Muere Norma McCorvey, la mujer cuyo caso legalizó el aborto en Estados Unidos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Muere Norma McCorvey, la mujer cuyo caso legalizó el aborto en Estados Unidos

Norma McCorvey tenía 23 años cuando denunció que su último embarazo era producto de una violación y luego se retracto. Su caso abrió el camino para la legalización del aborto en EU.
AFP
Por BBC Mundo
18 de febrero, 2017
Comparte

Norma McCorvey se convirtió en un símbolo en Estados Unidos.

La mujer cuyo caso hizo que los abortos sean legales en ese país murió este sábado a los 69 años.

Norma McCorvey adquirió un seudónimo en el caso Roe vs. Wade, un juicio que se convirtió en un hito con el controvertido fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos en 1973.

Después de haberse volcado a la religión, Norma McCorvey dijo que haber sido parte de la decisión de legalizar el aborto “fue el mayor error de mi vida”.

También solicitó sin éxito a la Corte Suprema que revocara la decisión en el juicio Roe vs. Wade.

Su muerte, en un hogar de cuidados en Texas (EU), fue confirmada a los medios de comunicación estadounidenses por un periodista que había estado trabajando en un libro sobre el caso.

Norma McCorvey en 1973 tras la decisión de la Corte Suprema.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionEn 1973, Norma McCorvey, conocida como Jane Roe, celebró el falló de la Corte Suprema. Años mas tardes pidió su revocación.

El caso

El fallo en enero de 1973 se produjo después de que Norma McCorvey, entonces una mujer soltera de 23 años bajo el seudónimo de “Jane Roe”, desafió las leyes en Texas que dictaban que el aborto era inconstitucional, excepto en casos en los que la vida de la madre estaba en peligro.

Henry Wade era el fiscal general de Texas que defendía la ley contra el aborto.

Norma McCorvey primero presentó el caso en 1970. En ese entonces, estaba embarazada de su tercer hijo y dijo que había sido violada. Pero el caso fue rechazado y se vio obligada a dar a luz.

Sin embargo, en 1973 su apelación llegó a la Corte Suprema de Estados Unidos, donde por siete votos a dos, los jueces dictaminaron que el gobierno carecía del poder para prohibir los abortos.

La sentencia del tribunal se basó en la decisión de que el derecho de una mujer a poner fin a su embarazo estaba sujeto a la libertad de elección personal en asuntos familiares, protegidos por la Constitución.

Cambio de opinión: Norma McCorvey

Norma McCorvey en una reunión con jóvenes con camisetas con las inscripciones Derechos de autor de la imagenAP
Image captionNorma McCorvey participó de varias campañas anti-aborto años después del fallo de la Corte Suprema.

McCorvey reveló su nombre real en los años 80 y aclaró que ella no había sido violada como había denunciado en un principio.

Ella lo había dicho sólo para obtener permiso para un aborto y acelerar su caso.

En el momento en el que su caso había terminado, su hija tenía dos años y había sido entregada para adopción.

“Soy una mujer sencilla con una educación de noveno grado que quiere que las mujeres no sean acosadas o condenadas“, dijo al diario The New York Times en 1994.

“No es glamoroso pasar por un aborto, nunca tuve uno, pero he trabajado en tres clínicas y lo sé”.

En un anuncio de televisión contra el aborto difundido a principios de esa década, dijo: “El aborto ha matado a 50 millones de bebés inocentes solo en Estados Unidos desde 1973. El aborto de cicatrices en un número incalculable de madres, padres y familias también”.

Debate

Manifestantes a favor del aborto.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionEl aborto sigue siendo un tema muy dividido en la sociedad estadounidense.
Manifestantes en contra el aborto.Derechos de autor de la imagenAP
Image captionEl presidente Donald Trump dijo públicamente que está en contra del aborto.

Antes del famoso caso Roe vs. Wade, algunos estados ya habían comenzado a reformar o revocar las leyes sobre el aborto, mientras mujeres que buscaban terminar con un embarazo tenían que hacerlo ilegalmente, a un gran costo y a menudo en condiciones inseguras.

Una red dirigida por mujeres en Chicago dijo que realizó unos 12.000 abortos a finales de los 60 y principios de los 70, antes de que se dictara la sentencia del tribunal.

En los últimos años, el tema ha demostrado ser uno de los que más divisiones provoca en la política estadounidense.

El mes pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que prohíbe que dinero federal sea destinado a grupos internacionales que realizan o proporcionan información sobre abortos.

La orden, conocida como la “Política de la Ciudad de México”, fue originalmente puesta en marcha por Ronald Reagan, y luego rescindida bajo la dirección de Bill Clinton.

Aunque esta medida no afecta directamente a los servicios en EE.UU., Trump dijo que apoya la prohibición del aborto en el país, donde varios estados mantienen restricciones al aborto.

En muchas partes de Estados Unidos, las mujeres tienen que viajar durante horas para abortar porque el acceso a los servicios es limitado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Facebook: la demanda del gobierno de EU contra la red social que busca obligarle a que venda Instagram y WhatsApp

Las autoridades federales acusan a la compañía, propietaria de Instagram y WhatsApp, de prácticas ilegales para impedir la libre competencia.
11 de diciembre, 2020
Comparte

Reguladores federales y fiscales de más de 45 estados de EU demandaron este miércoles a Facebook por lo que consideran prácticas monopólicas para absorber potenciales competidores y asfixiar la libre competencia.

