¿Es verdad que ya no somos capaces de concentrarnos por más de 8 segundos? ¡Menos que los peces!
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Es verdad que ya no somos capaces de concentrarnos por más de 8 segundos? ¡Menos que los peces!

Lo decimos y nos lo dicen: los intervalos de atención se están acortando. Advierten que es una amenaza para nosotros y sobre todo para los más jóvenes pero, ¿hay alguna evidencia de que sea cierto?
BBC Mundo
Por Simon Maybin BBC
15 de marzo, 2017
Comparte

Probablemente no llegarás al final de este artículo. Todos sabemos que nuestra capacidad de concentrarnos cada día es más corta. Sencillamente, es obvio. Aunque… ¿será realmente así?

En nuestro mundo tan interconectado gracias a las redes sociales, a los teléfonos inteligentes, a los vínculos en la mitad de cualquier texto que estés leyendo, sentimos que es mucho más difícil mantenerse enfocado en una sola cosa.

Y hasta hay estadísticas que respaldan esa sensación.

Dicen que el intervalo de atención promedio ha bajado de 12 segundos en el año 2000 a 8 segundos ahora.

¡Eso es menos que el de los peces dorados!

Bailarinas en acuarioGETTY IMAGES Mmm… quizás no prestan atención porque no les interesa lo que les estamos diciendo.

Por todos lados

Quizás viste esas estadísticas en Time magazine, los diarios británicos Telegraphy Guardian, los estadounidenses USA Today, New York Times y National Post, o en los muchos otros en los que aparecieron; tal vez escuchaste de ellas de los labios de expertos, como el académico de Harvard que las citó en US radio. O de pronto leíste el libro de administración Brief.

Pero si hubieras le prestado un poco más atención a la fuente de las estadísticas, no te habría quedado tan claro.

Todas esas referencias vienen de un informe de 2015 escrito por el equipo de Información sobre el consumidor de Microsoft Canadá, que encuestó a 2.000 canadienses y estudió la actividad mental de 112 personas mientras hacían varias tareas.

No obstante, la cifra que todo el mundo levantó -sobre el acortamiento de los intervalos de atención- no venía de la investigación de Microsoft: aparece en el informe, pero como cita de otra fuente llamada Statistic Brain (El cerebro estadístico).

Gente texteandoISTOCK Tanta conexión nos tiene desenfocados.

¿El cerebro estadístico?

El sitio web de Statistic Brain se ve muy confiable. Dice incluso que “aman los números, su pureza y lo que representan”.

Como para probarlo, los amantes de los números de Statistic Brain especifican las fuentes de donde sacan todas las cifras.

El problema es que las fuentes son exasperantemente vagas.

Y cuando contacté a las fuentes citadas -el Centro Nacional para la Información Tecnológica de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos y la agencia de prensa Associated Press (AP)-, ninguna pudo encontrar ningún registro de alguna investigación que respaldara la estadística.

Mis intentos por contactar Statistic Brain fueron vanos.

Depende de la tarea

Hablé entonces con varias personas que dedican sus vidas laborales a estudiar la atención humana y tampoco tienen ninguna idea de dónde salieron esos números.

De hecho, piensan que la idea de que los intervalos de atención se están acortando es simplemente errónea.

“No creo que sea cierto”, declara Gemma Briggs, catedrática de psicología de la Universidad Abierta británica.

“Sencillamente porque no pienso que sea algo que los psicólogos o los profesionales interesados en la concentración tratarían de medir o cuantificar de esa manera”, agrega.

Carretera con señal alertando a los conductores de que no usen sus teléfonosGETTY IMAGES Briggs ha estudiado extensivamente cómo las tareas duales afectan los intervalos de atención, como cuando los conductores usan sus teléfonos.

Briggs estudia la concentración de los conductores de autos y de los testigos de crímenes y dice que la idea de un “intervalo de atención promedio” no tiene sentido.

“Cuánta atención le ponemos a una tarea depende de cuánta requiera esa tarea”.

Hay algunos estudios que examinan tareas específicas, como la atención en una conferencia.

Pero la idea de que hay una duración de tiempo típica durante la cual la gente puede prestar atención incluso a una sola tarea también ha sido desacreditada.

“La manera en la que le prestamos atención a diferentes actividades depende mucho de lo que el individuo lleva a la situación”, explica Briggs.

