En 10 años solo un conductor ha perdido su licencia por faltas al reglamento en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En 10 años solo un conductor ha perdido su licencia por faltas al reglamento en la CDMX

La cancelación de la licencia de conducir en la Ciudad de México por acumular 12 puntos de multa es un castigo que existe en el papel, pero no funciona en la realidad; autoridades argumentan problemas burocráticos.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
13 de febrero, 2017
Comparte

La cancelación de licencias de conducir en la Ciudad de México por acumular doce puntos de multa es una castigo que existe en el papel, pero no funciona en la realidad.

A casi 10 años de que se pusiera en marcha este sistema solo una licencia de conducir ha sido cancelada, de acuerdo con datos oficiales obtenidos vía transparencia por Animal Político. Esto significa que solo uno de los más de cinco millones de automovilistas que circulan en la capital, ha perdido su licencia de manejar.

Lo anterior pese a que tan solo por exceder límites de velocidad, que es una de las infracciones por las que se aplican una mayor cantidad de puntos de sanción (seis puntos automáticos), se han aplicado del 2007 a la fecha ocho millones 425 mil 318 infracciones que equivalen, en teoría, a más de 51 mil millones de puntos de sanción en las licencias.

El gobierno capitalino, en voz de la subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad Laura Ballesteros, reconoció que el sistema de cancelación de las licencias no funciona debido a fallas en el proceso burocrático que impiden que los automovilistas que acumulan los puntos de multa sean notificados y por tanto, los procesos de sanción no avanzan.

 ¿Qué dice la ley?

En 2007, durante la administración del Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard,  entró en vigor el Reglamento de Tránsito Metropolitano en la Ciudad el cual incluía por primera vez un sistema de puntos de sanción para las licencias de conducir.

El artículo 44 del mismo establecía que un automovilista que acumulara doce puntos de sanción le sería “cancelada su licencia” por un periodo de tres años.

El número de puntos de sanción que un conductor recibiría en su licencia dependería de la gravedad de la infracción cometida. En todos los casos cualquier violación representaba al menos un punto de sanción.

Las infracciones más graves, que ameritaban en automático seis puntos, eran conducir sin respetarlos límites de velocidad, manejar en estado de ebriedad (positivo en alcoholímetro), dar vueltas prohibidas o invadir el carril confinado para el transporte público, así como participar en carreras clandestinas conocidas como “arrancones”.

En diciembre de 2015 entró en vigor en la capital el nuevo Reglamento de Tránsito del Distrito Federal que sustituyó al anterior. Aunque esta norma modificó varias de las disposiciones se mantuvo vigente el sistema de puntos de sanción y la cancelación de las licencias al acumular doce puntos.

Además se incrementó el número de infracciones que ameritaban seis puntos de sanción pues se incluyó el estacionarse en carriles confinados y en zonas peatonales.

La realidad

Animal Político preguntó a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y a la Secretaría de Movilidad (Semovi) cuantas licencias de conducir se han cancelado a los automovilistas por acumular doce puntos de multa. Esto desde el año 2007 en que comenzó a funcionar este sistema hasta la fecha.

Seguridad Pública contestó oficialmente que, aunque la policía capitalina es la responsable de vigilarla aplicación del reglamento y aplicar las multas correspondientes, el proceso del cómputo de los puntos en la licencia correspondía a Movilidad.

En tanto la Semovi respondió a través de un oficio firmado por el Subdirector de Procedimientos Administrativos y Sanciones, José Luis Ramírez Dueñas, que solamente existe un procedimiento de una licencia cancelada por la acumulación de los doce puntos.

En sus registros, la dependencia precisó primero que hay 23 procedimientos administrativos de cancelación o suspensión de licencias de conducir, pero de ellos solamente uno corresponde a este sistema.

“Después de haber realizado una búsqueda exhaustiva en los sistemas electrónicos y documentales que ocupa la jefatura de Unidad Departamental de Procedimientos Administrativos solo se encontró 1 Procedimiento Administrativo de Cancelación o Suspensión de Licencia para Conducir tipo A por acumulación de 12 puntos” indica el oficio fechado el pasado 18 de enero.

Por tratarse de datos personales la Secretaría de Movilidad no proporcionó información sobre la identidad del único automovilista, de los más de cinco millones que circulan en la capital del país, que ha perdido su licencia por acumular 12 puntos de multa.

Tampoco se proporcionó el número de puntos de multa que se han aplicado a las licencias de conducir hasta la fecha pese a que se solicitaron esos datos.

Como ya se dijo, solo por el tema del exceso de velocidad habría ya más de 51 millones de puntos de sanción que tendrían que haberse aplicado en la última década. Además, si se toma en cuenta que cada año en promedio se sanciona a 19 mil personas por dar positivo en el alcoholímetro  y que esta falta es de las que amerita seis puntos, esto significaría 114 mil puntos de multa nuevos anualmente.

El problema y la solución

De acuerdo con Laura Ballesteros la aplicación de los puntos de sanción no se ha suspendido ni cancelado en la ciudad pues se trata de un programa estratégico para fomentar la seguridad vial en la zona, pero reconoció que en los hechos no hay cancelación de licencias.

“Si el retiro de licencias no ha sido posible es porque hay un problema en el proceso burocrático que tiene que ver con la notificación de las personas sancionadas” dijo la funcionaria en entrevista con este medio.

