close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
La publicidad y la mujer: ¡cómo (no) han pasado los años…!
Los anuncios del pasado son muy chistosos. Pero dejan de serlo un poco si los comparamos con algunos actuales.
Por Claudia Godoy
13 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 22 de abril de 2016.


Hoy en día alguna gente se queja de que las mujeres nos quejamos demasiado y que las cosas sí han cambiado para nuestro género.

Pero la verdad es que no es suficiente y todavía falta mucho para llegar a la soñada equidad que merecemos.

Nuestro lenguaje está condicionado, nuestras costumbres muy arraigadas y los dobles discursos permean cualquier propuesta de cambio. Quizás a veces no nos damos cuenta, pero en la calle, la tele, el radio, internet, en todas partes, se siguen reforzando ideas que degradan a la mujer.

Usando la publicidad como un espejo de la sociedad en que vivimos, podríamos soltar algunas carcajadas por la manera en la que se retrataba a la mujer en el pasado:

11

“Mantenla en donde debe de estar.”

Pero, ¿es muy diferente de nuestro presente? La verdad es que no. Quizás a los eslóganes se les ha quitado lo cínico, pero aún nos tratan como adornos masculinos sin reconocer que tenemos un cerebro adentro de nuestra cabeza que puede –o no- no estar de acuerdo con sus opresiones.

316853

Lo que aburre es la violencia, digo yo.

De nada sirve reírnos (nerviosamente) de nuestro pasado si no sabemos darnos cuenta lo que está mal para poder moldear un futuro menos tendencioso. Pero tampoco de nada sirve amargarnos la vida y qué mejor que la risa (esa, la nerviosa) y el sarcasmo para poder sobrevivir en este ambiente.

Es así que les compartimos anuncios del pasado, de esos chistosísimos como el primero. Pero esta vez irán seguidos de algunos anuncios del presente. Pa’ contrastar… o no.

ANTES

11 (1)

Nos podían pegar si les iba mal.

AHORA

Nos pueden matar “con su estilo”.

Nos pueden matar “con su estilo”.

ANTES

La autoridad masculina podía meterse en tu vida.

La autoridad masculina podía meterse en tu vida.

AHORA

También. Y dependiendo de qué tan influyente sea, te pueden comprar siendo menor de edad.

También. Y dependiendo de qué tan influyente sea, te pueden comprar siendo menor de edad.

ANTES

Te pegaban si no les dabas café fresco.

Te pegaban si no les dabas café fresco.

AHORA

También, pero como ya no te dejas tan fácilmente, tienen que amarrarte.

También, pero como ya no te dejas tan fácilmente, tienen que amarrarte.

ANTES

Sólo les interesaba que tuvieras una cara bonita.

Sólo les interesaba que tuvieras una cara bonita.

AHORA

Ni eso.

Ni eso.

ANTES

Podías manejar un carro automático.

Podías manejar un carro automático.

AHORA

Ya no es necesario si luces bien y te dejas hacer unos moretones.

Ya no es necesario si luces bien y te dejas hacer unos moretones.

Y así el mundo. Ojalá que no todo se quede en risas nerviosas, sino que pueda evolucionar a crear una conciencia más aterrizada de cómo son las cosas.

Con info e imágenes de Bored Panda, Público.es y United Explanations.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte