Ni musulmanes, ni gays: el pueblo en Hungría que quiere ser sólo blanco y cristiano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Ni musulmanes, ni gays: el pueblo en Hungría que quiere ser sólo blanco y cristiano

El sentimiento antiinmigrante ha logrado su máxima expresión en un pequeño pueblo en Hungría que ha emprendido "una guerra contra la cultura musulmana" en el marco de sus propias leyes locales.
BBC Mundo
Por Erika Benke BBC
8 de febrero, 2017
Comparte

“Una guerra contra la cultura musulmana”.

Con estas palabras, una aldea en Hungría resume su cruzada: no sólo prohibió el uso de prendas musulmanas y el típico llamado islámico a la oración, sino que además espera atraer a otros europeos cristianos que se oponen al multiculturalismo en sus propias naciones.

“Primordialmente le damos la bienvenida a gente de otros países de Europa occidental, personas que no quieren vivir en una sociedad multicultural“, le dijo Laszlo Toroczkai a la BBC.

“No quisiéramos atraer a musulmanes a nuestra aldea”.

Toroczkai es el alcalde de Asotthalom, una remota aldea en el sur de los llanos húngaros, a unas dos horas de la capital Budapest.

“Es muy importante para la aldea preservar sus tradiciones. Si un gran número de musulmanes llegara aquí, no serían capaces de integrarse a la comunidad cristiana”, explicó.

“Hemos visto grandes comunidades musulmanas en Europa occidental que no han podido integrarse y nosotros no queremos tener la misma experiencia aquí”, expresó.

“Me gustaría que Europa pertenezca a los europeos, que Asia pertenezca a los asiáticos y África a los africanos. Así de simple”.

AsotthalomLa aldea de Asotthalom queda cerca de la frontera entre Hungría y Serbia.

La crisis de refugiados ha contribuido al surgimiento del sentimiento antiinmigrante a lo largo y ancho de Europa y Hungría no es la excepción.

En el momento más crítico de la crisis migratoria, hasta 10,000 personas cruzaban la frontera de Serbia a Hungría, todos los días. Asotthalom queda apenas a unos minutos de esa frontera.

El alcalde se ha beneficiado de la ansiedad que produjo esa oleada e introdujo leyes de dudosa legalidad.

Una nueva legislación local prohíbe el uso de prendas musulmanas como el velo (hijab) y el llamado a las oraciones.

Las demostraciones de afecto en público entre homosexuales también están vetadas.

También se están aplicando cambios para impedir la construcción de mezquitas, a pesar que solamente hay dos musulmanes viviendo allí actualmente.

Muchos abogados consideran que las leyes contravienen la constitución húngara y, como parte de una revisión general de la nueva legislación local, el gobierno central emitirá un fallo al respecto a mediados de febrero.

Eniko Undreiner
Eniko Undreiner expresó sentirse atemorizada, el año pasado, cuando los migrantes empezaron a cruzar la frontera hacia Hungría.

Sin embargo, estas normas cuentan con el apoyo de muchos miembros de la comunidad.

Una residente, Eniko Undreiner, dijo que fue “realmente miedoso” ver “masas de migrantes pasar a pie por la aldea” el año pasado cuando atravesaban el país.

“Paso mucho tiempo sola en casa con mis niños pequeños. Sí, hubo mementos en que sentí miedo”, afirmó.

Los dos musulmanes que viven en la aldea no quisieron hablar con la BBC por temor de atraer la atención.

Sin embargo, uno de los ciudadanos de la aldea dijo que ellos estaban “completamente integrados” a la comunidad.

“No provocan a nadie. No utilizan niqab (la tela que cubre el rostro), no hostigan a la gente… los conozco personalmente. Nos la llevamos bien”.

Migrantes entran a Hungría, en octubre de 2016, durante el auge de la crisis migratoria.
Image captionMiles de migrantes entraron todos los días a Hungría, en octubre de 2016, durante el auge de la crisis migratoria.

El alcalde espera que la aldea esté a la vanguardia de lo que llama “la guerra contra la cultura musulmana”.

Ha colocado patrullas fronterizas las 24 horas del día, lo que piensa que podría atraer a europeos blancos a vivir en el lugar.

En su página de Facebook, los Caballeros Templarios Internacionales, una organización cristiana de extrema derecha que aboga contra la presencia musulmana en Europa, ha puesto casas en oferta en Asotthalom,

Los miembros de ese grupo incluyen a Nick Griffin, exlíder del ultraderechista Partido Nacional Británico (BNP), y a Jim Dowson, extesorero de la misma organización.

