Leyendas de la época de oro de las sexycomedias mexicanas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Leyendas de la época de oro de las sexycomedias mexicanas

¡Que inscriban sus nombres con letras de oro! Estos ilustres hombres y mujeres son las leyendas de la sexycomedia mexicana...
Por Daniel García
7 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 23 de marzo de 2016.


Si nos pusiéramos en plan de duros críticos de cine –y por duros críticos de cine me refiero a pretenciosos e intensos individuos que sólo quieren ver arte–, el cine de ficheras y las sexycomedias mexicanas de los setenta y ochenta sería el peor del universo. Ahora que si nos ponemos en plan de desmadre, esas películas eran de pura diversión.

La calidad técnica dejaba mucho que desear, no así las chavas que uno sí terminaba deseando. Eran machistas, misóginas, groseras y sin mucha historia que contar. No planeo defender aquello, pues no se puede negar, pero algo que también es cierto es que estas cintas contaban con muy buenos cómicos (tanto que la mayoría terminó haciendo más trabajos fílmicos de calidad y en teatro). Nunca estarán en mi lista de películas favoritas, pero no puedo negar que en momentos de aburrimiento dominical no caen nada mal.

Estas son las figuras de las sexycomedias mexicanas y sus películas (que por cierto tienen grandes títulos).

César Bono

Irlanda puede presumir de tener a un Bono famoso, pero nosotros no los envidiamos ni tantito. Acá en México tenemos al nuestro, no va por el mundo de lentes oscuros, tiene una voz ronca y sexy y su nombre es César. Como diría mi abuelita si César Bono no se hubiera dedicado a las sexycomedias, hubiera estado desperdiciando voz (y es que si ya tienes el don de sonar aguardientoso, aprovéchalo).

https://www.youtube.com/watch?v=CtV74Js_2QM

Filmografía selecta: Las calenturas de Juan Camaney, Tres lancheros muy picudos, La taquera picante, El tratado de me vale… Wilson y Más vale pájara en mano.

Maribel Fernández, la “Pelangocha”

Era una más de los compadres. Se las sabía de todas todas y si se trataba de jugarle al albur, lo agarraba y lo hacía más grande. Claro que esto no significaba que la “Pelangocha” dejaba de ser objeto de deseo de Zayas o Inclán, al contrario, su buen humor le daba puntos extra para convertirse en la mujer perfecta.

https://www.youtube.com/watch?v=HDgYdMak5Zw

Filmografía selecta: Los maestros del amor, El gandalla, Mister Barrio, La taquera picante, La portera ardiente, Duro pero seguro, Pancho el sancho y Perico el de los palotes.

Alfonso Zayas

Era como un hermano gemelo de César Bono, pero más alburero y más conquistador. No era un tipo atractivo pero siempre acababa ligándose a las mujeres más bellas, así que o tenía muy bonita letra, muy buenos sentimientos o simplemente tenía una enorme versatilidad.

Filmografía selecta: La pulquería, Las cariñosas, El ratero de la vecindad, El día de los albañiles: los maestros del amor, Tres lancheros muy picudos.

Lina Santos

¡Santos, escotes, Santos! Cómo no se iban a volver locos Zayitas, Bono y el “Caballo” Rojas con mujeres tan bellas como Lina. Era sensual, exuberante y mala actriz pero qué demonios, tampoco es como que la trama requiriera mucho. Eso sí, Lina Santos fue de las pocas que pintó su raya y dijo que no a los desnudos. Todo nos lo dejó a la imaginación y yo tengo muy buena… imaginación.

https://www.youtube.com/watch?v=juz_-Bxgkg0

Filmografía selecta: Los lavaderos, Los verduleros 2, Un macho en el reformatorio de señoritas, Tres mexicanos ardientes y ¡Qué buena está mi ahijada!

José René Ruíz “Tun Tun”

Conocido como el gigante de la comedia, “Tun Tun” no sólo nos dejó su pasito sino que fue una de las mejores comparsas de cómicos del cine mexicano. Comenzó con Tin Tan siendo gánster y pachuco y termino en las sexycomedias siendo verdulero y albañil. Si estuviéramos eligiendo el título a “chiquito pero picoso”, “Tun Tun” ganaría por un cuerpo y un peluquín.

Filmografía selecta: OK, Mister Pancho, Ah que viejas canciones tan calientes, Los verduleros, Que buena está mi ahijada, Tres lancheros muy picudos.

