close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Photo Ark: Fotografías contra el olvido y la indiferencia
El fotógrafo Joel Sartore fotografía especies animales en peligro de extinción como parte del proyecto Photo Ark. Mira el resultado
Por Claudia Godoy
7 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 18 de enero de 2017.


La historia del fotógrafo Joel Sartore es inspiradora y conmovedora. Actualmente dirige el proyecto Photo Ark, que está registrando fotográficamente tantas especies como se pueda para darlas a conocer y recordarlas cuando algunas de ellas no existan en el futuro.

El proyecto, como el Arca de Noé, busca conservar todos los animales que sea posible. Sólo que esta vez el diluvio no es acción divina, lo provocamos los humanos; y no podremos salvarlos realmente, sólo tendremos fotos que nos recuerden su existencia. 

Rhacophorus dennysi. ©Joel Sartore, Photo Ark

Rhacophorus dennysi. ©Joel Sartore, Photo Ark

El nacimiento de un proyecto

En 2005 Joel Sartore trabajaba lejos de casa como fotógrafo para National Geographic, documentando la impresionante vida silvestre del Parque Nacional Madidi, en Bolivia. En Nebraska lo esperaban su esposa y tres hijos. Un día antes del Día de Acción de Gracias, su esposa fue diagnosticada con cáncer de mama. Este suceso fue el principio de un cambio de vida y un proyecto para preservarla.

Loro cacique. ©Joel Sartore, Photo Ark

Loro cacique. ©Joel Sartore, Photo Ark

Sartore no pudo regresar a Bolivia para continuar con su trabajo. Estando al cuidado de su esposa se encontró con mucho tiempo libre, mismo que usó para pensar y pensar. Durante ese año se acordó de algunos investigadores que, a través del tiempo, han dado a conocer al mundo la flora y la fauna del planeta.

Zorro del desierto. ©Joel Sartore, Photo Ark

Zorro del desierto. ©Joel Sartore, Photo Ark

Joel Sartore pensó en James Audubon, un ornitólogo que llegó a pintar aves ahora extintas en el s. XIX; pensó en George Catlin, quien también en el s. XIX pintó tribus americanas sabiendo que ese estilo de vida se alteraría pronto por completo; pensó en Edward Curtis, fotógrafo y etnólogo que murió en 1952 y el primero en documentar con video y sonido las culturas nativas americanas amenazadas por la extinción.

Puercoespín brasileño. ©Joel Sartore, Photo Ark

Puercoespín brasileño. ©Joel Sartore, Photo Ark

Gracias a estas historias, Sartore se dio cuenta que su trabajo no ponía ni un granito de arena para que la gente abra los ojos y se interese por el mundo. Los retratos de los animales ciertamente capturaban sus formas, características e intensas miradas, pero ¿podrían ser usadas para atraer la atención pública?

Pangolín arborícola. ©Joel Sartore, Photo Ark

Pangolín arborícola. ©Joel Sartore, Photo Ark

Photo Ark: Contra el olvido y la ignorancia

Existen entre dos y ocho millones de especies de animales en el planeta. Muchas de ellas podrían extinguirse al final de este siglo, por la pérdida de su hábitat, el cambio climático y el comercio animal:

“La gente piensa que vamos a perder animales en la época de los nietos, pero los estamos perdiendo ahora y se irán para siempre.” –Jenny Gray, directora del zoológico Victoria en Australia

En verano de 2006, Sartore contactó a su amigo John Chapo, presidente y director del Zoológico Lincoln para niños; le preguntó si podía tomar foto a los animales del zoológico y su amigo Chapo accedió. Ahí tomó la primera foto para Photo Ark y durante los últimos 10 años ha fotografiado más de 5,600 animales.

Percina rex. ©Joel Sartore, Photo Ark

Percina rex. ©Joel Sartore, Photo Ark

Los zoológicos son la última esperanza para los animales al borde de la extinción, pero sólo pueden albergar una fracción de las especies del mundo. Sartore estima que le tomará alrededor de 25 años o más fotografiar solamente las especies que se encuentran en cautiverio.

