EU vs Japón: regresa la vieja rivalidad económica que inquietaba a Estados Unidos en los años 80
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

EU vs Japón: regresa la vieja rivalidad económica que inquietaba a Estados Unidos en los años 80

¿Qué hay detrás del cambio de tono en el discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre su relación con Japón?
AFP
Por Karishma Vaswani // BBC Mundo
11 de febrero, 2017
Comparte

La reunión planeada para este fin de semana entre el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene a muchos recordando a la década de 1980.

Fue la década de El Imperio Contraataca y la canción de Michael Jackson, Beat It. Una época en que Madonna era un icono de la moda y la música.

Y si estuviera escuchándola en cintas de casete -hay una buena posibilidad de que fuera en el entonces revolucionario walkman– fabricado por la firma electrónica japonesa Sony.

Pero no todo el mundo era un fan de esta influencia asiática.

Libros como “Japón como número uno” llegaron entonces a la lista de los más vendidos, subrayando el antagonismo que muchos estadounidenses sentían por la entonces superpotencia asiática en ascenso.

Y el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, criticó a Japón por no abrir sus mercados lo suficiente para los productos estadounidenses.

Trump y Abe viajaron a Florida para pasar el fin de semana.Trump y Abe viajaron a Florida para pasar el fin de semana.

“Vendemos un automóvil a Japón y nos hacen cosas que imposibilitan la venta de automóviles en Japón y, sin embargo, nos venden autos”, es el tipo de retórica que se podría oír.

Excepto que esta última no es una cita de Reagan en 1982. Es Donald Trump en 2017.

¿Estamos retrocediendo a los años 80?

Autos y vacas

Es una pregunta pertinente, sobre todo porque el primer ministro japonés Abe, visita Estados Unidos para reunirse con el recién elegido presidente para un poco de golf y algo de conversaciones francas.

En su primera rueda de prensa juntos, en la Casa Blanca, Trump evitó repetir la duraretórica de la campaña, cuando acusaba a Japón de aprovecharse de la ayuda en seguridad de Washington y de robar puestos de trabajo a los estadounidenses.

En un comunicado conjunto, ambos gobernantes destacaron el compromiso de EE.UU. con la defensa de Japón ante las amenazas nucleares y militares en la región.

Pero la economía y el comercio siguen arrojando incertidumbre después de que Trump retirara a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por su sigla en inglés).

Simpatizantes de TrumpTrump criticó a Toyota por tener plantas en México.

La moneda será un punto de conversación en el campo de golf. Al igual que en la década de 1980, el dólar estadounidense es más fuerte que el yen japonés, lo que hace que los productos japoneses sean más baratos para los consumidores estadounidenses.

Entonces, como ahora, las industrias que constituían los principales puntos de fricción eran el sector automotriz y la agricultura.

Los automóviles, las vacas y los cítricos llevaron a un creciente déficit comercial de Estados Unidos con Japón, que equivalía a casi una quinta parte del PIB de Estados Unidos en ese momento.

Hoy el déficit entre las dos naciones se ha reducido a la mitad, pero cuando los dos líderes se reúnan en los próximos días, son estos mismos tres temas los que probablemente estarán en el centro de sus conversaciones.

1.Sector automotriz

En la década de 1980, los fabricantes japoneses de automóviles construyeron fábricas en Estados Unidos para rechazar las críticas de que estaban haciendo “dumping” de sus productos en los mercados estadounidenses.

1980 Sony WalkmanEn la década de 1980, Japón deslumbraba con sus avances tecnológicos como el “Walkman”.

Como resultado, en estos días más de seis millones de automóviles japoneses se venden en EE.UU., con sólo alrededor de un millón de ellos fabricados en Japón.

Pero al parecer, eso no es suficiente.

Toyota se convirtió en blanco de la rabia comercial de Trump recientemente por construir una planta de automóviles en México.

En respuesta, Toyota dijo que invertiría US$ 10.000 millones en EE.UU. durante los próximos cinco años.

Pero los analistas dicen que la retórica fuerte sobre los automóviles no terminará hasta que Tokio ofrezca algunas concesiones importantes en otros lugares, en particular en la agricultura.