Rafael Inclán

Tiene la risa, tiene la cabellera, tiene el bigote, tiene el albur, Rafael Inclán nació para ser ídolo de barrio.

https://www.youtube.com/watch?v=PKOCRxSvhe8

Filmografía selecta: Bellas de noche, Muñecas de media noche, Macho que ladra no muerde, Chile picante, Se me sale cuando me río, El macho biónico, Como agua pa’ longaniza y El alburero.

Lyn May

Para muchos Lyn May es la reina del cine de ficheras, ella es la encarnación del término vedette. Su ascendencia china y su exótico rostro (aderezado con una buena cantidad de cirugías plásticas) la hacían extrañamente atractiva. Si además, le agregabas el contoneo de sus caderas al bailar y su diminuta cintura, tenías a la perfecta representación del sueño húmedo de millones de mexicanos. Por favor, no lo nieguen, seguro que a Lilia Mendiola de Chi, no le decían que no.

Filmografía selecta: Las cariñosas, Burlesque, Tívoli y Mujeres de cabaret

Alberto Rojas, el “Caballo”

Dueño de uno de los mejores y más acertados apodos del mundo, Alberto Rojas el “Caballo” era de los consentidos de las sexycomedias. Y es que ya lo dijo mi abuela, “si el señor Rojas no terminaba dedicándose a la comedia, estaría desperdiciando cara”. Como casi todos, era un maestro del albur, pero fue su constante personificación de un “hombre gay” que lo hacía diferente. Claro que hoy en día, a la CONAPRED no le parecería tan divertido.

Filmografía selecta: Esta noche cena Pancho, Un macho en la casa de citas, Desnúdate Marcela, Un macho en la tortería, Escuela de placer, El pájaro con suelas y Me asusta pero me gusta.

Sasha Montenegro

Alguien que le puede pelear el título de reina del cine de ficheras a Lyn May, es Sasha Montenegro. Ahora que si llegara a perder ese título, aún le queda el de Primera Dama. Es quizá la vedette que más películas filmó tanto en el género de ficheras como en el de sexycomedias. Sasha brilló con su cabellera negra, por su hermosura física y por la buena química con Alfonso Zayas, César Bono, Rafael Inclán y José López Portillo.

https://www.youtube.com/watch?v=8UbaJaXSyZY

Filmografía selecta: La pulquería, La golfa del barrio, Pedro Navajas, El pájaro con suelas, Sólo para adúlteras y Fieras en brama.

Pedro Weber “Chatanuga”

Nunca fue de los personajes principales de las películas y rara vez le tocó ser el antihéroe, pero siempre fue el compañero perfecto de aventuras. De alguna forma era el bonachón que ayudaba a salir de aprietos (if you know what I mean) a sus compañeros. También le hacía al albur, a la música y a la diversión. Era un gran actor.

Filmografía selecta: El gran relajo mexicano, Un macho en el salón de belleza, Emanuelo, Las modelos de desnudos, El sexo sentido, El chile no se raja y El alburero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo fue estar con Donald Trump el día que perdió la carrera por la Casa Blanca

Cómo el presidente que nunca ha dudado de sí mismo se enfrentó a la derrota después de cuatro años en el poder.
8 de noviembre, 2020
Comparte

En los últimos cuatro años he visto al presidente de EE. UU. en sus días buenos y en sus días malos.

Pero este 7 de noviembre, el día en que perdió las elecciones, fue un día muy distinto a todos esos otros.

Vestido con una chaqueta negra, pantalón deportivo oscuro y un gorro con la inscripción MAGA (las iniciales de su lema de campaña en inglés, Make America Great Again), Donald Trump dejó la Casa Blanca un poco después de las 10 de la mañana del sábado.

Antes, se la había pasado tuiteando sobre las elecciones y, sobre todo, sobre el fraude electoral que considera tuvo lugar en torno a los comicios generales del 3 de noviembre.

Salió por la puerta de la residencia presidencial y se subió a su vehículo oficial que lo llevó en dirección de su club de golf Trump National, en la ciudad de Sterling, Virginia, a unos 40 kilómetros de Washington.

En ese momento, proyectaba un aire de autoconfianza. Era un día precioso, perfecto para el golf, y por eso decidió que iba a pasarlo en su club.

Trump jugando al goflf.

Getty Images
Trump pasó gran parte del día jugando al golf.

Pero, a la vez, se notaba que las personas que trabajaban con él estaban incómodas. Como al borde de una situación muy tensa.

“¿Cómo la están pasando?”, le pregunté a una de sus empleadas.

“Bien”, respondió. Y sonrió, pero sus ojos se entrecerraron y bajó rápido la mirada hacia la pantalla de su celular.

