Javier Duarte desvió y malversó 4 mil 630 mdp destinados a salud y educación solo en 2015: ASF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Javier Duarte desvió y malversó 4 mil 630 mdp destinados a salud y educación solo en 2015: ASF

Con transferencias a cuentas bancarias cuyos destinos siguen siendo un misterio, con compras simuladas y presunto desvío de recursos, Javier Duarte y colaboradores supuestamente malversaron estos recursos del gobierno de Veracruz.
Cuartoscuro Archivo
Por Eréndira Aquino
16 de febrero, 2017
Comparte

Durante el último año de la administración del ex gobernador Javier Duarte se desviaron y malversaron 4 mil 630 millones de pesos (mdp) destinados a servicios de salud y educación en Veracruz, de acuerdo con el informe de la Cuenta Pública 2015.

En el caso de los recursos destinados a acciones educativas, tras analizar la Cuenta Pública 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó que la administración del ex gobernador Duarte, desvió y malversó un total de 2 mil 292 millones de pesos.

De las 14 auditorías realizadas por la ASF al presupuesto federal otorgado a educación en Veracruz, en 7 de ellas detectó irregularidades.

Según los resultados de estas auditorías, el gobierno de Duarte desvió un total 210 millones 994 mil 561 pesos destinados a la Nómina Educativa y Gasto Operativo, hacia “cuentas bancarias de las cuales se desconoce su destino”.

Además, a través de compras simuladas, el gobierno de Duarte desvió otros 236 millones 527 mil 414 pesos con los cuales supuestamente pagó bienes y servicios cuya entrega, sin embargo, no pudo comprobar.

La Auditoría Superior de la Federación también detectó que el gobierno de Javier Duarte desfalcó en 2015 distintos fondos públicos destinados a la educación, trasladando los recursos hacia otras cuentas bancarias pertenecientes a la administración estatal, para ser empleados con fines no esclarecidos.

En total, mil 147 millones 364 mil pesos que debían usarse en mejorar la infraestructura educativa y en la operación de escuelas de tiempo completo en Veracruz fueron, finalmente, desviados hacia cuentas bancarias “donde se maneja gasto corriente, cuyo destino final se desconoce”.

El caso más grave es el del Programa Escuelas de Tiempo Completo, cuyo presupuesto 2015 (que ascendió a 204 millones de pesos) fue desviado en su totalidad por el gobierno de Duarte, debido a lo cual, las “metas y objetivos  (de este programa) no se cumplieron”.

Lee: Fiscalía de Veracruz investiga el presunto desvío de 503 mdp sin contratos a empresas fantasma

Otro punto observado por la Auditoría se refiere a los recursos educativos que fueron empleados por la administración de Javier Duarte para pagar salarios a personas que, en realidad, no prestaron ningún servicio a la administración pública; a personal con “licencia sindical”; así como a personas que ocupaban plazas como maestros, sin acreditar la formación profesional requerida.

En salarios de “aviadores” y personas no aptas para el puesto que ostentaban, el ex gobernador Duarte malversó 41 millones 527 mil 620 pesos, provenientes del presupuesto educativo, durante el año 2015.

Entres los presuntos daños a la Hacienda Pública Federal, por desfalco al presupuesto educativo asignado a Veracruz en 2015, destaca el caso de la Universidad Veracruzana, a la cual la Auditoría acusa de haber desviado 619 millones 588 mil pesos (provenientes del fondo de subsidios federales para organismos descentralizados estatales), los cuales fueron empleados en el pago del Impuesto Sobre la Renta por salarios pagados a su personal.

La Auditoría exigió a la Universidad Veracruzana reintegrar esos recursos, ya que no están previstos para el pago de dicho impuesto; no obstante, la Auditoría Superior de la Federación reconoció que, en 2015, el gobierno de Veracruz dejó de entregar a esta casa de estudios un total de 866 millones 543 mil pesos.

Aunque la misma ASF asegura que el gobierno de Duarte retuvo esos 866 millones, destinados por el gobierno federal a la UV, la auditoría 0239 no considera ese dinero como perdido ni subejercido y tampoco exige a la administración estatal su reembolso. Por lo mismo, no incluye esa suma entre los recursos con irregularidades, aunque tampoco se aclara cuál fue el destino de ese dinero.

En el cálculo del monto desfalcado a la Hacienda Pública Federal se incluye también el dinero que fue entregado al gobierno de Duarte para acciones u obras educativas, y que nunca fue usado.

Según la auditoría 1477, el gobierno de Veracruz no usó 26 millones 301 mil pesos destinados a ese fondo.

Lee: Denuncian a Javier Duarte por el desvío de casi 240 mdp destinados a seguridad pública

Igualmente, la Universidad Veracruzana dejó de ejercer 7 millones 979 mil pesos provenientes del Programa de Fortalecimiento de la Calidad en Instituciones Educativas.

