Procesan por feminicidio a atacantes de Gabriela Molina; Fiscalía actuó por presión social: mamá
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Procesan por feminicidio a atacantes de Gabriela Molina; Fiscalía actuó por presión social: mamá

La Fiscalía de Yucatán presentó cargos por el delito de feminicidio en contra de los dos hombres detenidos por el asesinato de Emma Gabriela Molina.
Especial
Por Paris Martínez
31 de marzo, 2017
Comparte

Un día después del asesinato de Emma Gabriela Molina Canto –quien luchó entre 2012 y 2014 por rescatar a sus hijos secuestrados–, el pasado 29 de marzo quedaron formalmente sujetos a proceso penal los dos hombres detenidos tras el crimen, contra los que la Fiscalía General de Yucatán presentó cargos por el delito de “feminicidio”.

Tal como informó Ligia Canto, mamá de Emma Gabriela, en las horas posteriores al asesinato (cometido el 28 de marzo a las 15:30 horas), las autoridades de Yucatán no mostraron ningún interés en actuar con celeridad, “y sólo hasta que la ciudadanía, la gente, comenzó a expresar su indignación, entonces sí las autoridades comenzaron a actuar”.

Sobre las investigaciones realizadas hasta ahora contra los presuntos asesinos capturados, gracias a reportes y videograbaciones ciudadanas, la madre de Emma Gabriela reveló que “la Fiscalía no nos ha querido decir nada, dicen que tienen muchas cosas ya, pero que no las pueden decir, sólo nos han dicho que los detenidos son de origen tabasqueño”.

El origen de los agresores es un dato importante, ya que Emma Gabriela estuvo casada hasta el año 2012 con un político priista de Tabasco, Alberto Martín Medina Sonda (preso actualmente por corrupción).

En 2012, tras separarse de Medina Sonda debido a las agresiones de las que era víctima, Emma Gabriela obtuvo la custodia legal de sus tres hijos y se refugió en Yucatán, de donde era nativa.

Meses después, sin embargo, Emma Gabriela y sus hijos fueron secuestrados por policías judiciales de Tabasco.

Los niños fueron entregados a Medina Sonda, quien huyó con ellos, y Emma Gabriela fue encarcelada en Tabasco, bajo cargos falsos de robo de autos. Cuatro meses después se comprobó la fabricación de las acusaciones y quedó libre, pero sus hijos permanecieron secuestrados por la familia paterna, durante dos años más.

En 2014, la Procuraduría General de la República logró ubicar el paradero de los niños y rescatarlos, al mismo tiempo que arrestó a Alberto Medina Sonda, y lo procesó por secuestro y por actos de corrupción cometidos durante el gobierno del priista Andrés Granier en Tabasco.

Desde mediados de 2014 y hasta el día de su asesinato, Emma Gabriela vivió con sus hijos en Mérida, manteniendo un bajo perfil, ya que las amenazas en su contra nunca cesaron.

“Mi hija siempre avisaba a las autoridades cuando recibía amenazas, cuando era seguida en la calle por familiares de Medina Sonda, pero nunca le dieron protección”, narra su madre.

En cambio, lamenta, ahora que fue asesinada, “ahora sí muchas autoridades nos han buscado. Incluso nos han hablado de la Secretaría de Gobernación, el mismo licenciado Roberto Campa Cifrián (subsecretario de Derechos Humanos de la Segob). No lo reprocho, de alguna manera, el que las autoridades federales, desde la Ciudad de México, estén interviniendo, es prueba de que el gobierno de Yucatán (encabezado por Rolando Zapata Bello, del PRI) no están haciendo su trabajo”.
–¿Usted, sus nietos, y el resto de su familia cuentan ahora con protección? –se le pregunta.
–Sí, ahora sí… hemos recibido amenazas, primero una persona le habló a mi hijo y le dijo que, aunque le daba mucha pena, le suplicaba que me cuidara, porque escuchó que yo soy la que seguía. Según esta persona, la familia Medina Sonda estaba festejando la muerte de mi hija, cuando los escuchó decir que seguía yo.

“Luego –prosigue–, empezaron llegar llamadas al teléfono de mi hijo, y con una voz impostada, de un número desconocido, diciendo: “la perra de tu madre es la que sigue, y después tú”.

Estas amenazas llegaron en las horas posteriores al asesinato de Emma Gabriela.

“Después, cuando estábamos velando a mi hija, otro familiar nos avisó que estaban intentando entrar a la casa, pero que el perro se los había impedido… Estas personas siempre han creído que con cada golpe que dan, me voy a caer. Pero uno se puede levantar: si tienes algo por lo qué seguir luchando, lo harás.”

La lucha

En este momento, explicó la señora Ligia Canto, “sé perfectamente que nadie ni nada me va a devolver a mi hija. Entonces, lo más importante ahorita es ver por mis nietecitos, quienes han sido víctimas de una violencia extrema”.

Los niños, explicó, sufrieron la violencia del padre, al menos hasta 2012, cuando Emma Gabriela se separó de él y obtuvo la custodia legal. Luego fueron secuestrados a punta de pistola y entregados a Alberto Medina Sonda, quien durante dos años los mantuvo ocultos, les cambió de nombre, e incubó en ellos rechazo y miedo a la figura materna.

Para 2014, cuando los niños fueron rescatados, el gobierno de Yucatán los mantuvo en un albergue durante dos meses, debido al miedo que mostraban por Emma Gabriela.

“Tanto los violentaron usando la imagen materna durante el tiempo que los mantuvieron secuestrados, que cuando los rescataron, los niños se escondían en un rincón, como animalitos asustados, cuando veían a su mamá –recuerda la señora Canto–. Entonces, tuvieron que pasar por un proceso con mucho trauma, muy doloroso y muy triste, de reencuentro. Y luego de que establecieron de nuevo el vínculo materno, y de que empezaron a disfrutar de esa felicidad, nos la quitan.”

Emma Gabriela y a sus hijos, denunció, “sólo tuvieron la oportunidad de gozar esa felicidad el tiempo de un suspiro… La felicidad de ella fue fugaz, fugaz fue la felicidad de mis nietos”.

La actual protección dispuesta por las autoridades, destacó, “llega muy tarde, porque si a mis niños y a mi hija les hubieran dado atención inmediata, si los hubieran rescatado tan pronto como fueron secuestrados, nuestra familia no estaría pasando este viacrucis. El crimen contra mi hija es, por eso, un crimen institucional, un crimen de Estado”.

Pero la lucha por justicia, aclaró, no se limita a Emma Gabriela. “Ella no es la única mujer en Yucatán, y mis nietos no son los únicos niños, que han sufrido este grado de victimización tan grave, que implica separar a una madre y a sus hijos; ¿cuántos niños están sustraídos, y la autoridad no se encarga de rescatarlos, argumentando mil cosas… En Yucatán, están dejando solos a los niños y a las mujeres”.

Desde el 28 de marzo pasado, Animal Político solicitó una entrevista con el fiscal general de Yucatán, Ariel Aldecua Kuk, para consultarlo en torno a las acciones emprendidas por el organismo a su cargo para aclarar el asesinato de Emma Gabriela, así como para conocer la situación de la violencia contra las mujeres en el estado.
Sin embargo, la Fiscalía de Yucatán desechó la solicitud.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

‘La gente se volvió loca comprando’: por qué se dispararon los precios de la vivienda en el mundo

El aumento del valor de las viviendas experimentó el crecimiento más veloz desde fines de 2006. Existe una "carrera por el espacio" que surgió con la pandemia de covid-19.
29 de julio, 2021
Comparte

Ni Wall Street ni el mercado de las viviendas sufrieron los estragos económicos causados por la pandemia de Covid-19.

Al contrario, precisamente en medio de la crisis, los mercados financieros marcaron máximos históricos y el precio de las viviendas en varias de las mayores economías del mundo se disparó.

Un fenómeno que deja en evidencia la histórica desigualdad económica que divide a las sociedades y que tras la recesión se hizo aún más profunda.

Mientras algunas de las familias que perdieron su empleo están enfrentando desalojos, otras han logrado consolidar su posición económica e incluso mejorarla.

El precio de las viviendas a nivel mundial registró un incremento promedio de 7,3% en el primer trimestre de este año, comparado con el mismo período del año anterior.

Se trata del crecimiento más veloz desde fines de 2006, según un estudio realizado por la consultora inmobiliaria británica Knight Frank que analizó el mercado en 56 países.

El ranking de la escalada de precios está liderada por Turquía (con un aumento de 32%), seguido por Nueva Zelanda (22,1%) y Luxemburgo (16,6%).

De los cinco países latinoamericanos incluidos en el informe, Perú encabeza el ranking de la región con un alza de 10%.

“Los precios de las viviendas están subiendo debido a la pandemia, no a pesar de ella”, le dice a BBC Mundo Kate Everett-Allen, jefa de Investigación Residencial Internacional de la firma.

Con los profundos cambios generados a partir de 2020, explica, se ha generado una reevaluación masiva de las necesidades habitacionales de las personas.

“Esto es una carrera por el espacio”, apunta.

“La gente se volvió loca comprando”

Esa ha sido la experiencia de Mariana Godoy, una corredora de propiedades venezolana que vive en Miami junto a su esposo y tres hijos.

Con la pandemia, su casa se transformó de un momento a otro en oficina y escuela al mismo tiempo.

Casa en venta

Getty Images
Se trata del aumento de precio más veloz desde fines de 2006.

Los cinco miembros de su familia tuvieron que compartir el mismo espacio las 24 horas del día, algo que nunca habían experimentado antes.

