close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro Archivo
Las 11 ciudades mexicanas que más dependen de las remesas (y que más les preocupa Trump)
Una investigación de la asociación civil Cohesión Comunitaria e Innovación Social (CCIS) revela que Dolores Hidalgo, cuna de la independencia de México, es la ciudad que más depende de las remesas que llegan del extranjero, principalmente de Estados Unidos.
Cuartoscuro Archivo
Por Manu Ureste
2 de febrero, 2017
Comparte

El municipio de Dolores Hidalgo, cuna histórica de la Independencia de México, es la ciudad que más depende en todo el país de los envíos de dinero que llegan del extranjero, principalmente de los Estados Unidos.

Así lo documentó la organización civil Cohesión Comunitaria e Innovación Social (CCIS), que ante la amenaza del presidente estadounidense Donald Trump de frenar las remesas que envían los trabajadores mexicanos, analizó cuáles son las ciudades del país que más se verían afectadas por esta hipotética medida.

De acuerdo con la investigación de CCIS, para la que realizó una Base de Datos Municipales con 220 ciudades de más de 100 mil habitantes –y creada con información oficial de la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI-, en Dolores Hidalgo casi 2 de cada 10 viviendas reciben ingresos de otro país, teniendo el porcentaje más elevado de México (19.60%).

Le siguen Salvatierra (18.92% de los hogares dependen de las remesas), Pénjamo (18.69%), San Felipe (18.41%), Acámbaro (18.17%), Valle de Santiago (14.71%) y San Luis de la Paz (12.35%).  Todos son municipios de Guanajuato. De hecho, con siete ciudades por arriba del 12% de viviendas que reciben dinero de los migrantes mexicanos, Guanajuato es la entidad con más ciudades que dependen en buena medida de las remesas.

Para hacernos una idea: en las 225 ciudades con más de 100 mil habitantes analizadas, en promedio el 4.22% de las viviendas particulares reciben remesas de los migrantes. Es decir, no llega ni a una de cada 10 casas. Mientras que en Guanajuato hay siete ciudades en las que casi 2 de cada 10 casas dependen de esas remesas.

En Michoacán, el municipio de Apatzingán es la ciudad con más hogares que reciben dinero del extranjero: 16.43%. Algo más de uno de cada 10 hogares. El segundo municipio es La Piedad, con 13.67%; y el tercero Hidalgo, con 12.98%.

Mientras que en Puebla, el tercer estado con al menos una ciudad que supera el 10% de viviendas que dependen de las remesas, el municipio de Atlixco tiene un 12.98% de hogares que reciben ingresos del extranjero.

“El plan de México no puede ser solo darle la bienvenida a los paisanos”

Suhayla Bazbaz, directora general de Cohesión Comunitaria e Innovación Social, subrayó en entrevista con Animal Político que es importante que las autoridades mexicanas presten atención a estas 11 ciudades “porque creemos que son las que más presión van a recibir” en caso de que Trump sí lleve a la práctica alguna medida para gravar las remesas, o en caso de que se produzcan deportaciones masivas en los próximos cuatros años, tal y como también prometió el magnate durante su campaña.

“Esto puede ser una amenaza o una oportunidad para México. Todo va a depender de cuáles serán las decisiones de política pública que se emprendan. Pero lo que sí no podemos hacer es apostarle a darle la bienvenida a nuestros paisanos y ahí quedó todo”, expuso Barbaz, quien insistió en que “México necesita planes de contención” en caso de que Trump cumpla sus advertencias, y que estos planes deben estar “focalizados” en los estados y ciudades que más dependen de las remesas.

“Por ejemplo –añadió-, las autoridades estatales de Guanajuato deberán elaborar planes muy concretos a corto plazo para ver qué van a hacer con estas siete ciudades que dependen de los migrantes cuando éstos regresen y no encuentren trabajo. O qué va a hacer Michoacán para que los mexicanos que vuelvan a municipios como Apatzingán, donde hubo problemas de autodefensas y crimen organizado, no sean extorsionados”.

Y remesas registran cifra récord: 2 mil millones más que en 2015

Mientras tanto, los migrantes mexicanos se apresuraron a enviar más dinero a sus hogares ante el temor de que la administración Trump cumpla su promesa de ponerle un impuesto a las remesas para, entre otras ideas, financiar el muro que quiere construir en la frontera con México.

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), en el mes de diciembre de 2016, un mes después del triunfo del republicano, los mexicanos enviaron a México 2 mil 336 millones de dólares, 136 millones más (6.2%) que en diciembre de 2015 (2 mil 200).

De hecho, en 2016 las remesas crecieron 8.82% en comparación con el año anterior, situándose en 26 mil 970 millones de dólares. Esto es, 2 mil 186 millones de dólares más que el año pasado, cuando se registraron 24 mil 784 millones.

Por estados, Michoacán es la entidad que más remesas recibió en 2016: 2 mil 747 millones de dólares, 215 millones más que en 2015 (8.5% más). Le siguen Jalisco con 2 mil 518 millones, 300 más que el año anterior (13.5%); y Guanajuato, con 2 mil 414 millones, 151 más que en 2015 (6.6%).

En cuarto lugar se ubica el Estado de México con 1 mil 606 millones de dólares, 45 millones más que en 2015 (2.8%); y en quinto, Puebla con mil 462 millones, 91 millones más (6.6%).

Cabe destacar que de todas las entidades, solo en dos las remesas fueron a la baja este año. Se trata de Chiapas, que en 2016 recibió 576 millones de dólares, 17 millones a la baja; y de Tamaulipas, que recibió 645 millones, 20 millones menos.

Las remesas se destinan a la subsistencia de los hogares, no a inversión

Ante estas cifras millonarias de remesas, que junto con los ingresos petroleros y el turismo constituyen la principal fuente de ingresos de México, la profesora del Departamento de Economía de la Universidad Iberoamericana Carla Pederzini subrayó que un impuesto que ‘cierre el grifo’ a las remesas, o la deportación masiva de migrantes que envían ese dinero, “sería un problema muy grande” para el país. Especialmente, dijo, para los hogares con menos recursos.

“Lo que se ha visto en investigaciones sobre cómo se usan las remesas que llegan a Estados Unidos es que éstas se destinan en su gran mayoría al gasto cotidiano de los hogares para subsistir y no para proyectos de inversión. Por lo que si estos hogares dejaran de recibir ese dinero, supondría un golpe muy fuerte para su economía cotidiana”, concluyó la economista y demógrafa de la Ibero.

Por lo pronto, ante el temor de que Trump materialice el freno a las remesas, el pasado martes el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, dijo que el presidente Peña Nieto enviará al Congreso una iniciativa de ley para proteger el envío de dinero de los mexicanos en Estados Unidos.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte