Los vibradores se inventaron “para curar” a las mujeres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los vibradores se inventaron “para curar” a las mujeres

Cansado de la terapia para tratar la histeria, un doctor inventó en la década de 1880 los vibradores “para curar” a las mujeres.
Por Rodrigo Crespo
13 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 4 de abril de 2016.


Una de las “enfermedades” más comunes del pasado entre las mujeres era la histeria. Los síntomas eran una ansiedad constante, irritabilidad, mareos y estómago hinchado. Los médicos, que catalogaban la histeria como una enfermedad psicológica, constantemente trataban a las mujeres en sus consultorios para “curarlas”, hasta que uno de ellos inventó los vibradores.

Antes de la existencia de estos aparatos, en el siglo XIX, el tratamiento era sencillo: un “masaje pélvico” para inducirlas en un “paroxismo histérico”, mejor conocido actualmente como un orgasmo. Las mujeres supuestamente recuperarían su salud on este “tratamiento”, recordándonos que Cindy Lauper tenía razón, las chicas sólo querían divertirse.

Pero de acuerdo a varias libretas médicas, era un proceso tedioso, aburrido y exigente físicamente para los médicos. Y pues, ¿qué hombre en el pasado tenía tiempo para darle un orgasmo a las mujeres?

El doctor Mortimer Granville llegaría al rescate de todas las “mujeres histéricas” y los médicos flojos en la década de 1880 con su nueva invención: el vibrador eléctrico. Originalmente se usaba sólo como instrumento médico y por el gran tamaño de los generadores eléctricos su ubicación se limitaba al consultorio médico.

Pero durante la siguiente década, en 1890, los vibradores se harían muy populares como tratamiento de varias “enfermedades”, pero obviamente la más importante de ellas era la histeria. Así que la tecnología avanzó rápidamente para que este instrumento saliera de los consultorios y el “tratamiento” pudiera realizarse en el hogar.

Demostración de cómo se utilizaba el vibrador (1891).

Vibradores

Creative Commons

Los vibradores tenían mascotas en su publicidad, como el masaje eléctrico Polar Cub, recomendado para varios desórdenes nerviosos (1891).

Vibradores

Flickr Commons

Una mujer recibiendo la tercera etapa de corrientes eléctricas con fines terapéuticos (1900).

Vibradores

Creative Commons

En esta ilustración podemos ver los diferentes modelos de vibradores disponibles a principios del siglo XX (1906).

Modelos de vibradores

Creative Commons

Los vibradores no sólo eran para curar la histeria de las mujeres, podían “curarlo” todo, desde la influenza hasta reumatismos (1915).

Vibraodres

Getty Images

Vibradores

Getty Images

El vibrador Sanofix de acuerdo a su manual podía usarse fácilmente y contaba con cuatro accesorios diferentes para dar masajes en la frente, rostro, cuello y pecho (1913).

Vibrador Sanofix

Wellcome Library, London

Vibrador Sanofix

Wellcome Library, London

Pero dos factores terminarían con la popularidad comercial de los vibradores. El primero de ellos fue que la histeria dejó de ser considerada una enfermedad por los psicólogos durante las primeras décadas del siglo XX. El otro factor, y tal vez el más importante, es que en la década de 1920 la industria cinematográfica comenzó a producir cintas pornográficas. En estas se veía a las mujeres utilizando los vibradores para masturbarse y no para “curar una enfermedad”.

Que los vibradores fueran utilizados con fines placenteros y no curativos no era desconocido del todo. En muchos anuncios publicitarios los vibradores eran considerados mucho más que “masajistas personales”: en el Catálogo Sears de 1903 los anuncios de vibradores incluían frases como “un encantador compañero”, “todos los placeres de la juventud… palpitarán dentro de ti”.

Los vibradores comenzarían a ser vistos como un objeto de “perversión sexual” y dejarían de comercializarse públicamente como cuando eran una “terapia médica” y hasta la década de 1970 serían difíciles de encontrar.

Eso cambiaría cuando el movimiento feminista creció masivamente en la segunda mitad del siglo XX y la empresa japonesa Hitachi introdujo en 1970 al mercado la Hitachi Magic Wand (Varita Mágica Hitachi), uno de los vibradores más populares hasta estos días.