“Lo que necesitamos es más espacio”, cuenta. “El problema es que los precios subieron tanto, que ahora preferimos esperar un poco antes de comprar”.

“Como los intereses de los créditos han estado muy bajos, la gente se volvió loca comprando y están dispuestos a pagar lo que sea”.

Hay algunas propiedades en determinados barrios de Miami, explica, cuyo precio después de la pandemia se ha disparado casi al doble.

Eso no quiere decir que la situación sea similar en todas partes, pero la tendencia alcista es un hecho.

El valor promedio de las viviendas en Estados Unidos aumentó 13,2%, el ritmo de crecimiento más rápido de los últimos 15 años.

Un boom en los suburbios de las ciudades

Una parte importante del incremento en el valor de las viviendas, al menos en los países más ricos, se relaciona con la búsqueda de más espacio y eso explica por qué el boom inmobiliario está más centrado en los suburbios de las grandes ciudades.

Quienes tienen un alto nivel de ingresos se han lanzado a la búsqueda de propiedades que les permitan aprovechar las circunstancias excepcionales que se han creado en estos tiempos de pandemia.

Persona recibe las llaves de una casa

Getty Images

Entre esas condiciones inéditas están las bajas tasas de interés de los créditos hipotecarios a nivel global y los gigantescos estímulos fiscales que han desplegado los gobiernos de países desarrollados para reactivar las economía.

A eso se suma un cambio fundamental: la posibilidad del teletrabajo.

Y los profesionales que pueden trabajar a distancia son precisamente quienes suelen tener mayores ingresos que el resto de la población.

“Las personas están menos atadas a la oficina y algunas han optado por mudarse a los suburbios” de las grandes ciudades, dice Everett-Allen.

A ese panorama hay que agregar que en algunos mercados aumentó la demanda por viviendas y, al mismo tiempo, disminuyó la cantidad de propiedades disponibles.

Esta combinación ha empujado aún más arriba los precios habitacionales.

América Latina

En Latinoamérica el aumento de precios es menos generalizado y está particularmente circunscrito a los compradores más ricos.

Según el análisis de Knight Frank los precios promedio de las viviendas subieron en el primer trimestre un 10% en Perú, 6,6% en México, 4% en Brasil, 1,7% en Chile y 3,2% en Colombia.

Casas

Getty Images

En el caso de Perú, sin embargo, las fuentes consultadas por BBC Mundo en el mercado local manejan otras cifras.

Una situación que quizás podría explicarse por la utilización de distintas metodologías en la manera de abordar el análisis.

“Ha habido un incremento del 5.3% del precio de la vivienda en los últimos 12 meses, lo cual se sustenta básicamente por las ventas en Lima Moderna”, le dice a BBC Mundo Ricardo Arbulú, presidente del Comité de Análisis de Mercado de la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú, ASEI.

Otros expertos como Víctor Saldaña, presidente de la Asociación Peruana de Agentes Inmobiliarios, ASPAI, insiste en que es muy difícil contar con cifras detalladas sobre la evolución de precios, porque los valores de los apartamentos y las casas son muy diferentes, y porque las variaciones por barrio son demasiado disímiles.

Su percepción es que “los precios en Lima se han mantenido más o menos iguales”, señala en diálogo telefónico desde Lima.

¿Una burbuja?

A nivel global ha existido un cierto debate sobre si el aumento de precios de las viviendas está creando una burbuja.

Sin embargo, la opinión más prevalente entre los analistas es que es muy poco probable que los precios sufran una fuerte caída.

Casa en venta en California

Getty Images

Puede haber una estabilización de la tendencia alcista en el futuro en la medida que vuelvan condiciones de mercado más parecidas a las que existían antes de la pandemia, aunque, por lo pronto, el frenesí de la demanda sigue pujante.

Y si el teletrabajo o el modelo de trabajo híbrido se hace más común en los sectores de mayores ingresos, es posible que se mantenga la necesidad de conseguir más espacio habitacional.

Lo que sí ha ocurrido es que en algunos mercados donde los precios se dispararon demasiado, las autoridades han tomado algunas medidas para “enfriarlos”.

Por ejemplo, en Nueva Zelanda, el gobierno cambió algunas reglas para evitar deducciones de impuestos que favorecen a los inversionistas y amplió de 5 a 10 años el período en que se gravan las ganancias obtenidas con la venta de propiedades.

El objetivo, dicen las autoridades, es frenar “la especulación”. Y en países como Canadá, el gobernador del banco central advirtió que existe una “exuberancia excesiva” en el mercado de las viviendas, la cual será vigilada de cerca.

El tema es complejo porque muchas veces, cuando los precios escalan de un modo inusual, las familias con menos ingresos terminan siendo desplazadas hacia zonas más periféricas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XIphRMBUYy0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.