Pitón arborícola verde. ©Joel Sartore, Photo Ark

Pitón arborícola verde. ©Joel Sartore, Photo Ark

El método de Sartore es muy básico: todos los retratos se toman frente a un fondo blanco o negro.

“Es un gran ecualizador. El oso polar no es más importante que un ratón, y un tigre y un escarabajo son exactamente lo mismo.”

Los animales grandes se fotografían en sus recintos, en donde Sartore cuelga una cortina gigante o pinta una pared para crear el fondo. Los pequeños se meten dentro de un estuche flexible, en donde Sartore mete el lente de la cámara en un lado, a través de una hendidura. Las sesiones son muy cortas, duran a lo mucho unos cuantos minutos.

Joel Sartore en acción. ©audubon.org

Joel Sartore en acción. ©audubon.org

Sartore no trata con los animales como tal, eso lo deja en manos de los expertos y vigilantes del zoológico. Si alguno de los animales se empieza a estresar, la sesión se termina. Ninguno ha sido lastimado en todo el proceso del proyecto.

Ella era un rinoceronte blanco, murió este verano. Ahora sólo quedan tres ejemplares de la especie. ©Joel Sartore, Photo Ark

Ella era un rinoceronte blanco, murió este verano. Ahora sólo quedan tres ejemplares de la especie. ©Joel Sartore, Photo Ark

Actualmente millones de personas han visto los animales que Sartore ha fotografiado. La gente ha podido ver la mirada de muchos animales a través de Instagram, National Geographic, documentales y proyecciones en importantes monumentos como el Empire State, las oficinas de las Naciones Unidas y, recientemente, en la Catedral de San Pedro.

Empire State. ©The New York Times

Empire State. ©The New York Times

Basílica de San Pedro. ©National Geographic

Basílica de San Pedro. ©National Geographic

Basílica de San Pedro. ©National Geographic

Basílica de San Pedro. ©National Geographic

Sartore recuerda que cuando tenía alrededor de ocho años, su mamá le regaló un libro de aves que le cambió la vida: Al final de las páginas se encontraba la sección de especies extintas. Ahí vio a Martha, la última paloma migratoria del mundo: “Me impresionó que en algún momento pudieran existir millones y después ninguna.”

Tapir malayo. ©Joel Sartore, Photo Ark

Tapir malayo. ©Joel Sartore, Photo Ark

El cáncer de su esposa Kathy regresó en 2012, se sometió a una doble mastectomía. Ese mismo año, su hijo Cole, de 18 años, fue diagnosticado con un linfoma. Ambos se recuperaron, pero las enfermedades dejaron su marca: “Ya no nos estresan muchas cosas”, dice Sartore, “me he dado cuenta de mi propia mortalidad.”

Si Joel Sartore no termina el proyecto, su hijo Cole se encargará de él: “quiero que las fotografías funcionen, mucho tiempo después que yo haya muerto.”

Puedes conocer mejor y ayudar el proyecto Photo Ark haciendo click aquí. 

Con información de National Geographic.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
EPA
"El sistema de admisión a las universidades en EU está inclinado en favor de los ricos y famosos", dice ganador del Pulitzer
El FBI acusa a un grupo de millonarios y famosos de participar en un esquema en el que se pagaban sobornos y se hacía trampa en los exámenes, para que sus hijos ingresaran en algunas de las mejores universidades de EU.
EPA
18 de marzo, 2019
Comparte

Varias universidades de Estados Unidos se precian de ser las mejores del mundo.

Parte de ese prestigio tiene que ver con un competido proceso de selección en el que, según cifras oficiales, en promedio menos del 20% de los aspirantes a las universidades de élite es admitido.

En algunos casos esa cifra llega a ser menor al 4%.

Pero un caso de fraude revelado por el FBI, considerado el mayor escándalo de fraude educativo en la historia del país, parece mostrar que además de tener méritos, hay que tener mucho dinero para ingresar a una universidad de renombre.

