Trump vs el TLC: ¿cómo los jeans están en riesgo por la disputa comercial entre México y EU?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Trump vs el TLC: ¿cómo los jeans están en riesgo por la disputa comercial entre México y EU?

La mitad de los jeans para hombre que se venden en EU se fabrican en México y ahora miles de empleos están en riesgo por las políticas del presidente Donald Trump.
Especial
Por Alberto Najar // BBC Mundo
16 de febrero, 2017
Comparte

Los jeans son de los productos en riesgo por la actual disputa comercial entre México y el gobierno de Donald Trump.

El 50% de estas prendas que se venden en Estados Unidos es fabricado en México, donde algunas de las principales marcas mantienen sus plantas de producción.

Las empresas mexicanas son el segundo proveedor más importante de consorcios como Levi´s, por detrás de Bangladesh.

México es además el segundo exportador de la tela de mezclilla a Estados Unidos.

Y con 180 millones de metros cuadrados cada año, también es el séptimo exportador de la tela en el mundo, según datos del gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi).

Anuncio de pantalones vaquerosDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos jeans mexicanos también se llevan en EU.

Así, ante la eventual negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el sector del vestido podría entrar en dificultades, advierten especialistas.

Según la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), la mezclilla y pantalones vaqueros son su principal producto de exportación.

De esta actividad dependen más de 125.000 empleados, de acuerdo con el registro del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Más de 2.000 empresas en todo el país se dedican a la fabricación de ropa de mezclilla, especialmente jeans, especialmente en Durango, Puebla, Guanajuato y el Estado de México.

El riesgo estadounidense

La incertidumbre, sin embargo, no afecta sólo a México.

Según la Asociación Americana de Vestido y Calzado, en EU existen más de 64.000 trabajadores que dependen del comercio de jeans elaborados en México.

Donald Trump quiere gravar las importaciones mexicanas.Derechos de autor de la imagenSPENCER PLATT/GETTY IMAGES
Image captionDonald Trump quiere gravar las importaciones mexicanas.

La mayoría se encuentran en Carolina del Norte y del Sur, así como en Georgia.

Estos empleos se encuentran en riesgo, así como otros muchos que dependen indirectamente de la actividad insiste la organización.

Eso sin contar con el aumento de precios como consecuencia de un eventual impuesto a la mercancía, como ha mencionado el presidente Trump.

El método más común de producción es que las compañías estadounidenses envían la tela cortada para los pantalones hacia México.

El intercambio comercial de los jeans entre México y EE.UU. supera los US$8.000 millones anuales.Derechos de autor de la imagenJUSTIN SULLIVAN/GETTY IMAGES
Image captionEl intercambio comercial de los jeans entre México y EU supera los US$8.000 millones anuales.

Aquí las prendas se cosen y se les da el acabado final. Luego regresan a Estados Unidos en forma de pantalones vaqueros.

Pero también hay prendas elaboradas totalmente por trabajadores mexicanos, y tela de mezclilla que se envía a las filiales en EU.

En ambos casos el TLCAN es fundamental: como la tela y maquila del producto se realizan dentro de la región, la mercancía está libre de impuestos.

“Estamos a la expectativa”

Los datos de la Asociación señalan que en promedio los estadounidenses cuentan con 7 jeans en su armario.

Los mexicanos tienen menos: un promedio de 5 por persona.

Mexicanos vistiendo jeans.
Image captionLos jeans abundan tanto en los armarios de los estadounidenses como de los mexicanos.

Yel intercambio comercial de jeans para hombres entre los dos países supera los US$8.000 millones al año, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive).

Empresas como Levi´s, Diesel, Gap, Hollister, Calvin Klein, Tommy Hilfiger y Guess se abastecen con fabricantes mexicanos.

¿Qué tan posible es un cambio en este escenario?

Algunos como Rufino López Pérez, presidente de la Canaive en Tehuacán, Puebla (uno de los principales centros productores de jeans en el país) reconocen que hay incertidumbre entre los empresarios.

“Estamos a la expectativa de lo que pueda ocurrir”, explica.

Pero otros ven complicado que las condiciones actuales del comercio se modifiquen radicalmente.