“Jim Dowson se ha puesto en contacto conmigo”, aseguró Toroczkai. “Él vino a Asotthalom un par de veces como individuo privado, apenas para echar una mirada. Nick Griffin también vino con él”.

En ocasiones anteriores, Griffin describió a Hungría como “un lugar para alejarse del infierno que está a punto de ser desencadenado en Europa occidental“.

“Cuando todo empiece a irse al traste en Occidente, más personas se mudarán a Hungría y Hungría necesita a esa gente”.

La BBC solicitó una entrevista a los Caballeros Templarios y con Nick Griffin, pero no obtuvo respuesta de ninguno.

Alcalde Laszlo Toroczkai
El alcalde Laszlo Toroczkai sostiene que los musulmanes “no serían capaces de integrarse” a la comunidad cristiana de la aldea.

Toroczkai dijo que estaría feliz de darle la bienvenida a gente de Inglaterra.

Pero, ¿será que intenta establecer una aldea de supremacía blanca?

“No usé la palabra blanca”, respondió Toroczkai. “Pero, debido a que somos una población blanca, europea, cristiana, queremos mantenernos así”.

Si fuéramos negros, diríamos que queremos que la aldea se mantenga negra“, añadió.

“Pero este es un hecho (ser blancos) y queremos preservar ese hecho”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La mujer detenida en Suecia por encerrar a su hijo en un apartamento durante años

La policía del país escandinavo arrestó a la mujer, de unos 70 años, tras encontrar a su hijo en un apartamento en estado de abandono.
2 de diciembre, 2020
Comparte

La policía sueca arrestó a una mujer de 70 años por haber supuestamente mantenido a su hijo confinado en un apartamento de Estocolmo (Suecia) durante aproximadamente tres décadas.

La mujer es sospechosa de detención ilegal y también de haberle causado daños físicos después de que el hombre, de unos 40 años, fuera encontrado con heridas y en estado de abandono.

El hombre fue descubierto por un familiar el pasado domingo después de que la madre cayera enferma y fuera trasladada al hospital.

Este familiar dijo a Expressen y otros medios suecos ser su hermana y explicó que acudió al piso el pasado domingo 27 de noviembre por la noche con su pareja tras enterarse de que la madre estaba en el hospital.

¿Cómo fue encontrado?

Según le dijo a la cadena sueca SVT, ella se mudó del apartamento cuando era adolescente y nunca había vuelto a ver a su hermano.

De pequeña, explicó, intentó en vano dar la voz de alarma sobre la situación del chico, quien fue sacado de la escuela a los 11 o 12 años.

Al abrir la puerta, que no estaba cerrada con llave, dijo que se encontró el apartamento a oscuras, con un fuerte olor a orina, suciedad y polvo. Nadie le contestó cuando dijo “hola”, así que entró, haciéndose paso entre amasijos de cosas.

Tras oír un ruido en la cocina, vio a un hombre sentado en una esquina oscura. Tenía heridas en las piernas hasta las rodillas.

Cuando él la vio, se levantó y murmuró su nombre una y otra vez. Había perdido casi todos sus dientes y su voz sonaba como un murmullo.

De alguna forma la había reconocido, explicó ella, a pesar de todo el tiempo transcurrido, y no le tenía miedo.

“Solo doy gracias de que le han ayudado y vaya a sobrevivir”, le dijo ella al diario Expressen.

Tras ser trasladado al hospital, donde permanece ingresado, los médicos alertaron a la policía y la madre fue detenida.

Policía en la puerta del piso

EPA
Las autoridades dijeron que el hombre había sido retenido “durante un período largo de tiempo”.

“El único comentario sobre el tiempo que la persona llevaba ‘retenida’ por su madre es: sabemos que ha sido durante un período largo de tiempo”, le dijo la portavoz de la policía Ola Österling a la BBC.

“A veces sucede que (los criminales) agarran a alguien por un par de días y lo encierran en un vehículo o un edificio. Esto pasa a veces. Pero por tanto tiempo, nunca había oído de algo así en Suecia”, añadió Österling.

“No hemos hecho una estimación de cuántos años. Eso es ahora parte de la investigación”, afirmó.

La policía ha precintado el apartamento en Haninge, un suburbio al sur de la capital, para llevar a cabo una investigación y está buscando testigos que ayuden a reconstruir lo sucedido.

La mujer seguirá bajo custodia policial mientras se lleva a cabo la investigación. Si es declarada culpable de detención ilegal se podría enfrentar a una pena de 10 años de cárcel.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=G127XBhPq_4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.