La historia detrás de la bandera gay
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La historia detrás de la bandera gay

Con apenas 38 años de historia la bandera gay se ha convertido en el símbolo más importante que une a la comunidad LGBT en todo el mundo.
Por Rodrigo Crespo
13 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 23 de junio de 2016.


Es una de las banderas más populares en todo el planeta y este fin de semana cumplirá apenas 38 años de existencia. No sólo la hemos visto en cientos de marchas del orgullo LGBT en todo el planeta, también se ha proyectado en la Casa Blanca, Los Pinos, el Empire State y hasta Facebook creó un filtro para que tu foto de perfil este pintada con esta bandera. Pero, ¿donde y cómo surgió la bandera gay? Aquí te contamos su historia.

El hombre detrás de la bandera gay

La década de los setenta en Estados Unidos estuvo llena de momentos que marcaron su historia: el ejército estadounidense se retiraba de la Guerra de Vietnam en el 73 y por primera vez en la historia un presidente –Richard Nixon– renunciaba a la presidencia en el 74. Con este complejo contexto, Estados Unidos celebró en 1976 200 años de independencia y fue ahí cuando surgió por primera vez la idea de tener un símbolo con el que la comunidad gay se pudiera identificar de acuerdo a su creador, Gilbert Baker.

Fue un año después, en 1977, cuando Harvey Milk –el primer servidor público abiertamente gay en Estados Unidos– motivó a Baker a crear un símbolo único con el cual la comunidad gay se pudiera identificar, un símbolo con el cuál pudieran presumir con orgullo quiénes son.

“Nuestro trabajo como personas gay era salir públicamente, ser visibles, de vivir en la verdad como digo, de salir de la mentira. Una bandera encaja con esta misión, porque es una forma de proclamar tu visibilidad, o decir: “¡Este es quien soy!” Gilbert Baker.

Gilbert Baker cosiendo la bandera gay en Nueva York, 1994.

Gilbert Baker cosiendo la bandera gay en Nueva York, 1994. Mick Hicks

Gilbert Baker era el hombre indicado para crear este símbolo. Había aprendido a coser varios años atrás porque, como él mismo afirma, era una drag queen con un presupuesto muy limitado, así que aprendió a coser sus propios atuendos. Pero no sólo tenía la técnica, sino la sensibilidad y compromiso para hacerlo. En 1972 ya era parte de los activistas que se encargaban de hacer las pancartas para las protestas: “mi arte se convirtió en mi activismo”, afirma Baker.

La creación de un símbolo

La comunidad gay necesitaba un símbolo con el que se pudiera identificar sin tener que recordar un pasado doloroso. En esos años el triángulo rosa con el que la ropa de los hombres homosexuales eran marcadas en los campos de concentración Nazi había dejado de ser un símbolo que los condenaba para convertirse en uno que portaban con orgullo.

“Venía de un lugar de asesinatos horribles, el holocausto y Hitler. Necesitábamos algo hermoso, algo de nosotros”. Gilbert Baker.

La inspiración para crear la bandera gay vino de un estandarte que ya existía: la bandera de Estados Unidos. Para Baker la bandera estadounidense es muy poderosa por su capacidad para ser adoptada y transformada por la cultura pop: desde ser utilizada en una prenda hasta convertirse en parte del arte pop de artistas como Jasper Johns. De ahí que la bandera gay tenga barras igual que la estadounidense.

Gilbert Baker cosiendo la bandera gay en Nueva York, 1994.

Gilbert Baker cosiendo la bandera gay en Nueva York, 1994. Mick Hicks

Sobre la elección de colores  sea han creado muchas teorías. Algunos especulaban que la elección del arcoíris estaba relacionado con uno de los iconos gay más importantes de la historia: Judy Garland en su personaje de El mago de Oz y una de las canciones más famosas de la cinta “Somewhere over the rainbow”. Para otros los colores brillantes siempre desde hace cientos de años habían servido para identificar a las personas homosexuales.

Pero en la entrevista que le realizó el MoMa hace un año cuando adquirió a su colección de diseño la Bandera del Arcoíris, Baker explicó que era algo mucho más sencillo: los colores de la bandera venían del cielo.

“El arcoíris es tan perfecto porque en verdad encaja con nuestra diversidad en temas de raza, género, edad, todas esas cosas. Además es una bandera natural: ¡Viene del cielo! Aunque el arcoíris ha sido usado de otras formas en la vexilología, este uso ha eclipsado cualquier otro que ha tenido.” Gilbert Baker.

El nacimiento de una bandera llena de orgullo

La bandera gay salió a la luz pública por primera vez un 25 de junio de 1978 en la Plaza de las Naciones Unidas en el centro de San Francisco, lugar en el que fue erizada. Meses antes, Baker se había encargado de su fabricación.

La bandera gay original de ocho colores es izada en la Plaza de las Naciones en San Francisco el 25 de junio de 1978.

La bandera gay original de ocho colores es izada en la Plaza de las Naciones en San Francisco el 25 de junio de 1978. James McNamara

El diseño original de Baker consistía en ocho colores y no seis como es actualmente, cada uno de ellos con un significado: la primera tira era rosa representaba la sexualidad, seguía el rojo que simbolizaba la vida, después naranja para curar heridas, el amarillo que es la luz del Sol, verde por la naturaleza, turquesa la magia, índigo la serenidad y por último una tira violeta que representaba la espiritualidad.

Baker decidió que no armaría la monumental, y primera, bandera gay en su casa. Este símbolo necesitaba un lugar de nacimiento que fuera importante para la comunidad por lo que fue pintada, cosida y planchada en el ático del Centro Gay comunitario en el 330 de la calle Grove en San Francisco. Ahí colocaron los botes de basura que llenaron de agua con colorantes naturales –para Baker era muy importante que fuera una bandera natural– para teñir cientos de metros de algodón.

Un equipo de 30 voluntarios hicieron posible la primera bandera gay: ya fuera con donativos (el comité del desfile gay de la ciudad les dio mil dólares), tiñendo el algodón ( de acuerdo a Baker, Fairy Argyle Rainbow era la reina del teñido), cosiendo la bandera (James McNamara era para Baker él único conocido que cosía con la misma calidad que él) o planchándola (se necesitaron más de 20 personas para hacerlo).

De ser popular a convertirse en un símbolo mundial

Harvey Milk sólo conoció la bandera gay de ocho colores: fue asesinado el 27 de noviembre de 1978 junto a George Moscone, alcalde de San Francisco, por un ex colega que quería recuperar su cargo público.

Después de los asesinatos la popularidad y demanda de la bandera gay crecieron, así que Baker tuvo que quitarle dos colores a la bandera –el rosa y el turquesa– por una razón principalmente económica: teñir ocho colores era muy costoso, incluso imprimir fotografías a cuatro colores era muy caro.

“Me di cuenta que necesitaría hacer algunos compromisos para que realmente funcionara como un símbolo”. Gilbert Baker.

Gilbert Baker sabe que aún hay muchas razones para que la comunidad LGBT siga luchando por sus derechos. Pero la bandera gay les ha dado algo que los conecta en todo el mundo y algo que lo ha trascendido a él como artista.

Personas sosteniendo una bandera gay gigante en la marcha del orgullo LGBT en Varsovia, Polonia en 2012.

Personas sosteniendo una bandera gay gigante en la marcha del orgullo LGBT en Varsovia, Polonia en 2012. Wojtek Radwanski/AFP/Getty Images

“Puedo ir a otro país y si veo una bandera arcoíris siento que esa persona es una alma gemela o que es un lugar seguro al que puedo ir. Es una especie de lenguaje y es algo que declara poder. Eso es lo que la hace fenomenal. Su belleza es la forma en la que nos conecta”. Gilbert Baker.

Con información del Inside/Out MoMa, BBC, The Washington Post y Time.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus | El pueblo en aislamiento por un asado que resultó mortal en Argentina

Un grupo de vecinos en la patagónica localidad de Loncopué violó la cuarentena obligatoria para festejar un cumpleaños. El resultado: dos muertos (incluyendo al cumpleañero), decenas de contagiados y un pueblo de 6,000 habitantes totalmente aislado.
14 de abril, 2020
Comparte
Un asado argentino

Getty Images
Un asado para festejar un cumpleaños terminó en tragedia en Argentina.

El 19 de marzo, el presidente argentino, Alberto Fernández, anunció desde su residencia oficial en Buenos Aires que al concluir el día Argentina se convertiría en uno de los primeros países de la región en entrar en una cuarentena obligatoria.

Sin embargo, a cientos de kilómetros, en un pequeño pueblo patagónico, un grupo de vecinos decidió que el decreto presidencial no iba a empañar sus planes de disfrutar de un asado de domingo.

No era cualquier asado: también era un festejo de cumpleaños, por lo que después de comer, el grupo de familiares y amigos se quedó celebrando.

Comieron un asado y compartieron una cerveza o un vino de la misma botella“, contó luego el intendente del Loncopué, el poblado de la sureña provincia de Neuquén donde se llevó a cabo el festejo.

Resultó ser una decisión letal. Unos días más tarde el cumpleañero, un hombre de 64 años, estaba muerto. Las autoridades sanitarias comprobaron que había fallecido a causa del covid-19.

Otro hombre de 68 años, que ni siquiera participó de los festejos, murió al ser contagiado por uno de los hijos del cumpleañero.

Y al menos 29 vecinos de Loncopué han dado positivo para el virus, una de ellas una mujer de 61 años que está internada en un hospital cercano.

