El plan de la NASA para transformar a Marte en un planeta habitable para los humanos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

El plan de la NASA para transformar a Marte en un planeta habitable para los humanos

Un campo magnético artificial similar al que protege a la Tierra podría devolver al planeta rojo su atmósfera y océanos, haciendo posible la presencia de colonias humanas, según investigadores de la agencia espacial estadounidense.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
9 de marzo, 2017
Comparte

Sus propios creadores reconocen que se trata de una estrategia que puede parecer de ciencia ficción, pero aseguran que es viable.

Científicos de la NASA, la agencia espacial de EE.UU., aseguran que Marte podría ser habitable si se crea artificialmente algo que la Tierra ya posee: un campo magnético protector.

Este escudo es fundamental para evitar el impacto de la radiación y los potentes vientos solares.

Y podría generarse un campo similar en torno del planeta rojo, según investigadores de la División de Ciencia Planetaria de la NASA (PSD, por sus siglas en inglés).

La propuesta fue presentada recientemente en taller Visiones para la Ciencia Planetaria 2050, Planetary Science Vision 2050 Workshop, de la agencia espacial estadounidense.

El Marte del pasado

Marte es actualmente un mundo dominado por extremos.

Ilustración que muestra cómo sería el campo magnético artificial que podría proteger a MarteEl campo magnético artificial protegería a Marte de la radiación y los vientos solares.
Superficie de Marte parecida a un desiertoMarte es un mundo de condiciones extremas. Las temperaturas pueden varias de 20 grados a 80 grados bajo cero.

La falta de atmósfera hace que la temperatura pueda pasar de 20 grados diurnos a 80 grados bajo cero durante la noche.

Pero el planeta rojo fue muy diferente en el pasado.

Datos de las misiones MAVEN de la NASA y Mars Express de la Agencia Espacial Europea sugieren que Marte un campo magnético natural.

Pero éste desapareció hace unos 4.200 millones de años y, como consecuencia, la atmósfera marciana desapareció progresivamente durante los siguientes 500 años.

Lo que los investigadores se proponen, entonces, es recuperar mediante tecnología de punta al Marte del pasado, con su atmósfera, mayor temperatura y parte de sus antiguos océanos.

Campo magnético

“En el futuro es bastante posible que se pueda generar un campo magnético de 1 o 2 Teslas contra los vientos solares“, aseguró Jim Green, de la división de ciencia planetaria de la NASA.

Ilustración de Marte recibiendo vientos solaresCuando Marte perdió su campo magnético natural su atmósfera fue progresivamente eliminada.

Green y sus colegas proponen colocar un dipolo magnético a modo de satélite para que acompañe al planeta en su órbita, protegiéndolo.

Un dipolo es un elemento puntual que produce un campo magnético dipolar (dos polos magnéticos opuestos).

Green asegura que ya se han creado magnetósferas artificiales en miniatura para proteger a las tripulaciones de naves espaciales.

Los investigadores de la NASA realizaron simulaciones según las cuales un campo magnético ubicado en el llamado punto de Lagrange L1 sería suficiente para incrementar el grosor de la atmósfera y la temperatura en 4 grados centígrados.

Los puntos de Lagrange o puntos L son las posiciones en un sistema orbital donde un objeto puede estar estacionario respecto a objetos más grandes.

Colonia humana

La magnetósfera artificial podría desviar los vientos solares al igual que un campo magnético natural.

El aumento de temperatura a su vez podría derretir el dióxido de carbono en el polo norte del planeta.

Y ello crearía un infecto invernadero que aumentaría aún más la temperatura hasta llegar a condiciones compatibles con la presencia de agua líquida.

Ilustración que muestra un astronauta en MarteLa NASA prevée la existencia de una colonia humana en Marte para la década de 2030.

“Una atmósfera marciana con mayor temperatura y presión permitiría suficiente agua líquida en la superficie como para mejorar la exploración humana durante la década de 2040“, asegura Green.

El escudo magnético facilitaría la llegada de misiones al planeta rojo. La NASA divulgó en 2015 su plan Journey to Mars o Viaje a Marte, en el que prevé la existencia de una colonia humana en el planeta rojo para la década de 2030.

Para Green, si se crea un campo magnético artificial, “las nuevas condiciones en Marte permitirían a investigadores y exploradores estudiar el planeta en mucho más detalle”.

“Y si se logra esto … la colonización de Marte no estará muy lejana”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Mujeres detenidas durante protesta en Cancún denuncian agresiones sexuales de los policías

Personas que fueron detenidas aseguran que los integrantes del mando único policial no sólo dispararon sus armas, también los insultaron, golpearon y agredieron sexualmente a las mujeres.
Cuartoscuro Archivo
11 de noviembre, 2020
Comparte

El lunes 9 de noviembre fue la primera vez que María Elena, de 27 años, acudió a una protesta. Tomó la calle para alzar la voz en contra de la violencia feminicida en Cancún, Quintana Roo. Estaba gritando y cantado consignas afuera de la presidencia municipal cuando los policías del bando único empezaron a disparar. María Elena corrió para escapar de las balas. Acabó golpeada, violentada sexualmente y detenida en la Fiscalía del estado. 

La joven dice que aunque sí había personas sacando su coraje rompiendo vidrios y cosas, ella, y muchos de los asistentes, se estaban manifestando de forma pacífica.

María Elena trabaja en el área de administración del Colegio Kukulkán, una escuela privada, pero de colegiaturas muy módicas, para cursar secundaria y bachillerato, en la que estudió Bianca Alejandrina Lorenzana Alvarado, “Alexis”, la joven de 20 años que desapareció en Cancún el pasado 7 de noviembre y cuyo cadáver encontraron el lunes en la madrugada. 

Entérate: Disparos en protesta en Cancún fueron acción planeada, acusa Red Feminista; piden salida de Capella

María Elena estaba en la manifestación por ese feminicidio, para exigir justicia y un alto a la violencia contra las mujeres. Estaba gritando consignas, cantando y bailando, dice, cuando empezaron las detonaciones. 

“Yo no sabía ni qué hacer. Era mi primer marcha y, claro, tampoco es que uno deba tener un manual para saber qué hacer en caso de que la policía tire balazos. Eso no es algo que se deba normalizar. Decidí correr en sentido contrario de donde venían las balas. Pero cuando iba corriendo por la parte de atrás del ayuntamiento, salieron más policías. Casi choco con uno. Él no iba tirando al aire o al suelo, como yo creí que estaban haciendo. Estaba tirando en recto”, asegura María Elena. 

Fue entonces cuando se dio cuenta de que si la policía no estaba disparando hacia arriba o hacia el suelo, correr la volvía un blanco.

“Ahí fue que decidí tirarme al piso. Estaba junto a una de las últimas jardineras que hay en la parte de atrás del Ayuntamiento. Vi a otras chicas ahí. Éramos cinco. Llegó un grupo de cinco o seis policías, altos, robustos y nos empezaron a golpear. A una mujer le dieron con un palo en la cabeza. Ella gritaba: soy periodista, soy periodista, no hice nada, estoy trabajando. A otra le dieron en la espalda. Nos decían que si queríamos desmadre, lo íbamos a tener”. 

María Elena cuenta que las jalonearon para llevarlas hacia adentro del Palacio Municipal. “Yo les decía que no me jalaran, que estaba cooperando y no había hecho nada. Cada que decía algo, me soltaban un golpe. Cuando íbamos por la parte de atrás del ayuntamiento, me empezaron a pegar en las costillas, me sacaron el aire. Medio podía caminar. Un policía me agarró del glúteo con su manaza, sus dedos llegaron hasta mi vagina, así me quiso levantar. Me hice bolita y casi a rastras me metieron”. 