Abe y Trump se elogiaron mutuamente ante los medios.Abe y Trump se elogiaron mutuamente ante los medios.

2.Agricultura

Para proteger a sus agricultores, Japón coloca un arancel promedio de 14% sobre todos los productos agrícolas importados en el país. En comparación, Estados Unidos tiene un arancel mucho más bajo del 5%.

Si el recientemente sepultado acuerdo comercial transpacífico conocido como el TPP hubiese sido aprobado, muchos de los aranceles japoneses habrían sido eliminados.

Por ejemplo, los aranceles a la carne de res -la principal exportación agrícolas de Estados Unidos a Japón- habrían sido reducidos en un 74% en 16 años.

Trump efectivamente mató al TPP al retirar a EE.UU. del mismo. El mandatario argumentará que si Tokio quiere comerciar con Estados Unidos y vender sus autos a los consumidores estadounidenses, tendrá que recortar las tarifas arancelarias aún más agresivamente.

3.Moneda

Trump dice que Japón está utilizando la política monetaria para mantener el yen más débil contra el dólar, haciendo que sus mercancías resulten más baratas en EE.UU.

Ronald ReaganReagan también criticó lo que llamaba tácticas injustas de comercio por parte de Japón.

Tokio ha oído esto antes. En 1985, Japón firmó el Acuerdo del Plaza, un acuerdo que finalmente llevó a que el yen se apreciara en 46% contra el dólar.

Algunos economistas argumentan que esto provocó las “Décadas perdidas” de Japón, una era de bajos salarios y bajo crecimiento de la que Japón todavía está tratando de salir.

Tokio será cauteloso de cualquier acuerdo que lleve a un fortalecimiento en el valor del yen.

Esto es especialmente cierto en un momento en que cada tuit polémico del presidente Trump envía a los inversionistas a buscar un refugio seguro en el yen, lo que hace aún más difícil para Japón seguir su camino de recuperación impulsado por las exportaciones.

Lo que Tokio quiere

Thriller albumEn la época en que Michael Jackson estrenaba “Thriller”, Japón y Estados Unidos tenían una rivalidad abierta.

El primer ministro Abe se esforzará en destacarle al presidente Trump que Japón es hoy muy diferente al de los años ochenta y que Tokio no debería ser un blanco de su ira comercial.

Hay una cosa que, sin embargo, se ha mantenido prácticamente igual desde entonces, y esa es la dependencia de Japón frente a Estados Unidos.

Muchas de las concesiones comerciales que Tokio hizo en la década de 1980 para apaciguar a Estados Unidos se basaron en consideraciones geopolíticas. Japón quería mantener el apoyo militar y político de Estados Unidos en su patio trasero.

Lo mismo, hasta cierto punto, es cierto hoy en día.

El primer ministro Abe puede verse obligado a hacer algunas concesiones para que el nuevo presidente de Estados Unidos vea su punto de vista, incluso si existe la posibilidad de que el aparato empresarial japonés salga lastimado en el trato.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El virus de la COVID no está retrocediendo y la pandemia es particularmente grave en América del Sur, afirma OPS

Pese a las vacunas, la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa F. Etienne, advirtió que la crisis se está acelerando en varias regiones e instó a no bajar la guardia.
25 de marzo, 2021
Comparte

“Es una emergencia de salud pública activa”, fue como la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, tildó la actual situación de la pandemia en el continente.

Durante una rueda de prensa para informar sobre la llegada a la región de 2.2 millones de vacunas adquiridas mediante la iniciativa Covax, la doctora Etienne advirtió que el virus va en peligroso aumento en muchos países.

Aunque las vacunas están llegando, “todavía faltarán varios meses para que la mayoría de las personas en nuestra región puedan acceder a ellas”, indicó Etienne. Mientras tanto, “el virus de la covid-19 no está retrocediendo, ni la pandemia está comenzando a desaparecer”.

Grandes desafíos

La directora de la OPS informó que la semana pasada en la región hubo un incremento de 1.2 millones de personas infectadas de COVID con 31 mil 272 muertes nuevas registradas por la enfermedad.