La dimensión del brote llevó a las autoridades regionales a declarar el aislamiento total de este pueblo de unos 6,000 habitantes, bloqueando las rutas de acceso.

Imagen aérea de Loncopué

Facebook
Las autoridades cerraron los accesos a Loncopué para tratar de contener el brote.

También se ordenó el cierre de todos los comercios.

La fiscal que dispuso el aislamiento señaló que se tomó “por la protección de la salud pública de todos los ciudadanos de la localidad, de lugares cercanos y de la provincia en general”.

“Servir de experiencia”

Por su parte, el intendente de Loncopué, Walter Fonseca, advirtió que “a veces, cuando no se cumple con la cuarentena como corresponde, pasan estas cosas”.

Esto tiene que servir de experiencia para que la gente de otras localidades entienda que esto no es una joda (broma)“, dijo al canal de noticias A24.

“Que si te dicen cuarentena, es cuarentena: te tenés que quedar en tu casa, no tenés que recibir visitas ni nada por el estilo”.

“Lamentamos profundamente lo que nos está sucediendo, la pérdida de nuestros vecinos”, afirmó.

Los casos de Loncopué representan un tercio del total de infectados en toda la provincia de Neuquén.

Las autoridades que ordenaron el “blindaje” del pueblo el 10 de abril anunciaron que a partir de este martes se flexibilizará la medida, permitiendo a los comercios volver a abastecerse para que los habitantes puedan acceder a comida e insumos básicos.

Mapa de Argentina que muestra la ubicación de Loncopué

Google Maps
Loncopué está en la provincia de Neuquén, en la precordillera, cerca de la frontera con Chile.

Sin embargo, los comercios solo podrán abrir entre las 10 y las 16 horas.

Paciente cero

Los investigadores aún no han podido determinar quién fue el “paciente cero” que trajo el coronavirus a Loncopué.

Lo más probable, creen, es que algún vecino lo haya contraído durante una visita a una localidad cercana donde se registraron otras infecciones.

De lo que están convencidos es que el fatídico asado habría sido una de las principales fuentes de propagación. Varios de los asistentes están entre los casos que dieron positivo para el covid-19.

Irónicamente, el primero que murió como consecuencia de ese contagio ni siquiera participó del festejo.

El hijo de la víctima, Claudio, contó que su padre probablemente contrajo el virus de un vecino, un joven gasista, que lo ayudó a limpiar su calefactor.

El joven era uno de los hijos del cumpleañero, el hombre de 64 años que terminaría muriendo un día más tarde que el padre de Claudio.

Uniendo esos datos, las autoridades lograron atar cabos y concluyeron que el probable foco incial de contagio había sido el asado del 22 de marzo.

Un asado argentino y una botella de vino

Getty Images
Las autoridades creen que los invitados al asado compartieron una botella de vino o cerveza.

Inmediatamente rastrearon y aislaron a los demás asistentes a ese evento, varios de los cuales dieron positivo para el covid-19 (aunque la mayoría de forma asintomática).

“Inconsciencia”

A pesar del drama que está generando, el coronavirus no ha logrado dividir a este pueblo, dedicado principalmente a la ganadería, a la minería y al comercio.

Un símbolo de ello fueron las palabras de Claudio, quien a pesar de haber perdido a su padre, aseguró que no guarda rencor con las personas que participaron del asado.

“Lo que pasó fue producto de la inconsciencia, pero no hubo mala intención“, dijo al canal de noticias TN.

También resaltó que su padre, que estaba en silla de ruedas, tenía una relación “muy linda” con su vecino gasista, y que él y su familia le estaban muy agradecidos al joven por todas las veces que lo había ayudado.

Ambas familias incluso hablaron por teléfono y se dieron el pésame mutuo por sus pérdidas.

“Algo lejano”

El Ministerio Público Fiscal informó que abrió una investigación para determinar las responsabilidades penales de los vecinos que participaron del asado.

No obstante, los medios locales aseguran que ellos no habrían sido los únicos que violaron la cuarentena obligatoria en Loncopué.

Alberto Fernández anuncia la cuarentena obligatoria, el 19 de marzo de 2020

Getty Images
El presidente, Alberto Fernández, decretó una cuarentena obligatoria el pasado 20 de marzo, que se ha extendido hasta finales de abril.

En las últimas semanas también habría habido otros asados, peñas e incluso casamientos, afirman.

Daniel, otro de los hijos del cumpleañero fallecido, reconoció al diario “La Nación” que cierta “mentalidad pueblerina” les había jugando en contra.

“Era algo que pasaba allá lejos”, dijo. “Pensamos que nunca iba a llegar acá“.

“Ahora lo tenemos entre nosotros, en el pueblo”, lamentó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=QBv7nudMSpc

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.