Por último, en materia de presupuesto educativo, la Auditoría demandó al gobierno de Veracruz reintegrar 2 millones 338 mil pesos, correspondientes a intereses generados por la cuenta en la que le depositó los fondos para becas de manutención para estudiantes.

En total, los recursos educativos desviados y malversados por el gobierno de Duarte en 2015 ascienden a, exactamente, 2 mil 292 millones 171 mil 288 pesos y 19 centavos.

Irregularidades en salud: 2 mil 338 millones de pesos

De acuerdo con el informe de la Cuenta Pública 2015, la administración del ex gobernador Javier Duarte también detectó irregularidades y malversaciones en el gasto de 2 mil 338 millones 304 mil pesos, destinados a servicios de salud en Veracruz.

Esos 2 mil 338 millones fueron asignados por el gobierno federal al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASS), al Seguro Popular, al Programa de Apoyo para Fortalecer la Calidad en los Servicios de Salud y al Componente de Salud de PROSPERA.

De acuerdo con la auditoría realizada al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASS) en 2015, se detectaron irregularidades en el manejo de 137 millones 608 mil 800 pesos.

De esta cantidad, la ASF determinó que 109 millones 247 mil pesos corresponden a recursos que fueron otorgados a la Secretaría de Finanzas y Planeación del estado (SEFIPLAN), pero que este organismo no entregó a los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver).

Lee: Duarte compró quimios falsas y pruebas de VIH inservibles a empresas que venden café y ropa

Otros 72 mil 767 pesos se usaron para pagar el salario de una persona, sin documentación para acreditar el perfil de la plaza bajo la cuál cobró, mientras que 139 mil 223 pesos corresponden a multas que los Servicios de Salud de Veracruz no aplicaron en contra de proveedores que incumplieron contratos.

Los 28 millones 362 mil 844 pesos restantes se investigan por subejercicio, es decir, se recibieron pero no fueron gastados.

La ASF reportó, además, que los Sesver no han implementado lineamientos, procedimientos, manuales o guías para la administración de riesgos de corrupción, y tampoco se encontró evidencia de que se informe a alguna instancia sobre la situación de estos riesgos y su atención.

En el caso del Seguro Popular, la auditoría se realizó a los Recursos Federales Transferidos a través del Acuerdo de Coordinación Celebrado entre la Secretaría de Salud federal y la administración del ex gobernador Javier Duarte, y se registraron irregularidades en mil 899 millones 347 mil 608 pesos.

Lee: Fiestas, golf y derroche de dinero público: escoltas narran los excesos de Javier Duarte

Entre estas irregularidades están que el gobierno de Veracruz no transfirió 193 millones 601 mil 300 pesos al Seguro Popular. Otros 611 millones 641 mil 244 pesos fueron transferidos a cuentas bancarias distintas a las del programa; fueron usados para pagos de erogaciones de PROSPERA 2015; y para el pago del impuesto sobre nóminas.

Co otros 9 millones 819 mil 655 pesos destinados al Seguro Popular, el gobierno de Javier Duarte adquirió medicamentos con sobreprecio, o que no están contemplados en el Catálogo Universal de Servicios de Salud (y que, por lo tanto, no pueden ser usados en la atención a pacientes).

La misma auditoría observó un subejercicio por 518 millones 658 mil 400 pesos asignados en 2015 al Seguro Popular en Veracruz, cuya aplicación está pendiente de ejercer.

Por otra parte, en la revisión del Programa de Apoyo para Fortalecer la Calidad en los Servicios se observó un subejercicio por 561 mil 500 pesos.

Además, se detectó que el gobierno de Veracruz no acreditó la transferencia de 278 millones 628 mil 500 pesos provenientes al Programa de Inclusión Social Prospera (componente salud), al Régimen Estatal de Protección Social en Salud.

La ASF también informó que las administración de Javier Duarte tampoco comprobó el gasto de 22 millones 153 mil pesos destinados al Régimen Estatal de Protección Social en Salud, y tampoco devolvió los intereses generados por la cuenta bancaria en la que se depositaron esos recursos federales.

En total, las el dinero malversado en 2015, perteneciente al programa Prospera en Veracruz, para acciones de salud, asciende a 300 millones 796 mil 800 pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Mutar hasta extinguirse': el extraño curso de la variante delta de COVID que desconcierta a científicos en Japón

Tras vivir la peor ola de coronavirus en verano, los casos en Japón se han desplomado de forma desconcertante. Genetistas nipones manejan la teoría de que la variante delta podría estar autoextinguiéndose en este país.
25 de noviembre, 2021
Comparte

El pasado mes de agosto Japón se encontraba en medio de la quinta y mayor ola de coronavirus desde que comenzó la pandemia. Llegó a registrar más de 20 mil casos diarios.

Aquel rebrote estaba impulsado en gran medida por la variante delta que arrasó por el mundo entero y que por su alta transmisibilidad acabó reemplazando a otras mutaciones del patógeno.

