El mexicano que trabaja construyendo el muro en la frontera entre México y EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC

El mexicano que trabaja construyendo el muro en la frontera entre México y EU

La valla que desde hace una década separa Ciudad Juárez de El Paso está siendo reforzada. BBC habló con uno de los trabajadores.
BBC
Por BBC Mundo
13 de febrero, 2017
Comparte

No es un trabajo cualquiera, aunque él lo vea como uno más.

Porque Luis -no es su verdadero nombre, pues la compañía que lo emplea no le permite dar entrevistas- es mexicano. Y está construyendo un muro en la frontera entre México y Estados Unidos.

Para ello cruza todos los días esa frontera desde Ciudad Juárez, en México, hacia El Paso, en Estados Unidos.

Deja su casa a las 2:30 de la mañana para evitar el tráfico en el cruce fronterizo, duerme del otro lado dentro de su coche en el estacionamiento de un centro comercial y a las 7:00 se acerca a la valla que desde hace casi una década separa ambas ciudades.

Ahí, en un sector de 2 kilómetros de largo en las afueras de ambas ciudades, los trabajos para reforzar la valla comenzaron meses antes de que Donald Trump ganara las elecciones.

Luis pone cemento. Después vendrán los pilares de metal de cinco metros de altura y, sobre ellos, una planchas de metal. Todo con el fin de hacer más difícil el paso de los inmigrantes indocumentados.

Bolsillo vs. nacionalismo

“A mi no me molesta, realmente. El trabajo es trabajo“, le dice a BBC Mundo mientras almuerza a pocos metros de la valla.

“Y como mexicano tengo que ganarme la vida también, como todos. Esto es lo más que puedo hacer: trabajar; tengo que trabajar para mantener a mi familia, sea en una valla o en un apartamento”, explica.

Un hombre ondea una bandera de México cerca del cruce fronterizo con EE.UU.La mayor parte de los obreros que trabajan reforzando la valla son mexicanos,

La mayoría de los trabajadores aquí son mexicanos o de origen mexicano. Muchos destacan que en un día de trabajo ganan lo que en una semana en Ciudad Juárez. Y el bolsillo pesa más que el nacionalismo.

Mientras que para la familia de Luis lo principal es que tenga una fuente de ingreso, y sus amigos bromean con el trabajo que desde hace semanas lleva adelante.

“Me dicen: ‘Eh, déjanos un hoyito, un pedacito abierto. Yo les digo: ‘Ya les voy a cerrar, cabrones’, y ellos me dicen: ‘no, déjanos un pedacito'”.

El presidente Trump ya dio los primeros pasos para construir el anunciado muro en la frontera -aunque aún no está claro cómo será ni dónde será levantado-, pero Luis considera que va a servir de poco.

“Aunque esté el muro, de una u otra forma vamos a cruzar. El muro no nos va a impedir nada”, asegura.

Letrero advirtiendo de los riesgos de cruzar la frontera a nadoSegún Luis, el muro no impedirá que la gente trate de cruzar la frontera.

“Es nomás para decir que no van a poder pasar. Es lo más tonto que puede decir Trump porque todos podemos pasar de una u otra forma, hasta nadando o volando“, le dice a BBC Mundo.

“Ahora nos sentimos seguros”

El muro es historia conocida para los habitantes de estas ciudades fronterizas que dependen mutuamente una de otra, pero donde también reinan las disparidades.

Mientras Ciudad Juárez llegó a ser uno de los lugares más violentos del mundo, El Paso es una de las ciudades más seguras de Estados Unidos.

Y en el lado estadounidense a la valla no le faltan adeptos.

El patrio trasero de Mannys Rodríguez termina, literalmente, con lo que en este sector es un elevado enrejado.

“Tenemos menos gente cruzando, nos sentimos seguros, ahora nos sentimos seguros”, le dice a BBC Mundo.

Sin embargo, apenas días atrás vio cómo un grupo de personas llegó con una escalera y saltaron.

“Los escuchábamos, vente p’acá, vente p’acá, y después vimos que el hombre con la escalera se fue corriendo de vuelta para México”, cuenta.

Pese a ser descendiente de mexicanos, Rodríguez apoya los planes de Trump: “Creo que está intentando proteger a Estados Unidos, no nos intenta lastimar. Y creo en eso”, declara.