“Tenemos una cantidad de información en nuestras cabezas sobre lo que normalmente pasa en ciertas situaciones, sobre lo que podemos esperar. Esas expectativas y nuestras experiencias moldean lo que vemos y cómo procesamos la información en todo momento”.

“Una ironía interesante”

Hay otra cosa que no huele bien en esas estadísticas de intervalos de atención.

Resulta que tampoco hay evidencia de que los peces dorados -o los peces en general- tienen unos intervalos de atención o memoria particularmente cortos, a pesar de lo que dice la cultura popular.

PecesGETTY IMAGES ¡Calumnias!!!

“Los peces dorados pueden aprender todas las cosas que han sido descritas como capacidades de los mamíferos y las aves”, le dijo a la BBC Felicity Huntingford, quien ha pasado casi medio siglo estudiando la conducta de los peces y acaba de presentar una serie de conferencias públicas bajo el título: “¿Cuán inteligentes son los peces?”.

De hecho, señala, “los peces se han convertido en un sistema modelo para estudiar el proceso de aprendizaje y el proceso de formación de memoria, precisamente porque tienen memoria y porque aprenden”.

Asegura que ha habido cientos de estudios científicos sobre el aprendizaje de los peces dorados y su memoria.

Lo confirmé: incluso encontré uno de 1908.

Que la especie que ha sido usada por neuropsicólogos y científicos como modelo para estudiar la formación de memoria sea la misma especie que tiene esa reputación es una ironía interesante“, señala.

Así que los peces dorados no tienen intervalos de atención cortos ni adolecen de memoria. No hay evidencia de que nuestros intervalos de atención se estén acortando.

Y tú llegaste al final de este artículo a pesar de que podrías haber estado viendo este video de lo que me pasó cuando el portero del Real Madrid Keylor Navas me descubrió filmando un entrenamiento. una pelota me pegó en la cara.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Ana Guevara justifica recorte a beca de atletas, pero anuncia que habrá ajuste

La titular de la Conade dijo que se publicará un nuevo reglamento para dar los estímulos; algunos podrían obtener el mismo dinero, pero otros no.
Cuartoscuro
8 de octubre, 2021
Comparte

La titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriela Guevara, defendió la reducción de la beca de atletas por su rendimiento en los Juegos Olímpicos de Tokio, y precisó que a finales de año se publicará un nuevo reglamento para la asignación de los apoyos económicos a los deportistas y que el recorte podría revertirse.

En entrevista con Animal Político, la funcionaria dijo que el nuevo proyecto de Reglas de Operación del Programa de Cultura Física y Deporte para el Ejercicio 2022 se encuentra bajo revisión de la Secretaría de Educación Pública (SEP), dependencia a la que está adscrita la Conade, y previó que se publique en diciembre para que se pueda implementar el próximo año.

Guevara, campeona mundial en atletismo, adelantó que en dicho reglamento se establecerán nuevos criterios para que los deportistas se hagan acreedores a la beca, de modo que algunos podrían obtener montos mayores y remontar el recorte, mientras que otros podrían mantener la reducción.

La funcionaria federal dijo que, con la desaparición del fideicomiso Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), en mayo de este año, dejaron de estar vigentes las “Tablas Técnicas” mediante las cuales se asignaban las becas, pero, precisó, la Conade decidió conservarlas transitoriamente mientras se publica el nuevo reglamento, para no dejar sin apoyo a los atletas.

Dichas Tablas Técnicas –que datan de 2017 y fueron retomadas temporalmente este año para asignar los apoyos– establecen una beca de 30 mil pesos para medallistas olímpicos; de 17 mil 500 para finalistas; de 10 mil para semifinalistas, y de 6 mil para quienes no lograran llegar a ningún nivel.

“Antes de ir a Tokio, los atletas firmaron una carta compromiso, y por decisión personal, y en solidaridad con la situación que se vivía por la extinción del Fodepar, se determinó que todos los atletas que calificaron a Tokio iban a recibir 30 mil pesos de beca, no obstante que estaba sujeto a resultados, no era permanente. (…) Si nosotros nos hubiéramos apegado a tener que aplicar la ausencia de reglamento, pues tendríamos que haber cancelado todas las becas, pero no fue el caso, por eso es que se dio de manera general 30 mil pesos”, planteó Guevara.