La investigación señala a más de 30 padres millonarios, entre ellos las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, por presuntamente participar en un mecanismo de fraudes y sobornos para que sus hijos lograran un cupo en reconocidas universidades.

Según las autoridades, los involucrados pagaban a un consultor privado llamado William Singer, quien les daba instrucciones para hacer trampa en los exámenes de ingreso o pagaba sobornos a entrenadores deportivos para aceptar a estudiantes que no reunían las cualidades para ser admitidos.

Huffman y Loughlin

Getty
Huffman y Loughlin están entre la madres acusadas.

A raíz de esta investigación, un grupo de estudiantes de California presentó el miércoles una demanda contra ocho prestigiosas universidades, a las que acusan de no haber hecho un proceso de admisión justo.

Las acusaciones tienen en la mira a universidades como Yale, Stanford, Georgetown, la Universidad de Texas y la del Sur de California.

El FBI descartó que las escuelas tuvieran alguna participación en el mecanismo de fraude, pero para muchos este caso fue una muestra de que el dinero es un factor determinante a la hora de entrar a la élite académica.

Uno de ellos es Daniel Golden, editor del portal periodístico ProPublica y autor del libro “El precio de la admisión”, sobre cómo los millonarios usan su dinero para que sus hijos sean aceptados en las mejores universidades.

Golden, además, ganó un premio Pulitzer por una serie de artículos sobre los privilegios de los que gozan algunos estudiantes durante los procesos de admisión en las universidades.

En BBC Mundo lo entrevistamos sobre el caso de Singer y el sistema de admisiones en EE.UU.

yale

Getty
A algunos de los involucrados se les acusa de intentar ingresar se forma fraudulenta a la prestigiosa Universidad de Yale.

¿Este caso de supuesto fraude es un caso aislado o cree que es parte de un problema más grande?

Creo que representa un problema más amplio, apunta a varias vulnerabilidades en el proceso de admisión.

Una de ellas es el crecimiento de esta industria de consejeros que trabajan para familias adineradas que quieren que sus hijos vayan a la universidad.

Tradicionalmente este es un rol que cumplen los consejeros en la secundaria, que ayudan a los estudiantes a conectarse con las mejores universidades, pero estos consultores privados como Singer, la supuesta mente maestra detrás de este esquema, solo responden a las familias ricas. Esos son sus clientes.

Así que si los padres están decididos a que sus hijos entren a una universidad de élite, supongo que Singer no es el único consultor con buenas conexiones para que eso ocurra, y eso es un problema para el sistema.

estudiantes

Getty
Golden afirma que incluso las prácticas legales perjudican al sistema educativo en EE.UU.

Este parece ser un caso de corrupción, pero usted sostiene que incluso las prácticas legales hacen que el sistema de admisión sea injusto…

El sistema de admisión en EE.UU. está inclinado en favor de los ricos y famosos.

La “admisión hereditaria”, que otorga preferencia a los hijos de exalumnos, generalmente beneficia a las familias con más riqueza.

Igual pasa con las llamadas “preferencias de desarrollo”, que son preferencias para hijos de personas que no fueron alumnos, pero que hacen donaciones a la universidad.

Incluso están las “preferencias atléticas”. Hay deportes que todo el mundo practica como fútbol americano o baloncesto, pero hay muchos otros deportes como la navegación o actividades ecuestres que generalmente están limitados a los más ricos. Hay una preferencia por admitir a estudiantes que participan en esos deportes de clase alta.

En conjunto, yo me refiero a esas preferencias como “preferencias del privilegio”.

Esas preferencias son como las ayudas que le dan los participantes del programa de televisión “Quién quiere ser millonario” cuando no saben la respuesta a una pregunta.

estudiantes

Getty
Según la investigación, los aspirantes acusados hacían trampa en los exámenes de admisión.

¿Es este un sistema discriminatorio?

Es un sistema que discrimina en favor de los ricos y en contra de los estudiantes que no tienen ninguna forma de preferencia.