Mujer con una máquina de coser.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionPero la incertidumbre sobre la industria no se queda sólo en México, también afecta a trabajadores de Carolina del Norte, del Sur y de Georgia.

Aplicar aranceles en un producto del que Estados Unidos es muy dependiente causaría graves problemas, señalan especialistas.

Y tratar de impedir que empresarios de ese país mantengan sus vínculos de comercio y producción con sus colegas mexicanos es más difícil.

“Trump no puede imponer impuestos a sus exportaciones, sería la primera vez en la historia de la economía”, le dice a BBC Mundo Antonio Gazol, profesor de la Facultad de economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ya es evidente. A pesar de la controversia comercial entre los gobiernos del presidente Enrique Peña Nieto y Donald Trump, el intercambio y convenios de negocios continúan.

“Se han acercado más socios americanos”, afirma Gustavo Bojalil, presidente de la Canaive en Puebla.

“El tiempo de respuesta es más rápido en México que en lugares como China. Eso hace que muchas empresas sigan en lo que se negocia el TLCAN”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Las críticas a la vicepresidenta de EU tras su visita a Guatemala y México

La visita a Guatemala y México de Kamala Harris generó reclamos de sus aliados demócratas por sus dichos sobre la migración y presión republicana para que visite la frontera sur de EU.
Getty Images
9 de junio, 2021
Comparte
Kamala Harris

Getty Images
Kamala Harris realizó en Guatemala y México su primer viaje al extranjero como vicepresidenta de EE.UU.

Al cerrar su gira por Guatemala y México este martes, Kamala Harris lanzó un repentino autobalance de su primera salida al exterior como vicepresidenta de Estados Unidos: “¿Declaro que este viaje fue un éxito? Sí”, sostuvo.

Como ejemplo del “progreso” logrado, Harris citó desde la creación de un grupo de trabajo del gobierno de EE.UU. para ayudar a Guatemala a combatir la corrupción, hasta la firma de un memorando de entendimiento con México para mejorar las condiciones de vida en Centroamérica.

El objetivo de esos y otros anuncios de Harris es abordar las causas de la migración desde la región hacia EE.UU. para reducirla, una tarea que le encomendó el presidente Joe Biden.

No obstante, el viaje de Harris ha concluido sin grandes novedades en la política de EE.UU. hacia sus vecinos del sur.

De hecho, la creación de una fuerza anticorrupción en Centroamérica había sido anunciada en abril por funcionarios de menor rango de EE.UU. y el memorando con México es un anuncio de buena voluntad para cooperar como socios.

“Desde el principio las expectativas (con el viaje de Harris a Guatemala y México) han sido bastante modestas. Y ha cumplido las expectativas”, dice Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington, a BBC Mundo.

A su juicio, la gira de Harris respondió a la presión que puso sobre su gobierno el fuerte aumento del flujo de migrantes hacia la frontera de México con EE.UU., y tiene el mérito de haber pasado a la región un mensaje de inquietud por temas como la corrupción o los derechos humanos.

Sin embargo, es probable que este viaje también sea recordado por las críticas y polémicas que generó.

“No vengan”

Desde antes de partir a Guatemala el domingo, Harris había sido criticada por opositores republicanos que le reclaman que también visite la frontera entre EE.UU. y México.

Si bien miembros del equipo de la vicepresidenta había dicho inicialmente que la frontera estaba incluida en las tareas que le encomendó Biden, luego trataron de distanciarla de un tema tan vidrioso en la política doméstica de EE.UU.

Migrantes de Guatemala.

AFP
La migración desde Centroamérica hacia EE.UU. se ha vuelto un tema sensible para el gobierno de Biden.

Interrogada el lunes en una conferencia de prensa junto al presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, sobre qué responde a los republicanos que dicen que no se toma en serio la situación de la frontera, Harris defendió su estrategia.

“Vine aquí para estar en el terreno, para hablar con el líder de esta nación sobre lo que podemos hacer de una manera significativa, tangible y con resultados reales. Y seguiré centrada en ese tipo de trabajo en lugar de grandes gestos”, sostuvo.

No obstante, al día siguiente Harris indicó en México que pronto visitará la frontera, aunque insistió en la necesidad de atender las causas por las que los migrantes llegan allí.