“El Fodepar tenía un Comité Técnico que determinaba la permanencia de los deportistas para poder seguir siendo acreedores a ese apoyo económico”, agregó, “entonces hoy, ante la ausencia de un comité y no teniendo reglas, lamentablemente no hay forma, de aquí a diciembre, de sostener ese apoyo económico, por eso, reitero, no es definitorio, porque en diciembre, cuando se publique el reglamento y las nuevas reglas, se va a retabular, entonces, a lo mejor, se les puede subir otra vez la beca, dependiendo de cómo quede la tabla”.

Es la primera vez que la directora de la Conade emite un posicionamiento respecto de las denuncias de atletas a quienes se les recortó de 30 mil a 10 mil pesos el monto de su beca mensual tras volver de los Juegos Olímpicos. Este medio había solicitado a la institución su versión ante las quejas, pero en ese momento declinó emitir comentarios.

Los deportistas denunciaron que se les hizo un recorte de hasta 65% a pesar de que cumplieron con la meta establecida en la carta compromiso que la Conade les hizo firmar en marzo, que consistía en clasificar a los Juegos Olímpicos en su disciplina, independientemente del resultado que obtuvieran en el medallero, según constató este medio con una revisión del documento.

Cuestionada al respecto, Guevara insistió en que el mero hecho de clasificar a los Juegos Olímpicos no puede ser un criterio para conservar el monto de la beca.

Se le preguntó si los atletas fueron avisados claramente de dicha circunstancia. La propia funcionaria reconoció que las “Tablas Técnicas” –vigentes antes de la extinción del Fodepar y que fueron retomadas este año de manera temporal– no fueron adjuntadas como anexo en la carta compromiso que se entregó a los deportistas. 

Animal Político volvió a contactar a los denunciantes, quienes reiteraron que no sabían de esos criterios, sino que, conforme la carta que les hizo firmar la Conade, solo debían clasificar a los Juegos Olímpicos.

“Esto (las Tablas Técnicas) no venía en la carta compromiso, esto solo se les hizo del conocimiento (de los atletas); la carta compromiso solo era una justificación de carácter legal para darle validez de por qué se les estaba otorgando ese monto de beca”, señaló Guevara.

¿De qué manera se hizo del conocimiento de los deportistas?, se le preguntó.

“Pues en el hecho de que todos recibieron 30 mil pesos, y que la continuidad de la beca, el nuevo criterio de beca, estaba condicionado a un resultado”, dijo.

¿Pero claramente se les dijo qué monto de beca tendrían en función de su resultado? ¿Ellos lo supieron?

“La respuesta está en la tablita (Tablas Técnicas), en el recuadro inferior dice ‘Perspectivas’, en eso estaba fundado el criterio de la firma de la carta compromiso”, insistió la funcionaria. “No estamos haciendo nada que no estuviera tampoco anteriormente establecido, simplemente que no había reglas de operación (al momento de los Juegos Olímpicos), tenemos que partir de la parte inferior, que son los 30 mil pesos que refieren las Perspectivas, entonces no estamos tampoco actuando de manera arbitraria con el desconocimiento (de los atletas), sino que así estaba desde antes y esa tabla iba en decremento”.

La directora de la Conade subrayó que las becas que otorga el gobierno no son “de permanencia voluntaria” y que están sujetas al desempeño deportivo.

“No se les está dando la espalda ni tampoco es un castigo, simplemente se deroga el Fodepar, tenemos que esperar a que se publiquen nuevas reglas, que es lo que no entienden, pero no podemos, nosotros como institución ni yo como directora, violentar la ley (…) porque las becas no son de permanencia voluntaria, tienen un criterio sobre resultados y no está condicionado a solo por calificar a Juegos Olímpicos, y sobre todo en el hecho de que no existe un reglamento hoy que valide que se les siga dando este monto de beca”, puntualizó.

No implica tampoco que vaya a ser permanente (la reducción); en el momento en que se publiquen las nuevas reglas de operación, esos montos para los deportistas van a ser retabulados; el problema es que, como no tenemos hoy, no se puede sostener ese monto de beca, porque ya concluyó el evento que les podía permitir mantener el monto o decrecerlo”.

Guevara destacó la aportación de 240 mil pesos que entregó este 6 de octubre el presidente Andrés Manuel López Obrador a todos los atletas que fueron a Tokio con independencia de su resultado, recursos que provienen de lo recaudado en el sorteo del pasado 15 de septiembre.

Deportistas olímpicos consultados confirmaron que ese apoyo económico se les depositó desde el martes 5 de octubre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.