“Es deprimente”

Por lo pronto, el impacto del efecto Trump ya se empieza a sentir en la frontera.

Desde que Trump fue electo, el peso mexicano se derrumbó. Y negocios como el de Álvaro Muñoz, quien reside en Ciudad Juárez pero tiene un pequeño restaurante de burritos en El Paso, sintieron el impacto.

Puente fronterizo Ciudad Juárez - El Paso
El flujo de viajeros de Juárez a El Paso se ha reducido por la caída del peso.

Se nota un poco en que deja de acudir la gente que regularmente viene o la gente que viene de compras que busca dónde comer. Y si ves menos la gente que viene de compras, consecuentemente en los negocios hay pérdidas”, le dice Muñoz a BBC Mundo.

Y el golpe es doble: menos gente de Juárez cruza a El Paso porque el peso rinde menos, y más van de El Paso a Juárez a gastar los dólares, porque rinden más.

Álvaro Muñoz
El negocio de Álvaro Muñoz se ha visto afectado.

Muñoz considera que las propuestas de Trump constituyen un acto de agresión.

“El muro existe, no como lo quiere poner él, pero existe. Eso es no algo muy cómodo, ni visual, ni físicamente. Es deprimente hasta cierto punto, es algo que no debería de existir“, asegura el comerciante.

“Ahora, si eso todavía lo hicieran más voluminoso, más alto, más grande, eso sería un atentado contra la situación social de cualquier país, de cualquier frontera”, añade.

Empujados por la necesidad

En los cruces fronterizos entre ambas ciudades el flujo de personas es constante.

Sobre el lado mexicano del Puente Libre, Martina espera a su tía. Y desestima lo que podría significar la existencia de un muro más grande.

“No importa, eso que Trump está pensando hacer es como querernos dividir, pero el amor de primos que somos los de Juárez y El Paso no se va a terminar con un muro“, afirma.

Un saco enganchado en la valla.
La valla está llena de recordatorios de la perseverancia de los migrantes.

Pero la valla existe y es una estructura imponente. Y de cumplirse los planes del presidente estadounidense será más alta, más larga, más fuerte.

Pero cuanto uno más se acerca a ella, más se pregunta cómo un muro efectivamente cumplirá los propósitos del presidente, qué impacto tendrá en las comunidades fronterizas y en la vida de los inmigrantes que probablemente no serán disuadidos por un desafío mayor.

En un sector olvidado de las afueras de Ciudad Juárez, en lo alto de la valla quedó enganchada la chaqueta de un traje. Sobre los últimos metros de suelo mexicano, descansa una manga rota.

Y a lo largo de la frontera hay recordatorios, como ese, de que, para algunos, el impulso y la necesidad de cruzar esta valla —o en el futuro un muro— pueden ser demasiado fuerte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mutación del virus: qué se sabe de la nueva cepa del COVID detectada en Reino Unido

Desde su salto a los humanos hace aproximadamente un año, se han detectado unas dos mutaciones del SARS-CoV-2 cada mes. ¿Hay algo en la nueva cepa detectada en Inglaterra por lo que preocuparse especialmente?
19 de diciembre, 2020
Comparte

Tengo una sencilla regla simple para dimensionar las noticias que hablan de una “nueva variante” o una “nueva cepa” de coronavirus.

Hay que preguntarse: “¿Ha cambiado el comportamiento del virus?”

Un virus mutante suena instintivamente aterrador, pero mutar y cambiar es lo que hacen los virus.

La mayoría de las veces es un ajuste sin consecuencias o el virus se altera a sí mismo de tal manera que se debilita al infectarnos y la nueva variante simplemente desaparece.

De vez en cuando, sin embargo, da con una nueva fórmula ganadora.

Por el momento no hay nada que sugiera que la nueva variante del coronavirus detectada en el sureste de Inglaterra cause síntomas más graves o que afecte la capacidad de las vacunas.

Pero, según anunciaron autoridades británicas este sábado, las investigaciones preliminares sugieren que puede transmitirse más fácilmente.

Hay dos razones por las que los científicos la vigilan de cerca.

¿Más contagioso?

La primera es que los niveles de la variante son más altos en lugares donde se han registrado más casos.

Este sábado, al anunciar nuevas restricciones para Londres y el sureste de -similares a las del pasado mes de marzo-, el primer ministro británico, Boris Johnson, explicó que la propagación del virus en muchas partes del sureste de Inglaterra está “impulsada por la nueva variante del virus”.