Vibrador Hitachi Magic Wand

digitalartistshandbook.org

Con información de Mashable, Psychology TodayCCM.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 gráficos que explican qué hacer si tienes una persona con COVID-19 en casa

Aislarse a causa de la covid dentro de una vivienda compartida no es fácil, pero estas medidas pueden ayudarte a resolver esta situación y evitar que el resto de los integrantes de la casa se contagie.
17 de febrero, 2021
Comparte

Todos los enfermos de COVID-19 deben mantenerse aislados para evitar propagar el coronavirus. Esta es la recomendación generalizada para todos los infectados con SARS-CoV-2 que no han desarrollado un cuadro grave de la enfermedad.

Idealmente, el enfermo dispondría de un espacio suficientemente grande como para pasar allí entre 10 y 14 días, o el tiempo que se requiera dependiendo de la evolución de los síntomas (si tienes fiebre alta, te sientes acalorado o con escalofríos, estás resfriado o tienes náuseas o diarrea, el período de aislamiento puede ser más largo, según el Servicio Nacional de Salud Británico).

Pero la realidad es que la gran mayoría vive en espacios compartidos sin acceso, por ejemplo, a un baño propio. Te explicamos de forma sucinta en cuatro gráficos cómo hacer si hay una persona aislada con covid-19 dentro de tu casa.

La habitación del enfermo

Gráfico de la habitación de un enfermo de covid

BBC

La puerta del cuarto donde duerme el enfermo debe mantenerse cerrada. Es importante abrir la ventana para dejar que circule el aire. Sus comidas debe hacerlas allí dentro, y todo la basura que genere (pañuelos descartables, mascarillas, etc.) debe tirarla a un bote con una bolsa plástica y cerrarla.

Si no es posible mantener al enfermo dentro de una habitación separada y debe compartir el cuarto con otra persona, coloca las camas al menos a dos metros de distancia, y si puedes, una barrera física alrededor de la cama del enfermo como una cortina de baño, un cartón grande, etc.

Si solo tienes una cama, se debe dormir de modo que la posición de la cabeza de uno esté al altura de los pies del otro.

Distancia de los demás

Gráfico de como mantener distancia de la persona enferma

BBC

Idealmente no debemos entrar a la habitación del enfermo y si lo hacemos en caso de ser absolutamente necesario, ambos deben usar mascarilla, y la persona que ingresa debe utilizar guantes desechables para manipular las cosas del enfermo.

Las comidas y todos los otros implementos que necesite hay que dejárselos en la puerta para que los recoja una vez que nos hayamos alejado.

El baño

Gráfico de como limpiar el baño que utiliza la persona enferma

BBC

Lo ideal es no compartir el baño con el enfermo. En caso de no ser posible, lo mejor es que la persona infectada utilice el baño compartido una vez que lo han hecho los demás y que luego limpie con guantes todas las superficies que ha tocado.

Si necesitamos usar el baño después de que lo ha utilizado la persona infectada, lo mejor es dejar pasar el máximo de tiempo posible.

El enfermo debe utilizar su propia toalla.

Si la persona con COVID-19 tiene su propio baño pero no está en condiciones de limpiarlo, podemos hacerlo usando una mascarilla y guantes descartables, pero solo en caso de ser absolutamente necesario.

Los objetos que toca la persona infectada

Gráfico de como limpiar los objetos que utiliza la persona enferma

BBC

Es importante no compartir objetos con el enfermo.

Por eso, debemos separar platos, cubiertos, vasos etc. para su uso exclusivo.

Una vez que los usa debemos lavarlos con detergente y agua caliente usando guantes descartables. Después de hacerlo debemos lavarnos meticulosamente las manos con jabón por al menos 20 segundos.

En cuanto a su ropa o sábanas sucias, debemos manipularlas con guantes y nunca sacudirlas. Se pueden lavar en agua caliente junto a la ropa del resto de los integrantes de la casa, y debe secarse con secarropas a temperatura caliente, si se puede.

Al terminar, lávate siempre las manos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8B-mGZ9rNPk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.