Un hombre armado con un machete ataca a militares en el Museo Louvre, de París
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Un hombre armado con un machete ataca a militares en el Museo Louvre, de París

Un egipcio de 29 años es "sospechoso" de ser el autor del ataque el viernes contra militares en la entrada del museo de Louvre.
AFP
Por AFP
3 de febrero, 2017
Comparte

Un presunto yihadista armado con un machete atacó este viernes a militares franceses al grito de “Allahu Akbar” en la turística galería comercial del museo del Louvre de París, antes de resultar gravemente herido de bala por uno de ellos.

Los investigadores sospechan que el atacante detenido es un egipcio de 29 años, que llegó a Francia hace una semana con una visa de turista, anunció el procurador de la República de París, en una conferencia de prensa.

“La identidad del autor de los hechos no está formalmente establecida”, subrayó François Molins, quien agregó que las investigaciones “hicieron posible relacionar a un individuo de 29 años y de nacionalidad egipcia”, cuya fotografía registrada en la base europea de visas “corresponde a la del autor del ataque”.

El presunto atacante, quien “reside en los Emiratos Arabes Unidos”, había pedido una visa turística para Francia el 30 de octubre de 2016. La visa era del 20 de enero al 20 de febrero, indicó el procurador. “El 26 de enero, llegó (al aeropuerto) Paris-Charles de Gaulle proveniente de Dubai”, agregó.

El pasaporte de este individuo fue encontrado durante un allanamiento en el apartamento alquilado donde residía, en el prestigioso barrio octavo de la capital francesa, no lejos de los Campos Elíseos.

Se trata de un “ataque terrorista”, declaró el primer ministro francés, Bernard Cazeneuve.

El ataque se produjo hacia las 10H00 de la mañana (09H00 GMT) en el Carrusel del Louvre, una galería subterránea con numerosas tiendas y restaurantes abierta al público en general, por la que se puede acceder al museo.

El agresor, “armado al menos con un machete”, “se abalanzó sobre cuatro militares” uniformados que patrullaban la zona, profiriendo amenazas y gritando “Allahu Akbar” (Dios es el más grande), indicó el jefe de la policía de París, Michel Cadot.

Al no lograr neutralizarlo, uno de los militares disparó cinco veces, hiriendo gravemente en el vientre al agresor. Uno de los uniformados resultó herido levemente en la cabeza.

El atacante, que estaba siendo operado, se encontraba en estado crítico, según una fuente cercana a la investigación.

Algunos testigos describieron escenas de pánico. “Oímos disparos […] Salimos. Estamos nerviosos, hay compañeros llorando”, dijo a la AFP un hombre que trabaja en un restaurante del Louvre y que pidió no ser identificado.

“Vimos a los clientes en la sala corriendo y enseguida supimos que pasaba algo grave. Corrimos y salimos fuera, temimos por nuestras vidas […] Tuvimos miedo, mucho miedo”, dijo una de sus compañeras.

El agresor llevada dos mochilas pero estas “no contenían explosivos”, indicó Cadot.

Desde Malta, donde asiste a una cumbre de la Unión Europea, el presidente François Hollande calificó el ataque de “agresión salvaje” y elogió “la valentía” de los soldados.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió a su país ser “inteligente”.

“Un nuevo terrorista islámico radical acaba de atacar en el Museo Louvre de París. Los turistas fueron confinados. Francia en tensión otra vez. INTELIGENCIA EEUU”, escribió en Twitter.

– Turistas evacuados –

El ataque se produjo el mismo día en que París lanzaba su campaña para acoger los Juegos Olímpicos de 2024.

Más de 1.000 personas, incluyendo 250 que se encontraban en ese momento dentro del museo, permanecieron confinadas en un lugar seguro durante varias horas.

El Louvre, que permanecerá cerrado hasta el sábado, es el museo más visitado del mundo aunque el número de visitantes cayó un 20% en los dos últimos años tras los atentados.

Francia se encuentra en estado de alerta máxima tras una ola de atentados yihadistas que dejó 238 muertos desde el 7 de enero de 2015.

Militares uniformados patrullan cada día las calles de la capital y sus principales atracciones turísticas.

En enero de 2015, dos hombres armados penetraron en la sede del semanario satírico Charlie Hebdo y ejecutaron a 11 personas, entre ellas varios de sus destacados dibujantes.

Diez meses más tarde, un comando yihadista que juró lealtad al grupo Estado Islámico (EI) atacó bares, restaurantes, una sala de conciertos y un estadio en París la noche del 13 de noviembre de 2015, matando a 130 personas.

En julio pasado, un extremista tunecino arrolló con un camión a una multitud que asistía a los fuegos artificiales con motivo de la fiesta nacional del 14 de julio en Niza, en el sureste, matando a 86 personas.

