable que los exhiban en los medios controlados por el estado ruso como parte de la guerra de información en curso para desacreditar a Ucrania y su gobierno.

4. Un gran impulso a la moral de los rusos

La captura de Mariúpol por parte de Rusia, si sucede, será psicológicamente significativa para ambos bandos en esta guerra.

Una victoria rusa en Mariúpol permitiría al Kremlin mostrar a su población, a través de los medios de comunicación controlados por el Estado, que Rusia está logrando sus objetivos y progresando.

Para el presidente Putin, para quien esta guerra parece ser personal, todo esto tiene un significado histórico.

Él ve la costa de Ucrania en el mar Negro como parte de algo llamado Novorossiya (Nueva Rusia), tierras cuyo vínculo con Rusia se remonta al imperio del siglo XVIII.

Putin quiere revivir ese concepto, “rescatando a los rusos de la tiranía de un gobierno pro-occidental en Kiev”, como él lo ve. Mariúpol actualmente se interpone en su camino para lograr ese objetivo.

En Mariúpol están cavando tumbas junto a los caminos.

Reuters
En Mariúpol están cavando tumbas junto a los caminos.

Pero para los ucranianos, la pérdida de Mariúpol sería un gran golpe, no solo militar y económico, sino también para las mentes de los hombres y mujeres que luchan sobre el terreno, defendiendo su país.

Mariúpol sería la primera ciudad importante en caer ante los rusos después de Jersón, una ciudad estratégicamente mucho menos importante que apenas estaba defendida.

Hay otro aspecto moral aquí y es la disuasión.

Mariúpol ha opuesto una feroz resistencia, pero mire el costo que ha tenido. La ciudad está diezmada, yace en gran parte en ruinas. Pasará a la historia junto con Grozni y Alepo, lugares que Rusia finalmente bombardeó y bombardeó hasta someterlos, reduciéndolos a escombros.

El mensaje para otras ciudades ucranianas es claro: si eliges resistir como lo hizo Mariúpol, puedes esperar el mismo destino.

“Los rusos no podían caminar hasta Mariúpol”, dice el general Richard Barrons, “no podían entrar con sus tanques, por lo que la han reducido a escombros. Y eso es lo que deberíamos esperar ver en cualquier otro lugar que realmente les importe a ellos”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=YLsqpAxo9IU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.