La CDMX tiene un problema de caries, pero a la gente no le gusta ir al dentista
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

La CDMX tiene un problema de caries, pero a la gente no le gusta ir al dentista

¿Desde hace cuánto tiempo no vas al dentista? Las caries y las enfermedades periodontales, como gingivitis —inflamación en las encías—, son las más comunes en la capital, y de no atenderse podrían derivar en problemas más graves.
Cuartoscuro Archivo
Por Diana Delgado (MÁSPORMÁS)
26 de marzo, 2017
Comparte

Al parecer es más difícil encontrar alguien con una dentadura sana en la CDMX que áreas libres de contaminación, pues de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), las caries y las enfermedades periodontales, como gingivitis —inflamación en las encías—, son las más comunes en la capital, y de no atenderse podrían derivar en una infección, o hasta en cáncer bucal.

Como es de esperarse, la población de mayor riesgo son los niños y los adultos mayores. El Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Patologías Bucales (Sivepab) indica que nueve de cada 10 menores en etapa escolar tienen problemas tanto con dientes temporales como con los permanentes.

Entre los 30 y 40 años de edad se mantiene esta prevalencia, sin embargo, el Sivepab también detalla que dicho grupo presenta caries en entre tres y nueve piezas, y ha perdido de uno a tres dientes de los 32 que cada persona tiene.

En la tercera edad, la mayoría carece de una boca funcional porque en la vejez se pierden hasta 20 piezas, lo que provoca malestares por mala masticación.

Me duele la muela… y el codo

A nivel nacional, cada año se realizan dos Semanas Nacionales de Salud Bucal y ya comenzó la primera en la Ciudad de México, la cual busca terminar con las caries en 20 escuelas y cubrir 10 mil consultas con chilangos de cualquier edad en los centros de salud. De acuerdo con la Sedesa, hay delegaciones que requieren mayor atención, por ejemplo Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Cuajimalpa y Álvaro Obregón, donde las enfermedades bucales son mayores comparadas con quienes viven en Benito Juárez o Miguel Hidalgo.

“Las principales razones son económicas y educativas, pues las personas no invierten en prevención y acuden al odontólogo solo hasta que el dolor afecta su vida, no antes”, explica Raúl Ríos Garza, coordinador de Salud Bucal de la Sedesa.

Esta tendencia es evidente también en una encuesta realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica, que revela que 49.3% de la población en el país va al dentista de dos a cuatro veces al año, mientras que el 30% dijo acudir una sola vez. En ambos casos, la razón es porque sintió dolor.

Conexiones insospechadas

Aunque sea difícil de imaginar, los problemas bucodentales aumentan el riesgo de complicaciones en padecimientos como enfermedades cardiovasculares, cáncer, males respiratorios crónicos, diabetes y obesidad. El efecto negativo es real y puede ser peor.

Y la explicación es más o menos sencilla: una caries es provocada por una bacteria que, al no ser tratada, puede perforar los dientes, avanzar hasta colarse por el torrente sanguíneo y afectar cualquier zona del cuerpo. Un ejemplo de este proceso es cuando los pacientes diabéticos descuidan su higiene dental y favorecen así el alza en los niveles de glucosa y la aparición de heridas difíciles de cicatrizar.

“Existen otras consecuencias que son poco comunes y de las que no existen datos de su prevalencia en la Ciudad de México, pero resultan de muy alto riesgo en quienes las padecen”, explica Ríos Garza.

“Cuando las muelas rozan con las paredes de la boca surgen lesiones, pero si el diente está enfermo se corre el riesgo de infectar e incluso desencadenar cáncer si las bacterias matan los tejidos lastimados, haciendo necesarios tratamientos que involucran mutilaciones de la mandíbula o de la lengua”. Este no es el peor panorama.

Otra consecuencia puede aparecer si la infección se extiende al piso de la boca y provoca una lesión llamada angina de Ludwig que puede manifestarse con una bola en el cuello. En casos extremos, la inflamación excesiva de la angina bloquea las vías respiratorias y causa la muerte.

Endeudarse por caries

“Los dientes son equivalentes a un órgano del cuerpo y asistir al odontólogo es tan necesario para la salud general como vacunarse, sin embargo, para la gente sigue siendo un tema secundario”, indica Raúl Ríos.

Una persona que acude periódicamente al odontólogo de los centros de salud capitalinos o con su sistema de seguridad social podría recibir tratamientos o consultas de seguimiento sin costo. En el caso de acudir con un dentista particular, los gastos podrían ser desde dos mil pesos aproximadamente por una sesión que incluye limpieza y revisión, dos veces al año.

Pero cuando llega el momento de una emergencia, todo cambia. Los costos se elevan y van desde tres mil hasta 15 mil pesos, mas el costo de los chequeos mientras duren los procedimientos. Es en esta etapa, empujada por el dolor y las complicaciones bucales, que la mayoría de los chilangos se movilizan y se atienden.

En la Ciudad de México el hábito de cepillarse los dientes tres veces al día resulta complicado para las personas que salen a trabajar, estudiar o comen fuera de casa, pero cumplir esta cuota de limpieza y pasar el hilo dental una vez al día es la rutina recomendable para prevenir el mal dental más común que aqueja a los capitalinos y que puede ahorrar complicaciones: las caries.

En cifras:

90% de los casos de mal aliento se deben a una escasa limpieza dental o mal realizada.

8 de cada 10 personas en la CDMX también padecen inflamación en las encías.

30 años es la edad en la que se empiezan a perder piezas dentales por falta de cuidados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: las muertes de miles de ancianos que no están siendo contabilizadas en Europa

La crisis del coronavirus ya ha cobrado al menos 119,000 víctimas, pero el número puede ser mucho mayor: muchos países solamente incluyen a las muertes que ocurren en hospitales.
14 de abril, 2020
Comparte
El número real de contagiados y de víctimas podría ser mucho mayor al que arrojan los datos oficiales.

Getty Images
El número real de contagiados y de víctimas podría ser mucho mayor al que arrojan los datos oficiales.

Hasta el 14 de abril ya se habían registrado más de 1.9 millones de casos y al menos 119,000 muertes por coronavirus, según cifras oficiales.

Pero el número real de contagiados y de víctimas podría ser mucho mayor.

Según advierte un grupo de organizaciones benéficas británicas, una parte importante de personas de la tercera edad está siendo ignorada en las estadísticas oficiales de coronavirus en Reino Unido.

La cifra oficial de muertos por la pandemia en ese país, y en otras partes del mundo, ha sido criticada por incluir solo a las personas que mueren en hospitales y no a aquellas que fallecen en residencias de mayores o en sus casas.

Las autoridades británicas revelaron que hubo infecciones de covid-19 en más de 2.000 residencias de ancianos en Inglaterra: cientos de personas murieron, pero no aparecen en las estadísticas oficiales.

Reuters
Las autoridades británicas revelaron que hubo infecciones de covid-19 en más de 2.000 residencias de ancianos en Inglaterra: cientos de personas murieron, pero no aparecen en las estadísticas oficiales.

Esta situación se repite en naciones como España, Italia y, hasta hace poco, Francia, entre otros países.

Las autoridades sanitarias españolas contabilizan únicamente a aquellas personas de las que se tenía constancia del contagio, tras efectuarles una prueba.

Este método deja fuera a un gran número de personas que fallecen durante el confinamiento en casa y a las muertes que se producen en las residencias de ancianos.

Una cifra “precisa y rápida”

Italia, al igual que España, solo cuenta como víctimas a aquellos que hayan dado positivo por covid-19, y las pruebas se realizan principalmente en hospitales.

Francia, por su parte, incluía en sus estadísticas solamente a los pacientes que fallecían en centros hospitalarios hasta hace dos semanas.

Ante la polémica generada cuando esta información se hizo pública, el gobierno de Emmanuel Macron ordenó que se hiciera un seguimiento diario de la mortalidad en los ancianatos.

Así, este lunes, el país galo contabilizaba 14,967 víctimas mortales, de las cuales 9,588 murieron en hospitales y 5,379 en residencias de ancianos.