Unos días después, un cura católico fue degollado por dos yihadistas en una iglesia del norte de Francia.

El grupo Estado Islámico, que pierde terreno en Irak y Siria donde autoproclamó un califato en 2014, amenaza continuamente a Francia por su participación en la coalición militar internacional antiyihadista en esos dos países.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Enmienda 25 o 'impeachment': ¿puede Trump ser destituido tras el violento asalto al Capitolio?

Demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente. Hay dos vías para hacerlo.
7 de enero, 2021
Comparte

Apenas faltan 13 días para que Donald Trump abandone oficialmente la Casa Blanca y arranque la legislatura del demócrata Joe Biden, cuya victoria electoral fue ratificada por el Congreso de Estados Unidos este jueves.

Pero tras el violento asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, prolongado durante horas y que dejó cuatro muertos, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente.

Escribieron una carta al vicepresidente Mike Pence en la que le urgían a actuar y sacar a Trump de la presidencia, alegando que había cometido un acto de insurrección y “buscaba socavar” la democracia.

Para destituir al presidente de Estados Unidos hay dos mecanismos: el llamado juicio político –impeachment– o la enmienda número 25 de la Constitución, aseguran expertos.

Sin embargo, ambas vías pueden resultar difíciles e improbables de aplicar dado el poco margen de tiempo que le queda a Trump al mando.

“Creo que la mejor salida es que Trump renuncie, que los de su propio partido lo presionen para que renuncie. Él no lo hará, pero debería”, aseguró el politólogo de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, entrevistado por BBC Mundo.

El vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Getty Images
Tras los episodios violentos y el desalojo de los seguidores de Trump, el Congreso ratificó este jueves la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Tras los violentos acontecimientos del miércoles, Trump ha asegurado que la transición de poder se ejecutará de forma “ordenada”, pero que está en desacuerdo con el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, las que califica como fraudulentas a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense lo haya descartado.

Pero, ¿en qué consisten las dos vías principales por las que Trump puede ser destituido antes del 20 de enero?

Enmienda 25

Dicha enmienda recogida por la Constitución permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.

Asaltantes del Congreso.

Getty Images
El asalto al Capitolio y la intervención de las fuerzas de seguridad han dejado al menos cuatro muertos.

La sección número 4 de dicha permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desarrollar su deber en el cargo.

Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.

De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.

El presidente tiene la oportunidad de ofrecer una respuesta por escrito, y si impugna el hallazgo, entonces le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.

Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.

Recientemente, cuando Trump fue diagnosticado con COVID-19 el pasado octubre, también hubo discusiones sobre invocar la enmienda 25 ante las preocupaciones de que pudiera estar demasiado enfermo para gobernar el país.

La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy, con el objetivo de resolver las disputas de sucesión presidencial en caso de incapacidad.

Funeral de John F. Kennedy.

Getty Images
La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy.

Por este motivo, varios presidentes han usado esta enmienda, específicamente la sección 3, porque les permite transferir temporalmente el poder a la vicepresidencia.

En 2002 y 2007, el presidente George W. Bush puso a su vicepresidente a cargo al ser sedado durante colonoscopias rutinarias.

El presidente Ronald Reagan hizo lo mismo en 1985, mientras estuvo ingresado en el hospital por una cirugía por cáncer.

Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Juicio político o ‘impeachment’

El juicio político, también conocido como impeachment, tiene lugar en el Congreso de EU con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Es un proceso político, más que penal.

Seguidores de Trump alrededor del Capitolio.

Getty Images
Seguidores de Trump se congregaron e irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles, reclamando fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Este proceso tiene lugar en dos etapas.

Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Luego, el juicio se celebra en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente, y este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

“Es un proceso bastante largo, a menos que lo hagamos al estilo peruano, de vacar al presidente de la noche a la mañana. Es poco probable que eso pase”, explicó Levitsky a BBC Mundo.

Donald Trump ya ha sido cometido a un proceso de impeachment una vez, y ningún presidente lo fue dos veces durante su mandato.

En diciembre de 2019, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó dos artículos de impeachment tras acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Los demócratas acusaron a Trump de retener US$391 millones en ayuda a Ucrania para presionar y forzar que el país europeo investigara al actual presidente electo, Joe Biden, y a su hijo.

En febrero de 2020, el Senado, de mayoría republicana, votó a favor de absolver a Donald Trump en el juicio político por dicho escándalo.

Si el presidente Trump fuera destituido a través de un juicio político, el vicepresidente Pence se haría cargo de la Oficina Oval.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=l2QCDx-bbAc&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.