Los estadounidenses de origen asiático muchas veces entran en esta última categoría. Ellos muchas veces obtienen notas y puntajes sobresalientes, pero no logran entrar. También pasa con estudiantes blancos de clase media trabajadora.

Los negros y los hispanos se benefician de acciones afirmativas, así que ellos también tienen una preferencia.

¿Dar preferencia a quienes tienen dinero o padres exalumnos afecta la calidad de estas universidades?

En general estas preferencias afectan la calidad porque significan que los estudiantes de pregrado en estas universidades no son tan fuertes académicamente como lo serían si fueran admitidos sin tener en cuenta su riqueza y su privilegio.

También afecta la diversidad económica del cuerpo de estudiantes de pregrado.

Muchas de las universidades top tienen muy pocos estudiantes de bajos ingresos. Eso ocurre a pesar de que parte de su misión es ayudar a descubrir “diamantes en bruto”, es decir, jóvenes de bajos recursos o de familias en desventaja que tienen un gran potencial, pero en un sistema amañado contra ellos.

estudiantes

Getty
Golden sostiene que las preferencias hacen que el sistema de admisión a las universidades de EE.UU. sea injusto.

¿Para un estudiante sin privilegios tiene sentido presentarse a estas universidades aun sabiendo que el sistema juega en su contra?

Los estudiantes de secundaria deben ser conscientes de que el sistema no está completamente basado en el mérito y que puede que no reciban un trato justo en universidades selectas durante el proceso de admisión.

Aun así, estudiantes con méritos sobresalientes lograrán entrar en universidades top, es solo que enfrentan barreras significativas.

En América Latina muchos sueñan con llegar a una universidad de élite, ¿cómo es el panorama al que se enfrentan?

Para estudiantes internacionales la situación es un poco particular, porque muchas universidades no ofrecen mucha ayuda financiera para estudiantes internacionales, así que están particularmente interesadas en estudiantes que van a pagar matrícula.

Si los estudiantes de América Latina pueden pagar la matrícula, probablemente tienen una buena oportunidad de ingresar a algunas de las mejores universidades de EE.UU.

Si no pueden pagar la matrícula, la situación será más difícil.

Si, según usted, el sistema es injusto, ¿cómo se podría arreglar?

Yo eliminaría la admisión hereditaria, no creo que deba haber preferencias basadas en el parentesco. Eliminaría las preferencias para aspirantes en deportes en los que la mayoría de los jóvenes no tienen la oportunidad de jugar.

mujer

Getty
Golden sugiere que se aumentar las regulaciones para los consejeros privados.

Respecto al escándalo de Singer en particular, incrementaría las regulaciones y los controles para estos consejeros privados.

Las escuelas también deberían endurecer el reclutamiento de atletas. Los comités de admisión deben prestar más atención a los estudiantes seleccionados por los entrenadores.

¿Estamos frente a un sistema corrupto?

Yo no diría que el sistema como un todo es corrupto, pero sí pienso que es muy común que la gente rica haga grandes donaciones a las universidades durante la época en que los estudiantes se están postulando.

¿Vale la pena ir a la universidad?

La mayoría de los estudios muestra que en EE.UU. tener un grado universitario es muy útil para aumentar el poder adquisitivo en el futuro, así que yo no recomendaría que la gente deje de ir a la universidad.

Hay muchas universidades que no están en el top de los rankings y brindan una buena educación. Yo buscaría opciones de una manera más amplia, pero creo que es importante ir a la universidad.

¿Las universidades que aparecen en el top son tan buenas como creemos que son?

Es una pregunta difícil, depende de cómo definas “buenas”. Sin duda tienen excelentes profesores y ofrecen muy buena educación, al igual que lo hacen otras universidades. Pero al parecer la gente las valora no solo por la calidad de la educación si no por el status social que parecen brindar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY&t=98

https://www.youtube.com/watch?v=cqGT5wh5RE

https://www.youtube.com/watch?v=oCQTnZrwxtE&t=116

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.