Johnson reiteró que no hay evidencia de que cause síntomas más graves o una mayor mortalidad.

“Puede ser hasta un 70% más transmisible que la variante anterior”, agregó, puntualizando que son datos iniciales y están sujetos a revisión.

Es una señal de alerta, aunque se puede interpretar de dos formas.

Compras navideñas en Londres

PA Media
El aumento de contagios en el sureste de Inglaterra obligó al endurecimiento de medidas en ciudades como Londres.

El virus podría haber mutado para propagarse más fácilmente y está causando más infecciones.

Pero las variantes también pueden tener suerte e infectar a las personas adecuadas en el momento adecuado.

Una explicación para la propagación de la “cepa española” durante el verano, por ejemplo, fue simplemente que la gente se contagió durante las vacaciones y luego la llevó a casa.

Se necesitarán experimentos en el laboratorio para descubrir si esta variante realmente es más contagiosa que todas las demás.

El otro tema que interesa a los científicos es cómo ha mutado el virus.

“Tiene un número sorprendentemente grande de mutaciones, más de lo que cabría esperar, y algunas parecen interesantes”, me dijo el profesor Nick Loman del Consorcio COVID-19 Genomics UK (COG-UK).

Dos tipos de mutaciones

Hay dos conjuntos notables de mutaciones, y me disculpo por sus horribles nombres.

Ambos se encuentran en la proteína de pico, que es la llave que usa el virus para abrir la puerta a las células de nuestro cuerpo y apoderarse de ellas.

Coronavirus conectándose a las células del cuerpo

Science Photo Library
El coronavirus utiliza las proteínas de pico como llave para entrar a nuestro cuerpo.

La mutación N501 (te lo advertí) altera la parte más importante del pico, conocida como “dominio de unión al receptor”.

Aquí es donde el pico hace contacto por primera vez con la superficie de las células de nuestro cuerpo. Cualquier cambio que facilite la entrada del virus probablemente le dará una ventaja.

Se ve y huele como una adaptación importante”, dijo el profesor Loman.

La otra mutación -una supresión H69 / V70- ha surgido varias veces antes, por ejemplo en los visones infectados en Dinamarca.

La preocupación ha sido que los anticuerpos en la sangre de los supervivientes parecen menos eficaces contra esa variante del virus.

Pero, una vez más, se necesitarán más estudios de laboratorio para comprender realmente lo que está sucediendo.

“Sabemos que hay una variante, no sabemos nada sobre lo que eso significa biológicamente“, dijo el profesor Alan McNally, de la Universidad de Birmingham.

“Es demasiado pronto para hacer alguna inferencia sobre cuán importante puede ser o no”, agregó.

¿Y las vacunas?

Las mutaciones en la proteína de pico conducen a preguntas sobre la vacuna porque las tres candidatas principales -las desarrolladas por Pfizer/BioNTech, Moderna y Oxford/Astra Zeneca- entrenan al sistema inmunológico para que ataque el pico.

Sin embargo, el cuerpo aprende a atacar múltiples partes del pico. Es por eso que los funcionarios de salud siguen convencidos de que las vacunas funcionarán contra esta variante.

Doctor con una vacuna contra el covid

PA Media
La vacunación masiva ejercerá un tipo diferente de presión sobre el virus porque tendrá que cambiar para infectar a las personas que han sido inmunizadas.

Este es un virus que evolucionó en animales y dio el salto a infectar a las personas hace aproximadamente un año.

Desde entonces, se han estado detectado unas dos mutaciones al mes: toma una muestra hoy y compárala con las primeras de Wuhan en China y habría alrededor de 25 mutaciones de diferencia.

El coronavirus todavía está probando diferentes combinaciones de mutaciones para infectar adecuadamente a los humanos.

Ya hemos visto que esto sucedió antes: muchos consideran que el surgimiento y el dominio global de otra variante (G614) es un ejemplo de la mejor propagación del virus.

Pero pronto la vacunación masiva ejercerá un tipo diferente de presión sobre el virus, que tendrá que cambiar para infectar a las personas que han sido inmunizadas.

Y si esto impulsa la evolución del virus, es posible que tengamos que actualizar periódicamente las vacunas, como hacemos con las de la gripe.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.