Trauma electoral

La Casa Blanca ha estado en una especie de trauma en los días que han pasado desde la elección.

Aunque fue apenas el martes, parece que hubiera ocurrido hace mucho tiempo.

La mayoría de los escritorios del ala oeste de la Casa Blanca estaban vacíos cuando pasé por el edificio en la mañana de este sábado. Muchos miembros del personal han resultado infectados por el covid-19 y no pueden ir a la oficina. Los otros están en cuarentena.

Entonces, a eso de las 11:30 y mientras el presidente estaba jugando al golf, la BBC y varias cadenas comenzaron a proyectar que Joe Biden había ganado las elecciones.

Estaba sentada en un restaurante italiano ubicado a un poco más de un kilómetro de distancia del Trump National cuando recibí el dato.

Trump regresa a la Casa Blanca después de jugar al golf

Reuters
El presidente Trump se enteró de la noticia de la victoria de Joe Biden en su campo de golf en el estado de Virginia.

Yo hago parte del grupo permanente de periodistas que cubren la Casa Blanca, un conjunto de colegas de medios distintos que viajan con el presidente de EE.UU.

Todos estábamos esperando que saliera del club.

“Él es una persona tóxica”, dijo una mujer en las afueras del restaurante. Ella, como muchos de sus vecinos en ese distrito de mayoría demócrata, habían votado por el rival de Trump.

Otros se preguntaban en voz alta cuándo el presidente dejaría el club y volvería a la Casa Blanca.

Pasaron los minutos. Pasaron las horas.

“Se está tomando su tiempo”, le dijo un funcionario a otro.

El presidente no tenía prisa en marcharse. En el club estaba rodeado de amigos. Fuera de esas puertas, sus seguidores me gritaban a mí y a los otros periodistas “Acaben con los medios”.

Una mujer, vestida con tacones altos y un gorro rojo, azul y blanco, llevaba un cartel en el que se leía: “Detengan el robo”.

Un hombre pasó conduciendo su camioneta por enfrente del club mientras hacía ondear varias banderas, incluso una en la que se mostraba al presidente encima de un tanque, como si fuera el comandante de los ejércitos del mundo.

Críticos del presidente.

BBC
Un mensaje claro: “Usted está a punto de perder su trabajo”.

Era una muestra de cómo sus seguidores ven al presidente, e incluso cómo Trump se veía a sí mismo.

Finalmente, el presidente decidió abandonar el club y regresar a la Casa Blanca.

Allí, miles de sus críticos lo esperaban.

“Has perdido. Nosotros hemos ganado”

La caravana presidencial avanzó por Virginia. Yo iba en una camioneta que hacía parte de la caravana, que por poco se estrella en una de las calles del condado de Fairfax. Se encendieron las sirenas.

Entre más cerca estábamos de la Casa Blanca, más grande era el tumulto: la gente estaba en las calles celebrando la derrota del mandatario.

Alguien llevaba en alto un cartel: “Has perdido y todos nosotros hemos ganado”. Había clima festivo y cánticos.

Con un letrero de "Hasta nunca" algunas personas saludaron la caravana de Trump en el Sterling (Virginia).

Getty Images
Con un letrero de “Hasta nunca” algunas personas saludaron la caravana de Trump en el Sterling (Virginia). La campaña del mandatario estadounidense anunció este sábado que no reconocen los resultados y que la “elección está lejos de haber terminado”.

Cuando llegamos a la Casa Blanca, el presidente ingresó por una puerta lateral, una entrada que ha utilizado poco durante sus cuatro años de mandato. Sus hombros estaban hundidos y la cabeza, gacha.

Entonces levantó la vista hacia los periodistas que estábamos allí y levantó su pulgar. Fue un gesto a medias. No levantó su mano ni apretó su puño, como suele hacer.

Tanto en la Casa Blanca como en el club de golf, el presidente nunca vaciló: siempre hizo reclamos sin sustento sobre el fraude electoral e insistió que será reivindicado.

Durante toda esa mañana escribió en su cuenta de Twitter sobre los “votos ilegales” y por la tarde declaró, desafiante y en mayúsculas, “YO GANÉ ESTAS ELECCIONES”.

Pero eso fue Trump en Twitter. El hombre que yo vi me dejó una impresión muy distinta. Cuando entró por la puerta lateral de la Casa Blanca por la tarde, la arrogancia se había ido.

Texto de Tara McKelvey, corresponsal de la BBC en la Casa Blanca

raya separatoria

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.