El drama de los inmigrantes que se arriesgan a morir congelados para escapar de EU a Canadá
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

El drama de los inmigrantes que se arriesgan a morir congelados para escapar de EU a Canadá

Con el objetivo de no ser deportados, cada vez mas inmigrantes deciden cruzar clandestinamente la gélida frontera entre Estados Unidos y Canadá.
AFP
Por Rupa Shenoy // PRI The World // BBC Mundo
23 de febrero, 2017
Comparte

Los inviernos en Canadá son fríos, muy fríos.

Así que la gente tiene que estar bastante desesperada para caminar a través de las gélidas extensiones que separan Canadá de Estados Unidos.

Pero eso es lo que está pasando.

“No hay duda de qué los está llevando”, dice Paul Caulford, un médico del Centro Canadiense de Salud para Refugiados e Inmigrantes en las afueras de Toronto.

“Casi todas las personas que cruzaron, desde mujeres embarazadas en la parte trasera de los camiones hasta las que llevan a sus hijos hacia un lugar seguro, nos dijeron que Estados Unidos ya no es un país seguro para ellos”, añadió.

Se refiere a las órdenes ejecutivas que emitió el presidente Donald Trump, que hacen más difícil que las personas califiquen para el estatus de refugiado.

Cada vez más

El doctor Paul Caulford lidera una clínica de salud que ayuda a refugiados.Derechos de autor de la imagenANDREA CROSSAN
Image caption“Todas las personas que vemos aquí son mujeres y niños”, dice el doctor Paul Caulford

La Policía Montada de Canadá dijo que observó un aumento en la inmigración ilegal a Canadá en el último mes desde que Trump asumió la presidencia.

En la clínica que dirige Caulford notaron que se duplicó el número de personas que acuden por ayuda.

La mayoría cruzaron a través de la frontera abierta, sin cerca y mínimamente patrullada.

A veces están arrastrando maletas y usando ropa que ofrece poca protección contra las bajas temperaturas.

“Todas las personas que vemos aquí son mujeres y niños”, dice Caulford, quien trata a los migrantes que aparecen con manos azules congeladas hasta el hueso.

“Todos han tenido viajes a bajas temperaturas en la parte trasera de camiones para salvar sus vidas literalmente, pero huyendo, si puedes creer esto, de Estados Unidos“.

Cartel que indica migraciones de Canadá.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa mayoría de los refugiados cruzaron a través de la frontera mínimamente patrullada y con bajas temperaturas.

Un gris en el acuerdo

La mayoría de los migrantes que llegan a la clínica de Caulford son de Nigeria.

Ellos temen ser deportados bajo las políticas de Trump y devueltos a lugares donde podrían ser asesinados por la guerrilla o pandillas, o se verían obligados a circuncidar a sus hijas.

“Hicieron sus solicitudes de asilo en EE.UU. o estaban planeando hacerlo cuando se enteraron por los medios de comunicación que (Estados Unidos) es ahora una nación diferente”.

Estas familias no utilizan las rutas regulares a Canadá, a través de un paso fronterizo oficial, debido a un acuerdo entre Canadá y Estados Unidos según el cual cualquier persona que ya ha solicitado asilo en EE.UU. no puede hacerlo también en Canadá.

Pero, hay una zona gris: si no hay constancia de que una familia atravesó la frontera entre ambos países y sólo se presentan espontáneamente en Canadá, la familia puede solicitar el estatuto de refugiado.

Contrabando de personas

Caulford dice que los migrantes pagan a quienes ellos llaman “agentes” para cruzarlos de contrabando a través de la frontera.

Los contrabandistas abandonan a las familias en parques o al lado de una carretera.

Caulford recuerda el caso de una madre que no entendía las consecuencias que podía provocarle el frío: nunca había estado en un clima así. No entendía cuán congelados estaban sus brazos hasta que se le cayó su bebé.

