Nuevo protocolo policial protege a manifestantes en CDMX; prevé uso de fuerza en caso extremo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Nuevo protocolo policial protege a manifestantes en CDMX; prevé uso de fuerza en caso extremo

La Secretaría de Seguridad Pública publicó un protocolo con las reglas de actuación de la policía de la Ciudad de México en caso de manifestaciones.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
30 de marzo, 2017
Comparte

A partir de este jueves, los elementos de la policía capitalina deberán proteger a los ciudadanos que participen en protestas y marchas y prevenir el abuso de la fuerza o usar armas letales o cualquier otro objeto contra las multitudes.

La Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México publicó este 29 de marzo su nuevo Protocolo de actuación policial para la protección de personas en el contexto de manifestaciones o reuniones, con el cual se abandona el anterior paradigma de “control de multitudes” y se adopta uno de “protección al ejercicio de derechos”.

El nuevo protocolo de la SSP fue redactado por las autoridades en conjunto con las organizaciones civiles agrupadas en el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social, y busca solventar las recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, tras los abusos policiacos cometidos en distintas protestas, al menos desde el 1 de diciembre de 2012, señaló el  abogado Leopoldo Maldonado, de Artículo 19 dedicada a la protección y promoción del derecho a la libertad de expresión.

Ni redadas ni uso de armas

El nuevo protocolo prohíbe las redadas con operativos de captura indiscriminada de manifestantes. Ahora las autoridades quedan obligadas a hacer una diferenciación clara, fundamentada, entre personas que cometan ilícitos durante manifestaciones, y aquellas que ejercen legalmente sus derechos a la protesta y libre expresión.

Las autoridades, además, deberán planear y desarrollar medidas tendientes a garantizar el derecho a manifestarse, y a la par que reduzcan los impactos de las manifestaciones a terceros, pero los agentes participantes en estos operativos deberán estar siempre uniformados o, en su caso, portar identificaciones visibles que los acrediten como servidores públicos.

A esos agentes les queda prohibido el uso de “armas letales” y, subraya el nuevo protocolo, “queda estrictamente prohibido el uso indebido de cualquier objeto, sea o no parte del equipo”, durante el seguimiento de manifestaciones (esto, luego de que se ha documentado el uso de cascos, escudos, rociadores personales de gas, piedras, sistemas de descarga eléctrica, palos, tubos, y otros artefactos, para agredir a manifestantes).

Debido a que el acorralamiento de manifestantes ha sido una práctica policiaca constantemente condenada en recomendaciones de derechos humanos, el nuevo protocolo establece que, de ahora en adelante, “se evitará la orden y ejecución de técnicas o tácticas tendientes a controlar o encapsular a las personas participantes” en protestas.

Asimismo, se indica que “las y los policías deberán mantener presencia y distancia razonable de los contingentes durante el desarrollo de las manifestaciones o reuniones hasta su conclusión, para garantizar el ejercicio de estos derechos“.

Sin contacto con periodistas y activistas

El nuevo protocolo también prohíbe a los agentes de policía capitalinos “usar teléfonos celulares o cualquier otro dispositivo móvil de uso personal para grabar o fotografiar” a manifestantes.

En el mismo sentido, tampoco podrán “desapoderar” a periodistas, ciudadanos o defensores de derechos humanos de su “material y herramientas de trabajo”, y explícitamente se prohíbe “la destrucción, alteración o desaparición deliberada de notas o material fotográfico, de grabación sonora o audiovisual”.

De hecho, el nuevo protocolo ordena que “las y los policías se abstendrán de generar cualquier tipo de interlocución con las personas defensoras de derechos humanos, periodistas y colaboradores periodísticos”, y “no deberán emitir ningún tipo de opinión personal respecto del contexto de manifestación o reunión”.

“Lo que se busca con el nuevo protocolo es garantizar el derecho a manifestarse –explicó el representante de Artículo 19–, y no simplemente establecer limitaciones desproporcionadas, como la presencia policial numerosa, o el uso de la fuerza”.

Uso de la fuerza, solo en caso extremo

La Policía Preventiva de la Ciudad de México podrá “recurrir a la dispersión de una manifestación o reunión si resulta estrictamente necesario”, según el nuevo protocolo. Sin embargo, detalló el abogado, luego de un debate de varios meses entre agrupaciones civiles y autoridades capitalinas, se lograron establecer “salvaguardas” que garanticen que éste sea el último recurso, y “no puede aplicarse discrecionalmente”.

Según el nuevo protocolo, la policía de la Ciudad de México podrá dispersar protestas en tres casos: cuando “se acredita un peligro real e inminente de daño irreparable hacia la vida e integridad de personas participantes, autoridades y terceros”; cuando “exista una amenaza o afectación real y objetiva a las instituciones estratégicas o bienes”.