Durante su conferencia con Giammattei, la vicepresidenta también lanzó una advertencia directa a los indocumentados que piensan emprender el “peligroso” viaje a la frontera: “No vengan. No vengan”, dijo.

“EE.UU. seguirá haciendo cumplir nuestras leyes y asegurando nuestras fronteras”, agregó. “Si vienes a nuestra frontera, te harán regresar”.

Kamala Harris y Alejandro Giammattei.

Getty Images
En Guatemala, Harris fue recibida por el presidente Alejandro Giammattei.

Ese comentario, a su vez, desató críticas de defensores de inmigrantes e incluso del ala izquierdista del Partido Demócrata de Harris, otra señal del difícil equilibrio que requiere el manejo del tema migratorio en EE.UU.

Es decepcionante ver esto“, tuiteó la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, en referencia a las palabras de Harris. “En primer lugar, buscar asilo en cualquier frontera de EE.UU. es un método de llegada 100% legal”.

“En segundo lugar, EE.UU. pasó décadas contribuyendo al cambio de régimen y la desestabilización en América Latina. “No podemos incendiar la casa de alguien y luego culparlos por huir”.

Otra representante demócrata, Ilhan Omar, señaló que “el derecho a buscar asilo no solo está protegido legalmente” sino que “es un derecho humano universal fundamental”.

“Llama la atención”

Biden ha prometido destinar US$4.000 millones en cuatro años a atacar problemas que a su entender causan la emigración de Guatemala, El Salvador y Honduras, como la corrupción, la violencia o la falta de oportunidades económicas.

Como un “primer paso” en esa dirección el presidente pidió al Congreso US$861 millones en ayuda a la región.

Andrés Manuel López Obrador y Kamala Harris

Getty Images
Harris mantuvo en México una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras reunirse con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y con activistas laborales, Harris anunció que EE.UU. destinará US$130 millones a la reforma laboral en ese país para mejorar las protecciones a obreros.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, también consideró “exitoso” el encuentro entre ambos gobiernos, donde analizaron la cooperación en temas de migración, comercio y seguridad.

La vicepresidenta destacó como otro resultado de su viaje a Guatemala un acuerdo para destinar US$48 millones en apoyo a viviendas asequibles, la agroindustria y emprendedores de ese país.

También anunció la creación de un grupo de trabajo con el apoyo de EE.UU. para prevenir el tráfico de migrantes y la trata de personas en la región.

Kamala Harris

Getty Images
Harris realizó un balance positivo de su viaje a Guatemala y México, pese a las críticas que generó.

Sobre la creación de una fuerza de trabajo anticorrupción, Harris dijo en Guatemala que los departamentos de Justicia, Tesoro y Estado de EE.UU. “trabajarán juntos para realizar investigaciones y capacitar a las autoridades locales para que realicen las suyas propias”.

Juan Jiménez Mayor, un exministro peruano de Justicia que encabezó la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), considera “interesante” esa iniciativa pero advierte que faltan detalles sobre cómo funcionará.

“Me llama la atención que todavía no está el resto de la región conectada con esta idea“, dice Jiménez Mayor a BBC Mundo.

De hecho, cuando el gobierno de Biden comenzó a plantear la creación del grupo anticorrupción indicó que asistiría a distintos gobiernos centroamericanos.

Pero EE.UU. no parece haber convencido aún al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, a quien el Departamento de Justicia investiga por presuntos vínculos con el narcotráfico, ni al salvadoreño Nayib Bukele, a quien Washington cuestionó por la destitución de miembros de la máxima corte de justicia y del fiscal general en mayo.

Algunos notan que incluso Guatemala ha sido criticada en años recientes por su manejo de la lucha contra la corrupción y el desmantelamiento de la CICIG, una misión de las Naciones Unidas que contribuyó a procesar a varios políticos y poderosos.

“El hecho de que la vicepresidenta fue a Guatemala porque supuestamente es el mejor socio entre los tres, comparado con El Salvador y Honduras, en sí dice mucho porque Guatemala es muy problemático”, señala Shifter. “Si es el mejor, imagínese como son los otros dos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dDjl22gcR6Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.