Destacó que “la pandemia es particularmente grave en América del Sur” y señaló algunos de los países que enfrentan los más grandes desafíos.

En Brasil, por ejemplo, donde llegaron más de un millón de dosis de la vacuna el domingo pasado como parte de la reciente distribución por Covax, el virus sigue extendiéndose peligrosamente en todo el país.

“Los casos y los decesos están creciendo, y la ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos son altas en varios estados”, declaró la directora de la OPS.

Brasil es el país con más más fronteras en Sudamérica y su ritmo de infección pone en peligro a sus países vecinos, indicó la OPS.

En el caso de Venezuela, el incremento de pacientes se está dando en los estados Bolívar y Amazonas, fronterizos con Brasil.

Distribución de la vacuna Oxford-AstraZeneca en el Salvador

Getty Images
Según la OPS, hubo una entrega reciente de 2,2 millones de vacunas en la región a través de la iniciativa COVAX.

El problema de sobrecarga al sistema de salud y la alta ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos se da también en Paraguay y Perú. En este último país, la ocupación sigue siendo “muy alta en Loreto”, según Ettiene.

En Chile, uno de los países que tiene una de las campañas de inoculación más eficientes, se registra un agudo incremento de infecciones y muertes.

Y Uruguay, que hasta hace poco se encontraba en una situación privilegiada con respecto al contagio, ahora reporta una de las mayores tasas de nuevos casos en América Latina.

Además, la pandemia se está acelerando en otras zonas del continente, incluyendo Guatemala, donde el número de casos y hospitalizaciones está “agotando la capacidad de camas en los hospitales debido a la afluencia de pacientes”, informó la directora de la OPS.

La zona del Caribe, varias islas incluyendo Cuba, han visto un aumento constante durante semanas. Ni Haití ni Cuba han iniciado su campaña de inmunización y el gobierno de La Habana ha optado por desarrollar sus propias vacunas.

Tercera ola en Norteamérica

Centro de vacunación en Ontario, Canadá

Getty Images
La provincia de Ontario, Canadá, se prepara para la tercera ola de la pandemia.

Norteamérica no se queda atrás. En Ontario, la más populosa provincia de Canadá, que colinda con Estados Unidos, se informó de un incremento de casos en las últimas dos semanas.

El jefe médico de esa provincia, David Williams, dijo el lunes que “estamos en la tercera ola” y expresó preocupación de que el programa de vacunación no se está implementando lo suficientemente rápido.

Del otro lado de la frontera, en los estados de Minnesota y Virginia Occidental de EU se reportan más muertes, según la OPS, y una curva de infecciones que va en ascenso.

A la espera de más vacunas

“El virus de la COVID-19 no está retrocediendo, ni la pandemia está comenzando a desaparecer”, declaró tajantemente Carissa Etienne.

Sin embargo, destacó que se han aumentado la cantidad de vacunas en la región, aunque no es suficiente. “Las dosis que han sido entregadas nos han ayudado a empezar a proteger a los trabajadores de salud y otros grupos vulnerables, y esperamos que lleguen más dosis cada semana”.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa F. Etienne

Getty Images
La cantidad de vacunas en la región ha aumentado, pero no lo suficiente, señaló la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

Pero reconoció que no se tienen las vacunas necesarias para proteger a todos, por lo que se deben hacer esfuerzos para “buscar formas de compartir las vacunas de manera más equitativa entre los países”.

Aseguró que las vacunas aprobadas por la OMS “son seguras y funcionan” y exhortó al público a que “cuando llegue su turno, no dude y vacúnese”.

Recordó que no hay otra región en el mundo mejor preparada para administrar vacunas de manera rápida y segura, lo que será crítico “a medida que se desplieguen e introduzcan nuevas vacunas a la región”.

Finalmente, llamó a que el público continúe acatando las medidas de salud pública, incluyendo el uso de mascarillas, lavado frecuente de manos y distanciamiento social, especialmente durante la época de Semana Santa.

“Las personas no pueden bajar la guardia al estar en contacto cercano con los demás”, insistió.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LPqPnTkf-JE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.