Siguiendo lo marcado por la Ley que Regula el Uso de la Fuerza en la Ciudad de México, el nuevo protocolo policiaco determina que la policía está obligada a permitir a todo ciudadano, o grupo de ciudadanos, realizar reuniones y manifestaciones públicas, y ordena que “ante cualquier conflicto se recurrirá a medios no violentos (…) por lo que ante todo se privilegiarán estrategias destinadas a reducir la tensión basándose en la comunicación, la negociación y el diálogo”.

Sin embargo, “de persistir el conflicto”, y agotados los “medios no violentos”, los mandos policiacos podrán optar por el uso de la fuerza.

El nuevo protocolo establece que “los actos contrarios a la ley, atribuidos a una persona, incluso la comisión de delitos, no deben atribuirse o ser factor para afectar a otras personas que ejercen el derecho de manifestación”.

–¿Qué lectura debe darse a la permanencia en el protocolo de términos como “uso de fuerza” y “dispersión” de manifestaciones? –se consultó al representante de Artículo 19.

–En los estándares internacionales no existe una prohibición absoluta al uso de la fuerza, siempre que se reúnan ciertos requisitos extremos –explicó el abogado–. El uso de la fuerza, y la dispersión de manifestaciones (en el nuevo protocolo) son recursos que sólo quedan justificados en casos extremos, y únicamente cuando se ponga en riesgo la vida y la integridad de las personas.

Abundó: “Con el nuevo protocolo, el único caso en que se permite el uso de la fuerza es cuando ésta sea la única vía para salvaguardar la vida y la integridad de las personas, pero esa es una valoración que no podrán realizar las autoridades de forma discrecional, sino que se establecen mecanismos para documentar y fundamentar objetivamente el porqué no se pudo tomar otra medida. Entonces, el uso de la fuerza y de la dispersión de manifestantes queda restringido a un ámbito muy acotado”.

Diálogo y negociación ante cierres viales

En el caso de los bloqueos viales, el protocolo policiaco establece que los mandos policiacos deben “implementar estrategias destinadas a reducir la tensión, basándose en la comunicación, la negociación y el diálogo”, que deberá consistir en exhortar “a las personas que intervienen en el bloqueo para liberar la vialidad”.

De negarse los manifestantes, la policía tendrá autorizado formar “una línea de contención pacífica, con la finalidad de recuperar la vialidad”.

Aunque la línea de contención se describe en el protocolo como “pacífica”, en el párrafo siguiente se establece que, también en estos casos, el puesto de mando policiaco podrá “determinar y autorizar” el uso de la fuerza”.

En el caso de los bloqueos, detalló el representante de Artículo 19, la dispersión de los manifestantes podrá realizarse únicamente cuando la protesta ponga en riesgo la vida e integridad de las personas, y no sólo por el interés de las autoridades de liberar el paso.

El nuevo protocolo policiaco, concluyó el abogado, “evidentemente representa un gran avance, pero somos conscientes de que no basta con tener instrumentos legales que cumplan con los más altos estándares de protección de derechos humanos.

El reto siempre está en la implementación de esos instrumentos legales, entonces, como organizaciones civiles no entregamos un cheque en blanco a las autoridades: mantendremos el foco puesto en la aplicación de estas medidas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Sube a 724 la cifra de fallecidos en Haití por el sismo de magnitud 7.2; hay miles de heridos

El sismo fue alertado en la mañana de este sábado por el Servicio Geológico de EE.UU. En un primer comunicado, las autoridades dijeron que los muertos eran 29 pero con el paso de las horas la cifra aumentó significativamente.
Reuters
15 de agosto, 2021
Comparte

Un terremoto de magnitud 7,2 sacudió este sábado el sur de Haití causando al menos 724 muertos y decenas de heridos.

La oficina de Protección Civil de Haití confirmó la cifra de víctimas mortales y señaló que hay al menos 2.800 heridos, situación que ha desbordado los hospitales de las zonas afectadas.

La situación se dificultó debido a una fuerte réplica que se sintió en las horas de la noche de Haití.

Del total de fallecidos, gran parte se produjeron en el sur, según el informe de este organismo.

El terremoto, que también se sintió en República Dominicana y Cuba, ocurre pocos días antes de la posible llegada de la tormenta tropical Grace.

Según el reporte del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por su siglas en inglés), el epicentro del sismo, de 10 kilómetros de profundidad, se ubicó a unos 12 kilómetros de la ciudad de Saint-Louis du Sud.

Las autoridades locales reportaron daños estructurales en las ciudades Jérémie y Les Cayes, además de la capital, Puerto Príncipe.

Jérémie quedó incomunicada por carretera y su muelle resultó completamente destruido.

En Les Cayes varios edificios se habían derrumbado o sufrido daños importantes, de acuerdo a las autoridades, que dijeron que hay una operación de búsqueda de sobrevivientes.

Map

El terremoto se produjo alrededor de las 8:30 am hora local (12:30 GMT).