La demanda es uno de los pasos más significativos que ha dado hasta la fecha el gobierno estadounidense contra la compañía tecnológica y, de alcanzar su objetivo, podría llevar a los tribunales a ordenar a Mark Zuckerberg la venta de Instagram y WhatsApp.

Facebook alega que los acuerdos de compra de esas últimas empresas, ahora bajo la lupa de los tribunales, ya recibieron el visto bueno de las autoridades años atrás .

“El gobierno quiere ahora una revisión, enviando a las empresas estadounidenses el mensaje escalofriante de que no hay venta que sea definitiva”, dijo Jennifer Newstead, consejera general de Facebook.

Newstead indicó que la compañía había invertido millones de dólares para que Instagram y WhatsApp fueran exitosos y que Facebook se defendería “vigorosamente” en las cortes.

“Las leyes antimonopolio existen para proteger a los consumidores y promover la innovación, no para castigar a las empresas exitosas”, agregó.

¿En qué consisten las demandas?

Las demandas presentadas por los estados y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) se centran en la adquisición de Instagram por parte de Facebook en 2012, la compra de WhatsApp en 2014 y las reglas que rigen a los desarrolladores de software externos.

Los demandantes acusan a Facebook de adoptar un enfoque de “comprar o enterrar” a los rivales potenciales, perjudicando a los competidores.

Y, también, a usuarios, que según los fiscales han perdido el control de sus propios datos para respaldar los ingresos publicitarios de la empresa.

Zuckerberg

Reuters
Las demandas citan correos internos de Zuckerberg.

Las demandas citan mensajes internos de Zuckerberg, como un correo electrónico de 2008 que decía que era “mejor comprar que competir”.

“Durante casi una década, Facebook ha utilizado su dominio y poder de monopolio para aplastar a rivales más pequeños y acabar con la competencia, todo a expensas de sus usuarios”, dijo la procuradora general de Nueva York Letitia James, quien lidera la batalla legal de los estados.

“Ninguna empresa debería tener tanto poder sin control sobre nuestras interacciones personales y sociales. Por eso estamos tomando medidas hoy”, agregó.


Una larga batalla legal para Facebook

por James Clayton, corresponsal de tecnología de la BBC para América del Norte

A veces es bastante difícil comprender cuán grande es el poder de esta empresa: Facebook, Facebook Messenger, WhatsApp e Instagram, todos propiedad de una única compañía

Lo que sostiene la Comisión Federal de Comercio (FTC) es que hay una razón por la que Facebook llegó a dominar este sector tan lucrativo: adquirió la competencia ilegalmente.

Dos personas sostienen sus celulares ante un cartel con el logotipo de WhatsApp.

Getty Images
WhatsApp es una de las apps de mensajería más utilizadas del mundo.

En 2012, Instagram estaba creciendo rápidamente. Facebook estaba preocupado.

Zuckerberg había admitido que Instagram era un competidor y lo compró por una cifra que ahora parece baja: 1.000 millones de dólares.

WhatsApp también estaba creciendo a velocidades increíbles en 2014. ¿Iba a amenazar el propio servicio de mensajería de Facebook? Zuckerberg también lo compró.

Ambas adquisiciones fueron analizadas previamente por la FTC y fueron aprobadas.

The Facebook logo is displayed on a mobile phone

Reuters
El gobierno de Trump ha tenido una relación complicada con Facebook.

Ese es el argumento de Facebook, que compraron estas empresas cuando eran mucho más pequeñas, que no había nada predeterminado sobre su éxito.

En otras palabras, no castiguen a Facebook por crear empresas estadounidenses exitosas.

La separación de Instagram y WhatsApp de Facebook ahora se decidirá en los tribunales, pero estas demandas antimonopolio llevan tiempo.

También habrá una amplia oportunidad para apelaciones, así que no deberíamos esperar una potencial ruptura de Facebook en un futuro mediato.

Pero esto es una indicación más de hacia dónde se dirigen ahora los tribunales y los políticos: las grandes empresas tecnológicas son demasiado grandes a los ojos de muchas personas.

Acusaciones de monopolio

Las demandas ocurren en un momento en el que los reguladores estadounidenses están examinando más de cerca el poder del que disfrutan las empresas de tecnología.

Este verano, los jefes de Google, Amazon, Facebook y Apple se vieron obligados a testificar ante el Congreso, como parte de una investigación más amplia sobre su influencia en el mercado.

En octubre, el Departamento de Justicia demandó a Google, acusando a la empresa de violar las leyes de competencia de Estados Unidos para mantener el monopolio de las búsquedas y la publicidad en internet.

Más de 2.500 millones de personas utilizan una de las aplicaciones de Facebook cada día.

La empresa, valorada en casi US$800.000 millones, emplea a más de 56 mil personas y reportó más de 18 mil millones de dólares en ganancias el año pasado.

El Open Markets Institute, un grupo de expertos de Washington que ha estado presionando a los reguladores para que adopten una postura más agresiva contra las empresas de tecnología, dijo que las demandas eran un “paso crítico” hacia adelante.

“Todavía hay más por hacer, pero este es un gran momento”, escribió la organización en Twitter.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=quE5HuMmHoE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.