La ministra de Trabajo y Pensiones de Reino Unido, Therese Coffey, le explicó a la BBC que el conteo en ese país solo incluye la cifra de fallecimientos en hospitales porque “es precisa y rápida”.

406 muertes invisibles en las estadísticas

Los últimos números de la Oficina Nacional de Estadísticas británica, que incluye todas las muertes relacionadas con la covid-19 en Inglaterra y Gales, muestran que un total de 406 muertes registradas hasta el 3 de abril ocurrieron fuera de los hospitales.

Esto habría agregado un 11% adicional a las cifras oficiales dadas por el gobierno de Reino Unido.

De esas muertes adicionales, no incluidas en las estadísticas, 217 tuvieron lugar en ancianatos, 33 en hospicios, 136 en hogares privados, 3 en otros establecimientos comunales y 17 en lugares no precisados.

Un conjunto de organizaciones benéficas, entre las que se encuentran Age UK, Marie Curie y la Alzheimer’s Society, le han enviado una carta al ministro de Salud británico, Matt Hancock, pidiendo un recuento diario de muertes más completo, que incluya a los fallecidos en residencias.

Las autoridades sanitarias de Reino Unido revelaron recientemente que hubo infecciones de covid-19 en más de 2,000 residencias de ancianos en Inglaterra, sin especificar la cantidad de víctimas fatales por la enfermedad.

Un asilo de ancianos en Cataluña

EPA
En España se han detectado numerosos casos de covid-19 en centros de cuidados para personas mayores.

Luego de este anuncio, Age UK aseguró que el brote de coronavirus se está saliendo de control en los ancianatos del país.

“Las cifras actuales están retocando (excluyendo de las estadísticas) a las personas mayores como si no importaran”, dijo Caroline Abrahams, directora de la organización benéfica.

Cerca de 410,000 personas viven en hogares de cuidado en Reino Unido.

La Comisión de Calidad de la Atención, el regulador de hogares residencias de ancianos de Inglaterra, ha afirmado que comenzará a registrar las muertes en la atención social de adultos a partir de esta semana.

De igual forma, le ha pedido al personal de estos centros que brinden actualizaciones diarias sobre la cantidad de casos confirmados y posibles contagios.

El caso de España

En España, en los últimos días, han sido varias las regiones cuyas autoridades han asegurado que las estadísticas oficiales que proporciona el gobierno de Pedro Sánchez no incluyen las muertes de miles de ancianos que fallecen en residencias a causa del coronavirus pero a los que no se les realizan pruebas para saber si están infectados.

Así, por ejemplo, la semana pasada la Comunidad de Madrid (gobierno regional) informó que 4,260 personas usuarias de residencias -entre las que se encuentran también las que albergan a discapacitados o a personas con enfermedades mentales- murieron entre el 8 de marzo y el 8 de abril por Covid-19 (781) o teniendo síntomas de esa enfermedad (3,479).

Las cifras oficiales de muertos por covid-19 en España no incluyen a esos 3,479 fallecidos que no fueron sometidos a pruebas.

La misma situación está sucediendo por todo el país.

Las residencias de ancianos llevan semanas denunciando que están desbordadas y que no cuentan con los medios para hacer frente a la pandemia, lo que está haciendo que la mortalidad se haya disparado, aunque esos fallecimientos no aparecen en las estadísticas oficiales.

Por toda Europa, particularmente en los países más afectados por el coronavirus, parece estar repitiéndose la misma situación. Miles de ancianos no están recibiendo la atención médica que necesitan y sus muertes no son contabilizadas.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Por su parte, el gobierno español también está desde hace días bajo presión para que incluya datos de fallecidos en las residencias en las estadísticas.

Pero, hasta el día de hoy, esto todavía no ha sido posible.

El portavoz del Ministerio español de Sanidad, Fernando Simón, ha explicado que “el análisis de las residencias es más complejo que el del resto porque hay muchos más factores que en el resto de grupos”.

Pero aseguró que tan pronto como su equipo pueda hacer este análisis los datos se harán públicos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=QBv7nudMSpc

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.