¿Por qué las celebridades mueren de tres en tres? (o al menos eso queremos creer)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué las celebridades mueren de tres en tres? (o al menos eso queremos creer)

Entre los múltiples temas de actualidad se encuentra la Ley 3 de 3 y ahora toca hablar de ello.
Por Daniel García
7 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 28 de agosto de 2016.


Entre los múltiples temas de actualidad se encuentra la Ley 3 de 3 y ahora toca hablar de ello. Para los que creen que me estoy refiriendo a aquel noventero y cursi programa Full House, se equivocan pues ese en realidad era Tres por tres.

Tampoco quisiera hablar sobre Universal Stereo pues aquellos lo que tienen es su “tres en tres, tres en línea”. Para los pocos que creen que es momento de exponer mi postura sobre la Ley General de Responsabilidades Administrativas, están completamente equivocados. La ley 3 de 3 que es tema actual es la muerte, porque no existe algo tan cotidiano como lo es el deceso.

Permítanme ser más claro. Existe por ahí una leyenda urbana sobre las muertes de las celebridades y cómo llegan de tres en tres. Por mucho que quisiéramos negarlo, se trata de un fenómeno real conocido como Celebrity Death Rule of Threes. ¿Cuál es la regla? Es tan sencilla como pensar que las cosas malas vienen de tres en tres: si una celebridad muere, en muy poco tiempo perecerán dos más.

Aparentemente todo empezó el Día que la música murió, ya saben, aquella trágica fecha en que Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper murieron en un accidente aéreo. A partir de este momento, se pueden encontrar varios tríos que comparten fechas o cercanías en su fallecimiento. Para no irnos muy lejos acá un ejemplo reciente:

El 10 de enero de 2016 murió el cantante David Bowie. Cuatro días después el actor inglés Alan Rickman colgó los zapatos y otros cuatro después, el 18, el músico Glenn Frey levantó el vuelo cual águila y voló al más allá.

muerte

¡Ay, güey! ¡Y esperen, todavía hay más! ¿Se acuerdan de Michael Jackson, el señor que casi deja caer a su hijo de la ventana de un hotel? Bueno, pues Michael murió el 25 de junio de 2009 y ese mismo día horas antes, Farrah Fawcett se había convertido en ángel (no precisamente de Charlie). El tercero había llegado dos días antes con la muerte del popular conductor de televisión, Ed McMahon.

muerte

¡¿Ya se están asustando?! Quizá no porque no son celebridades, pero esperen a leer lo que sigue:

El 2010 fue fatídico. En el mes de mayo, moriría Gary Coleman (probablemente sin saber de qué estaba hablando Willis), el actor Dennis Hopper y Paul Gray, bajista de la banda Slipknot.

muerte

Ya en junio del mismo año, se nos adelantarían en el camino José Saramago (el 18), Carlos Monsiváis (el 19) y el basquetbolista Manute Bol (el mismo 19… esperen ¿quién es Manute Bol?).

muerte04

Exacto, comienzan las inconsistencias. Si bien Manute Bol fue bastante conocido en el ámbito deportivo por su carrera en la NBA, podría ser discutible su nivel de celebridad en comparación con Saramago y Monsiváis. Los defensores de la “Regla de tres muertos” podrán entonces decir que el tercero en aquella ocasión no era Manute sino el caricaturista mexicano Gabriel Vargas, creador de la Familia Burrón quien murió el 25 de mayo… ¡¡24 días antes que Saramago!! Entonces ¿cuáles son las verdaderas reglas? Al parecer no existen tales. ¿Cuál es el intervalo permitido entre muertes? ¿Seis días, ocho horas, cinco semanas? ¿Quién es una verdadera celebridad y quién no? Yo soy célebre por mi imitación de una gallina bañándose pero ¿esto me hace acreedor al título de gran celebridad?

Lo más probable es que las celebridades mueren a diario (de todos los ámbitos y niveles). No existe un patrón (ni de conducta ni en los cielos mandando matar gente en tripletas). Pero la cosa está en que el humano está naturalmente inclinado a buscar patrones, incluso donde no los haya (es decir, buscarle cinco pies al gato).

120514_KillBean_Meme

El profesor John Hoopes, profesor de antropología en la Universidad de Kansas y experto en el tema, lo explica de manera fácil: “Los patrones en la muerte o los patrones de infortunios son las cosas que nos ayudan a tratar de entender el universo o la realidad de una manera que tenga sentido… en general nos incomoda tratar con el azar”.

Además, pareciera haber algo especial con el número tres en nuestra cultura: tenemos a los tres cochinitos, los tres tristes tigres, el piedra-papel-tijera y a los Tres Ases y su romanticismo musical. Existe una tendencia a buscar conexiones en grupos de tres. Algunos expertos lo explican de manera psicológica, culpando la estructura y complejidad limitada de nuestros cerebros y otros a una ideología religiosa donde El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo están presentes constantemente (hasta en los chistes parece haber una triada “Ponte que entran un inglés, un japonés y un mexicano a un bar…”).

Y es que por más increíbles o inútiles que resulten los patrones y las triadas, éstos otorgan una enorme sensación de control y quién no quiere tener el control (si hasta el de la tele nos da poder). La realidad es que al ser humano le consuela saber cuando un patrón comienza, y sobretodo saber cuándo terminará. Así, millones de celebridades respiran tranquilas cuando cae el tercero y ellos siguen vivitos y coleando.

46e8921906c685a74618f566f1e9da29

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

La preocupación por el cohete chino cuyos restos se dirigen sin control hacia la Tierra

Un cohete ingresará en la atmósfera a gran velocidad y existe preocupación por el lugar donde sus restos podrían estrellarse.
Reuters
7 de mayo, 2021
Comparte
cohete chino

Reuters
El cohete fue lanzado la anterior semana

El cohete chino Long March 5B avanza sin control hacia la Tierra a una velocidad de 27.600 kilómetros por hora.