Adentro del ayuntamiento siguieron para María Elena los gritos y los golpes. Adentro, su compañera en el área de administración del Colegio Kukulkán y también asistente a la manifestación, Quetzalli, de 22 años, también sufrió golpes, insultos y violencia sexual. 

“Mientras me golpeaban, los policías decían que conmigo se iban a desquitar de todo el desorden que habíamos hecho, que si queríamos desmadre, desmadre iba a tener, aunque yo no había hecho nada que no fuera gritar y cantar”, dice Quetzalli.

Ella fue a la primera “detenida” a la que metieron a la presidencia municipal. “Empezaron a pegarme. Me le zafé a una de las mujeres policías. No me dejaba esposar. Me golpearon en las costillas, en las piernas. Me revolvía. Me querían tirar y yo luchaba para que no pudieran. Lograron hincarme. Me dieron de cachetadas. Querían que les dijera quién había hecho los desmanes, con quién había llegado yo a la marcha. Les dije que no iba a contestar nada”. 

Los policías llevaron a Quetzalli junto con las otras chicas. “Me levantaron y me llevaron donde estaban ellas. Me pusieron de cuclillas. Fue entonces cuando una de las mujeres policías metió su mano por abajo de mi short, metió sus dedos en mi vagina y me levantó así. Grité, grité lo que me estaba haciendo. Personal de derechos humanos llegó corriendo. Le pidieron su nombre a la policía. Pero ella se negó a dárselos y se fue”. 

Los gritos de Quetzalli los escuchó también Julián Ramírez, el director del Colegio Kukulkán. Él también estaba en la manifestación, a él también lo golpearon, tanto que las dos jóvenes aseguran que los policías lo metieron chorreando sangre a la presidencia municipal. 

“Escuché lo que gritaba Quetzalli. Quería ayudarla, pero no podía. Sentí mucha rabia, mucha impotencia”. 

Julián fue uno de los asistentes a la manifestación que difundió uno de los videos, que quedaron como testimonio de la actuación de la policía esa noche del lunes 9 de noviembre en Cancún. 

En el video se oye a Julián decir que es profesor y que los jóvenes son sus estudiantes. “Tranquilo, tranquilos, yo vengo acompañando. Son mis alumnos. Hey, es mi alumno. No vengo encapuchado”. 

Esa es la primera vez que se escucha que Julián corre. Pero regresa para seguir filmando. “¿Eres consciente de que estás tirando bala en una manifestación pacífica? Yo vengo acompañando. Era mi alumna (dice en referencia a Alexis). Se pusieron a disparar en una manifestación feminista y a toletear banda en una manifestación pacífica. ¿Por qué salen armados a una manifestación?”. 

Después de reclamar a los policías sobre su actuación, Julián se dirige a la Guardia Nacional, que en ese momento baja de sus vehículos e ingresa a la plaza de la presidencia municipal. Julián les dice que los policías están tirando bala. El profesor se dirige de nuevo a reclamar a los del mando único: “mataron a mi alumna, desagraciados. No pueden contestar a balazos y a toletazos”, es una de las últimas frases que se le oye decir antes de que el video se interrumpa. 

“Ahí fue que los policías del mando único me empezaron a pegar y me llevaron para adentro del ayuntamiento. Me hicieron una  rajada en la frente de uno de los muchos golpes que me dieron”. 

A Julián, María Elena, Quetzalli y otras cinco personas se las llevaron después a la Fiscalía. Alrededor de las 9:30 de la noche los liberaron. De ahí se fueron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos a levantar una queja y después al Hospital General de Cancún a que suturaran a Julián y les tomaran radiografías para saber si no tenían algo roto. 

“No tengo fracturas. Pero sí muchos golpes y la rabia de que nos violentaron sexualmente. Aún así no nos van a parar. Fue mi primer marcha y ahora marcharé mucho más”, dice María Elena. 

Los tres irán este miércoles 11 de noviembre, acompañados por personal de Derechos Humanos, a levantar su denuncia a la Fiscalía por los golpes, abusos y violencia sexual que sufrieron.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.