Pero aquel mes fue también un punto de inflexión para el país asiático.

Desde entonces los casos se han desplomado a un ritmo vertiginoso y hoy, mientras varios países con porcentaje de vacunación similar combaten una nueva ola de contagios, Japón respira tranquilo y este martes 23 de noviembre registró poco más de 100 nuevas infecciones.

Y según un grupo de científicos, una explicación que toma fuerza en esta desconcertante caída de casos es que la variante delta podría estar, literalmente, “autodestruyéndose”.

¿Es esto posible? ¿Podría repetirse en otros lugares del mundo?

Múltiples causas

Varias hipótesis pueden estar detrás de esta repentina caída de casos e incidencia de la variante delta.

Más del 75% de residentes ya fueron vacunados en Japón y las medidas de distanciamiento social y el uso extendido de mascarillas son seguidos a rajatabla por la población, reportan medios nacionales.

Vacunación en Japón.

Getty Images

Pero otros países reúnen condiciones similares y registran muchos más casos diarios.

En España, por un ejemplo, un 80% de residentes ya recibió la vacunación completa y las mascarillas siguen utilizándose en espacios cerrados.

Y este martes, pese a tener una tercera parte de la población de Japón, registró casi 7.000 casos diarios.

Es este tipo de comparaciones la que ha llevado a que científicos japoneses, basándose en observaciones genéticas, manejen la hipótesis de la “autoextinción” de la variante delta.

“La variante delta en Japón era muy contagiosa y desplazó a otras variantes. Pero al acumularse las mutaciones, creemos que se volvió un virus defectuoso incapaz de replicarse“, dijo el genetista Ituro Inoue, del Instituto Nacional de Genética en Japón, al periódico The Japan Times.

“Considerando que los casos no han aumentado, creemos que en algún momento durante esas mutaciones el virus se dirigió directamente hacia su extinción natural“, agregó Inoue.

La teoría de Inoue arroja algo de luz sobre la desaparición tan repentina de la variante delta en Japón que sorprende a muchos.

Sobre todo teniendo en cuenta que recientemente muchos países occidentales, con vacunaciones avanzadas, han tenido que retomar estrictas medidas de confinamiento.

Restaurante lleno en Japón.

Getty Images

Pero Japón parece ser un caso peculiar en que los casos de coronavirus se desploman en caída libre a pesar de que trenes y restaurantes están llenos desde que acabó el último estado de emergencia el pasado octubre.

Proceso habitual

Que distintas variantes de un virus desaparezcan es algo que lleva sucediendo desde el comienzo de la pandemia.

“Sucede todo el tiempo en virus de animales y humanos. Recordemos que las variantes alfa, beta y gamma han sido mayoritariamente reemplazadas por las variantes delta”, contextualiza para BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

“Esto es realmente una cuestión de aptitud viral en cualquier anfitrión. Quizás hay algo en la inmunidad de la población japonesa que ha cambiado la forma en que el virus se comporta allí. El tiempo dirá si pasará también en otro país“, agrega Tang.

Estudios previos han probado que en Asia hay más personas que tienen una enzima de defensa llamada APOBEC3A y que ataca a distintos virus, incluido el coronavirus que causa la covid-19, en comparación con los habitantes de otras regiones como África y Europa.

De este modo, investigadores del Instituto Nacional de Genética y la Universidad Niigata estudiaron si esa enzima podía inhibir la actividad del coronavirus.

El equipo comparó datos de diversidad genética de las variantes delta y alfa en muestras clínicas infectadas en Japón entre junio y octubre.

Durante el estudio, observaron que las mutaciones del virus parecieron detenerse repentinamente en medio de su desarrollo evolutivo, se volvieron defectuosas e impidieron la replicación del virus.

Evolución de casos en Japón.

BBC

“Encontraron mutaciones en la proteína nsp14, que tiene que ver con la reparación de defectos de replicación. Si hay más mutaciones de lo normal en esta proteína, estas pueden inactivarla o hacerla ineficiente, lo que puede originar una debacle en el patógeno”, explica el profesor José Manuel Bautista, catedrático de bioquímica y biología molecular de la Universidad Complutense de Madrid en España.

A pesar de que Bautista cree que la caída abrupta de casos se debe también a factores como la vacunación masiva y las medidas de distanciamiento, le llama la atención el pronunciamiento de la curva de contagios.

“Lo normal es que baje poco a poco si la gente se aísla, porque los ya infectados siguen notificándose días más tarde. Es bastante dramática y exagerada la caída de casos y apunta a que la teoría de la autodestrucción es posible”, añade el académico.

A pesar de la sorprendente caída de casos en Japón, los científicos guardan cautela y evitan hacer diagnósticos sobre lo que pueda pasar en el futuro.

La pandemia está en constante evolución y ha demostrado que, a pesar de vacunaciones y medidas de contención, el mundo todavía no está a salvo de nuevos rebrotes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.