Historias como esas hacen que Brad Sinclair, el director ejecutivo de la clínica, diga que no importa qué políticas implemente Trump, los canadienses estarán listos.

“No vamos a poder influir en lo que ocurre en Estados Unidos, en la Unión Europea o en el África subsahariana “, dice.

“Pero sé que las implicancias de eso serán que la gente va a llegar aquí enferma y vamos a estar para ayudarlos. Porque eso es lo que hacemos en Canadá”.

Un policía patrulla la frontera en un paisaje nevado.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSegún autoridades de Canadá, hubo un aumento en la inmigración ilegal al país desde que Trump asumió la presidencia.

Ilegalidad

Ninguno de los pacientes de la clínica admitirá que cruzó la frontera desde Estados Unidos a Canadá.

Y el personal de la clínica protege a sus pacientes enérgicamente.

Conocen a personas a quienes las autoridades canadienses arrestaron y deportaron.

Sólo una paciente de Nigeria aceptó hablar. No reveló su nombre ni tampoco dijo cómo llegó a Canadá.

Mastica un chicle y, nerviosa, se abrocha y desabrocha el botón del abrigo. Cuando se le preguntó si llegó a través de EE.UU., respondió rápida y enfáticamente: “No”.

“En términos de discriminación, ¡Dios mío!, Estados Unidos es lo peor. Todavía prefiero Canadá“, dice.

Cartel que señala el límite internacional entre Canadá y Estados Unidos.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption“La gente llega aquí enferma. Y vamos a estar para ayudarlos”, dicen en la clínica Caulford.

Estados Unidos no quiere gente como ella, dice. Canadá ofrece más libertad, igualdad y oportunidad, enumera.

“Canadá es un país multicultural donde se ven diferentes inmigrantes de distintas culturas y religiones”, dice.

“No discriminan y el país es maravilloso”.

El problema de la salud

Pero hay maneras en que Canadá podría mejorar, dice Sumathy Rahunathan, coordinadora voluntaria de la clínica.

Banderas de diferentes países en un escritorio de la clínica.Derechos de autor de la imagenANDREA CROSSAN/PRI
Image captionLas banderas representan el país de origen de los pacientes de la clínica.

El sistema de salud canadiense no cubre a los migrantes desde el momento en que entran en el país así que la clínica ha tenido que intensificar la recaudación de fondos.

Rahunathan se pregunta: “¿Cuánto tiempo se necesita para ser lo suficientemente canadiense para obtener atención médica? ¿En la primera semana que llegas? ¿Después de 10 años?”.

“Tenemos pacientes que están aquí intentando naturalizarse desde hace ocho años, pagando impuestos y trabajando.

Pero (ellos) no tienen acceso a la asistencia médica. ¿No son lo suficientemente canadienses para obtener atención médica?

Muchos canadienses apoyan la expansión de la cobertura de la atención médica y el cambio de las políticas para que las personas que han solicitado asilo en los Estados Unidos puedan ingresar oficialmente a Canadá y solicitar el estatus de refugiado.

Pero hay canadienses que se oponen a la política de inmigración liberal del país, especialmente si Canadá continúa absorbiendo refugiados rechazados por Estados Unidos.

Sumathy Rahunathan es voluntaria y coordina la clínica.Derechos de autor de la imagenANDREA CROSSAN/PRI
Image caption“¿No son lo suficientemente canadienses para obtener atención médica?”, se pregunta sobre los refugiados Sumathy Rahunathan.

Difícil

Una mujer que espera ser atendida por un médico en la clínica de Caulford dice que no cree que Canadá acepte su solicitud de asilo, aunque en su país natal, Venezuela, a menudo es víctima de robos y amenazada de ser violada y escasean medicamentos y comida.

“Cuando vas al supermercado no puedes comprar nada porque no hay nada. Tienes mucha suerte”, me dice. “Tienes suerte hasta de poder encontrar toallas higiénicas femeninas cuando tienes el período. Nosotras no podemos”.

Pero ella no espera que las autoridades canadienses le crean. Y piensa que los funcionarios estadounidenses serían aún más escépticos.

“Nunca consideré en ir a EE.UU. porque sé que es realmente difícil conseguir los papeles “, dice. “Si ya es difícil aquí, no puedo imaginar lo que será allá”, añade.

Está en lo correcto. Es difícil en EE.UU. y podría ser aún más difícil obtener el estatus de refugiado bajo las nuevas órdenes ejecutivas de Trump.

Cuanto más Estados Unidos aleje a la gente, más lo sentirá Canadá.

Pronto los canadienses pueden enfrentar la elección de los estadounidenses en los últimos comicios, ya sea para aceptar la inmigración y el globalismo, o rechazarlos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La izquierda que representa Petro en Colombia (y cómo se compara con AMLO, Boric y otros gobernantes de América Latina)

El primer presidente de izquierda electo en Colombia, un economista y exguerrillero que se moderó como candidato, tiene parecidos y diferencias con otros líderes de la región.
21 de junio, 2022
Comparte

La noticia recorrió el mundo: Gustavo Petro es el primer presidente izquierdista electo en la historia de Colombia. Pero, ¿qué tipo de izquierda representa exactamente?

En la segunda vuelta de las presidenciales del domingo, Petro obtuvo el 50,44% de los votos contra 47,31% de su adversario, el magnate de la construcción Rodolfo Hernández, con más del 99,99% de las mesas escrutadas.

“Lo que viene es un cambio de verdad”, anticipó el economista y exguerrillero de 62 años en su primer discurso público luego de ser electo.

Petro es el caso más reciente de un izquierdista de América Latina que llega al poder en una ola de descontento social con la clase política, la desigualdad y el estancamiento económico.

Desde 2020, esa lista incluye también a Luis Arce en Bolivia, Pedro Castillo en Perú, Xiomara Castro en Honduras y Gabriel Boric en Chile.

Estos y otros mandatarios de la región felicitaron al nuevo presidente electo colombiano el domingo.

“El triunfo de Gustavo Petro es histórico. Los conservadores de Colombia siempre han sido tenaces y duros”, sostuvo el presidente mexicano, el también izquierdista Andrés Manuel López Obrador, en un hilo de tuits.

Sin embargo, hay grandes diferencias entre estos gobernantes.

Y las comparaciones de Petro con otros líderes de izquierda de la región surgieron desde que fue electo alcalde de Bogotá en 2011.

Ahora que llega a la presidencia del tercer país más poblado de Latinoamérica, cobra aún más importancia la cuestión sobre el lugar de Petro en el espectro político.

¿Cómo AMLO?

Petro militó en la guerrilla urbana y nacionalista del M-19 en las décadas del ’70 y ’80, un pasado por el que muchos intentaron asociarlo en la campaña electoral con la izquierda radical.

Sin embargo, el M-19 se desmovilizó en 1990 y Petro se presentó en este, su tercer intento de llegar a la presidencia, como un político moderado luego de haber sido senador.

Colombia

Getty Images
Gustavo Petro fue electo presidente de Colombia en su tercer intento.

“La moderación en algunas de sus propuestas lo ha llevado a ser visto por un sector de la ciudadanía más como un candidato de centro izquierda que de izquierda radical”, dice Patricia Muñoz Yi, directora de posgrados en ciencia política en la Universidad Javeriana de Bogotá, a BBC Mundo.

De hecho, Petro ha negado que Colombia tenga que ir al socialismo y que él piense recurrir a expropiaciones o a reformas de la Constitución para ser reelecto como hicieron otros presidentes latinoamericanos de izquierda.

Pero sí ha propuesto cambiar el sistema económico del país, mermar la extracción recursos naturales, una reforma agraria para terminar con los latifundios improductivos y ofrecer empleo en el Estado a quienes no lo encuentren en el sector privado.