Ayuda internacional

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, señaló que la situación es “dramática” y añadió que el sismo provocó “varias pérdidas de vidas humanas y materiales” en varios departamentos del país.

Ariel Henry, primer ministro de Haití

Getty Images
El primer ministro de Haití, Ariel Henry, le pidió a la población que no entre en pánico.

Henry declaró el estado de emergencia por un mes y pidió a la población que no entre en pánico.

“Lo más importante es recuperar el máximo número posible de sobrevivientes bajo los escombros”, dijo el primer ministro.

“Sabemos que los hospitales locales, en especial el de Les Cayes, están sobrepasados por la cantidad de heridos”.

En su cuenta de Twitter, el primer ministro hizo un llamado “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para afrontar “esta dramática situación que vivimos actualmente” a causa del terremoto que se registró este sábado.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

Reuters

Henry compartió fotos aéreas de Les Cayes, ciudad que sobrevoló para tener una mejor idea de cómo canalizar las medidas de emergencia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó una “respuesta inmediata” de ese país para ayudar a Haití.

Un equipo de expertos en desastres de EE.UU. se encuentra ya en el país caribeño para evaluar “los daños y necesidades” de la población.

Así lo anunció este sábado la administradora de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid, en inglés), Samantha Power, designada por Biden para coordinar la respuesta al sismo.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también ordenó este sábado enviar todo el apoyo que se pueda a Haití.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

EPA

El presidente dominicano, Luis Abinader, cuyo país comparte con Haití la isla La Española, ofreció ayudar “dentro de sus posibilidades”.

Organizaciones internacionales insistieron en la necesidad de instalar de forma “inmediata” albergues para socorrer a “muchas personas” que han perdido sus hogares.

Save the Children y Unicef destacan la especial vulnerabilidad de niños y adolescentes.

“Estamos profundamente entristecidos por la información sobre las víctimas y los daños causados por el terremoto en Haití”, dijo Bruno Maes, el representante de Unicef en la nación caribeña, en un comunicado enviado a los medios.

“Unicef está trabajando con socios gubernamentales y no gubernamentales para suministrar apoyo a las comunidades afectadas. Expresamos nuestra solidaridad con familias y niños en estos momentos de dificultad”.

Leila Bourahla, directora de la oficina en Haití de Save the Children, habló con The New York Times: “Está claro que esta es una emergencia humanitariaa gran escala“.

La tenista Naomi Osaka anunció que donará todas sus ganancias del próximo torneo que disputará la semana que viene para los esfuerzos de recuperación en Haití, el país del que es originario su padre.

Edificios destruidos

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes de edificios afectados por el sismo en la región norte del país.

“Muchas casas están destruidas, hay personas muertas y algunas en el hospital”, le dijo Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro, a la agencia AFP.

La agencia Reuters reportó que la situación más difícil se dio en la ciudad de Les Cayes, donde residen 129.000 personas. Allí testigos señalaron el colapso de varios edificios, entre ellos un hotel.

https://twitter.com/JCOMHaiti/status/1426533275858788352

“Igual o peor que 2010”

Milford Milo, habitante de Puerto Príncipe, le dijo a BBC Mundo, que la zona más afectada era sin duda el sur del país.

“En la capital no se presentaron daños, aunque hubo una ola de pánico que hizo que muchas personas salieran a las calles debido a lo que pasó hace 11 años”, anotó Milo.

Un auto destruido tras el terremoto en Haití.

Getty Images

En 2010 Haití fue víctima de un feroz terremoto que dejó cerca de 200.000 muertos y más de 300.000 heridos.

Y para Milo, este terremoto podría tener una dimensión similar.

“Lo que me cuentan las personas que viven allá es que hay muchos edificios colapsados y mucho caos. Estas son provincias donde las construcciones son mucho más frágiles que las que hay o había en la capital en 2010”, señaló.

Edificio derrumbado en Jérémie, Haití.

Reuters

El Sistema de Alerta de Tsunamis de Estados Unidos emitió una advertencia de maremoto después del terremoto, levantándola poco después.

Profunda crisis

Este sismo se produce cuando Haití ya está sumido en una crisis política, humanitaria y de seguridad.

Haití en cifras. [ 11 millones de habitantes ],[ 55% de ellos vive bajo la línea de pobreza ] [ 2004-2017 Años en los que estuvieron las fuerzas de la ONU. ],[ 200.000 muertos dejó el terremoto de 2010. ], Source: Source: BBC Monitoring, Image:

Ocurre además un mes después del asesinato del presidente Jovenel Moìse, mientras que zonas del país se enfrentan a un hambre creciente y los servicios de salud están colapsados por la pandemia de covid-19.

“¡Este país nunca encuentra un descanso! Cada año de mala gestión no dolió, pero los efectos acumulativos nos hicieron vulnerables a todo “, dijo el empresario haitiano Marc Alain Boucicault en Twitter.

“Va a llevar años arreglar las cosas ¡y ni siquiera hemos empezado!”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.