Mientras se estima que entrará a la atmósfera terrestre este fin de semana, aún se desconoce si sus restos se desintegrarán al hacerlo o si impactarán contra la superficie del planeta, y en caso de que ocurra esto último, en qué punto sucederá.

Aunque no se descarta que pueda ser en una zona habitada, los expertos coinciden en que el riesgo de que alguien salga lastimado es “extremadamente improbable” y llaman a la calma.

Será uno de los reingresos no controlados más grandes de los últimos 30 años.

La preocupación

La mayor parte del aparato debería quedar calcinada cuando haga su última inmersión en la atmósfera, consideran los expertos.

Pero siempre existe la posibilidad de que los metales con altos puntos de fusión y otros materiales resistentes sobrevivan hasta la superficie.

El Pentágono estadounidense es una de las entidades estatales que rastrea al cohete chino.

El Departamento de Defensa de EE.UU. cree el el impacto puede producirse “alrededor del 8 de mayo” y descartó de momento derribarlo.

cohete chino nuevo

BBC

Mike Howard, portavoz de la oficina gubernamental, señaló este jueves que el Comando Espacial monitorea la trayectoria del cohete.

Sin embargo, reconoció que ni siquiera se conoce el punto exacto de entrada a la atmósfera y que su avance no tiene control.

Por su parte, Jonathan McDowell, experto del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, indicó que la situación tampoco significa “el fin del mundo”.

“No creo que la gente deba tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que golpee a alguien es bastante pequeño. No es despreciable, podría suceder, pero el riesgo de que te impacte es extremadamente pequeño“, afirmó el investigador a la cadena CNN el miércoles.

McDowell explicó que señalar hacia dónde pueden dirigirse los restos del cohete que sobrevivan la entrada a la atmósfera es casi imposible debido a la velocidad a la que viaja.

Basura espacial alrededor de la Tierra

BBC
La tierra está rodeada de satélites, pero también de basura espacial.

Sin embargo, hace un año sucedió algo similar con otro cohete.

Una de sus tuberías apareció en el suelo en Costa de Marfil, África.

Ante la inquietud despertada en la comunidad internacional, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino recordó que dejar que un cohete se autodestruya al entrar en la atmósfera es “una práctica internacional común”.

“China está prestando mucha atención a la etapa final del reingreso del cohete a la atmósfera” afirmó.

Y es que las posibilidades de que alguien realmente sea alcanzado por un trozo de basura espacial son muy pequeñas.

Sobre todo porque gran parte de la superficie de la Tierra está cubierta por océanos y porque esa parte que es tierra incluye enormes áreas que están deshabitadas.

“Si quiere apostar sobre dónde aterrizará algo en la Tierra, apueste por el Pacífico, porque el Pacífico es la parte más extensa de la Tierra. Es así de simple”, añadió McDowell.

Además, la posible zona de caída está restringida por la trayectoria del cohete.

Se mueve con una inclinación hacia el ecuador de unos 41,5 grados.

Esto significa que ya es posible excluir que los escombros puedan caer más al norte que aproximadamente 41,5 grados de latitud norte y más al sur que 41,5 grados de latitud sur.

Posibles lugares de caída

BBC

Detalles

China utilizó el cohete para poner en órbita parte de su estación espacial la semana pasada.

La estación espacial del gigante asiático se ensamblará a partir de varios módulos que se enviarán en diferentes momentos.

Y espera tenerla en pleno funcionamiento a fines de 2022.

Y aunque la mayoría de los desechos espaciales se queman en la atmósfera, el tamaño del cohete de 22 toneladas es lo que provoca preocupación.

China pide calma

Analistas de China minimizaron las preocupaciones sobre los restos del cohete espacial.

“Es muy probable que los escombros del cohete que puso en órbita la primera sección de la estación espacial china caigan en aguas internacionales y la gente no debe preocuparse”, dijeron analistas espaciales del gigante asiático en un comunicado el miércoles.

Los expertos chinos señalan que es común que restos de lanzamientos de cohetes caigan de regreso a la Tierra y que la afirmación del Pentágono de que los escombros de la aeronave regresan “fuera de control” y “pueden causar daños si impactan en áreas habitadas” no son más que una exageración.

Wang Ya’nan, editor jefe de la revista china Aerospace Knowledge, señaló que las autoridades espaciales de China consideraron cuidadosamente el desarrollo de la caída de los restos de cohetes desde la fase inicial de diseño y la elección del sitio de lanzamiento. También las características del despegue y su trayectoria.

“La mayoría de los escombros se quemarán durante el reingreso a la atmósfera de la Tierra, dejando solo una porción muy pequeña que puede caer al suelo, que potencialmente aterrizará en áreas alejadas de las actividades humanas o en el océano”, afirmó.

Estación espacial china

BBC

Al igual que otros expertos de su país, Wang sostiene que, como el dispositivo aeroespacial de China está hecho principalmente de materiales livianos, la mayor parte se quemará fácilmente con el aire denso en la atmósfera después de su reentrada a alta velocidad.

Para tener lista su estación espacial en las fechas previstas, China estableció una apretada agenda de 11 lanzamientos para los próximos dos años.

La estación en forma de T está pensada para estar operativa durante 10 años y su vida puede extenderse a 15 años con la reparación y el mantenimiento adecuados, según la Academia de Tecnología Espacial de China.

Se espera que sea la única estación operativa en órbita abierta a socios extranjeros tras el retiro de la Estación Espacial Internacional.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rj9JiCY49CE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.