“Vamos a desarrollar el capitalismo en Colombia”, dijo Petro en su discurso triunfal el domingo. “No porque lo adoremos, sino porque tenemos primero que superar la premodernidad en Colombia, el feudalismo”, agregó.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

EPA
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha sido calificado de “dictador” por parte de Petro.

Si bien en el pasado mostró simpatía por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, y muchos de sus adversarios también buscaron asociarlo con él, Petro ha marcado distancia con el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro.

“Si usted me pregunta si Chávez fue un dictador yo le digo que no. Si usted me pregunta si Maduro es hoy un dictador yo le digo que sí”, dijo Petro a la revista Newsweek en 2018.

El presidente electo de Colombia ha señalado como referentes a izquierdistas como el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva o el ecuatoriano Rafael Correa.

Sin embargo, otros le ven similitudes con el actual mandatario mexicano, conocido por sus iniciales de AMLO.

Petro “viene de una tradición de izquierda nacionalista y antiimperialista, un poco parecida quizás a la que inspira a López Obrador en México”, dice Yann Basset, profesor de ciencia política en la Universidad del Rosario en Bogotá, a BBC Mundo.

Y agrega que Petro tiene “un estilo agresivo, con discursos a veces populistas, que genera mucha resistencia y temores a que tenga un gobierno con rasgos un poco autoritarios, otra vez al estilo de lo que está pasando en México”.

Andrés Manuel López Obrador

Gobierno de México
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador respaldó públicamente a Petro en el final de la campaña electoral colombiana.

López Obrador, de 68 años, fue en 2018 el primer presidente de izquierda electo en México en siete décadas.

Y este mes AMLO causó polémica al apoyar a Petro afirmando que enfrentaba una “guerra sucia” como le pasó a él mismo en México, algo que la Cancillería colombiana calificó de “injerencia” en los asuntos del país.

¿Como Boric?

Por otro lado, también hay semejanzas entre el modo en que Petro llega a la presidencia de Colombia y cómo lo hizo Boric en Chile en diciembre.

Y ambos ganaron sus elecciones luego de los estallidos sociales que revelaron un cansancio con el establishment y el modelo económico de sus países, según analistas.

Gabriel Boric

Getty Images
Algunos ven coincidencias entre el contexto en que Gabriel Boric llegó al poder en Chile y la forma en que lo hace Petro en Colombia.

Petro y Boric prometieron reformas estructurales para asegurar la paz, con el Estado en el centro de sus proyectos sociales, económicos y de cuidado medioambiental.

Con la selección Francia Márquez como vicepresidenta —la primera negra, feminista y ambientalista que llega al cargo—, Petro mostró voluntad de acercarse a temas de género, raza y clima de una izquierda más joven como la que representa Boric, señala Basset.

Y agrega que esto ocurrió pese a tensiones que la campaña de Petro tuvo con sectores feministas, que lo acusaron de rodearse de políticos de la “vieja guardia” con una visión machista.

En temas sociales, el presidente electo de Colombia también ha defendido el acceso de las mujeres al aborto y prometió garantizar los derechos a la diversidad de orientación sexual.

Colombia

Getty Images
La vicepresidenta electa de Colombia, Francia Márquez, le dio aire fresco a la campaña de Petro.

Eso, así como su idea de terminar con el enfoque prohibicionista de las drogas, lo aproxima más a figuras como el expresidente uruguayo José Mujica, otro exguerrillero, que a otros izquierdistas más clásicos de la región.

Pero claro que una cosa es la propuesta electoral y otra la forma en que se gobierna, sobre todo en un país polarizado y con claros contrapesos de poder.

Adam Isaacson, un experto en Colombia de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) cree que todavía es incierto el tipo de gobernante de izquierda que será Petro después que asuma en agosto.

¿Cuál es su duda?

“La personalidad de Petro”, explica. “Si va a resistir controles sobre su poder, o si va a ser más como Boric, Mujica o Lula y soltar un poco su agarre sobre el poder”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Nr-X0X4b8wQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.