La subsecretaria de Movilidad explicó que la cancelación de una licencia de conducir es un procedimiento administrativo de sanción que tiene como punto de partida la notificación de los probables infractores.

El problema, explica la funcionaria,  es que por falta de personal en Semovi o de protocolos para realizar de forma adecuada las notificaciones, estas no han podido materializarse y en consecuencia todos los procedimientos están sin avance.

“Y ese proceso burocrático y largo es el que está haciendo que sea materialmente imposible notificar a las personas y sino están notificadas pues no les puedes generar ningún procedimiento” dice Ballesteros.

Para solucionar lo anterior la subsecretaria de Planeación indicó que desde hace varios meses se trabaja con el área jurídica de la Semovi en la creación de un nuevo protocolo que permita aplicar los puntos de sanción a las licencias.

El objetivo no es solo que se notifique a los automovilistas sino que se haga todo el procedimiento con máximo apego a la legalidad para evitar, por ejemplo, escenarios donde a través de amparos los infractores evadan la suspensión o cancelación de la licencia.

A su vez se busca vincular de forma efectiva el sistema del alcoholímetro con el de los puntos de sanción ya que, aunque manejar en estado de ebriedad es una de las infracciones graves que amerita seis puntos, estos en realidad no se aplican porque no se comunican.

Pero además Ballesteros indicó que no solo buscan que los puntos si deriven en sanciones sino una estrategia que derive en la capacitación de los automovilistas y no solo en “castigos”.

“A mí de nada me sirve sancionar a alguien, multarlo y quitarle la licencia sino hay un proceso de capacitación y aprendizaje en el camino (…) Lo que queremos introducir (y nos está llevando tiempo hasta ahora 8 meses) es vincular los puntos de sanción a las licencias con cursos y talleres que tengan que tomar las personas para recuperar los puntos perdidos y así no se tenga que llegar al retiro” dijo.

Ballesteros subrayó que en el reglamento de la Ley de Movilidad, que se espera se expida en breve pues ya está en la fase final de revisión, quedará definido de forma precisa el funcionamiento de los puntos de sanción y los mecanismos de capacitación que sirvan para descontarlos.

Semovi Respuesta by http://www.animalpolitico.com on Scribd

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Asesino del Zodíaco': el acertijo en código que fue descifrado medio siglo después

Tres aficionados lograron descifrar uno de los mensajes en código enviados por el llamado "Asesino del Zodíaco", responsable por la muerte de al menos cinco personas a finales de la década de 1960 en EE.UU.
12 de diciembre, 2020
Comparte

Un mensaje en código enviado hace 51 años por el llamado “Asesino del Zodíaco” al periódico San Francisco Chronicle finalmente fue descifrado, confirmó el FBI.

El mensaje, de 340 caracteres, fue uno de varios enviados a los periódicos durante la ola se asesinatos.

El código fue resuelto por un equipo de tres descifradores de códigos aficionados de Estados Unidos, Bélgica y Australia.

“Espero que se esté divirtiendo mucho tratando de atraparme. No le tengo miedo a la cámara de gas porque me enviará al paraíso mucho antes porque ahora tengo suficientes esclavos para trabajar para mí”, se lee el mensaje, que no arroja ninguna luz sobre la identidad del asesino.

Equipo de tres

En un video publicado en YouTube, el diseñador web de Virginia David Oranchak dijo que descifró el mensaje junto con el matemático aplicado australiano Sam Blake y el belga Jarl Van Eycke, gerente de almacén e ingeniero de software de descifrado de códigos.

El mensaje, que Oranchak describió como “más de la misma basura de Zodiac en busca de atención”, consta de filas de letras mayúsculas y símbolos.

El equipo de descifrado de códigos, que utilizó el ingenio humano y el software para descifrar el mensaje, dedicó sus esfuerzos a las víctimas del asesino y sus familiares.

El FBI , por su parte, confirmó el descifrado del mensaje y dijo que continuaba buscando justicia para los asesinados.

“El caso del Asesino del Zodíaco sigue siendo una investigación en proceso“, recalcó el FBI vía Twitter, para luego agregar que por esa causa, y como muestra de respeto a las víctimas y sus familias, por el momento no ofrecería más comentarios.

Nunca identificado

Este no es el primer mensaje codificado atribuido al asesino, según el San Francisco Chronicle. Quedan por decodificar otros dos, uno de los cuales podría contener su nombre.

Mensaje en código del Asesino del Zodíaco

Getty Images
El asesino envió varios mensajes en código.

La serie de asesinatos comenzó en diciembre de 1968 con un hombre y una mujer asesinados a tiros en su automóvil. En julio de 1969, otro hombre y una mujer recibieron un disparo, pero él sobrevivió.

Más tarde ese año otra pareja fue apuñalada junto a un lago. Solo el hombre sobrevivió.

Y en octubre de 1969, un taxista fue asesinado a tiros en San Francisco.

En cartas a los periódicos, el asesino -que nunca ha sido identificado- afirmó haber asesinado a 37 personas, pero los investigadores han trabajado sobre la base de siete víctimas, cinco de ellas homicidios.

Los asesinatos inspiraron dos películas: “Zodiac” (2007), con Robert Downey Jr y Jake Gyllenhaal, y “Harry el sucio” (1971), protagonizada por Clint Eastwood como un duro detective de San Francisco.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0zR54Jzarww

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.